Cultura

Luanda, Artista Afroargentinx, Habla de Herencia Afro, Música, y Racismo en Argentina

Por Lola Sasturain

Luanda, Artista Afroargentinx, Habla de la Herencia Afro y el Racismo en Argentina

✍ 2 julio, 2020 - 10:44

Luanda es MC, cantante, músicx y compositorx. Argentinx de herencia afro, y lesbianx gender neutral, su sonido, su flow y su propuesta escénica son tan diferentes e incendiarios como su discurso.

Sobre su música, su futuro disco, influencias y marihuana desarrollamos en el primer volumen de esta entrevista, publicado por El Planteo la semana pasada. En esta segunda parte vamos a hablar de un tema que no paró de resonar las últimas semanas. Vamos a hablar de racismo.

Contenido relacionado: Entrevista a Luanda Vol. I: Porro, Vivo y Nuevo Disco

Luanda va a elaborar sobre racismo desde el lugar de alguien que lo experimenta en carne propia; el racismo como problemática personal, social, institucional y también dentro del mundo de la música. Desde El Planteo comunicaremos humildemente y, aunque sabemos que esta nota no será el arma que acabe con la discriminación racial, confiamos en que sea un aporte en la lucha contra la ignorancia.

Herencia

Luanda es nacidx y criadx en el conurbano bonaerense. Hija de una madre argentina blanca “súper privilegiada, con ojos que le cambian de color con el clima” (según describe), Luanda afirma que es a ella a quien le debe su educación, y las oportunidades que pudo tener. Su madre, además, tenía una escuela de música en donde Luanda pasó su infancia. “Gracias a ella tuve un montón de ventajas, poder estudiar música y luego trabajar de la música” reconoce.

Tuve privilegios, como una buena educación, obra social, nunca me faltó comida: un montón de cosas que la mayoría no tiene. Y eso también me lleva a ser quien soy, pensar lo que pienso, estudiar lo que estudio, tocar lo que toco y vivir así”.

Su padre, por otra parte, no los tuvo. Afrobrasilero y oriundo de Porto Alegre, Luanda no lo veía desde niñx. Hace poco, con intenciones de conectar con su ancestralidad, se calzó la mochila y fue a conocerlo nuevamente.

EP: ¿Y lo conociste?

“Uf, sí. Mi padre es un ancestro en vidacuenta. Ver la realidad de su padre, favelado, completamente ajena a la propia, la ayudó muchísimo en el camino del autoconocimiento.

Yo básicamente me crié entre blanques. Pero empezar a rodearme de gente afro más de grande fue lo más lindo que hice en mi vida. Entendí más de mí también.

Conocerlo [a su padre] fue entender que había vivido en un mundo blanco de nube de cristal, lo cual no quiere decir que no haya vivido el racismo todo el tiempo”, reflexiona.

Representación afroargentina en la música

Hay un discurso extendido sobre que en la Argentina no hay negrxs. En la versión más “progresista” de ese discurso, se afirma que eso se debe a que a la población afroargentina se la mandó al muere en la guerra del Paraguay. Si bien eso es verdadero, oculta peligrosamente la realidad: la comunidad afroargentina existe, es cada vez más grande, y la “inmigración” no es sólo algo que sucedió en el siglo XIX.

En los shows y videos de Luanda (atentxs a De ak-á, que está por estrenarse), todos los rostros son de afroargentinxs. Luanda intenta, siempre que puede, trabajar con compañerxs afro en todas las áreas en las que se desempeña. Éste es un un ejercicio consciente de ampliar esa representación que les fue históricamente negada.

Contenido relacionado: Utilizar MDMA como Terapia para el Trauma Racial

“Dicen que no existimos y es una mentira”, declara. “Estamos acá, haciendo música, no jodan. Somos un montón y cada vez somos más. Y hay un montón de afroargentinxs que viven acá desde antes siquiera de que esto fuera un país soberano. Y siempre nos tenemos que fumar un montón de racismo”.

