ENG 🇬🇧
criptoarte nft

Arte

Criptoarte: la Revolución que Llegó para Quedarse

Por Hernán Panessi

Criptoarte: la Revolución que Llegó para Quedarse

✍ 23 enero, 2022 - 12:12



Publicado originalmente en El Planeta Urbano

Alguna vez, hubo una primera persona en el universo que, después de haber mandado quién sabe cuántas cartas, puso send en un correo y envió un mail. Esa revolución, que conceptualmente hizo al mundo más accesible, significó un paso hacia adelante: adiós a las cartas, bienvenidos los e-mails. Lo mismo sucedió con la democratización de las tarjetas de crédito y de débito. ¿Y el dinero? ¿Dónde está mi dinero en papel?

Esas transiciones llevan tiempo, uso y mucha, mucha costumbre. Y ahora, justamente ahora, estamos presenciando un nuevo cambio de paradigma con las criptomonedas, la blockchain y los NFT. Y, en ese entramado, el mundo del arte está virando desde lo físico –adiós a las cartas, al dinero en papel, etcétera- para darle paso al universo digital.

Contenido relacionado: ‘No Existe Tierra Más Allá’: la Primera Muestra que Combina Cryptoarte y Obras Plásticas de la Región, en Buenos Aires

Para explicar sencillo lo que lleva tiempo, uso y mucha, mucha costumbre entender, vale mencionar que la autenticidad de ese arte digital, de ese criptoarte, está brindada por un NFT (non-fungible token), una especie de certificado anclado a una blockchain. Y, a la sazón, es una especie de pedigrí de quien lo posee y quien lo creó.

criptoarte revolución

En internet ya hay galerías de arte que se convirtieron en grandes mercados

En criollo, si es que puede bajarse a tierra un concepto tan sinuoso, un NFT podría funcionar como un certificado. Ese certificado, que históricamente fue otorgado en papel (esto es tuyo porque lo dice “acá”), ahora es digital y está distribuido en una red inviolable, imposible de falsear y extremadamente fácil de chequear. Los NFT son un activo “inimitable” en el mundo digital, que pueden ser comprados y vendidos como cualquier otro tipo de propiedad, pero que no tienen forma tangible en sí mismos.

Así, como los NFT llegaron para mover el paradigma de “lo coleccionable”, los artistas de diversas ramas ya están volcando su conocimiento, ganas y experiencia al cosmos digital. Ahora bien, como este arte está compuesto de puros ceros y unos, ¿alguien podría tomar una captura de pantalla de mi NFT y decir que también lo posee? Bueno, podría falsificarse o fotocopiarse un cuadro de Picasso pero: ¿seguiría siendo un cuadro de Picasso? Fin al dilema: el NFT certifica tanto autenticidad como posesión.

criptoarte revolución

“Me interesa la idea de feriar virtualmente, con material que antes quedaba excluído de ferias de Fanzines como los Gifs y las animaciones en general” (Francisco Negrello)

Y la rueda ya está girando. Por ahí, en abril de 2021, la millonaria pop Paris Hilton lanzó una serie de dibujos en NFT y recaudó más de u$s 1.000.000. Más allá, la actriz Mila Kunis colapsó Ethereum con sus NFT llamados Stoner Cats recaudando unos u$s 8.700.000.

Contenido relacionado: Mila Kunis Lanza ‘Stoner Cats’, una Serie Animada Vendida como NFT sobre Gatos Porreros

Y más acá, en septiembre de 2021, el rapero Snopp Dog reconoció que es uno de los más grandes coleccionistas de NFT del planeta y, bajo su alias Cozomo De Medici, ya lleva acumulados más de u$s 17.000.000. Algo está por pasar, algo está por venir.

“Me metí en el mundo del NFT para motivarme con la pintura y el dibujo que era algo que hacía desde antes de la música. No le di bola durante un tiempo y el NFT me revivió las ganas de meterle”, reconoce a EPU el famoso rapero argentino Bhavi.

