naka

Cannabis

Dispensarios de Marihuana, Flashes de Neón y un Ping Pong Peculiar: Tailandia en los Ojos de Naka

Por Hernán Panessi

Dispensarios de Marihuana, Flashes de Neón y un Ping Pong Peculiar: Tailandia en los Ojos de Naka

✍ 18 March, 2024 - 12:05


¡No te pierdas ni una noticia! Suscríbete a nuestra newsletter GRATUITA y súmate a nuestro canal de Telegram o canal de WhatsApp.

Anuncia en El Planteo, el medio cannábico más leído en el mundo de habla hispana.

Síguenos en redes sociales para más contenido exclusivo: Instagram // Facebook // Twitter


Es un fruto extraño: inclasificable, resbaladizo, poroso, sexy y aparatoso como Jean-Claude Van Damme bailando en Kickboxer. Ubicado en el sudeste asiático, Tailandia es un país que despierta todo tipo de fantasías: del “vale todo” al “todo es barato”, todo lo que comprenden los “todos” es igual de misterioso y llamativo.

Su actividad comercial, política e industrial se centra en Bangkok, su pintoresca capital. Y por esos pagos estuvo Naka, el youtuber nikkei que explora, recorre, come y cuenta.

Contenido relacionado: Koala Puffs, de Escéptica a Viral: Cómo se Convirtió en la Reina del Contenido Cannábico

“Creo que lo que más me sorprendieron son los sex shows, en los que vos pagás a una entrada y ves a gente garchando (N. de redacción: teniendo sexo) en el escenario”, le dice Naka en exclusiva a El Planteo desde su casa en Japón.

“Y, después, ‘lo del ping pong’ me pareció increíble”. ¿Lo del ping pong? Ahí vamos: “Es largo de explicar, pero básicamente juegan al ping pong con pedos vaginales”.

Ahora nos zambullimos en el friquismo, pero antes: un zoom in al Naka.

Naka, el youtuber nikkei

Unos 20.000 kilómetros separan a la República Argentina de Japón. Y si bien en el petitero barrio de Minato, en Tokio, hay una embajada criolla en tierras niponas, Hide “Naka” Nakandakari (hoy estilizado en “Nakamura”) entroniza la idea de embajada ambulante.

Es que él, en sí mismo, es un representante de ambas culturas y esas millas distantes terminan sintetizadas en diferencias y similitudes, miradas contrapuestas, culturas con algo en común, poco en común, nada en común y que, vía Japatonic (su canal con un millón de suscriptores), quedan a mano para su mejor comprensión.

“Quería convertirme en un referente de la cultura japonesa en español y ser un puente de conexión entre Argentina y Japón”, cuenta Naka, generador de contenido nikkei nacido en Constitución, con jardín de infantes cursado en Okinawa, una niñez y adolescencia conurbana y berazateguense y con casi 20 años encima en tierras japonesas.

Contenido relacionado: Porro, Villas y YouTube con Mauro Albarracín: ‘El Conurbano No Es una Jungla’

Más porro que tiendas de ropa

Por caso, en su video “El país donde todo está permitido: Tailandia”, Naka recorre distritos urbanos, se entromete en zonas rojas y se sorprende por los estallidos de neón. Y, por ahí, entre tanto estímulo, se vuelve loco con la cantidad de dispensarios legales de marihuana.

Se consigue marihuana en todas las ciudades de Tailandia. Estuve en tres ciudades y hay más tiendas de cannabis que 7-Eleven. Literal, hay muchas, por todos lados, por donde camines hay de esos negocios. Había puestos callejeros, negocios físicos, tiendas chetas y no tan chetas, de todo”, explica Naka.

Contenido relacionado: Rápido y Furioso: Este Hombre Armó un Porro en 43 Segundos y Ganó un Premio en Tailandia

Y parece que no, para comprar “no necesitás REPROCANN” ni absolutamente nada: la venta es completamente libre. “Como comprar una Aspirina”, bromea el youtuber.

¿Cómo pega el porro tailandés?

En su caso, probó algunas variedades y no les cerraron del todo: “Fumé tres porros y la verdad que son malísimos. Probé los más baratos primero y no me hicieron ningún efecto. Después vi uno más caro, que decía THC 39%, pero no me hizo nada. También probé el brownie y no me hizo mucho efecto. Lo comí y me fui a dormir y mi chica me dijo que me estaba riendo mientras dormía. Eso fue bastante gracioso”.

Las tiendas ofrecen todo tipo de gomitas, comiditas, armados, cogollos, cositas, churros y diversos piripipís. “No me acuerdo muy bien de los detalles, tampoco sé mucho, pero vendían de todo”.

Y ante sus ojos, la sorpresa de una naturalidad que es –prácticamente- la contraria a Japón, su lugar de residencia, donde el cannabis está prohibido y es muy inusual dar con expresiones 420.

“Lo de Tailandia no es algo sólo de la zona roja. No tiene nada que ver, de hecho. Si estás en una zona comercial o turística, vas a ver tiendas de marihuana. Y es completamente imposible no cruzarte con una de esas tiendas porque están por todos lados, donde sea”.

Contenido relacionado: Tailandia Celebrará un Campeonato de Boxeo y Marihuana, Inspirado por Mike Tyson

Algunas advertencias

Naka se topó en Tailandia con gente fumando en la calle, con turistas paseando y echando humo con cierta naturalidad. “Ojo, capaz que es ilegal fumar en la calle, ¿no?”, advierte el experimentado viajero.

¿Y circula alguna otra droga? “No tengo idea”, reconoce, “pero no existen muchas prohibiciones, que yo sepa. Aunque no noté nada”.

Contenido relacionado: Un Concierto de Coldplay Podría Llevar a la Prohibición de la Marihuana en Tailandia

En su propia experiencia, Naka prendió (y se manducó el brownie) en su hotel, acompañado de su pareja, en un entorno cuidado. Y, obviamente, en sitios lejanos a casa donde los límites se dibujan difusos, siempre es mejor prevenir que curar.

Más contenido de El Planteo:

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.



Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

ACERCA DEL AUTOR

Hernán Panessi, editor periodístico en El Planteo, es un periodista especializado en cultura joven. Escribe en las revistas InfoTechnology, Rolling Stone, THC y Lento. Además, en Página/12, El Planeta Urbano, El Cronista y en el periódico uruguayo La Diaria. Colaboró para Revista Ñ, Clarín, La Nación, La Cosa, Playboy, Haciendo Cine, Billboard, Los Inrockuptibles, Forbes, VICEBenzinga, High Times y Yahoo, entre otros.

Hernán escribió los libros Porno Argento! Historia del cine nacional Triple X, Periodismo pop, Una puerta que se abre y Rock en Español. Fue docente en el Centro Cultural Rojas (UBA) donde dictó talleres de periodismo. Además, es programador de la sección VHS del Festival Internacional de Cine de Valdivia, en Chile.

Conduce FAN, programa periodístico sobre cultura, sociedad y vida moderna. Por su parte, también condujo en las FM Delta 90.3 y Nacional Rock 93.7. Asimismo, fue columnista en La Once Diez y Metro 95.1.

También puede interesarte

medios comunicación drogas
milonga mate cbd
día mujer migrante
cannabis brasil