marihuana ginecología

Cannabis

¿Es Posible Usar Marihuana Para Mi Salud Ginecológica?

Por Weedmaps

¿Es Posible Usar Marihuana Para Mi Salud Ginecológica?

✍ 28 julio, 2020 - 09:05

Alrededor de 1.011 mujeres fueron encuestadas en todo el territorio de los Estados Unidos. Lxs investigadores descubrieron que dos tercios de las encuestadas dijeron haber consumido productos a base de marihuana. Mientras tanto, más de un tercio de ese sector afirmó haberlos utilizado frecuentemente para tratar cuestiones de ginecología.

La encuesta, realizada por la Universidad de Salud y Ciencias de Oregon (OSHU) en Portland, también puso en manifiesto que el 63% de las encuestadas que nunca habían consumido cannabis dijeron que considerarían la posibilidad de utilizarlo para una afección ginecológica.

Contenido relacionado: Menstruación y Marihuana: Usar Cannabis para Aliviar los Síntomas Menstruales

El estudio, llamado “Patrones y Tendencias Hacia el Consumo de Cannabis en la Salud de la Mujer”, publicado en Obstetrics and Gynecology por Wolters Kluwer el 5 de mayo de 2019, podría proporcionar una profunda comprensión de la forma en que el marihuana ayudaría a tratar una amplia variedad de afecciones que competen a la ginecología.

“He evaluado a más de 15.000 pacientes en mis 11 años como especialista en cannabis y he tratado también a un buen número de mujeres que usan el cannabis para condiciones ginecológicas como dolor pélvico, endometriosis y dispareunia (relaciones sexuales dolorosa”, dijo la doctora Bonni Goldstein, directora médica de Canna-Centers, un servicio de evaluación de marihuana medicinal en Lawndale, California.

Las perspectivas de las pacientes

Los resultados del estudio tampoco sorprendieron a Sondra Gayhart de Ironton, Ohio, una ciudad cerca de la frontera con Kentucky que tiene una población de unos 11.000 habitantes.

“Hace exactamente 14 años, cuando me desmayé en el partido de béisbol de mi hijo y posteriormente me enteré que tenía cáncer de cuello uterino en fase 3B, lxs médicxs querían hacerme una histerectomía completa y yo me negué ”, dijo Gayhart, que antes era trabajadora de cuidados de salud a domicilio.

En un principio, lxs doctores le dieron a Gayhart un 35% de posibilidades de sobrevivir a su cáncer de cuello de útero y le aconsejaron prepararse para el final de su vida.

Contenido relacionado: Nuevo Estudio Clínico Analiza el CBD para el Alivio del Dolor Menstrual

“Mientras me sometía a la radiación y a la quimioterapia, empecé a escribir mis pensamientos en un diario para luego dejárselo a mi hijo”, explicó. “La realidad es que supuse que iba a morir”.

El tratamiento de radiación le causó estragos en la tiroides y los huesos, provocándole fibromialgia, un trastorno crónico que causa dolor y fatiga muscular generalizada. La quimioterapia, por otro lado, tuvo un efecto devastador en su apetito, sus patrones de sueño y su capacidad de concentración.

“Estaba desesperanzada cuando me recomendaron que pruebe con cannabis, así que empecé a medicarme de inmediato. Después de la primera pitada, cerré el diario para mi hijo y nunca miré atrás”, dijo Gayhart. “El cannabis me ayudó con casi todos mis síntomas, incluyendo mi espíritu y actitud. Puedo decir honestamente que me salvó la vida”.

Condiciones difíciles de tratar

Ashley Kowalski, de 25 años, que vive en Ohio, EEUU, tuvo una experiencia similar a la de Gayhart.

Mientras estaba embarazada de su hijo, que ahora tiene 4 años, Kowalski desarrolló Hiperémesis Gravídica. Este raro trastorno afecta a aproximadamente 194.000 mujeres estadounidenses por año. Produce efectos secundarios que incluyen náuseas, vómitos y pérdida de peso severa. “Mucho peor y más peligroso que las náuseas matutinas normales”.

