ENG 🇬🇧
make love not porn

Destacadas

Una Plataforma Sexual con Cuerpos Reales: Hablamos con Cindy Gallop, Creadora de Make Love Not Porn

Por Hernán Panessi

Una Plataforma Sexual con Cuerpos Reales: Hablamos con Cindy Gallop, Creadora de Make Love Not Porn

✍ 4 diciembre, 2021 - 15:02



Originalmente publicado en #TonightTonight 

Las pieles vuelan, los clics laten. Entre otras cosas, los caireles de Internet han regado kilómetros y kilómetros de pornografía. Dentro de esa escenificación (que es, en esencia, cine), hay una corriente menos acartonada, más suelta, cruda y real: el sexo amateur.

Con la democracia de la tecnología, la avanzada de las cámaras de fotos y la popularización radical de la banda ancha, los cuerpos y las anatomías habituales fueron tomando la posta de una genitalidad que necesitaba oxigenarse.

Contenido relacionado: Entrevista a las Creadoras de Acabar: el Podcast Argentino sobre Orgasmo Femenino

Y bajo esa tónica, el grito de la publicista y empresaria británica Cindy Gallop: “Hacé el amor, no el porno”.

Desde su charla TED (Make Love, Not Porn), su libro (Make Love Not Porn: Technology’s Hardcore Impact on Human Behavior) y su plataforma Make Love Not Porn (makelovenotporn.tv), Gallop discute sobre el impacto que el XXX tiene en nuestra vida sexual. Y, por si fuera poco, tomando esa punta del ovillo, intenta cambiar las cosas.

En Make Love Not Porn, una plataforma colaborativa que funciona como una red social donde usuarios suben su propio material, se borran los estigmas del sexo real y se alejan de aquella construcción que entendemos y conocemos por pornografía industrial.

“Igualmente, Make Love Not Porn no es anti-porno”, reconoce Cindy Gallop al teléfono desde Nueva York, Estados Unidos.

—¿Cómo surge la idea de la plataforma?

—Fue un accidente, no tuve la intención de inventarla realmente. Vino de una experiencia personal, de salir con hombres más jóvenes que yo, hombres de 20 años.

—¿Cuántos años tenés?

—Tengo 57 años.

Contenido relacionado: Marihuana, Sexo y Redes Sociales: la Eterna Batalla

—¿Y por qué saliste con hombres mucho más jóvenes que vos? ¿Buscaste hacerlo o simplemente se dio así?

—Todo en mi vida y en mi carrera pasó por accidente. Empecé a salir con hombres más jóvenes por accidente. Tenía una agencia de publicidad y nos pidieron una campaña para un sitio de citas por Internet. En publicidad, cuando te contratan tenés que probar el producto o servicio para entenderlo, entonces me armé un perfil en este sitio y me respondió una gran cantidad de hombres jóvenes. La verdad es que jamás lo había considerado como una posibilidad para conocer gente y al final no estuvo tan mal. En realidad, yo nunca quise casarme, nunca quise tener hijos, no estaba buscando pareja y realmente espero morirme sola. Entonces, me di cuenta de que salir con hombres más jóvenes para solo tener sexo era una muy buena opción.

—¿Y qué es Make Love Not Porn?

—Make Love Not Porn no es porno pero es muy importante destacar que tampoco es anti-porno.  El problema no es el porno, el problema es que no hablamos de sexo en el mundo real. Entonces, esta plataforma de sexo social, existe para hacer más fácil este asunto y discutir sobre sexo y nuestra sexualidad tan fácilmente como compartimos cualquier otra cosa de nuestras vidas en Facebook.

Contenido relacionado: Masturbación, Autoerotismo y Marihuana: una Charla con Ashley Manta

—Hablamos de sexo en todos lados menos en las redes sociales. A la sazón, ¿cómo ves esta censura, por ejemplo, de los pezones femeninos en Instagram y Facebook?

—Lo que intento hacer con Make Love Not Porn es hablar más fácil de sexo en el mundo real y la razón por la que es importante es porque, por un lado, no hablamos de sexo públicamente, no lo hablan los padres con los hijos, ni los maestros con sus alumnos en las escuelas y tampoco hablamos de sexo abierta y honestamente en nuestra vida privada, en nuestra intimidad, con nuestras parejas. Al no hacerlo, todos somos muy inseguros a la hora de tener intimidad con otra persona. Los egos sexuales son muy frágiles por lo que la gente no habla de sexo con las personas que tienen sexo mientras están teniendo sexo, porque en esa situación preocupa decir algo acerca de lo que está pasando porque se pueden llegar a lastimar los sentimientos de la otra persona. Se puede llegar a arruinar el encuentro o incluso la relación, pero al mismo tiempo queremos complacer a la otra persona. Todos queremos ser buenos en la cama, aunque nadie sepa realmente qué significa o qué implica eso. Entonces, evaluamos nuestro conocimiento sobre cómo hacerlo de la manera que sea. Y el único conocimiento que tenés lo adquiriste del porno porque tus padres no te hablaron de eso y en la escuela tampoco te hablaron de eso. Make Love Not Porn nace también por esta necesidad de intercambiar conocimientos.

