Cannabis

Cannabis

¿Es Peligroso Fumar Marihuana?: Una Mirada Científica

¿Es Peligroso Fumar Marihuana?: Una Mirada Científica

✍ 24 abril, 2020 - 13:45

Por Gaurav Dubey (Magister en Biotechnologia, vía The Medical Cannabis Community.

El cannabis sigue siendo la droga ilícita más utilizada en Estados Unidos. Pero las percepciones sociales y epidemiológicas al respecto de la planta continúan cambiando y evolucionando mientras cada vez más gente apoya su legalización. Una encuesta de Pew del 2018 indica que 6 de cada 10 estadounidenses apoyan la legalización. Hay todavía más estudios que indican un cambio de perspectiva en pos de “argumentos pro-legalización, económicos o sobre el sistema de justicia”, en lugar de implicaciones negativas sobre accidentes automovilísticos y la salud de lxs jóvenes. Pero hay un tema de preocupación, especialmente entre lxs profesionales de la salud: la práctica común y tradicional de fumar cannabis. Sabemos que fumar tabaco produce cáncer… ¿pero qué hay de fumar cannabis?

Inhalación de cannabis y toxicidad: ¿qué dice la ciencia?

La inhalación del humo del cannabis ha sido naturalmente un punto de discordia en la comunidad médica. Sus riesgos han sido frecuentemente comparados con  los del tabaco. ¿Pero qué dicen la ciencia dura y los datos epidemiológicos? ¿Es realmente peligroso fumar marihuana? ¿Cómo se compara con el tabaco? ¡Los resultados pueden sorprenderte! Este artículo se adentrará en el debate y enriquecerá a lx lectorx con las últimas investigaciones sobre las implicaciones de fumar cannabis.

No todo humo es igual (y los estudios científicos tampoco)

Dado que esta es una actividad ilícita antaño inundada de propaganda falsa y anti-cannabis, es imperativo que, como comunidad, nos tomemos el cuidado y el esfuerzo para dejar las cosas en claro lo mejor que podamos, siempre que la evidencia nos lo permita. Ha sido establecido que el tabaco y el cannabis suelen utilizarse y mal usarse juntos. Hemos encontrado viejos estudios sobre los daños que produce el cannabis que no tomaban esto en cuenta. Claramente, no se trata de un estudio controlado y diseñado para medir cuán dañino puede ser el humo del cannabis. Ya sabemos que el humo del tabaco está asociado con la progresión de varias formas de cáncer incluyendo al de hígado, vejiga, riñones y pulmón, entre otras.

Estudios más recientes investigan tanto el uso independiente del tabaco y del cannabis como el uso conjunto. Estos análisis deben ser utilizados para alimentar una perspectiva más amplia sobre el tema. Dato de color: datos recientes indican que lxs usuarixs habituales de cannabis fuman menos cigarrillos en promedio que lxs fumadorxs exclusivamente de tabaco.

Fumar tabaco mata, fumar cannabis no

Sabemos sin lugar a duda que fumar tabaco puede ser fatal. De hecho, según la CDC, el tabaco mata más gente en el mundo que el HIV, la tuberculosis y la malaria combinados. Por suerte (y curiosamente), no se puede declarar lo mismo ni muchísimo menos con respecto al cannabis. Se ha fracasado repetidamente en intentar demostrar la relación epidemiológica entre fumar habitualmente y desarrollar una enfermedad pulmonar (aún en casos de uso habitual a largo plazo). Por esta razón principal se debe investigar de manera separada el consumo de tabaco y el de cannabis. Además, su impacto sociológico también debe ser considerado independientemente.