La afirmación de la identidad afroargentina atraviesa no sólo el discurso, sino todos los niveles en los que el arte de Luanda funciona. Sobre todo, en una escena que se apropia de muchos de sus símbolos: ser negrx está de moda, pero siendo blancx.

EP: ¿Qué pasa con esa representación en la música?

“En la escena trap latino son todxs blancxs. No digo que no lo hagan, es más, escucho un montón de artistas que no son afro haciendo música afro. El tema es cómo lo hacen: fingiendo ser negrxs. Es patético y súper irrespetuoso”.

Contenido relacionado: Public Enemy Regresa con Tremendo Tema Anti Trump Producido por Dj Premier

“Hay que ser conscientes de quiénes están ocupando esos lugares, que no es cualquier cosa. No da lo mismo. Siempre busco entonces que en el equipo haya gente afro, que no sean todos varones… trato de que no quede sólo en la palabra, sino en las acciones concretas, quién hace el laburo. Y así con todo. El proyecto no es solo la música”, dice Luanda. Y refiriéndose a su inminente primer disco, concluye:

Este disco es eso, todo está atravesado por lo afro. Reapropiándonos de la raíz”.

Las protestas por el asesinato de George Floyd

A dos semanas (NdR: al el momento de la entrevista) del sórdido asesinato de George Floyd, un hombre afroamericano desarmado en manos de la policía blanca de Minneapolis, el racismo volvió a estar en agenda alrededor de todo el globo.

Pero lo que para algunxs es la expresión de un hartazgo ancestral y una necesidad urgente de dejar de ser abusadxs y asesinadxs, otrxs lo toman como una oportunidad perfecta para pronunciarse a favor de las buenas causas.

La comunidad blanca progresista del mundo entero se solidarizó con la situación a través de las redes sociales, entre otras cosas adhiriendo a #BlackLivesMatters. Las demostraciones fueron desde compartir imágenes de un cuadrado negro, hasta postear fotografías –como mínimo dudosas- junto a compañerxs afro. Sin duda la visibilidad sirve y el apoyo del resto de la sociedad es crucial, pero ¿es esto lo mejor que se puede hacer? ¿O estamos poniendo mucha atención en la paja en el ojo extranjero, en vez de mirar para adentro?

EP: ¿Cómo viviste la militancia en las redes estas semanas?

A nivel nacional, Luanda destaca que “No nos dan las manos para contar a lxs hermanxs que se mueren en situaciones de violencia institucional y racismo. No es algo nuevo para nosotrxs, entonces ver a toda esta gente poniendo #blacklivesmatter, gente a la cual tal vez le marcaste actitudes racistas hace poco y se hicieron lxs boludxs o ni siquiera lo aceptaron, gente que reproduce lenguaje y actos racistas y de privilegio blanco constantemente… es un show de hipocresía terrible”.

Contenido relacionado: Trump e Influencers Aprovechan Protestas Anti Racismo y Disturbios para Sacar Fotos Virales

Sobre las supuestas recetas mágicas para combatir el racismo, generalmente difundidas por una comunidad blanca que se debate entre la solidaridad y la culpa, también tiene cosas poco complacientes para decir: “Hay mucha gente blanca diciendo ‘ahora para ser antirracista tienen que seguir a gente afro’ y no, chicxs, eso es tan sólo culpa blanca. Es mucho más complicado que eso. Y ni hablar de gente blanca enseñando a ser antirracista…”

Con respecto a cómo la militancia política abarcó estas temáticas, lx artista opina que hay mucha desinformación, y que por lo general las consignas justicieras se mezclan y amalgaman, acabando por banalizarse; al final, nunca se toca el tema del racismo explícitamente.

“No hablen de discriminación, hablen de racismo. La discriminación por sí sola no significa nada. Eso es racismo y no es un hecho al aislado, es un sistema que viene de la colonia y que se reproduce al infinito” dice Luanda. “Eso pasó también con el caso del ataque de la policía a la familia de la comunidad Qom, en Chaco. No, no hablemos de que acá también hay violencia y discriminación, hablemos de que acá también hay racismo”.

