brownie marihuana

Cannabis

Entrevista: Martín Cutiriano de Café San Juan Explica Cómo Hacer el Mejor Brownie de Faso

Por Hernán Panessi

Entrevista: Martín Cutiriano nos Explica Cómo Hacer el Mejor Brownie de Faso del Mundo

✍ 9 septiembre, 2020 - 14:29

Iniciático, dulzón y flashero. Postre loco, merienda de campeones. Placer popular y detalle gourmandise: el brownie de faso es uno de los bajones más aclamados por los seguidores de la comida cannábica. Pero, ¿por qué no siempre sale bien? ¿Por qué muchas veces sirve como puerta de entrada y otras como de salida? ¿Cuál es el secreto detrás de esa masa chocolatosa, grasosa y tripera?

Contenido relacionado: Cómo Descarboxilar Marihuana: Todo sobre la Activación del Cannabis

“Mucha gente le tiene terror a la comida cannábica porque prueba la que está mal hecha”, avisa Martín “Tinchokush” Cutiriano, cocinero del Café San Juan, uno de los mejores restaurantes (¡y vermuterías!) de Buenos Aires, experto en gastronomía cannábica y discípulo de Lelé Cristóbal.

“Tenés dos maneras de hacer un brownie de faso. Una opción es hacer brownie vos mismo y otra es comprando la premezcla, que ya viene preparado”, arranca Tinchokush. ¿La clave para hacer un buen brownie? “La manteca, la materia prima y el tiempo”.

brownie marihuana

La manteca, la manteca, la manteca

Manos a la obra. “Primero hay que trabajar el cannabis y después el brownie en sí. El cannabis se reposa sobre grasas o aceites”, parte el cocinero. “Hay que poner un pan de manteca en una sartén a fuego bajo. Después se le agrega medio litro de agua. Y luego unos 30g. de manicura o unos 10g. de cogollos”.

Y sigue: “Es importante que no tenga materia vegetal, que sea todo cogollo”.

Un dato de valor: el pan de manteca trae 200g, por lo que será necesario agregar unos 50g. más.

Infusionar unos 45 minutos a fuego bajo.

Lo explica Tinchokush: “No tiene que reventar, cada cosa tiene que infusionar. Con esa cocción lenta, la manteca va activando el color del cannabis. Así, el líquido va perdiéndose. Y va quedando la consistencia de la manteca con el color del faso. Eso se guarda en la heladera en un recipiente de vidrio y el frío separará los últimos líquidos”.

De esta manera, el componente THC se mezclará con la manteca.

Contenido relacionado: Lo Interesante y lo Delicioso: Qué Hay que Saber al Cocinar con Marihuana

Entonces, ¿cómo se sigue? ¿Ya está? No, atención: como en la preparación de todo postre o comida dulce, las porciones y los tiempos son trascendentales. Además, este es un plato de cocina cannábica. Por eso, si no le pondrías más eneldo, romero o ajo a las comidas que preparás, ¿por qué le echarías más porro? Seguí las recomendaciones de los expertos y todo va a estar bien más o menos bien.

La preparación

Después del paso fundamental de la manteca de marihuana, llegó el momento de preparar el brownie.

“Sí, vas a usar esa manteca para hacer el brownie”, asegura el cocinero.

Ingredientes: chocolate amargo (dos tazas), harina (dos tazas), huevos (tres), esencia de vainilla (una cucharada), azúcar negra (una cucharada) y azúcar blanca (una cucharada).

“Esa preparación hay que mezclarla en un bowl y después ponerla en una placa de esas que usás para el horno”, completa. “Esta es la porción que siempre hago, pero si lo querés hacer más chico, vas a tener que bajarle la cantidad de churro para que no pegue tanto”.

La calidad

La materia prima cambiará el resultado final del brownie. Por eso, la recomendación es que uses la mejor manteca, el chocolate más puro y la más deliciosa marihuana.

“Si usás un chocolate industrial, la calidad del brownie baja en un 15%”, avisa. “Como en todas las preparaciones: si tenés buen level, sacás buen level. No es lo mismo el chocolate Águila que el Fénix”.

¿Y el faso? Lo mismo: “Recomiendo las genéticas dulces, como la Chocolope, que tiene un sabor a chocolate”.

A dulce, dulce y medio. Desde ahí, un bonus: “Se le puede agregar dulce de leche, merengue, crema y chips de chocolate. También puede rellenarse de Casancrem y dulce de leche, como las chocotortas”.

¿Con qué se acompaña? Con leche fría o té helado. “Con bebidas calientes está bueno, pero lo grasoso queda mejor con lo frío”.

La dosificación

“Con una porción quedás re loco”, sacude rápidamente Tinchokush. “Cada persona tiene un organismo diferente. A algunos los duerme, a otros los activa. Si papeaste mucho y comiste mucho brownie, te deja para atrás. Si estás pilas, te sentís mejor. Pero a todos les pega diferente”.

Contenido relacionado: Cómo Preparar Comida Reutilizando tu Cannabis Vaporizado

De esta manera, una administración correcta asegura una experiencia positiva. “No hay que mandarle un frasco entero a la preparación porque te das vuelta”.

Y a propósito de las buenas experiencias, el cocinero concluye con una intimidad de su propia familia: “Yo rompí el mito con mi suegra, que no consume nada. Le di un brownie loco y se fue a dormir de 10. Le encantó. Fue uno de los mejores que hice”.

Fotos: cortesía

Hernán Panessi

ACERCA DEL AUTOR

Hernán Panessi, editor periodístico en El Planteo, es un periodista especializado en cultura joven. Escribe en las revistas InfoTechnology, THC y Lento. Además, en Página/12, El Planeta Urbano, El Cronista y en el periódico uruguayo La Diaria. Colaboró para Revista Ñ, Clarín, La Nación, La Cosa, Playboy, Haciendo Cine, Billboard, Los Inrockuptibles, Forbes, VICEBenzinga, High Times y Yahoo, entre otros.

Hernán escribió los libros Porno Argento! Historia del cine nacional Triple X, Periodismo pop, Una puerta que se abre, e Historia del Rock en Español. Fue docente en el Centro Cultural Rojas (UBA) donde dictó talleres de periodismo. Además, es programador de la sección VHS del Festival Internacional de Cine de Valdivia, en Chile.

En radio, conduce FAN, por led.fm, programa periodístico de emisión semanal sobre cultura, sociedad y vida moderna. Por su parte, también condujo en las FM Delta 90.3 y Nacional Rock 93.7. Asimismo, fue columnista en La Once Diez y Metro 95.1.

También puede interesarte

Cookies Barcelona
embarazo marihuana
Clever Leaves
Israel Cannabis Autismo