ENG 🇬🇧
día visibilidad trans

Género

31 de Marzo: Día Internacional de la Visibilidad Trans

Por Marian Venini

31 de Marzo: Día Internacional de la Visibilidad Trans

✍ 31 marzo, 2021 - 12:16

https://elplanteo.com/wp-content/uploads/2021/03/BANNERS-HEMP6.png

Hoy se conmemora el Día Internacional de la Visibilidad Trans, una fecha en la que se celebra la identidad transgénero y se busca que la sociedad tome conciencia sobre las vivencias de las personas de esta comunidad.

Contenido relacionado: Movimiento LGBTIQA+: Pionerxs de la Lucha desde el Amor

Hasta el 2009, la única fecha conmemorativa relacionada con la identidad transgénero era el 20 de noviembre, el Día Internacional de la Memoria Transexual. Esta fecha recuerda a las víctimas de crímenes de odio hacia dicha comunidad. Y si bien aquella conmemoración resulta más que necesaria, no existía todavía una fecha que visibilizara la identidad trans de una manera desligada al dolor.

En consecuencia, se propuso al 31 de marzo para celebrar (antes que llorar) la identidad trans, además de sensibilizar a la población contra la discriminación que sufre.

Sin embargo, es imposible exponer las vivencias de la identidad trans sin darle protagonismo a les que ya no están. Esta fecha todavía “tiene que ver con la conmemoración de las compañeras caídas, de todas las compañeras muertas”, dice Fabiana Lucía González, activista y militante de la comunidad trans. “Siempre que llega esta fecha, cuando hacemos algún acto, estamos recordando a todas las compañeras que vamos perdiendo año tras año”.

Lo que hay que visibilizar

Fabiana cuenta que esta fecha sirve para exponer tanto las problemáticas como los pequeños logros, reivindicar la lucha de la comunidad y mostrar todo lo que falta por hacer.

En cuanto a las problemáticas, Fabiana cita los casos de compañeras que siguen ejerciendo la prostitución (con todo lo que eso implica: desde la inseguridad en la calle hasta el riesgo de infecciones de transmisión sexual) o que todavía no han podido ir al colegio primario y secundario y que, por ende, no han podido incorporarse al cupo laboral trans.

En cuanto a este último punto, si bien ya existe una ley que promulga el cupo laboral trans, todavía se hace desear en varias instituciones.

“Aprovechamos para hacerle un reclamo a todas las instituciones nacionales, como el Banco Nación, el PAMI, el ANSES, todos estos espacios donde ya deberían haber incorporado a una persona trans a trabajar y todavía no lo han hecho. Aprovechamos para visibilizar todo aquello que no se cumple”.

Contenido relacionado: Hablamos con el Presidente de la CHA: Cannabis, Cupo Trans y Luchas Históricas

Fabiana pone como ejemplo el acto que realizarán en Rincón, para exponer el tema del cupo laboral trans en la Universidad Nacional del Litoral. “Todavía no tenemos ninguna novedad”, dice. “Desde que presentamos el proyecto hasta el día de hoy, no hemos tenido ni una sola respuesta”.

Pero el cupo laboral no es, desgraciadamente, el mayor de los problemas de la comunidad. “Todos los años tenemos que perder a dos o tres compañeras. La expectativa de vida de las compañeras trans todavía no ha subido”. Además de la vida precaria a la que son forzadas a transcurrir, Fabiana menciona otras cosas que no se visibilizan, como la violencia de género, a veces de parte de sus propias parejas.

Otro proyecto que trajo a colación la activista es el del Archivo de la Memoria Trans, creado en Rosario. “Estamos trabajando en un proyecto de ley para reconocer y reparar a nivel nacional con compañeras trans sobrevivientes de la post dictadura”, cuenta Fabiana.

