Grupo de Estudio y Trabajo en Cannabis de la Facultad de Agronomía de Buenos Aires

Cannabis

Industrial, Terapéutico, Negocio y Salud: Agrónomos se Organizan para Investigar al Cannabis

Por Hernán Panessi

Industrial, Terapéutico, Negocio y Salud: Agrónomos se Organizan para Investigar al Cannabis

✍ 9 octubre, 2020 - 10:39

“Hay un aspecto que unifica todo, y es el tratamiento que nosotros podemos darle a la planta desde lo agronómico. Lo agronómico es lo medicinal, los granos, las fibras y lo recreativo. Cualquier cosa estudiada desde lo agronómico se analiza desde la especie vegetal y puede ser útil para cualquiera de estos tratamientos o usos”, dice Daniel Sorlino, Ingeniero Agrónomo y Coordinador del Grupo de Estudio y Trabajo en Cannabis de la Facultad de Agronomía de Buenos Aires.

Contenido relacionado: Cannabis en Argentina: Legalizar la Marihuana Podría Salvar la Economía

La idea de armar un grupo de estudio y trabajo a propósito del cannabis partió de un convoy de estudiantes interesados en la planta. “Se acercaron a un colega con experiencia en el tema”, recuerda. Y, durante un año y medio, estuvieron presentándole bibliografía al ANMAT que justificara la investigación de las semillas y la distinción de fenotipos.

La validación de la investigación universitaria

¿Por qué investigar al cannabis desde una perspectiva agrónoma? “Es la misma planta con variantes genéticas que capta radiación y usa recursos del suelo, agua y nutrientes para generar biomasa”, explica Sorlino. “Y (para) establecer un rendimiento para que pueda ser cosechada”, agrega. “Puede relevarse toda esa generación del rendimiento de las plantas, ver los mecanismos de cómo funcionan, cómo distribuirlas en el suelo, cómo capturar los recursos para lo que quieras conseguir de ellas”.

Y subraya: “Entre tantísimas disciplinas, la mirada agronómica también pasa por la economía de los mercados y cultivos”.

Daniel es un profesional de 63 años recibido en la Universidad de Buenos Aires y un hombre orgulloso de su pertenencia académica: “Pasé toda mi vida ahí, como estudiante y como docente. La Facultad de Agronomía es una maravilla dentro de la ciudad”.

Dentro de la facultad, Daniel se desempeña como docente de cultivos industriales, derechos humanos y producción de granos.

Contenido relacionado: El Primer Parque Industrial Cannábico de Argentina: Hablamos con el Intendente de San Pedro

“Pero fueron los chicos los que tuvieron el ímpetu de llevar adelante la idea”, aclara.

Mucha gente, mucha ebullición

Entretanto, conformaron un grupo que se constituye en una transversalidad diferente a la de los grupos de investigación y las estructuras piramidales. Del G.E.T. Cannabis participan estudiantes, graduados de diferentes carreras, docentes y no docentes. “Hicimos una convocatoria en los diferentes claustros de la facultad y, siendo unos 30 y pico, hicimos la presentación formal en marzo”, cuenta.

Pero cuando estaban por tener tratamiento dentro del Consejo Directivo de la facultad, llegó intempestivamente la pandemia.

Sin embargo, eso no los detuvo: desde enero hasta agosto se reunieron periódicamente. Discutieron papers, homogeneizaron información. “Nos reuníamos por zoom y sostuvimos dos encuentros por mes”.

Así las cosas, en agosto se formalizó la existencia del grupo. Convocaron a más integrantes y son tantos que aún no pudieron organizarse del todo. “Vamos a terminar siendo un grupo numeroso”, Sorlino dixit.

Por eso, se ordenaron en comisiones que separan la parte genética del cultivo y la fisiología. También hay comisiones para sanidad y otra para comunicación (“Es la que hierve”).

Contenido relacionado: Proyecto CONICET para el Estudio del Cannabis Medicinal en la UBA Aprobado por el Ministerio de Salud

¿Cuál es la meta principal del Grupo de Estudio y Trabajo en Cannabis de la Facultad de Agronomía de Buenos Aires? “Generar conocimiento y difundirlo de forma seria”, expresa el Coordinador.

Y continúa: “Nuestra intención es subir contenidos bibliográficos que puedan estar al alcance de todo el mundo y contribuyan al entendimiento de la planta en su aspecto agronómico. Y que, a su vez, puedan ser de utilidad para el público en general”.

El aspecto formativo

En estos meses de existencia, G.E.T. Cannabis brindó algunos seminarios abiertos con una convocatoria interesante. El primero fue sobre cultivo de cannabis y estuvo dictado por el Ingeniero Agrónomo Francisco Mora. “Hubo unos 1.200 inscriptos en el seminario y otros 2.500 lo vieron por YouTube. El impacto nos sorprendió mucho”.

Por caso, el segundo seminario fue sobre farmacología, extracciones y formulaciones y lo dictó el Dr. Ignacio Peralta, investigador de UBA-CONICET especializado en cannabis. “Fue bárbaro”, suma Sorlino.

