amigo invencible

Cultura

‘Nada de Golpes Bajos’: Hablamos con Mi Amigo Invencible sobre el Estreno de ‘Suavemente Entusiasmada’

‘Nada de Golpes Bajos’: Hablamos con Mi Amigo Invencible sobre el Estreno de ‘Suavemente Entusiasmada’

✍ 30 octubre, 2020 - 15:12

Hace 13 años, la provincia argentina de Mendoza dio a luz a la versión 1.0 de Mi Amigo Invencible. Su aparición coincidió con la llegada de la segunda ola del rock indie en el país, compuesta por jóvenes en sus veintis con ganas de repartir amor. Sin embargo, de los pequeños conglomerados musicales -entre discípulos y contemporáneos a Él Mató- que comenzaron a inundar la escena, sólo algunos sobreviven en la actualidad. Tal es el caso de MAI.

Contenido relacionado: Cannabis, Aislamiento y Creatividad: Charlamos con Bandalos Chinos

En el 2000, la banda se bajó de los escenarios mendocinos, se subió a una combi y partió rumbo a Capital Federal. Durante años se curtieron en el under, tocando en locales chicos pero llenos de espíritu, como el Salón Pueyrredón y el (original) Centro Cultural Matienzo. Horario habitual: 5 am.

Persiguiendo el sueño, los jóvenes entusiastas brindaron shows frente a grupos de desconocidos y contadas caras familiares. Con el tiempo, las miradas pasaron a ser cada vez menos ajenas. Y los recintos, a estar cada vez más llenos.

Hoy, la banda -de cuyo elenco original sólo prevalecen los fundadores, Mariano Di Césare, Arturo Martín, y Nicolas Voloschin- rankea entre las favoritas de su género en el país. Además, 7 discos y 4 EPs luego de su fundación, recientemente ha pasado a formar parte del sello californiano-mexicano Devil in the Woods.

Este 2020, Mariano (guitarra eléctrica, voz, letras), Nicolás (guitarra, sintetizadores, voz), y Arturo (batería) volvieron a deleitar a su público con el sonido y la lírica que los caracterizan, de la mano de la formación actual: Leonardo Gudiño (percusión), Pablo di Nardo (Sintetizadores), y Lucila Pivetta (bajo). La última es su más reciente incorporación y la primera mujer en formar parte del conjunto.

El pasado septiembre se estrenó “Jardín Secreto”, primer single del nuevo EP de MAI, trayendo consigo algo de ternura a este apocalipsis que tanto la necesita. Poco después salió “Suavemente Entusiasmada” y esta vez fue Kinder Sorpresa: la canción no sólo vino con video, sino con película. La producción de 20/20 films se estrenó al público el pasado jueves 29 de octubre.

Contenido relacionado: Flores con Lamothe: una Charla sobre Porro, el Oficio de Galán y la Vida Misma

Con la intención de desglosar el mar de sensaciones que el film de 10 minutos indefectiblemente genera -tanto desde lo auditivo como desde lo visual- entrevistamos a Mariano Di Césare.

El single

En la obra de Mi Amigo Invencible hay un trabajo artesanal muy grande de fondo, donde se labura el concepto. Nada se hace al tun-tun. Cada título que Mariano le pone a sus canciones está infinitamente pensado, llevándolo hasta el agotamiento.

“Nosotros no trabajamos sobre la superficialidad. Si suena bien, buenísimo, pero todo tiene una explicación, todo tiene un porqué. Es medio una enfermedad también, a mí me vuelve loco”.

Aunque quizás algo insalubre, la obsesión ha dado sus frutos: el título de este single no podría ser más acertado. Aterciopelado y cautelosamente optimista, “Suavemente Entusiasmada”, la canción y su contraparte visual, cumplieron con lo que su nombre prometía.

Suavemente Entusiasmada, the movie

Decidieron denominar al film de duración de 10 minutos como una “película” porque, según explica Mariano, “tomó una fuerza muy grande y se desprendió de la idea de ser un videoclip”. Y añade: “A su vez, la dirección [Federico Tachella], el guión, el tratamiento del personaje, todo fue más por el lado de nuestra experiencia cinematográfica. No estábamos tratando de generar ritmo e impacto visual, que es lo que más o menos sostiene la idea de un videoclip”.

Contenido relacionado: ‘Simón Dice’: Hablamos con Simón Saieg sobre Música, Cine, Veganismo y Marihuana

En esta ocasión, MAI optó por trabajar desde otro lugar -fuera de su rol de músicos- y dejar que la obra crezca y hable por sí sola. Según cree Mariano, eso también es lo que hace a una película. Ésta sigue de cerca la noche de una chica cuyos rasgos faciales se alejan de lo que el grueso de la sociedad suele identificar como “normal”. Pero, ¿qué es lo “normal”? Ella. Sus actividades. Sus relaciones interpersonales.

