ENG 🇬🇧
cannabis cosmética

Cannabis

¿Cannabis para Verse Bien? El Boom de la Industria Cosmética

¿Cannabis para Verse Bien? El Boom de la Industria Cosmética

✍ 18 October, 2022 - 14:14


¡No te pierdas ni una noticia! Haz click aquí para suscribribirte a nuestra newsletter GRATUITA.

Anuncia en El Planteo, el medio cannábico más leído en el mundo de habla hispana.

Síguenos en redes sociales para más contenido exclusivo. Instagram // Facebook // Twitter



En torno al revuelo innegable que ha tomado el CBD y los “milagros” prometidos que se le atribuyen al cannabis, la industria cosmética y de la belleza no ha tardado en hacer suya esta tendencia. Sin embargo, un hecho inminente es que tanto las marcas como los productos con base en cannabinoides deben aportar a la educación e información de estos componentes y aterrizar la información para los consumidores. 

En años recientes, se ha escuchado sobre las grandes virtudes que tiene el cannabis para los individuos en distintos usos e industrias. Una prometedora planta que tiene más de 500 compuestos químicos como cannabinoides, terpenos y flavonoides, de las cuales dos de sus componentes principales, que son los más estudiados hasta el momento en seres humanos, el delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD), son los más usados tanto en el ámbito medicinal como en el uso adulto.

Contenido relacionado: CBD para el Cuidado de la Piel: ¿Realmente Funciona?

Empecemos por mencionar las categorías en las que se divide el uso del cannabis:

  • Uso medicinal
  • Uso industrial
  • Uso adulto (el cual antes era conocido como “recreativo”).

Dentro de estas categorías, el uso de los componentes de la planta de cannabis en maquillaje, cremas, aceites, shampoos, esencias y demás productos de cosmética recae en el uso industrial.

Sobre los componentes del cannabis más utilizados en la industria cosmética

El THC, conocido por la mayoría como “psicoactivo” por dar una sensación de bienestar o el famoso “high”, se caracteriza por producir un efecto analgésico importante en pacientes con dolor crónico, mejorar la calidad de sueño, incrementar apetito y mejorar las náuseas y el vómito en pacientes candidatos, en ciertos contextos clínicos. Mientras que el CBD, que no produce la intoxicación que se podría ver con las altas concentraciones de THC (erróneamente denominado “no psicoactivo”, pues realmente sí actúa a nivel del sistema nervioso central en el control de la ansiedad y de crisis convulsivas, por ende sí es psicoactivo), presenta cualidades antiinflamatorias y ansiolíticas significativas que lo han llevado a posicionarse de manera contundente en la mente de las personas. Así, es el principal derivado del cannabis que se utiliza como uno de los componentes fundamentales en productos de cosmética y de consumo masivo.

Contenido relacionado: Cannabis y Cuidado de la Piel: 4 Cannabinoides que Podrían Revolucionar el Mercado

“En cosmética y cuidado de la piel se utiliza CBD, que se extrae de la planta de cáñamo (o ‘hemp’ en inglés), y que pertenece a la especie Cannabis sativa L. Adicionalmente, en los productos cosmecéuticos y cosméticos se utilizan las semillas, que también provienen del cáñamo, las cuales se caracterizan por ser ricas en ácidos grasos Omega 3 y 6, tienen altas concentraciones de proteínas, vitamina E y minerales, entre otros. Recordemos que el cannabinoide, de los cientos que existen, que produce el efecto high es el tetrahidrocannabinol (THC), con muy poca presencia en la planta de cáñamo (por lo general el cáñamo contiene menos de 0.3% de THC). Estos extractos ricos en CBD se conocen como productos derivados de cáñamo de espectro completo”, explica la Dra. Mafer Arboleda, experta en medicina cannabinoide.

Mientras que el auge del CBD en uso cosmético ha tomado fuerza en los últimos años, el aceite de cáñamo ha estado presente como remedio tópico desde hace décadas para nutrir e hidratar la piel. Y a pesar de la falta de certeza regulatoria, las marcas independientes están creando productos innovadores con CBD como una propuesta atractiva para el consumidor.

El tamaño del mercado mundial de la industria cosmética con CBD se valoró en USD 633,6 millones en 2018 y se prevé que alcance los USD 3.484 millones para 2026, con una tasa del crecimiento anual compuesto del 24,80% durante el período de previsión. Notablemente, los países liderando este ‘BOOM’ industrial son principalmente Estados Unidos y Canadá, impactados directamente por la regulación de la planta y sus derivados en las respectivas regiones.

Contenido relacionado: Opinión: Se Viene la Explosión de los Cosméticos con CBD

La industria de la belleza no es ajena a los ingredientes “milagro”. Una vez que algo se considera efectivo, despega rápidamente y, antes de que te des cuenta, varias marcas han lanzado innumerables productos que contienen dicho ingrediente.

A los que nos preguntamos, ¿realmente funciona el CBD como se promete?

