ENG 🇬🇧
 

[Acciones de Cannabis – Cotizaciones en Vivo]

bad gyal

Video

Video: Bad Gyal Cuenta de los Truquis de la Industria, Trap, Reguetón y su Mirada de Reinona

Por El Planteo

Por Natalia Kesselman y Javier Hasse

Del género urbano, directo al mainstream: la artista catalana Bad Gyal es hoy una exponente indiscutible de la música en español. Su tema “Fiebre” ya acumula unos 42 millones de visitas en YouTube, 55 millones de reproducciones en Spotify y sigue in crescendo. 

En su camino de ascenso, Alba Farelo (tal es su nombre real) fue perfilándose como un ícono del empoderamiento femenino. Esto quedó más claro que nunca con el lanzamiento del controvertido single “Pussy”, uno de los cortes de “Warm Up”, su nuevo EP de ocho canciones, producido por El Guincho.

Y, como su nombre lo indica, “Warm Up” va calentando el dancefloor para los interminables fiestones que vendrán cuando acabe la pandemia.

“Estos ocho temas tienen mucho, mucho, mucho de baile, de warm-up y de escuchar mientras bebes antes de irte a un pary”, explica la cantante. “De momento, como no podemos ir a un pary, te lo escuchas mientras bebes en casa y ya está”, ríe.

Con colaboraciones de Rauw Alejandro, Juanka, y el argentino Khea, este se convirtió en su primer lanzamiento desde que firmó con Interscope, el sello detrás de artistas como Dr. Dre, Eminem, Billie Eilish, Selena Gomez, Kendrick Lamar, Lady Gaga, Lana Del Rey, Maroon 5, Gwen Stefani y U2.

Una fiera del reguetón, del glamour y de la liberación femenina, Bad Gyal está preparada para romper la pista.

bad gyal

La pussy k’ mana

Justo a tiempo para celebrar el Mes de la Mujer, Farelo dio a conocer su single y súper hit “Pussy”. Con sus fuertes statements, “la pussy k mana” (en catalán, “el coño que manda”) generó alto revuelo y la crítica no tardó en compararlo al tema mega-viral de Cardi B y Megan Thee Stallion, “Wet Ass Pussy (WAP)”.

Contenido relacionado: ¿Quién es Megan Thee Stallion?

Pues la verdad que creo cuando la escribí aún no había salido ‘WAP’”, dice Bad Gyal en entrevista exclusiva con El Planteo, reconociendo los paralelos. “Pero sí que tiene una similitud bastante grande”.

Sensuales, empoderados y honestos, tanto “WAP” como “Pussy” fueron censurados por los servicios de streaming y criticados por una sociedad inherentemente machista. Es casi una norma: cuando los hombres blancos y viejos se alborotan, debe haber mujeres haciendo las cosas bien.

“A mí me parece que está genial que haya una corriente de eso, que las mujeres hablen de eso [la sexualidad] libremente, que cada una le dé su matiz. Y si ‘Pussy’ se parece a ‘WAP’, pues me encanta”.

En cuanto a la comparación, agrega: “La verdad es que a veces estas coincidencias se dan. Créeme que no es la primera vez que me pasa que algún artista suelta una barra y digo ‘¡mierda!, la tendría que haber soltado yo antes porque se parece demasiado’. Pero bueno, está bien. O sea, Todo guay, por mí”.

Al paso, comenta que recientemente se encontró con una situación similar de parecidos entre barras propias y del artista Darel, aunque no quiere develar con qué canción, dado que aún no ha decidido si va a sacarla o no.

“Me quedé como ‘¡Wow! Mierda, de haber corrido un poco más y haber sacado esto antes’”.

Contenido relacionado: Hablamos con la Rapera Sofía Gabanna: ‘El Rap Es una Forma de Vida, No Es una Moda’

Fuera de similitudes, diferencias y demases, “Pussy” ha consagrado oficialmente a Bad Gyal como ícono de la liberación femenina: alguien que alza su voz para derribar tabúes y desmentir la idea de que una mujer no puede cantar sobre su cuerpo o enaltecer su sexualidad.

“Básicamente era una canción que quería que le llegara las mujeres, a las que se sientan mujeres y al que se la quiera gozar. De sentirse reinona, de sentirse bien con uno mismo, de sentirse con poder de decisión, de actuar como uno quiera, de vestir como uno quiera. Y en verdad es como la canción para celebrarse y quererse a uno mismo y ya”, dice la bomba catalana, pregonando el amor propio.