Por mejor intencionadxs que sean, es imposible para la comunidad blanca progresista comprender cuán inherente es la discriminación racial a nuestra sociedad. Lxs únicxs que entienden intrínsecamente esta realidad, son quienes la viven. “Nuestra realidad es esa y sabemos que si estamos es de suerte. Cuando salimos a la calle somos negrxs y la policía te para. Y aprendemos a quedarnos calladxs y a llevar los documentos siempre” cuenta.

Racismo y Antirracismo

Luanda

EP: ¿Qué podemos hacer para ser menos racistas?

“A esa pregunta la verdad no sé qué responder. Piénsenlo ustedes [lxs blancxs]. Hay un montón de compañerxs que tienen la paciencia y le ponen mucho amor a explicar eso, pero es un laburo enseñar antirracismo, y en general nunca es pago. Es un cansancio ancestral”.

Muchxs de nosotrxs pensamos que no somos racistxs, pero con eso no alcanza para ser antirracista. Luanda desarrolla sobre ese concepto:

Angela Davis es una activista histórica estadounidense que básicamente dice que no existe ‘no ser racista’. O se es racista o se es antirracista. Y para hacer antirracista hay que hacer un montón de cosas constantemente, es un laburo”.

Contenido relacionado: 63 Cosas que la Gente Blanca Puede Hacer por la Justicia Racial

“Las cosas que te suceden como sujeto no están aisladas de una historia y de un contexto. La mayoría de cosas no están en nuestras manos: y por ser quien sos, porque la vida te puso ahí, hay cosas que te tocan. A mí en la vida me toca esto, me tocan estos laburos, este trato, y son cosas que lamentablemente no están en mis manos, pero suceden igual. Eso es el racismo operando.

Como dicen Angela y Luanda, ser antirracista es un ejercicio constante que casi nadie está dispuestx a (o siquiera sabe cómo) hacer. La música es su campo de batalla, y le parece un buen punto de partida que empecemos por ahí: cuestinando qué escuchamos, qué compartimos, a dónde va la plata de nuestros plays.

“Si vas a consumir música conscientemente, ya se abre algo. El movimiento feminista canceló a un montón de gente que no se puede escuchar más por su machismo, pero no cancelamos a nadie por su racismo. Las escuchas de Spotify son plata, y hay un montón de musicxs afro. ¿Pero quiénes son a lxs que mejor les va? A blancxs haciendo música afro. Siempre es lo mismo en ese sentido. Ahora, hace 20 años, hace 50. Entonces ya no tenemos paciencia”

EP: ¿Cuál es tu mensaje para la sociedad blanca progresista que quiere ayudar?

“Les diría que dejen de lavarse las manos y que se hagan cargo. La educación que recibimos es racista, las instituciones son racistas, los medios son racistas: es así, no tienen la culpa directamente, pero entonces no se laven las manos”.

Aclara, también, que ni siquiera los feminismos están a salvo:

“No da lo mismo que haya personas afro o no, y no sólo en los feminismos, en todos lados. Muchos de los feminismos y movimientos LGBTQ también son racistas, y toda la gente que se cree súper progre también es racista”. 

Contenido relacionado: La Emotiva Carta y Guía de High Times para Combatir la Injusticia Racial

Desde su lugar y hacia sus seguidorxs, Luanda apoya y difunde una campaña de donaciones para mujeres afro en situación de vulnerabilidad (Ig: @8ngenero). Se puede hacer por mercado pago a 8ngenero@gmail.com o a través del QR:

Esa es una acción buenísima que se puede hacer desde el privilegio blanco, al tener acceso a mejores trabajos, más oportunidades para ir a la universidad, y con toda una ancestralidad que también lo pudo hacer: donar plata. Donar plata y hacerla de calladx, nada de ir a áfrica a sacarse fotos con niñxs”, concluye, y se ríe.

Lola Sasturain

ACERCA DEL AUTOR

Entrevistadora y editora en El Planteo, Lola Sasturain es periodista cultural, DJ y guionista.

Puedes encontrar sus notas en Página/12, VICE y, por supuesto, en El Planteo.

También puede interesarte

Cannabis
Israel Cannabis