empresas cannabis impuestos

Cannabis

EEUU: ¿Por Qué Pagan Tantos Impuestos las Empresas de Cannabis? Por Culpa de un Traficante de los 70s (y del Gobierno, Obvio)

EEUU: ¿Por Qué Pagan Tantos Impuestos las Empresas de Cannabis? Por Culpa de un Traficante de los 70s (y del Gobierno, Obvio)

✍ 22 July, 2023 - 15:05

Por Jeremy Berke

Las empresas de cannabis pagan una pesada carga fiscal. Si estás a cargo de una, o eres empleado de una, ya lo sabes. Pero, ¿cuántos impuestos adicionales pagan las empresas de cannabis?

Según un informe de mayo de Whitney Economics, la cifra asciende a USD 1.800 millones. En otras palabras, son USD 1.800 millones más que las empresas de tamaño similar que no producen cannabis.

De más está decir que es difícil ganar dinero en esta industria. Entonces, ¿cuál es la razón?

Contenido relacionado: Impuestos al Cannabis: ¿Cómo Debe EEUU Abordar la Reforma Fiscal? Experto da Tres Enfoques

La culpa es de un tipo llamado Jeffrey Edmondson quien intentó vencer al sistema. Y obviamente, la culpa es del Congreso.

Pero en realidad es una historia de cómo se hacen las “leyes reaccionarias”, y cómo persisten durante décadas a pesar de que la mayoría no tiene sentido.

¿Qué ocurrió con Jeffrey Edmondson?

Edmondson, de Minneapolis, era “autónomo en el comercio” de la venta de cocaína, metanfetamina y marihuana, de acuerdo con documentos judiciales y periódicos antiguos que estudiamos minuciosamente para contar esta historia.

Su negocio no se trataba de una pequeña operación callejera. En 1974, su proveedor, Jerome Caby, le proporcionó 1.100.000 pastillas de anfetamina, 45,35 kg de marihuana y 370 gramos de cocaína, según los documentos.

Como la mayoría de lxs traficantes de drogas, Edmondson no llevaba su contabilidad. Eso sería estúpido. Su comercio, por supuesto, era totalmente ilegal. El Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) se dio cuenta.

Contenido relacionado: EEUU: Por Qué el Servicio de Impuestos se Beneficiaría de la Legalización del Cannabis

A raíz de una evaluación de riesgo, que es la forma que tiene la IRS de determinar si alguien oculta ingresos imponibles, se le pidió que reconstruyera su declaración impuestos para incluir el dinero que ganaba vendiendo drogas.

Así que él hizo lo que haría cualquier otro empresario autónomo. Intentó contabilizar sus gastos para poder deducirlos de su ahora onerosa factura fiscal:

  • Calculó que su costo total de los bienes vendidos (COGS, por sus siglas en inglés), un término contable que indica cuánto paga una empresa por los productos que vende, rondaba los USD 105.300.
  • Condujo 46.000 km, de los cuales calculó que dos tercios eran por “trabajo”. Hizo un viaje de negocios a San Diego, pagó USD 250 por el pasaje de avión y USD 200 por “comida y entretenimiento”.
  • Compró una balanza de USD 50 para pesar su mercadería, pagó unos USD 200 por el embalaje de las drogas y otros cientos de dólares por llamadas telefónicas de larga distancia.
  • Por último, pagó USD 2.360 por su departamento, que consideraba su único lugar de trabajo. (Que lo fuera o no es una parte graciosa de la opinión del juez).

Se conformó con intentar deducir unos USD 30.000 en drogas, además de los otros gastos. A la IRS le pareció mal y le prohibió hacerlo.

Edmondson no iba a aceptarlo. Llevó su lucha por pagar menos impuestos por vender drogas al Tribunal Fiscal. El Tribunal Fiscal, quizá de forma imprevisible, se puso de parte de Edmondson en el caso. Se le permitió deducir los USD 30.000.

Hay que reconocer que Edmondson fue muy sincero, al menos después de la evaluación. Al juez le gustó su honestidad.

El resultado de la batalla legal de Edmondson versus el Sistema

La naturaleza del papel del demandante (Edmondson) en el mercado de la droga, junto con su comparecencia y franqueza en el juicio, nos hacen creer que fue honesto, franco y sincero en su reconstrucción de los ingresos y gastos de sus actividades ilegales en el ejercicio fiscal de 1974.