¿Y el próximo? “Es uno muy reclamado por los alumnos sobre sistema endocannabinoide, y lo dictará el Dr. Carlos Magdalena”.

En cuando a su relación con las autoridades de la facultad, Sorlino asegura que “es muy buena desde el principio”. Con una predisposición mutua, la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires colaboró con la difusión de los seminarios y ofreció distintos espacios destinados a la comunicación.

Profundiza el Coordinador: “Dentro del Consejo Directivo hubo consideraciones muy interesantes respecto a que este tema pudiera ser tratado con seriedad dentro del ambiente agronómico. Es interesante la idea de la producción del cultivo con una visión universitaria”.

Ley antigua, conceptos ambiguos

Con respecto al uso de cannabis para la investigación, Sorlino advierte que la Ley 27.350 tiene algunos puntos vetustos: “No hace distinciones. Es una ley vieja, creo que de la época de López Rega, que dice que el Cannabis sativa es una droga vegetal. Al reconocerla como tal, no discrimina al cannabis para fibra. Y el tallo se usó muchísimo para producción en las décadas del ’30 y ’40, en la zona de Villa Flandria, en Luján”.

A la sazón, la Ley 27.350 requiere para la investigación un doble alambrado perimetral, presencia policial y cámaras de seguridad. “Una cantidad de cosas que esperamos que en algún momento se nos faciliten un poco”.

Contenido relacionado: Argentina: el Gobierno Permitirá el Autocultivo de Marihuana y Venta en Farmacias

Sobre eso, Sorlino espeja algunas experiencias internacionales -como la europea o la canadiense-, que establecen al uso de cáñamo industrial y determinan sus porcentajes de THC.

“En Canadá, el porcentaje permitido de THC es de 0,03%, en otros países es de un 0,5% y hasta hay países que usan hasta un 1%, de acuerdo a sus diferentes legislaciones. Lo que quiere decir es que no se puede hacer un uso recreativo, psicoactivo. Es bastante tonto impedir una planta simplemente porque la ley no discrimina entre lo que es recreativo y lo que es para fibra. Hoy la planta es una especie de boom y conlleva posibilidades infinitas de uso”, revuelve.

La planta y el futuro

Con el Grupo de Estudio y Trabajo en Cannabis de la Facultad de Agronomía de Buenos Aires identificaron que de los granos puede producirse harina proteica y un aceite similar al girasol que es, según sus palabras, “extremadamente interesante y nutracéutico”.

Y embiste: El mundo le da una manija bárbara y nosotros no podemos aspirar a contemplarlo por esa ley”.

Respecto a lo medicinal, identifica la complejidad del THC, pero sabe que el CBD tiene propiedades que, literalmente, “arreglan la vida de las personas”. Por tanto, desde el G.E.T. Cannabis, están investigándolo fuertemente.

“No poder poner el foco en la salud, es casi vulnerar un derecho humano”, sentencia. “El THC tiene tantas propiedades que, haciendo todo regulado, también podría liberarse y dejar de estigmatizarse”.

Contenido relacionado: Estreno de ‘Una Historia de la Prohibición: la Guerra a las Drogas Como Nunca te la Contaron’

—¿Piensa que esto seguirá así?

—No, estoy convencido que dentro de poco va a haber algún tipo de cambio en la legislación. Sé que en el Congreso hay gente interesada en generar una ley que pueda facilitar el cultivo de cáñamo industrial.

—Y a ustedes, ¿qué es lo que más los motiva?

—El cannabis medicinal.

Para saber más sobre el Grupo de Estudio y Trabajo en Cannabis de la Facultad de Agronomía, pueden visitar su Instagram, Twitter o Facebook.

Foto por Shane Rounce vía Unsplash

Hernán Panessi

ACERCA DEL AUTOR

Hernán Panessi, editor periodístico en El Planteo, es un periodista especializado en cultura joven. Escribe en las revistas InfoTechnology, THC y Lento. Además, en Página/12, El Planeta Urbano, El Cronista y en el periódico uruguayo La Diaria. Colaboró para Revista Ñ, Clarín, La Nación, La Cosa, Playboy, Haciendo Cine, Billboard, Los Inrockuptibles, Forbes, VICEBenzinga, High Times y Yahoo, entre otros.

Hernán escribió los libros Porno Argento! Historia del cine nacional Triple X, Periodismo pop, Una puerta que se abre, e Historia del Rock en Español. Fue docente en el Centro Cultural Rojas (UBA) donde dictó talleres de periodismo. Además, es programador de la sección VHS del Festival Internacional de Cine de Valdivia, en Chile.

En radio, conduce FAN, por led.fm, programa periodístico de emisión semanal sobre cultura, sociedad y vida moderna. Por su parte, también condujo en las FM Delta 90.3 y Nacional Rock 93.7. Asimismo, fue columnista en La Once Diez y Metro 95.1.

También puede interesarte

Musk y Buffett
Marihuana Illinois
farmacia marihuana