La efectividad del CBD en productos cosméticos aún está en debate. Se ha demostrado que el CBD, para fines medicinales, ayuda a controlar las convulsiones en pacientes con epilepsias refractarias y hay evidencia clínica de que puede ayudar a controlar la inflamación, la ansiedad y que ejerce un efecto neuroprotector mientras es administrado por un médico especialista en la prescripción de medicinas basadas en cannabinoides. En cuanto a los beneficios para el cuidado de la piel y la belleza, gran parte de la evidencia de la efectividad del CBD es anecdótica. Ha habido estudios prometedores que sugieren que puede reducir el acné, pues el CBD actúa sobre la proliferación y liberación de sustancias proinflamatorias y controla la producción de grasas (efecto seborregulador), produce un importante efecto antioxidante e hidratante que impactan de forma positiva en la piel. 

Contenido relacionado: Cannabis para el Cuidado de la Piel 

No obstante, vale la pena aclarar que no hay estudios clínicos que confirmen que el CBD tenga el famoso efecto antienvejecimiento de la piel, que elimine arrugas o inclusive desaparezca manchas, como algunos han intentado manifestar a través de la venta de sus productos. Aún se necesita más investigación para confirmar estas y muchas otras afirmaciones que se hacen al respecto.

Ahora bien, ¿cuáles son los riesgos de la utilización de productos con CBD en la actualidad?

La falta de medidas en el control de calidad requeridas impide que los consumidores conozcan la verdadera concentración o pureza de los productos etiquetados con cannabis. 

Mucho leemos en las etiquetas de nuestros productos cosméticos favoritos que contienen únicamente derivados de CBD y son libres de THC. Sin embargo, en un estudio realizado con productos al azar de consumo libre, los estudios clínicos encontraron resultados sorprendentes.

Se examinaron trece productos de consumo de venta libre para detectar la presencia de cannabidiol (CBD), cannabinol (CBN), Δ9-tetrahidrocannabinol (THC), ácido cannabidiólico (CBDA) y ácido Δ9-tetrahidrocannabinólico (THCA). Además, se investigó la eficacia de las aplicaciones tópicas utilizando un modelo de piel porcina, en el que el tamaño de las partículas se relacionan con la permeabilidad de la piel. La penetración de la piel se adecuó con el tamaño de las partículas, pero no existió una relación directa con el contenido de CBD. Con esto se concluye, que los productos tópicos relacionados con CDB aún pueden mejorar para incrementar su penetración en la piel.

Contenido relacionado: Responsabilidad en la Industria del Cannabis: Sigue Habiendo Problemas en las Etiquetas de los Productos

En otro estudio realizado se encontró que en una gran cantidad de productos que decían ser libres de THC, se identificó que el contenido medio de CBD descrito fue del 4,5 %, y el contenido medio real fue del 3,2 %; sólo el 38% de los productos estaban dentro del 10% del contenido de CBD anunciado. El 55% de los productos tenían niveles medibles de THC. Como conclusión se puede decir que es de suma importancia adquirir productos reconocidos y avalados, que muestren datos reales sobre sus componentes y contengan porcentajes fidedignos.

“Al momento de adquirir un producto de belleza con compuestos derivados del Hemp, lo recomendable es que sea de alguna marca reconocida y de confianza, donde sea posible conocer la concentración real de CBD del producto”, recomienda la Dra. Mafer Arboleda.

Se recalca que los productos basados en cannabinoides de uso cosmético deben contar con respaldo desde la agencia sanitaria correspondiente, de acuerdo con el país donde nos encontremos, con el fin de asegurar la veracidad y seguridad del producto que estemos aplicando en nuestra piel.  También es importante tener claras las expectativas y el objetivo para el cual estemos utilizando los productos cosméticos con CBD.

Foto por Anna Shvets vía Pexels

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.



Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

Médica anestesióloga con especialidad en medicina del dolor y cuidados paliativos, la Dra. Mafer descubrió su vocación tras la pérdida repentina y violenta de un familiar en su Cali natal, marcada por las características de la violencia vivida en Colombia en los 90´s. Así, decidió estudiar medicina (en la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá) para poder ayudar a miles de personas a no sentir dolor y a tener la mejor calidad de vida ante dolencias crónicas o en su camino hacia la muerte.

Después de realizar su especialidad en anestesiología y el curso de alta especialidad en medicina del dolor y cuidados paliativos en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, completó un Fellowship clínico en anestesia para cirugía de columna y manejo intervencionista del dolor en la Universidad de McGill y el Hospital General de Montreal, en Canadá. Finalmente, realizó estudios postdoctorales de investigación en Cannabis Medicinal y Cuidados de Soporte en Cáncer en la Universidad de McGill y Santé Cannabis, clínica líder y especializada en cannabis medicinal en Canadá. Allí, tuvo la oportunidad de atender a cientos de pacientes, realizar protocolos de investigación clínica, y comprobar de primera mano los beneficios y usos que podía tener el cannabis medicinal directamente en sus pacientes. En la actualidad, es una experta en los usos, investigaciones, verdades y recomendaciones del cannabis medicinal, a la par que continúa con su práctica privada de anestesiología, manejo del dolor crónico y cuidados paliativos.

También puede interesarte

cartagena colombia bogotá universidad cannabi
pacientes cannabis project twenty 21 medicamentos recetados harvard
colombia coca cannabis
guerra contra las drogas