El humo del cannabis contiene químicos dañinos

Es vital señalar que, si bien no se ha establecido una relación entre fumar cannabis y las enfermedades pulmonares, eso no quiere decir que no haya una. ¿Por qué es esto? Porque el humo todavía contiene varios químicos dañinos, como amoníaco, cianuro de hidrógeno, óxido nítrico y aminas aromáticas. Se sabe que la exposición crónica a estos compuestos puede provocar bronquitis. Todavía es un misterio la razón por la cual la presencia de estos químicos no resulta en enfermedades pulmonares en la población que fuma cannabis constantemente. Algunxs han teorizado que las propiedades anticancerígenas, antiinflamatorias y/o broncodilatadoras de la planta de cannabis pueden contribuir a prevenir el desarrollo de enfermedades pulmonares.

¿Y los comestibles, aceites y concentrados? ¿Por qué fumar mi medicina en absoluto?

Es cierto: existe un sinfín de maneras de ingerir cannabis hoy en día. Desde tinturas madre a tópicos, de comestibles a vaporizadores y mucho más. Si fumar puede tener riesgos, ¿por qué fumar en absoluto? Es una pregunta válida. Sin embargo, existen varios argumentos a favor de fumar cannabis. Por ejemplo, la aparición rápida de sus efectos, especialmente los antivomitivos, hace que fumar cannabis sea el método preferido por lxs pacientes de quimioterapia, que de otra manera tendrían que lidiar con náusea severa. Éstxs pacientes tienen serias dificultades para retener las pastillas de cannabinoides sintéticos o los comestibles. Un reconocido estudio prospectivo y controlado por placebos del 2013 demostró que fumar cannabis induce una “respuesta clínica” en pacientes con la enfermedad de Crohn. Si bien todavía no hay un veredicto en cuanto a la certeza de los riesgos y beneficios de fumar cannabis, estos pedacitos de información son sin duda prometedores.

Contenido relacionado: ¿Fumar Marihuana o No Fumar? Más Maneras que Nunca de Disfrutar el Cannabis

Primero, “no dañarás”: los pros y contras del uso de cannabis

Primum non nocere. Esta es la primera regla de lxs médicxs: sea cual sea el tratamiento que unx médicx le proporciona a unx paciente, el tratamiento no debe dañar a lx paciente.” En el caso del cannabis medicinal, equilibrar los potenciales efectos adversos con sus potenciales beneficios terapéuticos ha sido el desafío primordial al incorporarlo en la medicina moderna. Por suerte, hay cada vez más evidencia clínica que indica que el cannabis de hecho tiene poderosos y versátiles beneficios terapéuticos para un amplio abanico de pacientes. Ninguna medicina es perfecta: las precauciones y educación de lxs pacientes sobre los potenciales efectos secundarios y adversos son necesarias, como con cualquier otra medicina. Sin embargo, el hecho es que muchxs doctorxs están validando y recomendando el uso de cannabis a pacientes en todo el mundo. Además, como se mencionó antes, hay muchas maneras de utilizar cannabis. De esta manera cada paciente puede encontrar la estrategia de medicación que mejor les funcione.

A modo de cierre

Seamos sincerxs: inhalar constantemente humo de cualquier índole no es intrínsecamente bueno para nadie. Sin embargo, la composición de dicho humo importa mucho cuando se trata de riesgos potenciales y del desarrollo de patologías respiratorias. Una cosa es segura: fumar tabaco es mucho más peligroso (y categóricamente mortal) que fumar marihuana. Lo cual no significa que fumar cannabis sea “seguro”, especialmente con regularidad. Recordemos que se ha observado desarrollo de bronquitis en fumadorxs habituales. Sí significa que el cannabis no debería compararse ni considerarse equivalente al tabaco. Esperemos que con el tiempo haya más investigaciones que arrojen luz sobre los mecanismos desconocidos por los que el cannabis afecta la salud respiratoria. De esta manera, podemos desarrollar un mayor entendimiento de los riesgos (y beneficios) de fumar cannabis medicinal.

Imagen por Ilona Szentivanyi. Todos los derechos reservados a El Planteo y Benzinga.

Vía Benzinga, traducido por El Planteo.

También puede interesarte

John Salley
recetas cbd
Isiah Thomas