Cáñamo

¿Cómo se Aplica la Ley de Cáñamo Industrial en EEUU?

Por Hoban Law Group

¿Cómo se Aplica la Ley de Cáñamo Industrial en EEUU?

✍ 21 julio, 2020 - 11:00

En septiembre pasado, hablé sobre la importancia de un enfoque de planta completa en la 2da. Exposición Anual del Cáñamo Sur en Nashville, TN. Pero no es el mensaje completo de la planta, si mal no recuerdo, si no que era más bien los pre-rollos de cáñamo fumables que se entregan a los asistentes. Esto fue lo mismo en Las Vegas en diciembre, y muchos otros eventos pre-COVID en todo el país.

La biomasa de cáñamo, ya sean flores de cáñamo, material vegetal molido o los llamados “malvaviscos” (cáñamo cosechado envuelto en balas de plástico), se ven, huelen y parecen lo mismo que la marihuana, especialmente para los oficiales de la ley.

Desde la promulgación de la Ley Agrícola de 2014, que definió el “cáñamo industrial” y legalizó la producción nacional de cáñamo en los Estados Unidos por primera vez desde la década de 1940, corresponde a la policía recalibrar, por decir lo menos. Los departamentos de policía, en todos los niveles, y en todo el país no estaban al tanto de la legalización federal del cáñamo industrial, como si la noticia simplemente no hubiera salido. Para algunos, este parece ser el caso.

Contenido relacionado: Jack Herer, el Emperador del Cáñamo

La Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) confundió aún más las cosas al tomar medidas directamente en contra de la Ley Agrícola de 2014 al mantener la retórica de que todo el cannabis, incluido el cáñamo industrial, seguía estando prohibido por la ley federal. Esto llevó a una demanda presentada contra la DEA por la Asociación de Industrias de Cáñamo (HIA v. DEA III) para la cual serví como abogado principal. En pocas palabras, no hubo orientación para la aplicación de la ley sobre los talones de la Ley Agrícola 2014, y la planta de cáñamo sigue existiendo en un estado de confusión en todos los niveles en todo el país. Esto ha afectado el transporte interestatal de cáñamo cultivado legalmente, el funcionamiento de las instalaciones legales de procesamiento de cáñamo, ha provocado incautaciones inadecuadas de materiales y derivados de cáñamo, y ha obstaculizado el desarrollo de la industria del cáñamo industrial en los Estados Unidos.

En 2018, un fiscal de distrito en Tennessee y funcionarios locales del Sheriff dieron luz verde a la “Operación Candy Crush”. La operación terminó con órdenes de que 23 empresas cerraran sus puertas después de que las autoridades afirmaran que los productos con CBD contenían ingredientes ilegales. Un total de 17 dueños de tiendas también fueron arrestados. Después de esta acción de cumplimiento, estos funcionarios encargados de hacer cumplir la ley celebraron una conferencia de prensa anunciando sus acciones con orgullo. No sabían por completo que los materiales de cáñamo, los productos y derivados, eran totalmente legales según las leyes federales y estatales. Sin embargo, fue tratado como si fuera marihuana.

Contenido relacionado: La Legalización del Cannabis Será un Tema Clave en las Elecciones 2020 en EEUU

Con la aparición de innumerables tiendas de CBD, el compuesto que se anuncia como ingrediente en cafeterías, panaderías y restaurantes, y los productos infundidos comienzan a adquirir espacio en los principales minoristas de todo el país, este choque se ha intensificado. El Estado de Idaho ha incautado materiales que pasan por sus carreteras como derivados ilegales de “marihuana”. El NYPD en Brooklyn incautó más de 100 libras de flor de cáñamo y lo publicitó como una gran confiscada de “marihuana”. Funcionarios del condado de Texas habían identificado varios productos de cáñamo como “nuevos derivados peligrosos de la marihuana”. Los negocios de cáñamo en Ohio, Massachusetts y Florida han sido cerrados. La Aduana y la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos han tratado los materiales y compuestos de cáñamo como “marihuana” ilegal. Todo esto debido a la falta de claridad, un malentendido por parte de la policía.

Me gustaría señalar que, en mayo, un juez federal determinó que el personal que aplicó la Operación Candy Crush, no tenía una causa probable para realizar esa captura; ya que el CBD no es una sustancia ilegal según la ley estatal de Tennessee. Esto significa que las demandas presentadas por los propietarios de las tiendas avanzarán, y las autoridades podrían ser responsables financieramente por sus actos errantes. Pero el punto es la falta de educación. La mayoría de estas incautaciones tenían que ver con la confusa aplicación de la ley, que no conocía el Proyecto de Ley Agrícola de los EE. UU. y sus implicaciones para el cáñamo industrial, o que estaban mal preparados para encontrar un camión cargado de material vegetal que se ve y huele prácticamente idéntico a su primo siniestro, la marihuana.

Contenido relacionado: Cáñamo Vs Marihuana: ¿Cuál es la Diferencia?

Para empeorar las cosas, actualmente no existe una prueba de campo estandarizada, ni una prueba química para que la policía analice y determine rápidamente el contenido de THC del material vegetal. Ya sea que se trate de un escenario con un conductor de camión detenido transportando miles de libras o un asistente a la conferencia fumando un pre-roll de cáñamo en el estacionamiento. No hay forma de que la policía pruebe, en el campo, si el material en cuestión es cáñamo industrial legal o, en la mayoría de las jurisdicciones, marihuana ilegal.