“Primero y principal: nada de golpes bajos, nada de ‘ay, es distinta’, esas cosas no se manejaron acá”, asevera Mariano. “Tratamos de trabajar con normalidad y que las situaciones, las acciones nos emocionaran en distintos planos”.

Dulce, sin ser empalagosa, con un sentimiento palpable de amor, la película acaba por conmover. Sin embargo, según describe el cantante, no posee un mensaje pre-escrito.

“La magia de haber creado algo que tome vida propia es que cada une interprete lo que se le cante. Nosotros sólo lo hicimos, no tratamos de enviar ningún mensaje porque así se trabajó el guión también”.

Así y todo, es innegable que el feeling del video es justo lo que escasea hoy en día: cariño. Mariano dice que el esfuerzo estuvo en traducir lo que la canción les estaba diciendo, principalmente desde lo sonoro.

“Es como una sensación que te entra al corazón, o al pecho, o a la cabeza, o a donde sea, pero sin decir nada”, explica.

amigo invencible

La escena

Conmoviéndose incluso al contarlo, el cantante relata cómo, cada vez que veían la película en el proceso de hacerla (“la hemos visto treinta mil veces”), les daban ganas de llorar. Más concretamente, Mariano apunta a la escena cúlmine del film: una fiesta, donde lxs chicxs se empiezan a dar besos y el grupete termina enroscado en un colchón.

Contenido relacionado: Alimentación, Cannabis y Paranoia con Narda Lepes

Cada vez que la veo me quiebra porque me conecta con el pasado pre-cuarentena. Me conecta de una manera que reafirma filosóficamente que si hay algo de lo que no hay que olvidarse es del amor, de los afectos y del contacto con lx otrx. Si justamente hay algo que está sucediendo ahora es el frenar con el contacto cuerpo a cuerpo y para mí eso no es nada positivo”.

Admite haber dudado, cuando empezó la cuarentena, si estaba bien o no estar un poco solo. Al rato se dio cuenta que no. Tanto tiempo solxs, no.

“No entendía cuando mi mamá me decía: ‘Loco, somos seres que se tienen que conectar entre sí’. Yo le decía: ‘Sí, de una, de una’, pero no lo sentía. La película me lo hizo entender“.

amigo invencible

Azúcar, flores y muchos colores

La escena en cuestión, que ya contaba con todos los ingredientes necesarios para crear algo superpoderoso, no podía no tener la sustancia X: MDMA. A sabiendas de que hacía mucho que no se veían y de que, dado el contexto, iban a estar “muy frikis”, acudieron al éxtasis para ablandar la situación.

“Fue una decisión de producción”, comparte con absoluta seriedad.

Parte del presupuesto fue destinado a un poco de MD, para conectarnos de otra manera. Para jugar un poco, divertirnos y ver qué sucedía. Para darle suavidad. El MD te suaviza e iba todo bajo ese concepto de terciopelo, suavemente, ese entusiasmo que te activa”, explica. Y concluye: “Fue una muy buena decisión. En pos del arte, eh, posta”.

Entre otras decisiones clave para lograr el clima adecuado estuvo la de no filmarlo todo de un tirón. En vez de hacerlo a las apuradas y bajo la presión de un solo día de rodaje, optaron por gastar el doble de plata para filmarlo en dos. Así, todo fue más relajado.

amigo invencible

Por último, para máxima seguridad (y máximo placer), el equipo entero se testeó para COVID-19 antes de asistir a la jornada.

“Pudimos conseguir unos test para hacernos antes de filmar. Si no, no hubiésemos podido hacer eso. Somos muy respetuosos y responsables al respecto. Nadie quiere estar contagiado de nada, a nadie le chupa un huevo porque la pandemia es real. Hemos sufrido cosas feas en torno a la pandemia y no queremos potenciarla“, sentencia.

Contenido relacionado: Martín Piroyansky Habla de Porro, Viajes de Ácido, el Peligro del MDMA y Adelanta su Nueva Serie

“No quiero mencionar la maldita palabra que empieza con ‘v’, pero el arte tiene que contagiarte, infectarte”, añade.

Lo único que MAI pretende inocular es amor, que se propaga a través de su obra. El arte, según asegura Mariano, es tan contagioso como la energía del MD.

Fotos cortesía.

Natalia Kesselman

ACERCA DEL AUTOR

Natalia es Editora Ejecutiva, redactora, y parte del Alma Mater de El Planteo.

Tiene un título de Diseño de Indumentaria de la UBA, una carrera en joyería contemporánea, y es fabricante de cuchillos de lujo.

También puede interesarte

Gene Simmons
Aurora y Aphria
alimentos marihuana
ayahuasca
https://elplanteo.com/wp-content/uploads/2020/10/CCC-October-Ad-728x90-1.png