Alice Moon SHC

Cannabis

‘El Porro me Hace Vomitar’: Alice Moon, Su Misteriosa Enfermedad y el Odio que Recibe por Ella

Por Javier Hasse

'El Porro me Hace Vomitar': Alice Moon, Su Misteriosa Enfermedad y Lxs Mil 'Haters'

✍ 5 mayo, 2020 - 17:14

Es 24 de diciembre. Twiteo que estoy trabajando en un artículo sobre Alice Moon y su Síndrome de Hiperémesis Cannabinoide (CHS por sus siglas en inglés). Espero que la gente se entusiasme al respecto de una nota sobre un tema interesante y poco conocido, en la misma vena que Lara Parker y sus problemas vaginales.

Alice me manda un mensaje instantáneamente, pidiéndome que bajara el tweet. Me dice que la gente se va a volver loca y nos va a empezar a atacar.

Opino que exagera… ¿por qué alguien atacaría a otra persona por estar enferma? ¿Qué es esto, el siglo XIX?

“La gente ya no estigmatiza a lxs enfermxs”, me digo ingenuamente.

Pero no pasan más de unos minutos para que me dé cuenta de lo equivocado que estoy. Alice no estaba exagerando para nada.

Contenido relacionado: ¿Es Peligroso Fumar Marihuana?: Una Mirada Científica

“Te odio, Alice Moon”

My tweet original condenaba a la gente que amenazaba a Alice con violencia física (además de abusos verbales sin pausa) sólo por compartir su experiencia con el CHS.

Yo pensaba que el asunto estaba clarísimo: unx no se puede enojar con alguien por compartir sus experiencias con respecto a una enfermedad.

Sin embargo, mi tweet se convirtió en una discusión viral plagada de trolls que llamaban a Alice una “asesina”. Sostenían que hablar sobre su enfermedad hacía retroceder a todo el movimiento a favor del cannabis. Además la acusaban de ser responsable por la muerte de personas debido a la falta de acceso al cannabis medicinal y legal.

A nadie parecía importarle que era Nochebuena. No había ningún tipo de espíritu navideño en Twitter. Ningún atisbo de empatía.

“Me encantaría que el CHS no fuera real, pero por desgracia lo es, y yo lo tengo”, me dijo hace poco Alice. Ilustró su situación con un paralelismo: “Demasiada agua puede ser dañina. Así que es hora de que reconozcamos que, para algunas personas, demasiado cannabis puede ser dañino”.

Me encontré tipeando furiosamente. Se suponía que este era mi día de descanso, y estaba intentando canalizar mi indignación y mi rabia en algo productivo. Me encontraba furioso y perturbado en partes iguales.

Ni me podía imaginar cómo se sentía Alice. Bueno, a parte de sin náuseas. Alice no consume cannabis desde hace ya un año.

Y este es el twist: antes de su diagnóstico de CHS, Alice era una renombrada crítica de comestibles de cannabis, muy reconocida en toda California.

Aclaración: esta historia no intenta de ninguna manera alegar que el cannabis no es genial para mucha gente, incluido vuestro humilde servidor. Tampoco implica que el cannabis no ayuda a tratar una larga lista de problemas y afecciones de la salud. Sólo es una historia sobre Alice, y cómo el consumo de marihuana, en cualquiera de sus formas, la hace vomitar furiosamente durante días. Tanto Alice como yo creemos que el cannabis debería ser legal y fácilmente accesible en todos los rincones del globo.

Pero de tanto hablar sobre Alice, Twitter y lxs trolls dejé de lado el tema principal: el CHS.

Contenido relacionado: Emily Eizen: Hermoso Arte Cannábico y Queer para Alegrarte la Cuarentena

El misterioso malestar de la marihuana

El Síndrome de Hiperémesis Cannabinoide es una condición que no ha sido muy investigada hasta el día de hoy. Es un tema de conversación entre doctorxs y científicxs, que alimenta la confusión de la comunidad cannábica.

Hasta ahora, lo único que sabemos es que se cree que esta condición potencialmente mortal es un efecto secundario del uso frecuente y a largo plazo de cannabis. Sólo algunxs consumidorxs lo desarrollan. Sin embargo, evidencias preliminares sugieren que algunxs consumidorxs que sólo han utilizado cannabis por un año o menos también han experimentado síntomas.

Estos síntomas incluyen náusea, dolor abdominal y vómitos excesivos, entre otros. La mayoría de lxs pacientes pueden encontrar un alivio temporal para los vómitos en baños calientes o la aplicación de crema de capsaicina en el estómago. 

Según Alice, lxs doctorxs sólo pueden diagnosticar al CHS al “eliminar todas las otras causas posibles de los vómitos”, lo cual acarrea indefectiblemente una enorme pila de gastos médicos.

Mencionó que un estudio demuestra que, en promedio, unx paciente de CHS amasará más de USD$70 mil en facturas médicas antes de averiguar qué les pasa.

