Harmless

Cultura

Exclusivo: Harmless (antes Twin Cabins) Nos Deja su Nuevo Single

Por El Planteo

Exclusivo: Harmless (antes Twin Cabins) Nos Deja su Nuevo Single

✍ 11 mayo, 2020 - 15:03

La vida tiene muchas vueltas. A todxs nos pasan cosas impactantes y nos recomponemos. A veces no nos pasa nada, a veces nos pasan cosas serias. Y seguimos adelante. Es parte de la experiencia de estar vivxs.

Pero no a todo el mundo le pasan cosas como al músico y productor mexicano Harmless (@YoSoyHarmless).

Hace tres años, cuando su carrera comenzaba tomar impulso, sufrió un grave accidente. Una mañana, un conductor borracho lo atropelló cuando iba a trabajar en bicicleta. Sufrió numerosas heridas, como fracturas en la espalda, la cadera, la cara y las piernas. No sabía si podría volver a caminar, pero eventualmente lo logró. Esa experiencia le sirvió para redefinir su arte, y para redefinirse como persona.

Hoy se encuentra componiendo, recientemente comprometido al amor de su vida, y aislándose preventivamente, como la mayoría del mundo. Este 11 de mayo, Harmless lanza su nuevo single, ‘Notice Me,’ compuesto en medio de la cuarentena para su prometida.

A falta de encuentro, hicimos una llamada bien larga con él para que nos contara un poco sobre este nuevo single, sobre su música, sobre su trágica experiencia y sobre cómo la marihuana lo ayudó a recuperarse.

Surfear, pero en internet

Harmless nació bajo el nombre de Nacho Cano, en Ciudad de México

Comenzó a interesarse por la música luego de que su familia se mudara a los Estados Unidos, cuando él tenía diez años. Según cuenta, en San Diego, California, no había mucho para hacer más que surfear o ir a la escuela – actividades que no despertaban particularmente su interés.

Así fue que se enganchó con la música.

Con el paso del tiempo, comenzó a darse cuenta de que podía interesarle más que sólo escucharla: “Me puse a pensar: esto lo puedo hacer yo. Yo puedo hacer la música que yo quiero escuchar. Yo quiero intentar hacer eso”.

Contenido relacionado: Cannabis, Aislamiento y Creatividad: Charlamos con Bandalos Chinos

Éstas eran las bellas épocas de antaño donde la música comenzaba a circular por internet. Nacho no conocía suficiente gente como para formar una banda, pero supuso que eso a la internet no le importaba.

Entonces comenzó a grabar música por su cuenta y a subirla en línea bajo el nombre de Twin Cabins, “vendiendo la idea de que era una banda”.

Para su sorpresa, en el primer año de su carrera hubo gente que mostró interés en su música. Pero Nacho no sabía cómo reaccionar a esto: “Es como que me dio pena (vergüenza), o miedo. No tocaba nada en vivo, no aparecía para nada, no me gustaba platicar con nadie… Porque para mí siempre fue como mentira, (el hecho de que) a la gente le gustaban mis cosas. Me sentí como un impostor, como con imposter syndrome”.

Y sí, a muchxs nos ha pasado.

Pero fue ahí cuando se dio cuenta de que era ahora o nunca: si quería tener una carrera, tenía que tomársela en serio. Así que se enfocó en grabar y terminó sacando un disco.

Pero su pesimismo inicial continuaba acompañándolo: “Siempre piensas que lo que pasó nunca va a pasar otra vez, como cuando te enamoras: ya nunca va a volver a pasar, nadie me va a volver a querer… me pasó  lo mismo con este disco. Y salió y yo era joven y medio pendejito. Pensaba que porque no había salido en Pitchfork no valía la pena, era una mierda, yo era un fracaso”.

Nacho cuenta que luego de eso se distanció un poco de la música, hasta que dejó a su novia de la universidad. Decidió que la mejor manera de lidiar con sus emociones y de sacarlas para afuera era seguir creando música. Así nació su EP llamado ¿A dónde vas?

Éste fue un momento muy importante, en el que comenzó a cantar en español y enfocarse en la producción. Buscó representación y discográficas, y nos compartió que este proceso le resultó muy terapéutico. Su corazón roto estaba sanando. Consiguió firmar un contrato con una compañía de management. Todo parecía ir de bien en mejor.

Hasta que un conductor borracho se lo llevó puesto.

Hay que saber subir y bajar

“Me atropelló a 80 kilómetros por hora, volé más de media cuadra. Me rompió las piernas, me rompí la cadera, la espalda, me tuvieron que reconstruir la cara. Yo ni siquiera sabía si iba a poder caminar otra vez. Casi me muero.”

Contenido relacionado: ‘El Porro me Hace Vomitar’: Alice Moon, Su Misteriosa Enfermedad y el Odio que Recibe por Ella

Nacho confesó que por un tiempo perdió toda fuerza para hacer algo con su vida. Y con mucha razón. Eventualmente un amigo le prestó un teclado y volvió a enfocarse en la música, aunque parado desde otro lado, con otra perspectiva. Sentía que el hombre que escribía llorando sobre su ex se había muerto. Pero no estaba muy seguro de quién quedaba en su lugar: “Yo me sentía raro, trataba de volver a descubrir quién era. ¿De qué se trata la música? ¿Por qué hago lo que hago?”.

Fue durante esta época que compuso su EP Condiciones, que fue lanzado el año pasado. También contó que mientras trabajaba en este EP se puso a “dibujar obsesivamente las escenas de (su) accidente”.

