marihuana embarazo

Cannabis

4 Preguntas sobre Cannabis y Embarazo que Siempre Quisiste Hacer

Por Weedmaps

4 Preguntas sobre Cannabis y Embarazo que Siempre Quisiste Hacer

✍ 18 agosto, 2020 - 12:03

Lindsay Hoppe, bloguera y fotógrafa de 37 años de edad, experimentó náuseas y vómitos constantes durante sus dos primeros embarazos. Así que, cuando quedó embarazada por tercera vez, trató de aliviar estos síntomas comiendo galletas con infusión de cannabis. Este hábito le produjo menos náuseas y casi ningún vómito y, como había tenido que dejar de tomar la medicación para su trastorno de bipolaridad, también le ayudó a sentirse menos ansiosa e irritable. El niño del que estaba embarazada, que ahora tiene 10 años, no experimentó ningún problema de salud.

Contenido relacionado: ¿Es Posible Usar Marihuana Para Mi Salud Ginecológica?

Jackie McGuire, programadora de computadoras de 34 años de edad, usó flores de marihuana vaporizadas para aliviar las náuseas y la pérdida de apetito que sufría a causa de su embarazo.

“Consumía cannabis en cuanto me despertaba. Me calmaba el estómago y me daba apetito”, recuerda.

Sin embargo Shakira, una mujer de 39 años oriunda de Florida, desearía no haber fumado marihuana mientras estaba embarazada. Su hija nació prematuramente, y sospecha que el hecho de fumar tuvo que ver con ello.

“Mis contracciones empezaron antes”, recuerda. “No estoy en contra del uso de marihuana, pero no creo que deba fumarse durante el embarazo.”

Lindsay, Jackie y Shakira son tres de las muchas personas que han consumido cannabis durante sus embarazos. Un estudio publicado en junio del 2019 por el Journal of the American Medical Association, encontró que el 7% de las personas embarazadas en los EEUU ha consumido cannabis el último mes, en comparación con el 3,4% del 2002. En el 2017 también se descubrió que un 12,1% de las personas embarazadas había consumido cannabis en su primer trimestre de gestación. Los dispensarios están tomando nota de esto: el 69% de los 400 dispensarios de Colorado encuestados para un estudio de Obstetricia y Ginecología del 2018, había recomendado el uso de cannabis como tratamiento para las náuseas matutinas.

Múltiples opiniones

Existe un debate sobre la seguridad del cannabis para las personas embarazadas y sus bebés. Un estudio realizado en 1994 sobre 44 bebés prematuros jamaiquinos, reveló que lxs niñxs de un mes expuestxs a la marihuana durante la gestación tenían en realidad mayor estabilidad en su sistema nervioso, estado de alerta, estado de ánimo y capacidad de autorregulación que aquellxs no expuestxs.

Sin embargo, este estudio ha sido criticado entre lxs médicxs clínicxs, dice el Dr. Levan Darjania, Director Científico de Vertical Wellness. Otras investigaciones han señalado resultados menos favorables sobre el uso de marihuana durante el embarazo. Los resultados preliminares de un estudio en curso sugieren que las ratas cuyas madres están expuestas a químicos que imitan el cannabis durante el embarazo muestran conexiones reducidas entre los nervios del hipocampo, un área del cerebro involucrada en el aprendizaje y la memoria. Y, confirmando las sospechas de Shakira, un estudio realizado en 2016 en Toxicología Reproductiva encontró que quienes consumieron cannabis hasta las 20 semanas de gestación tienen cinco veces más riesgo de experimentar nacimientos prematuros.

Para aclarar la confusión en torno a la marihuana y el embarazo, hicimos que expertxs respondieran algunas preguntas comunes sobre el tema.

¿Qué tan seguro es usar marihuana durante el embarazo?

Si ingieres cannabis durante tu embarazo, lo más probable es que le llegue al feto.

“Los cannabinoides entran en tu sangre y cruzan fácilmente a través de la barrera placentaria”, dice Darjania. “La exposición del feto a los compuestos activos del cannabis es eficiente y prolongada. Por lo tanto, cabe esperar que esta exposición pueda influir en el desarrollo de su sistema endocannabinoide”.

Contenido relacionado: Menstruación y Marihuana: Usar Cannabis para Aliviar los Síntomas Menstruales

Muchos factores como la dosis, el método de administración y la genética de lxs padres, pueden también ser determinantes, dice el Dr. Joseph J. Morgan, profesor de educación sobre cannabis en la Universidad de Ciencias de Filadelfia y socio de Green Flower Media. Morgan recomienda hablar con tu ginecólogx obstetra si estás pensando en usar marihuana durante tu embarazo.