El poder de la imagen

No son sólo sus canciones el campo de batalla donde Bad Gyal fomenta la liberación y el amor propio: recientemente la artista dio guerra en las redes a la polémica publicación del rapero Arcángel en Instagram. El artista sugirió que las mujeres que muestran sus cuerpos en las redes no son dignas de respeto y, en respuesta, Bad Gyal, Anitta, Cazzu y Kali Uchis le cerraron la boca con sus posteos, como el convoy de mujeres feroces que son.

bad gyal

¿Cuál es para vos el valor de mostrar una imagen empoderada?

—Es mi estilo personal, mi identidad. Un poco que me he ido creando con los años, con los elementos que he descubierto, que me hacen sentirme más cómoda, más guapa, más yo, o más la mejor versión de mí. Y me encanta experimentar. Si te fijas, puedo llevar desde mis icónicas, mis más famosas pelucas rubias, que es como uno de los datos más significativos de Bad Gyal, que la imaginas con la peluca rubia y tal, pero siempre puedo cambiar de color, probar cortes diferentes. Al final es como una imagen muy concreta. Pero, si te fijas, nunca paro de experimentar ni de probar cosas. Es simplemente lo que me nace y lo que me hace sentir bien.

A lo largo de los años, el cambio es increíble.  ¿Vos también lo notas?

—Sí, no parezco ni la misma, pero porque obvio yo empecé con nada, no me sabía ni maquillar y yo no tenía nada, ni una brocha pa’ ponerme. Y pues, obvio, siempre he sido una mujer presumida, pero me empecé a adentrar más en todo esto y pues tengo muchísimas más herramientas para explotarme a mí misma y para llevarme a donde yo quiera.

Warm-Up: trabajando con El Guincho

El celebrado productor Pablo Díaz-Reixa Díaz, mejor conocido como El Guincho, llevaba años perfilándose como tótem del pop electrónico con sus distintivos toques tropicales y africanos. En el 2018, el canario, ahora instalado en Barcelona, dio el salto al mainstream de la producción musical contemporánea con El Mal Querer, álbum debut de Rosalía.

Hoy, le toca a Bad Gyal, con una colección de 8 canciones que nos está preparando para salir a mover la patita en cuanto nos libremos del COVID-19.

Contenido relacionado: Con un Pie en Argentina y otro en Estados Unidos, Lula Miranda Oficializa su Salto al Reggaetón

Pero “Warm Up” no fue la primera colaboración de la artista con el productor. En 2018, ya habían trabajado juntos en la canción “Yo sigo igual”. Sin embargo, el nuevo disco, según describe Bad Gyal, ha tomado un giro distinto a sus lanzamientos previos: menos narración y más barras.

“Creo que algo especial que da el EP es que es como un nuevo registro mío. Creo que empecé a abrir y a sentirme un poco más segura con ‘Bling Bling’, que son las barras. Siempre he sido muy melódica y muy narrativa con mis canciones, pero últimamente me siento muy cómoda con las barras y como esas imágenes, esas frases que me vienen como una foto en mi cabeza y las tengo que escribir. Y creo que destacan más las barras que las historias en este EP”, explica.

Además de “Pussy”, el EP cuenta con “Zorra”, el mega hit lanzado con el puertorriqueño Rauw Alejandro, que ya acumula millones de reproducciones en YouTube. Asimismo, tan solo unos días atrás se dio a conocer “Judas”, un coqueto single realizado junto al trapero argentino Khea.

bad gyal

¿Cómo fue trabajar con El Guincho?

—Pues muy bien. Es una gran experiencia siempre trabajar con él, porque está muy metido en la industria de la música, también más latina y el ritmo de allá y todo. Y siempre aprendo mucho, me da mucho los truquis de la industria para que los temas lleguen a otro nivel y sean más hits. Así que ha sido un placer y como una clase muy, muy buena. He aprendido muchísimo.

¿Cuál fue la mejor cosa que aprendiste? ¿La lección de oro?