Aquí es cuando Nacho entró en una nueva etapa, tanto en lo personal como en lo musical, que suelen estar entrelazados. Entendió que la música no tenía que tratarse de una expresión narcisista y solitaria, que sólo alimenta al ego.

Evidencia de esto es que no ostenta muchxs seguidorxs en sus redes sociales, pero tiene una tremenda base de fans en Spotify. Algunxs de ellxs lo siguen desde las épocas de Twin Cabins, y Nacho intenta cultivar una relación con ellxs. Tienen un lugar muy importante en su corazón y en su vida: “La vida es corta y yo casi la perdí. Ya no quiero pensar en eso, ahora quiero pensar en lo mucho que quiero. Quiero convivir con la gente, platicar con ellos, y estar con mis amigos y con mi familia. Y aunque no tengo tantos seguidores en Instagram, me mandan mensajes y siempre les mando respuesta. Platico con ellos”.

Contenido relacionado:  Hablamos con el Ex-Presidente Vicente Fox: México Podría Exportar Cannabis

Más tarde se volvió a enamorar, lo cual terminó de cimentar esta nueva perspectiva: “Descubrí que la música es divertida y que es una buena forma de expresarse. Es una forma de incluir a la gente y traerla junta. Para mí ya no se trata de ganar premios, sino de ganar una plataforma para poder darle a la gente en mi vida más tiempo y más amor. O sea, es como libertad”.

Considerando todas estas experiencias, cercanas a la muerte y cercanas a la libertad, nos preguntamos si Nacho había tenido alguna relación con la marihuana durante las intensas vueltas de su vida. Y efectivamente no nos equivocamos al asumir que sí: “Yo fumo mota, especialmente para el dolor”, nos contó.

La historia completa de Nacho y la marihuana, la semana próxima en El Planteo.

La muerte del Casanova

Hoy en día Nacho se encuentra en su casa, aislado con su prometida, fumando mota y componiendo. Y como Harmless, está a punto de sacar un nuevo single, Notice Me, que escribió durante esta cuarentena.

Le preguntamos sobre su inspiración y sobre su proceso. Nos contó que su intención era escribir una canción sobre el amor, que fuera universal. Que no se tratara sólo de él y de sus dolores, sino algo con lo que muchxs pudieran sentirse identificadxs. Así que tomó inspiración de sus sentimientos cuando estaba a punto de proponerle matrimonio a su novia.

Durante la cuarentena, él y un grupo de amigxs se propusieron escribir una canción por semana, para luego compartirla. Pero Nacho se encontraba bloqueado, atascado en unos demos que no había terminado todavía. Así que utilizó un excelente método contra el bloqueo: borrón y cuenta nueva. Decidió que quería hacer una canción que sonara noventosa, y que se tratara del amor, porque él acababa de comprometerse con el amor de su vida.

Contó que se inspiró fuertemente en el concepto del disco Death Of A Ladies’ Man de Leonard Cohen. “Porque él escribió ese disco cuando se iba a casar, yo me puse a pensar: mi personaje cuando estoy en el escenario es de un ladies man, pero yo me voy a casar, voy a hacer performances con un anillo. ¿Cómo puedo cantar una canción desde la perspectiva de alguien para quien esta etapa de su vida está terminada? ¿Qué pasa cuando el Casanova se enamora?

Por esto se enfocó en el sentimiento del Casanova que ya no quiere seguir siéndolo. Explicó que la letra de Notice Me comienza con este personaje rechazando a sus amantes anteriores: se acabó; por fin se enamoró. Y luego va a su enamorada y le pide que lo vea, que note su presencia… y ella no lo hace. La idea es enfatizar esa contradicción: “Yo quiero ser el que tú quieres… Pero esa persona no te ve, entonces dices ‘por favor, veme, ¿no te quieres enamorar conmigo? ¡Soy el Casanova! ¡Cómo no te quieres enamorar con el Casanova, con el más amante de todo el mundo?’”.

La gracia también es burlarse de este personaje, este Don Juan que cree que sus amantes tienen el privilegio, o la suerte de estar con él. Y de la dicotomía que implica que este Casanova se enamore y que el objeto de su deseo no le dé ni la hora, cuando tantas otras lo han hecho. “Fue como una canción mitad chiste y mitad seria”, dijo.

Hoy Nacho Cano tiene la inmensa suerte de estar vivo, de estar a punto de casarse, de poder conseguir mota legal, de vivir de lo que ama y de que a la gente le gusta lo que hace. Y está muy consciente de eso, y de lo mucho que lo han hecho crecer sus experiencias: “Cuando eres joven, te piensas que vas a ganar el premio Oscar, o el Grammy. Te ves en el espejo y usas el peine con un micrófono y te dices: ‘Yo soy el héroe de mi historia’. Pero la vida es más grande que eso y a veces no eres el personaje principal en tu historia, a veces no eres el personaje principal en tu propia carrera. Pero eso no significa que no puedes ser feliz”.

Ahora sí, el nuevo tema:

Artículo por Marian Venini y Javier Hasse.

Foto: Olivia Joy. Cover art: Brian Smee.

El Planteo Logo Negro

ACERCA DEL AUTOR

El equipo de El Planteo. Información madura para un mundo verde.

También puede interesarte

Israel Cannabis
Pharmacielo
paz musica
Romance en el Espectro del Autismo