ENG 🇬🇧
anteojos cáñamo

Cáñamo

Gaia Eyewear: Anteojos de Cáñamo de Industria Argentina

Por Industria Cannabis

Gaia Eyewear: Anteojos de Cáñamo de Industria Argentina

✍ 11 diciembre, 2020 - 09:08

El surgimiento de Gaia Eyewear se ubica entre los años 2013 y 2014. Su creador, Mariano Percivale, cuenta que Gaia nace “por una necesidad mía de empezar un proyecto con un matiz sustentable, pero que cumpla mis necesidades de ser estudiante de diseño industrial y meterme en el mundo de diseñar y crear un proyecto medianamente innovador”.

Contenido relacionado: Argentina Avanza con un Proyecto de Ley de Cáñamo Industrial

Los anteojos desarrollados por Percivale tienen distintos componentes sustentables, como madera o acrílico reciclados y cáñamo. Al respecto, explicó por qué eligió el cáñamo como insumo para producir: “La historia con el cáñamo data de ver a un amigo cosechando nuestras plantas, agarrando un tallo y haciéndose una pulserita con unas fibras. Ese momento fue clave en mi vida, porque vi esa imagen y mi cabeza explotó en mil pedazos; se me vinieron miles de imágenes de lo que podía hacer y empecé a investigar qué era el cáñamo, porque no tenía idea. Vi que si mi amigo podía hacer una pulsera con una fibra de esa planta, algo más tenía que haber”. Y destacó: “me encontré con un mundo infinito”.

El proceso de producción actual de los anteojos de Gaia Eyewear consiste en un moldeado a presión con microfibrado de cáñamo y un aglutinante; e involucra a dos personas actualmente. El volumen de producción es mediano; aunque, en enero de 2020, exportaron a Uruguay. “Fuimos la primera empresa argentina en exportar un producto manufacturado a base de cáñamo en el país; y ahora vamos a exportar a Colombia y Barcelona. De Barcelona también va a ir a Holanda. Por ende, vamos a ser la primera empresa argentina en exportar a otro continente estos productos. Esperamos que sea positivo y que sea la posibilidad de exportar a otros países”, expresó Percivale al respecto. Y agregó: “tuvimos la posibilidad de exportar a EEUU, pero había mucha burocracia”.

La proyección que Percivale tiene para el emprendimiento enfocado en el 2021 es la venta de 2000 unidades por mes a Holanda, Barcelona, Francia, Bélgica, Colombia y Estados Unidos. No obstante, la idea es generar una mayor presencia en el mercado local, con un ingreso de 4 millones de pesos por mes, en promedio. Al respecto, destaca que estos números se basan en un emprendimiento que utiliza materia prima que, aún, no puede cultivarse en el país de forma legal. Incluso con esa cuestión existen ingresos en el orden de los 50 millones de pesos anuales aproximadamente. “Si se pudiera explotar, miles de empresas podrían hacer miles de millones más”, afirma.

Contenido relacionado: Conoce a SLOW y sus Jeans de Cáñamo del Himalaya

En cuanto a la inserción en el mercado, el diseñador industrial indicó que hubo una buena introducción. Esto se debe a que “el producto no solamente es la parte simbólica del cáñamo, sino que responde a conductas técnicas, físicas y de sustentabilidad. Es más duro que un plástico común de acetato, es más liviano; o sea, le resulta más cómodo al usuario y hay una tendencia a la búsqueda de objetos sustentables en la actualidad porque hay mucha más conciencia”.

También, Percivale advirtió que “actualmente, nosotros podemos hacer esto en un volumen medio o bajo bien; pero si sube la demanda vamos a tener más complicaciones para conseguir la materia prima”, ya que “hay que traerla de afuera y se aumentan los costos”. Al mismo tiempo, contó que tiene un proyecto para fabricar helicópteros y bicicletas de carrera hechos a base de cáñamo, pero lo ve complejo por la misma razón. En el contexto actual, el creador de Gaia Eyewear dijo que “estamos con las manos atadas para cualquier otra idea que podamos tener”.

Pero a su vez, se abre un horizonte esperanzador para el cáñamo en el país. La diputada Mara Brawer, del Frente de Todos, presentó un proyecto para impulsar la industrialización y el cultivo de la planta. Al respecto, Percivale se muestra optimista: “han trabajado las mejores mentes en el proyecto que se presentó”, dijo. Al respecto mencionó a Diana Barreneche y Adriana Friedheim, abogadas y referentes de Proyecto Cáñamo Argentina, que estuvieron colaborando con el desarrollo de la legislación. “La discusión seguirá en Diputados y Senadores con estas mismas personas, que me parecen las más capacitadas para defenderla”, marcó.

Sobre las perspectivas a futuro con la industria cañamera en Argentina, el creador de Gaia Eyewear sostuvo que tiene “las mismas perspectivas que cuando empecé hace 7 u 8 años con esta investigación y con este emprendimiento, que son las mejores. Considero que Argentina va a ser una potencia mundial sustentable, que esto va a permitir curar nuestros suelos, curar nuestros bosques. Asimismo, desarrollar una industria que va a dar trabajo para todos y todas, va a sacar el hambre en la Argentina; va a darle más legitimidad a la mujer, ya que van a haber más empresas donde puedan tomar puestos de relevancia”.

Contenido relacionado: Cannabis en Argentina: Legalizar la Marihuana Podría Salvar la Economía

Y en términos del futuro político, Percivale confió en que el desarrollo cañamero “va a traer unidad en los argentinos, porque el cáñamo trae un mensaje intrínseco en lo que viene: es el trabajo en conjunto. Veo con esto un cambio de paradigma, para que también los políticos puedan formar una línea de consenso y que se pueda seguir con el camino hacia la industrialización y hacia la prosperidad que nos merecemos como país, pase el gobierno que pase”.

En cuanto a su emprendimiento, el diseñador industrial ve un buen futuro, donde pretende seguir en el mundo del diseño, los lentes y la moda, además de los proyectos que continúa pensando. A modo de balance, expresó: “soñé esto hace muchos años y se está dando. Obviamente, es el comienzo. Como siempre digo: cortaron la planta, pero no sabían que la semilla estaba germinando”.

Vía Industria Cannabis.

Industria Cannabis

ACERCA DEL AUTOR

También puede interesarte

Mujer Cannabis
Acciones Cannabis
psicodélicos pareja
covid