También se le diagnosticó el Síndrome de Ovario Poliquístico, un trastorno hormonal que causa numerosas complicaciones como presión arterial alta, daño hepático, apnea del sueño, depresión, cáncer de útero y endometriósis.

Pero Kowalski tenía experiencia con el cannabis medicinal, ya que en el 2012 se había convertido en la cuidadora de su marido, un veterano de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en la guerra con Irak, quien en ese entonces sufría un trastorno de estrés postraumático.

Contenido relacionado: ¿Puede el CBD Interactuar con mis Anticonceptivos?

Enferma la mayor parte del tiempo, Kowalski tenía miedo de perder a su bebé, pero también le era imposible seguir las indicaciones de sus médicos. Aunque le sugirieron que tomara hormonas, no podía hacerlo debido a su trastorno bipolar, además de tener una afección cardíaca y una predisposición genética al cáncer de mama y de cuello uterino.

“Ambas condiciones amenazaban mi embarazo, que nunca hubiera soportado si no hubiese sido por el cannabis”, dijo Kowalski.

Kowalski expresó un suspiro audible antes de continuar.

“Ahora tengo endometriosis, que es crónica y dolorosa. Uso parches de cannabis, aceites y elaboro comestibles para tratarla”.

Kowalski no es la única que elige el cannabis para tratar la endometriosis.

¿Qué nos dice la investigación adicional?

La endometriosis es un problema de salud muy común para las mujeres. Lxs investigadores dicen que más de 6,5 millones en los Estados Unidos sufren de endometriosis. Es una condición dolorosa en la que el tejido que recubre el interior del útero crece en otra parte del cuerpo, causando un fuerte dolor pélvico e infertilidad en hasta el 30% de las mujeres. En todo el mundo la endometriosis afecta a unos 176 millones de mujeres durante sus años reproductivos, y se estima que 1 de cada 10 mujeres la padecen.

En una encuesta realizada en Australia en la que participaron 484 mujeres con endometriosis, se comprobó que las que consumían cannabis presentaban una reducción del dolor y evitaban los brotes agudos. El estudio se publicó en la revista BMC Complementary and Alternative Medicine en Enero del 2019.

Contenido relacionado: Porro y ‘Problemas Vaginales’: la Historia de Lara Parker, su Endometriosis y el Cannabis

A pesar de estos hallazgos en apoyo del cannabis medicinal, el remedio más comúnmente sugerido para el autocontrol del dolor de la endometriosis son los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) de venta libre, como el Ibuprofeno, la Aspirina y el Naproxeno. Goldstein ha llamado a esta práctica “ridícula”, considerando sus efectos adversos en relación al hecho de que la endometriosis es una condición crónica.

“No hay duda de que la mayoría de las pacientes se benefician con el uso de los cannabinoides – tanto del CBD (cannabidiol) y del THC -, principalmente efectivos en el alivio del dolor y más seguros que los productos farmacéuticos recomendados para la endometriosis”, dijo Goldstein. “Usar drogas peligrosas en lugar de una planta curativa no tóxica es simplemente ridículo”.

En el presente se siguen realizando numerosos estudios para ver el impacto de la marihuana en la ginecología y la salud en general. La mayoría de ellos están resultando positivos. Habrá que esperar para ver qué es lo que sigue.

Vía Weedmaps, traducido por El Planteo. 

Imagen: Polina Zimmerman

WeedMaps Español

ACERCA DEL AUTOR

El popular sitio WeedMaps nos comparte su contenido.

El equipo de El Planteo lo traduce y adapta para tí.

También puede interesarte

Dtoke
Cannabis Tecnología - Imagen por Ilona Szentivanyi. Todos los derechos reservados a El Planteo y Benzinga.