rosa pistola

Cannabis

Reguetonera, Punk, Clubber y Fumona: Presentamos a Rosa Pistola, la DJ Más Picante de México

Por Lola Sasturain

Reguetonera, Punk, Clubber y Fumona: Presentamos a Rosa Pistola, la DJ Más Picante de México

✍ 18 noviembre, 2020 - 12:48

Laura Puentes es colombiana, tiene 33 años y hace unas 14 temporadas que vive en México. Conocida como Rosa Pistola, es una de las DJs y productoras de reggaetón y música urbana latina más relevantes del mundo.

Rosa Pistola es uno de los exponentes latinoamericanos claves de un fenómeno global que no para de crecer: el de la cultura DJ que se apropia del reggaetón (y viceversa) y del perreo como nuevo pulso de la rave underground global, moviéndose hacia el mainstream.

Contenido relacionado: Post Club: Djs desde el Aislamiento

Sus canciones, aunque de matriz caribeña, son cluberas. Incluso tiene un disco llamado Reggaeton TECH, que la llevó a tocar en el prestigioso festival de música experimental europeo Sonic Acts. Y no es el primer espacio atípico que conquista con sus sets poco ortodoxos y rabiosamente bailables: también llegó a Boiler Room (y en 2017, toda una pionera) y al Primavera Sound, entre otros espacios de legitimación.

Raíces punk

Hace 4 años que Laura se dedica al reggaetón, pero hace música desde que estaba en la escuela. Fue una adolescente que tocaba punk y música experimental.

“Hasta que por fin llegó el reggaetón, que me permitió viajar por todas partes, tener reconocimiento y dedicarme y vivir de la música”, cuenta desde su casa en CDMX.

En Colombia, la juventud era bien punk y, en su casa, se escuchaba ballenato. Sin embargo, cuando llegó a México se enamoró del reggaetón de ese país.

“Era muy primitivo, pero al mismo tiempo tenía mucho sentimiento”, dice.

Foto: Ysa Perez

Estas raíces sumadas a su pasión por el techno, fueron las que la llevaron hasta su actualidad y las que le brindaron el respeto de una escena que históricamente despreció los géneros que ella pincha. Rosa Pistola sumó reggaetón underground, neoperreo, ritmos caribeños como el dancehall y el dembow y hasta cumbia.

Los festivales son como la escuela

Por vincularse con el reggaetón, a Rosa Pistola siempre le costó el reconocimiento de sus colegas.

“Evidentemente está cambiando, porque ahora me invitan a festivales donde antes jamás hubieran invitado a una DJ de reggaetón. Pero también, cuando llego a esos festivales súper importantes y representativos de la música electrónica en el mundo, me doy cuenta de cómo me miran los otros DJs. Incluso se me han acercado a decirme ‘¿Tu eres Rosa Pistola? El reggaetón es una mierda y tu eres una mierda’. No voy a decir quienes fueron ni en qué festivales, pero pasa”, cuenta la DJ con resignación.

Contenido relacionado: La Joaqui: Retorno al Rap Real, Coqueteo con Red Bull y su Relación con el Cannabis

“Los festivales son como la escuela. Hay grupitos: están los cools, los rechazados, los bullys; y yo siempre soy la rechazada”, ríe.

Aunque no lo comparta, entiende el nudo de ese rechazo: en un mundo marcado por proezas técnicas, el reggaetón ser erige “simple y rudimentario”.

“Su riqueza es cultural”, reconoce. Por eso, cuando picha en estos contextos, Rosa trata de armar sets más complejos y producidos, que no tengan nada que envidiarle a los sets de un DJ de techno.

Degenerada

Rosa Pistola viajó por todo el mundo y llevó sus beats callejeros hasta los países más impensados y sin vínculo alguno con el género.

Le encanta viajar por el planeta y hacer bailar música caliente a audiencias tradicionalmente frías. No obstante, cree que mucha gente piensa que le gusta el reggaetón porque en realidad no sabe realmente lo que es el reggaetón. Eso hace que -a veces- esperen otra cosa de ella, porque los hits mainstream no son lo suyo.

Contenido relacionado: Conocé a la Directora detrás de los Videoclips de Nicki Nicole

Hoy la cultura pop está casi en su totalidad inspirada en el reggaetón y el dancehall. Y ni J Balvin, ni Daddy Yankee, ni Bad Bunny ni Karol G son reguetoneros, ¿sabes? Son artistas de pop latino”, explica.

Y reconoce: “Siempre tengo que lidiar con gente que no entiende eso. A veces tengo que acoplarme a lo que el público quiere, me pagan para que los entretenga y tengo que hacer mi trabajo”.

rosa pistola

Ella define a su género principal como “reggaetón underground”. ¿Qué significa eso?