—¿La plataforma es gratuita o hay que pagar alguna membrecía?

—Es gratis hacerse miembro, pero para alquilar los videos por tres semanas se pagan $5 dólares y la mitad del dinero recaudado va para nuestros contribuyentes, las personas que protagonizan esos videos. Nosotros somos parte del consumo colaborativo como Uber o Airbnb y queremos que los protagonistas de esos videos sean capaces de beneficiarse del placer que le genera a otras personas ver sus videos. Queremos que algún día ellos lleguen a ser tan famosos como lo son los youtubers, por las mismas razones, porque son personas reales y auténticas. Y nos encantaría que puedan llegar a hacer mucho dinero, que un día sus videos lleguen al millón de alquileres a $5 dólares cada uno y que puedan recibir la mitad de ese dinero. Somos la respuesta a la economía tradicional.

Contenido relacionado: ¿Qué Importancia Tiene el Porno para OnlyFans?

Make Love Not Porn: Historias de sexo de gente común

Entretanto, los usuarios de Make Love Not Porn no se comportan como actores porno ni emulan los movimientos y las destrezas de las leyendas del mete y saca. Aquí y ahora, se trata de personas normales teniendo sexo como personas normales.

—Dentro de la plataforma, ¿cómo funcionan las etiquetas de búsqueda e identificación de sub-géneros y preferencias sexuales? ¿Funcionan igual que en los sitios porno o tienen sus propios parámetros?

—La respuesta corta es: no, no funciona de la misma manera. Nuestra plataforma funciona como Facebook. Lo que hacemos es darle la posibilidad a las personas de que hagan exactamente lo que hacen en cualquier otra red social, que compartan momentos espontáneamente mientras está pasando, así sea desprolijo y divertido. Por no hablar de sexo abiertamente no tenemos un lenguaje socialmente aceptable para hacerlo. Y cuando necesitamos decir algo sobre sexo y no tenemos palabras para hacerlo. Por eso, el lenguaje del porno se filtra y llena esos vacíos y ahí está el problema porque el lenguaje del porno es masculino. Por ejemplo, la persona que acuñó el término finger blasting no tiene vagina, porque si tenés vagina y escuchás esa palabra es completamente desagradable. La persona que inventó el término ass railed jamás pasó por esa experiencia. Espero que existan los equivalentes en español para que se entienda de lo que estoy hablando, pero el punto es que creamos un lenguaje completamente nuevo y divertido que podemos usar sin que nos avergoncemos de las cosas que decimos y que nos posibilita hablar de sexo en la vida real de una manera diferente. Nosotros somos muy creativos a la hora de crear etiquetas. Por ejemplo, nuestra etiqueta para sexo anal, no lo concebimos desde la persona que lo realiza, sino de la persona que lo recibe, así que nuestra versión de sexo anal es auch auch auch… pará.

Contenido relacionado: Antuanette Gómez, la Joven Empresaria en la Intersección de la Marihuana y la Salud Sexual

—¿Cuál fue la última búsqueda de porno que hiciste en Internet?

—Como todos los enteprenenur, construí una plataforma para ver el tipo de sexo que a mí me gusta. Entonces, apuntamos a sexo real, entre personas comunes. Y, para serte honesta, ahora que creamos la plataforma, casi que no miro porno porque realmente me gusta más el tipo de contenido que mostramos nosotros. El último que vi fue un compilado que hicimos de una pareja, Monkey y Tabby, que llevan cuatro años de casados. Y hace cuatro años que son contribuyentes de Make Love Not Porn, así que hicimos una edición especial de ellos. Lo interesante de esta pareja en particular es que hace tanto que están en el sitio que uno va viendo cómo se va desarrollando su relación, cómo va cambiando su apariencia y cómo se desarrolla la vida sexual de este matrimonio. Los invito a todos a formar parte de la plataforma y a subir material a la misma para que compartir su vida sexual con todos.

Foto vía YouTube

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.


Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

Hernán Panessi

ACERCA DEL AUTOR

Hernán Panessi, editor periodístico en El Planteo, es un periodista especializado en cultura joven. Escribe en las revistas InfoTechnology, Rolling Stone, THC y Lento. Además, en Página/12, El Planeta Urbano, El Cronista y en el periódico uruguayo La Diaria. Colaboró para Revista Ñ, Clarín, La Nación, La Cosa, Playboy, Haciendo Cine, Billboard, Los Inrockuptibles, Forbes, VICE, Benzinga, High Times y Yahoo, entre otros.

Hernán escribió los libros Porno Argento! Historia del cine nacional Triple X, Periodismo pop, Una puerta que se abre y Rock en Español. Fue docente en el Centro Cultural Rojas (UBA) donde dictó talleres de periodismo. Además, es programador de la sección VHS del Festival Internacional de Cine de Valdivia, en Chile.

Conduce FAN, programa periodístico sobre cultura, sociedad y vida moderna. Por su parte, también condujo en las FM Delta 90.3 y Nacional Rock 93.7. Asimismo, fue columnista en La Once Diez y Metro 95.1.

También puede interesarte

nueva york aeropuertos marihuana
zengo shiba inu
nicki nicole plegarias
gamestop nft ethereum