“Conozco más de 28 casos donde lxs doctorxs no podían descifrar qué le pasaba a lx paciente, así que les extirparon la vesícula”, dijo. “¿No es muy loco? A 28 personas, que yo sepa, les sacaron la vesícula porque lxs doctorxs no tenían la educación necesaria sobre el CHS y no lo consideraban como posibilidad”.

Contenido relacionado: Qué Hacer si Fumo Mucha Marihuana

La experiencia de Alice

Durante unos seis años, Alice consumió cannabis sin ningún tipo de síntoma negativo o efecto secundario. Tomaba unos 10 mg diarios de THC. Una dosis bastante típica y moderada.

“Me fumaba medio porro por día, o menos. Nunca estuve todo el día, todos los días fumada; siempre fui más bien una usuaria nocturna”, explicó.

Alice Moon

Las cosas empezaron a cambiar en el 2016. Alice comenzó a sufrir de vómitos esporádicos. “Cada tantos meses, vomitaba, y luego estaba bien”, dijo.

Lxs doctorxs solían atribuir estos vómitos a un reflujo. Pero un cambio en su dieta no conllevó ninguna mejora notable.

En el 2017 sus síntomas empeoraron. Los vómitos de Alice se volvieron cada vez más frecuentes y lxs doctorxs no podían dilucidar qué le pasaba.

En el 2018 Alice se encontraba vomitando casi todos los días.

“Ahí fue cuando me diagnosticaron”, dijo. “Fui muy terca y quería tener una última celebración, así que fui a una cena imbuida. Esto provocó el primero de mis tres ‘episodios’. Vomité todo el día, todos los días, por dos semanas. Casi me muero… Digo, hasta un sorbo de agua me hacía vomitar”.

Luego de un largo proceso de recuperación, Alice decidió dejar de fumar cannabis. Luego de tres meses, volvió a probar, con “cannabis sin pesticidas”.

Pero una vez más volvieron sus síntomas.

Luego de un episodio que duró cuatro días, Alice decidió probar otra cosa: CBD derivado del cáñamo.

“Luego de par de meses de probarlo tuve mi peor episodio, el 22 de diciembre”, reveló. “Duró 16 días: tuve dos úlceras, una hernia y una infección bacteriana de tanto vomitar. Pasé cuatro días en el hospital”.

Esto no le dejó a Alice otra opción más que dejar el cannabis de manera absoluta. No sólo tendría que vivir sin una medicación muy necesaria, sino que tendría que repensar todo su estilo de vida, construido alrededor de su participación en la comunidad cannábica y su trabajo en la industria.

“Ahora soy tan sensible al humo que incluso ser fumadora pasiva me da muchas nauseas. Esto me llevó a tener que cambiar todo mi estilo de vida, porque mi vida social se basa en atender a eventos cannábicos. Me ha afectado realmente, porque usaba cannabis para mi salud mental: ansiedad, depresión, insomnio, y dolores menstruales” dijo.

Pero esto no ha detenido a Alice y a su búsqueda por su pasión. A pesar de las dificultades, sigue trabajando con varias compañías en el ámbito del cannabis, con énfasis en marketing, branding y relaciones públicas.

Alice Moon

Estén atentxs para más sobre el CHS. Y miren el sitio de Alice www.cannabinoid-hyperemesis.com, una fuente de información sobre CHS que incluye una lista de más de 20 artículos de investigación sobre el tema. El artículo de la misma Alice al respecto será publicado en breve.

Para más sobre el trabajo de Alice, síganla en su Instagram, @thealicemoon.

Aclaración: este no es un artículo científico. Sólo se concentra en las experiencias personales y declaradas del sujeto.

Foto principal: Ginger Michele – TheSapientLink.com

Otras fotos, cortesía de Alice Moon.

Vía Forbes, traducido por El Planteo.

Javier Hasse

ACERCA DEL AUTOR

Javier, el co-fundador y CEO de El Planteo, es un escritor especializado en cannabis, cáñamo, CBD y psicodélicos. Actualmente se desempeña también como Director Ejecutivo en Benzinga Cannabis, una empresa de medios y eventos en los Estados Unidos, enfocada en cannabis, cáñamo, y psicodélicos manejando un equipo de más de 35 personas.

Su libro “Start Your Own Cannabis Business,” publicado en mercados angloparlantes por Entrepreneur Media, llegó al primer puesto de “Best Seller” en Amazon.

Como reportero premiado, ha publicado más de 4,900 artículos en medios masivos incluyendo Forbes, CNBC, Playboy, CNN, MSN, UOL, Entrepreneur Magazine, Yahoo Finance, MarketWatch, Houston Chronicle, The Street, Nasdaq, Yahoo, Morningstar, Benzinga, MERRY JANE, High Times, Leafly, DOPE Magazine, etc.

También puede interesarte

CBD Qué Es
Noticias de Cannabis
DMT
Cannagar