En los últimos años, las metodologías para las pruebas de THC han variado de estado a estado. Esto se ha desarrollado a medida que se han incautado múltiples cargas de camiones en todo el país, y nuestro bufete de abogados ha ayudado a resolver estas discrepancias, lo que resulta en ninguna acción penal en casi todas las circunstancias.

Incluso los estados que han promulgado leyes, reglamentos y programas de cultivo y procesamiento de cáñamo industrial no están de acuerdo sobre el método por el cual se prueba el material vegetal. Algunos estados solo prueban la flor. Otros homogenizan toda la planta para la prueba. Algunos estados solo prueban el delta-9-tetrahidrocannabinol (Δ-9 THC). Otros analizan el Δ-9 THC) y el ácido tetrahidrocannabinólico (THCa), y lo incluyen en el cálculo total de THC.

Contenido relacionado: THC, CBD y Más Compuestos de la Marihuana: Qué Son los Cannabinoides

Colorado ha luchado con estos desafíos durante años. ¿Incluyes THCa? ¿Cómo puedo medir 0.3 por ciento de THC por “peso seco” en productos que no tienen un peso seco? ¿Qué constituye “peso seco” para un líquido? ¿Debería analizarse el THC en toda la planta, o solo en las porciones con la mayor concentración de resinas cannabinoides? A medida que los productos de cáñamo se incorporan cada vez más al comercio internacional, ¿qué pasa con los países que tienen un estándar de 1.0% de THC? ¿Será tratado como marihuana por países con un estándar de 0.3% de THC o menos? ¿Es consciente la policía de que estos problemas están llegando?

La ley de reforma del cannabis más generalizada en la historia de los EE. UU., se promulgó cuando el presidente Trump firmó la Ley Agrícola 2018, que permite el cultivo de cáñamo de manera amplia y comercial, no simplemente programas piloto para estudiar el interés del mercado en productos derivados del cáñamo. Permitió explícitamente la transferencia de productos derivados del cáñamo a través de las líneas estatales para fines comerciales u otros. Tampoco impone restricciones a la venta, el transporte o la posesión de productos derivados del cáñamo, siempre que esos artículos se produzcan de manera compatible con la ley.

Contenido relacionado: Cambiando el Packaging: los Bioplásticos de Cáñamo Entran en Juego

Una característica interesante de la Ley Agrícola 2018 es que le otorgó expresamente autoridad reguladora sobre estos productos (destinados al consumo humano o animal) a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Hasta la fecha, la FDA aún no ha promulgado normas relativas a los derivados del cáñamo, como el CBD, pero se anticipa que las Reglas Finales se implementarán en 2021. La falta de registro o reglas no significa que los productos de cáñamo sean ilegales; simplemente no están específicamente regulados por la FDA. No obstante, muchos equivalentes estatales, como el Departamento de Medio Ambiente de Salud Pública de Colorado, han allanado el camino para elaborar una estructura reguladora para estos productos. Sin embargo, las autoridades no necesariamente tienen motivos para saber que existen estas condiciones. Mientras más buscas, se vuelve más y más claro que abunda la confusión.

Al final del día, la policía necesita orientación y capacitación sobre el cáñamo y su nuevo marco legal y regulatorio en todo el país. Junto con la educación, la industria en general, así como la policía, necesita desesperadamente pruebas de estandarización. Las pruebas de campo, como la espectroscopía infrarroja, deben ser refinadas y utilizadas de manera consistente. Tradicionalmente, la policía no ha podido determinar el contenido de THC, sino más bien la mera presencia de THC, que es demasiado imprecisa cuando se trata de la legalidad medida en décimas de porcentaje.

Hasta entonces, las compañías de cáñamo, los transportistas y los empleados relacionados deben tomar medidas para documentar la cadena legal y regulada de producción y custodia de los materiales y derivados de la planta. Deben llevar, literal y figurativamente, la carga (y los registros) en cada paso del viaje comercial. Tarde o temprano, la transparencia y la aprobación del gobierno obligarán a los Estados Unidos a adoptar esta planta, para todos sus usos. Solo espero que sea antes.

Este artículo fue producido por un colaborador externo a El Planteo y no ha sido editado, por lo cual no necesariamente representa las opiniones de El Planteo.

Hoban Law Group

ACERCA DEL AUTOR

HLG es un bufete de abogados de la industria del cannabis. Atiende tanto a la industria regulada de la marihuana como a la industria del cáñamo industrial.

Reconocida en EE.UU. y en todo el mundo por su capacidad de proporcionar soluciones a problemas altamente complejos y rutinarios que enfrentan los negocios de cannabis y la cadena de suministro operaciones, HLG ha estado brindando servicios profesionales a la industria desde el 2009.

HLG Global, una división de Hoban Law Group, está compuesto por varios abogados y bufetes de abogados asociados en ubicaciones estratégicas de todo el mundo. HLG Global también ha identificado grupos de contadores, banqueros, consultores y otros proveedores de servicios profesionales que pueden proporcionar soluciones de servicio completo a las empresas de la industria del cannabis que buscan obtener licencias, expandirse y / o crear empresas en todos los mercados favorables al cannabis en el mundo.

LHG cuenta con abogados y otros profesionales en la Unión Europea, América Latina, Australia y más allá.

 

También puede interesarte

kamala harris
Psyched psicodelia
Noticias de Cannabis