El objetivo de la lucha en esta fecha es, entonces, “mostrar que seguimos pensando proyectos a futuro, y seguir luchando. La lucha no se termina. A medida que vayan cayendo las compañeras, seguimos adelante. Si no lo sigo yo, seguramente lo seguirá otra. Porque todos los años se nos mueren compañeras. Todo esto tiene que ver con el abandono del Estado que hemos tenido que vivir muchísimos años”.

¿Por qué es importante?

En las últimas décadas se ha avanzado en cuanto a los derechos del colectivo trans, con la paulatina facilitación al acceso a la salud, al trabajo y ampliación de derechos. Sin embargo, todavía queda un largo trecho por recorrer. La violencia hacia les hombres y mujeres trans y personas de género no binario continúa plagando a esta comunidad todos los días, especialmente en los sectores racializados o empobrecidos. Y, en gran parte del mundo, aún las leyes están muy atrasadas en cuestiones de género y perjudican enormemente a este colectivo.

Para que esto deje de suceder, resulta imperativo vocalizar y visibilizar estas problemáticas, para que la sociedad reconozca la humanidad de estas personas y actúe acorde.

Y, por caso, el 31 de marzo es el día designado para hacerlo, aunque en realidad se trate de un trabajo de todos los días.

Contenido relacionado: Marihuana y Movimiento LGBTQAI+: ¿Es la Comunidad Cannábica Realmente Inclusiva?

La representación de la comunidad trans en los medios masivos de comunicación (y a los ojos de la sociedad) ha sido profundamente violenta y estigmatizante durante décadas. Lógicamente, esto ha tenido un efecto devastador no sólo en el trato de las personas cis hacia las personas trans, sino en la autopercepción y autovaloración de estas últimas.

A grandes rasgos, las mujeres trans han sido históricamente demonizadas, patologizadas y percibidas como una amenaza. Por su parte, los hombres trans fueron o patologizados o sistemáticamente borrados de la historia, y casi ni se los ha representado. Las personas de género no binario fueron sometidas al mismo trato, a pesar de existir hace miles de años. Y esto obliga a estas identidades, desde edades muy tempranas, a verse a sí mismas como patológicas, amenazantes o invisibles, además de tener que padecer la discriminación desde afuera. No es casualidad, pues, que las condiciones de salud mental abunden en esta demográfica.

Esta situación ya viene cambiando, lento pero seguro, desde hace varios años. Cada vez más libros, series, películas y medios masivos no sólo incluyen identidades trans sino que las celebran bajo una luz positiva. Así, se permite a las personas trans reconocerse y validarse, y se aumenta la comprensión del resto de la sociedad, que tendría que ver a la persona trans como un ser humano y no como “una amenaza”.

A todo esto se le suma la problemática actual de las redes sociales. Y este no es un tema menor: Fabiana menciona que, si bien existe una ley que prohíbe el abuso verbal y discriminación explícita hacia las minorías, “en las redes no hay quien controle eso. Es ahí donde se ve la verdadera cara, y toda la lucha que falta por delante. Nosotras creíamos que la Ley de Identidad de Género iba a cambiar algo. Sin embargo, nada cambió”.

Contenido relacionado: ¿Por Qué Hay Tantas Mujeres Presas por Drogas?

“Seguimos luchando por la inclusión, por el trabajo, por la salud, por la vivienda, y vamos a seguir haciéndolo por mucho tiempo más”, finaliza Fabiana.

Sin visibilidad, no es posible la comprensión ni la empatía. Y sin comprensión ni empatía, no hay manera de que cese la violencia a las identidades trans, ni la indiferencia a las mismas.

Foto por Kyle vía Unsplash



ACERCA DEL AUTOR

Marian es la directora editorial de El Planteo. Además del trabajo de escritura, traducción y edición, maneja todo el contenido de nuestrxs colaboradorxs.

Ha sido publicada en varios medios, como Benzinga Cannabis, High Times, Yahoo y Forbes.

Cuando no está haciendo todo eso, toca el bandoneón y el piano en varios proyectos, escribe poesía, dibuja y hace origamis.