“Que tiene una lírica tan fuerte que usualmente no puede salir en un horario estelar, ni en la televisión, ni en la radio. Y yo siempre me muevo por esa línea”, explica la DJ.

Por eso, cuando gira por Europa, se siente mucho más cómoda tocando en raves pesadas y fiestas del nicho experimental que como DJ de géneros urbanos.

De su boca: “El año pasado toqué en varias fiestas en Europa con DJs de gabber [género electrónico muy pesado con bombo en negras y 160 BPM], era muy raro pero yo soy la que más baila esa música. A mí me encanta, me meto mucho en el trip”.

Por lo demás, también ama la cumbia y suele incluirla en sus sets.

Contenido relacionado: El Iván de Quilmes, el Tatuador más Argentino de Todos

¿Sus referentes argentinos? Al hueso: los de cumbia villera.

“Siempre pongo Tu Maestro, de El Original. Me gusta más esa versión que la original [que es un reggaetón] y aquí en México esa versión es un megahit. Cuando la toco se ponen locos siempre”.

¿Y el trap?

Hay algunos artistas que le parecen geniales pero también considera que, como género, está mal interpretado: “El trap es el rap pesado que se hace en Atlanta por gangsters a los que ni siquiera les interesa ser famosos”.

Hoy lo ve como algo aspiracional, sobre todo lo que se escucha bajo esa denominación en Argentina y Chile.

“Las fiestas de trap son aburridas si no te estás drogando y yo no consumo drogas, sólo fumo marihuana”, señala.

Bien Pacheca

Por caso, Laura Puentes empezó a fumar a los 15 años: ya lleva casi 18 años acompañada por la marihuana.

Además de un placer, el cannabis le resulta de gran ayuda. En sus palabras, la artista colombiana se define como “alguien con problemas de personalidad, muy ansiosa y antisocial”.

Foto: Ysa Perez

“Mis amigos saben que los amo pero que no me gusta estar con ellos”, ríe. “Y con la marihuana he encontrado que me quita mucha ansiedad. Sin la marihuana estaría todo el tiempo buscando otra actividad para hacer, bien dispersa. Y la mota me hace enfocarme en hacer una cosa sola y controlar mi temperamento”, dice mientras le da una calada al porro que se armó especialmente.

Otra cosa con la que la marihuana la ayuda es con el ciclo menstrual: “A nivel hormonal y de dolores, yo no podría pasarlo sin marihuana”, asegura. Prefiere hacerse un té de marihuana –con leche vegetal porque es vegana- que tomar Ibuproeno o Paracetamol. No solamente por su poder analgésico, sino porque la ayuda a equilibrar su estado de ánimo, siempre muy inestable, durante el período.

Contenido relacionado: Primavera Fumona: Las Chicas le Cantan a la Weed

¿Y para tocar?

Siempre prefiero estar pacheca [re loca, en jerga mexicana] para tocar. Me pone en ese estado perfecto en donde puedo convivir con todos sin malviajarme y concentrarme en hacer lo que tengo que hacer”.

Presente y futuro de una maleantera

Rosa Pistola no padeció la pandemia sino que se la tomó como un descanso de los clubes y las giras. Produjo música y también desarrolló proyectos culturales por fuera del ámbito de la fiesta.

Si bien lanza sus propios temas y álbumes, no se considera beatmaker ni cantante sino productora ejecutiva. Crea canciones, proyectos, conceptos y arma equipos de músicxs y productores para sus producciones.

“Dj Khaled lo hace igual”, declara, probablemente harta de dar explicaciones sobre su manera de crear.

Su último single, Niño Clandestino, es un buen ejemplo.

Un beat reguetonero, sucio y pesado de ALIMAÑA, con interpretación de El Habano y un video realizado íntegramente en 3D, ilustrando historias de delincuencia en las calles de CDMX. La canción es un adelanto de su próximo álbum,  “Rosa la Maldosa”, próximo a salir.

“Será mi disco de maleanteo”, dispara.

¿Y qué es el maleanteo?

“Marihuana e historias de la calle”.

Foto de portada: Daniel Martínez

Lola Sasturain

ACERCA DEL AUTOR

Entrevistadora y editora en El Planteo, Lola Sasturain es periodista cultural, DJ y guionista.

Puedes encontrar sus notas en Página/12, VICE y, por supuesto, en El Planteo.

También puede interesarte

Whoopi Goldberg, por Timothy White
cannabis eeuu
Psyched psicodelia noticias psicodélicos
criptomonedas gary glenser