Sin embargo, independientemente de tu situación particular, la ruta más segura es dejar de consumir cannabis por completo durante el embarazo. Las directrices del Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología establecen que, “debido a las preocupaciones sobre el deterioro del desarrollo neurológico, así como la exposición materna y fetal a los efectos adversos de fumar, se debe alentar a las personas que están embarazadas o a aquellas que contemplan la posibilidad a que dejen de consumir marihuana”.

También se debe evitar fumar durante el período postnatal para evitar la exposición secundaria, añadió Darjania. “Las pruebas biomédicas indican de manera abrumadora que el consumo de cannabis durante el embarazo y  durante el período de lactancia pueden tener consecuencias a largo plazo”.

¿Cuáles son los riesgos de consumir marihuana durante el embarazo?

El consumo de marihuana durante el embarazo está asociado a que lx bebé tenga un menor peso al nacer y con el desarrollo en su inteligencia, dice Morgan, particularmente si la persona gestante ha usado productos contaminados.

Darjania dijo que otros temas asociados con el uso de cannabis durante el embarazo incluyen:

  • El agotamiento de los receptores cerebrales para la neurotransmisión de dopamina en el momento del nacimiento
  • Problemas de razonamiento verbal
  •  Aumento del riesgo de agresión, ansiedad y depresión durante el desarrollo temprano. Depresión, comportamiento antisocial y dificultad con el razonamiento abstracto para lxs adolescentes.
  • Deterioro de la memoria visual y tendencia a la “búsqueda de drogas”

Para la persona embarazada, grandes cantidades de cannabis pueden derivar en náuseas y vómitos en lugar de aliviarlos, dijo Morgan. También puede causar un deterioro del juicio y comportamientos arriesgados, lo que en última instancia podría afectar también al feto.

También existen los riesgos asociados a sanciones legales potenciales (sentencias de cárcel o problemas con la custodia) si una madre admite el uso de cannabis durante el embarazo. Dependiendo de la práctica del médicx y de los requisitos institucionales, unx profesional puede estar bajo obligación de informar a las autoridades si unx paciente está consumiendo cannabis durante su embarazo, dijo Morgan.

¿Por qué alguien consumiría marihuana durante su embarazo?

Los propósitos para los cuales las personas usan marihuana durante el embarazo incluyen el alivio de las náuseas, la mejora del sueño y la reducción del dolor y los espasmos, dijo Morgan. Si la persona está tomando un medicamento que puede atentar contra el embarazo, su sustitución por cannabis puede prevenir ciertas complicaciones.

Contenido relacionado: Cannabis y Coronavirus: Mitos y Verdades

Un estudio del 2006 encontró que el cannabis fue muy útil para más del 92% de las 40 personas que lo eligieron para tratar las náuseas durante el embarazo. Sin embargo, también hubo problemas con el planteo de este estudio, dijo Darjania, y cualquier beneficio del cannabis para las personas embarazadas debe sopesarse con los riesgos.

“Las náuseas y los vómitos, aunque son muy perjudiciales para la mujer, suelen ser autolimitados y no tienen consecuencias en la salud a largo plazo para la madre ni para el bebé”, dijo.

¿Cómo se pueden minimizar los riesgos?

Debido a que lxs expertxs aún no saben suficiente sobre los efectos potenciales de la marihuana, lo mejor sería evitar completamente el marihuana durante el embarazo. No existen formas de bajo riesgo para su consumo. Si de todas formas y a sabiendas de los riesgos eliges consumirlo, Morgan insta a que hagas un análisis de laboratorio del cannabis y te asegures que esté libre de contaminantes, incluyendo microbios, pesticidas, solventes, aditivos y metales pesados. La marihuana debe tener una certificación de laboratorios de buena reputación sobre su contenido de cannabinoides. Y, para evitar daños a los pulmones del feto, es mejor vaporizar la flor que fumar o vaporizar concentrados. Además, es probable que el THC sea responsable de muchos de los riesgos asociados con el uso de cannabis en el embarazo. El uso de productos con bajo contenido de THC podría ser menos dañino.

Darjania recomienda que las personas embarazadas que no estén dispuestas a dejar el cannabis por completo, al menos minimicen su uso. “Si la abstinencia completa no es posible, entonces se debe aconsejar a las personas que reduzcan el consumo regular de marihuana durante el embarazo, ya que la evidencia actual indica que el consumo diario de cannabis está fuertemente asociado con resultados neurológicos adversos”.

Contenido relacionado: Harvard Explica los Efectos de la Marihuana en la Salud

Este explicativo esboza una conversación sobre el uso de cannabis y el embarazo. De ninguna manera pretende ser leído como un texto médico. Siempre consulta antes con unx profesional o médicx de confianza.

Vía Weedmaps, traducido por El Planteo.

Foto: Garon Piceli vía Pexels

WeedMaps Español

ACERCA DEL AUTOR

El popular sitio WeedMaps nos comparte su contenido.

El equipo de El Planteo lo traduce y adapta para tí.

También puede interesarte

Inversiones Cannabis COVID-19
aborto argentina