Contenido relacionado: USD 10 Mil Millones en Impuestos de Cannabis en EEUU: A Dónde Va el Dinero de la Marihuana Legal

Sin embargo, no fue un final feliz para Edmondson. Puede que ganara el juicio, pero perdió la batalla.

En un juicio penal posterior, Edmondson fue condenado a cuatro años de prisión por posesión de cocaína con la intención de distribuirla.

Entonces, ¿por qué Edmondson tiene la culpa de la pesada carga fiscal para las empresas de cannabis?

Así que, de nuevo, ¿por qué las empresas de cannabis pagan tantos impuestos adicionales, y qué tiene que ver con este caso?

Se podría decir que la culpa es de una sección del código tributario federal llamada 280E. Ese código fue aprobado por el Congreso en 1982 en respuesta a la sentencia del Tribunal Fiscal en el caso de Edmondson.

La norma prohíbe a las empresas que venden sustancias controladas de la Lista I o II, como cannabis o cocaína, deducir los gastos comerciales habituales. Estos pueden ser tan simples como material de oficina o nóminas.

En términos más concretos, la 280E obliga a las empresas de cannabis a pagar impuestos federales sobre los ingresos brutos, no sobre la cifra inferior de ingresos netos una vez deducidos los gastos.

Contenido relacionado: California Podría Duplicar sus Ingresos Fiscales por Cannabis si Eliminara los Impuestos al Cultivo

Eso significa que todos los ingresos que generan las empresas de cannabis están sujetos a impuestos. Quizá sea la única industria cuasi legal del mundo en la que ocurre esto. Esa carga fiscal adicional se come los márgenes operativos, ya de por sí escasos, de las empresas cannábicas, que ya compiten con el mercado ilícito no sujeto a impuestos y con el descenso del precio al por mayor del cannabis en muchos estados. Las deducciones fiscales existen como una cuestión de “benevolencia legislativa”, pero no para el cannabis.

El Tribunal Supremo dictaminó en 1992 que las deducciones fiscales para las empresas son cuestión de “benevolencia legislativa”, según el Servicio de Investigación del Congreso.

Evidentemente, el Congreso de 1982 no previó la situación actual, en la que el cannabis es legal en 23 estados y en algunas de las ciudades más pobladas y económicamente poderosas de Estados Unidos, como Nueva York, Los Ángeles, Boston y Chicago.

Ahora depende del Congreso aprobar una norma para deshacerse de la 280E si quieren ayudar a la industria del cannabis a mantenerse a flote. Aunque se han propuesto varios proyectos de ley en este sentido, ninguno ha conseguido convertirse en ley.

Pongamos otra cifra al problema de la 280E. Los estados han recaudado más de USD 15.000 millones en impuestos legales sobre el cannabis desde 2014, según un informe de la organización sin fines de lucro Marijuana Policy Project.

Contenido relacionado: Ingresos Fiscales por Cannabis en EEUU: Se Recaudaron USD 15.100 Millones Desde la Legalización

Que sepamos, nadie ha calculado esa cifra sin la 280E. Pero es seguro decir que será mucho menor que USD 15.000 millones. Si tienes un poco de idea sobre los incentivos, bueno, no hay mucha motivación para reformar la 280E.

Mientras el cannabis siga siendo una droga de la Lista I o II, y sabemos lo difícil que es conseguir que se apruebe la legislación de reforma del cannabis, la 280E seguirá en vigencia. Y mientras la 280E esté en vigor, el gobierno federal seguirá recaudando muchos más impuestos de la industria del cannabis que de otras industrias de tamaño similar.

Por lo tanto, la estratagema de un traficante de drogas para deducir sus gastos de negocio a mediados de los ’70 todavía se cierne sobre la industria del cannabis en la actualidad.

Perdónenos el sarcasmo, pero seguro que el Congreso lo arreglará.

Este es un artículo del boletín Cultivated de Jeremy Berke. Suscríbete ahora para no perderte el próximo.

Vía Benzinga, traducido por El Planteo

Más contenido de El Planteo:

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.



Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

El Planteo

ACERCA DEL AUTOR

También puede interesarte

Cannabis y Finanzas - Imagen por Ilona Szentivanyi. Todos los derechos reservados a El Planteo y Benzinga. gráfico viridian
anmat laboratorios cannabis
village farms
CBD Alemania