Siempre di lo que sientes, no tengas miedo. Porque, por ejemplo, él me puede proponer una idea y como él es un productor muy respetado y tal y tiene mucha más experiencia que yo, a veces yo me puedo quedar como “ok, pues su idea, su idea, porque él es el que sabe”. Y es como “no”, porque Bad Gyal soy yo, ¿sabes? Y siempre tengo que seguir siendo así. Algo que yo siento que tengo muy bueno es que siempre digo mi opinión. Nunca me da miedo decirla, aunque sea súper pesada, porque a veces las ideas que tienes con más inseguridad o las barras o las frases que me han dado más inseguridad, luego las he dicho en el estudio y todo el mundo “¡Guau, es buenísima, ponla, ponla, ponla!” Y yo… “Hostia, es que no sabía si ponerla porque es muy spanish. Hostia, es que no sabía si ponerla porque es muy tal…”. Y luego todo el mundo dice “Tú siempre confía en tus ideas”. Así que ese es el mejor consejo de él que me he llevado.

¿Con quién sería tu collab de ensueño? Una en inglés y en español.

—Pues en inglés yo diría Vybz Kartel, que es uno de mis artistas favoritos de Jamaica y en español Ñengo Flow. O Anitta, ahora mismo Anitta. Es que ella siempre me ha gustado, pero últimamente aún me gusta más. Ella, en español o en portugués incluso.

‘Pussy Pussy Pussy Marijuana’

La weed está muy presente en el arte de Bad Gyal, hoy y desde siempre.

Sin más, en el video “Pussy” se la ve picando, armando y fumando un tremendo porro. También, en su bustier rosado de satén, donde hace diez años hubiese relucido un conejito Playboy, Bad Gyal lleva una chala dorada.

bad gyal

El cannabis, según relata, es algo súper especial para ella, que la ayuda a componer en sus momentos de relax y creatividad.

“Ya sea para música, como para outfits, como para ideas para un videoclip, para lo que sea. Con el cannabis y el hachís siempre he tenido una relación estrecha y me llevan al puntito ese de inspiración”, describe.

Contenido relacionado: Hablamos con el Sidechain, Productor y Director Musical Detrás de Khea y Cazzu

Además, Alba es fan de todo lo que a Jamaica respecta, partiendo de su pasión por el dancehall. El romance con ese género musical y los ritmos caribeños fue algo que le llegó a través de Sean Paul, quien pegó fuerte en España.

“Tuve como prácticamente tres años que sólo escuché dancehall. Hasta me dejé un poco del reguetón, que había escuchado desde muy, muy pequeña, porque tal era la obsesión en mi cabeza que no podía salir de ahí”, comenta.

Pero ni su amor por Jamaica, por el dancehall o por el porro quieren decir que Bad Gyal se sienta representada por el (erróneo) estereotipo de la gente fumona vaga, boba y aletargada.

“Esa concepción no encaja para nada en mi vida right now, porque no podría hacer ni la mitad de las cosas que tengo que hacer en un día”, refuta.

De hecho, la artista lleva un ritmo de vida súper activo y saludable y, a pesar de tener sólo 24 años, afirma haber ya dejado atrás la etapa de fiesta, bebida y locura.

“Últimamente ando un poco más ajetreada y vivo una vida un poquito más sana. O, al menos, lo intento. Me levanto, madrugo, entreno, como sano”, explica. “Y es cierto que yo si tengo que hacer mil cosas durante un día, si fumo mucho en la mañana ya no puedo concentrarme y ya no las puedo hacer igual de bien que las haría”.

Contenido relacionado: Primavera Fumona: Las Chicas le Cantan a la Weed

Pero, aunque hoy no se pase el día fumando, su relación con el cannabis es larga y estrecha. “Siempre me ha servido para relajarme, para concentrarme, para inspirarme”.

bad gyal

¿Cómo viviste tu primer porro?

—Ay Dios, eso fue la mejor experiencia. Toda la tarde, una riéndose porque sí y luego, cuando bajó, una en otro planeta que no se enteraba de media palabra de lo que le decía el que tenía al lado. Ay, no, la primera experiencia es criminal, es la más cabrona.

Si pudieras compartir un porro con una persona, viva o muerta, ¿quién sería?

—Uf… Qué buena pregunta. Iba a decir Tupac, pero es que lo compartiría con Rihanna que está viva. Además, es de piscis, como yo. Sí, soy fanática de Rihanna y lo compartiría con ella.

Fotos: cortesía prensa // Matías Petrucelli

El Planteo Logo Negro

ACERCA DEL AUTOR

El equipo de El Planteo. Información madura para un mundo verde.