Bhavi, trapero y productor de NFT

¿Qué es lo que no tiene de interesante el NFT? Es el nuevo mundo, la nueva manera de vender. Son tokens, que le da valor a cualquier cosa, con una propiedad digital. Es descentralizado, así que no dependés de ninguna multinacional. Es tremendo”, continúa el trapero que acaba de publicar Cinema, su último disco.

Siempre me interesaron las criptomonedas y cuando vi al arte mezclado con las criptomonedas, me interesó un poco más. Lo que me cebaba es que me decían que funcionaba, que había gente que coleccionaba como figuritas pero ‘de cosas que hace uno’”, explica Ber Sektor, desarrollador de videojuegos de Shitty Games, uno de los estudios independientes más polémicos y geniales de la República Argentina.

Contenido relacionado: NFT: 19 Celebridades Que Poseen Bored Ape Yacht Club (BAYC)

Y sigue: “Lo más importante es esta especie de revolución del arte. Antes, la forma de promocionar tu arte, venderlo y sacar un rédito era bastante gede porque requería hacerlo muy a pulmón. Y no sacaba casi nada de rédito. Con este mundo es más fácil hacerlo por redes sociales, mostrando los NFT que tenés para que coleccionen tus piezas digitales”.

criptoarte revolución

El criptoarte de Ber Sektor

En ese sentido, el ilustrador Francisco Negrello, alias Odioteodio, que acaba de publicar su libro La Última Invocación, coincide con Ber Sektor: “Me interesa la idea de feriar virtualmente, con material que antes quedaba excluido de ferias de fanzines, como los gifs y las animaciones en general”. Negrello se metió en el mundo de NFT por recomendación de algunos colegas y, aunque todavía no se volcó a full, ya le está sacando un rédito: “Supongo que mientras más arriba estés, más crédito le sacás”.

Contenido relacionado: Arte NFT: Flasheá con Galaktic Gang, la Colección Psicodélica de Chris Dyer

Y en Internet ya hay galerías de arte digital que se convirtieron en enormes mercados. ¿El caso más emblemático? El de OpenSea, que en 2021 aumentó un 12.000% los volúmenes de negociaciones, con un tendal de NFT de distintas características, precios y hypes. ¿Cuáles pican en punta? Los Crypto Punks que, por lo menos ahí, se yerguen como los más caros. Sucede que, detrás de esos NFT, hay comunidades con usuarios que dan valor. Entretanto, estos tókens se convierten en una especie de recompensa a ese valor consignado.

Estamos presenciando un nuevo cambio de paradigma con las criptomonedas, la blockchain y los nft.

Por su parte, el trapero Bhavi además de producir NFT también colecciona algunas obras. “Tenés que saber moverte, como en todo”, avisa. “Primero lo tenés que hacer por amor, no podés entrar por la guita de una porque son movimientos de nicho y de culto y, si entrás para sacar guita, lo vas a hacer una vez y después… vas a quedar ahí, todo escrachado”, concluye. Por todo esto, si los caireles de la vida digital incluyen finanzas, economía, foros, videojuegos y redes sociales, el paso hacia una vida artística 2.0 era apenas cuestión de tiempo.

Publicado originalmente en El Planeta Urbano // Redes: IG, Twitter, FB

Imagen de portada por Richard Horvath vía Unsplash

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.


Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

Hernán Panessi

ACERCA DEL AUTOR

Hernán Panessi, editor periodístico en El Planteo, es un periodista especializado en cultura joven. Escribe en las revistas InfoTechnology, Rolling Stone, THC y Lento. Además, en Página/12, El Planeta Urbano, El Cronista y en el periódico uruguayo La Diaria. Colaboró para Revista Ñ, Clarín, La Nación, La Cosa, Playboy, Haciendo Cine, Billboard, Los Inrockuptibles, Forbes, VICEBenzinga, High Times y Yahoo, entre otros.

Hernán escribió los libros Porno Argento! Historia del cine nacional Triple X, Periodismo pop, Una puerta que se abre y Rock en Español. Fue docente en el Centro Cultural Rojas (UBA) donde dictó talleres de periodismo. Además, es programador de la sección VHS del Festival Internacional de Cine de Valdivia, en Chile.

Conduce FAN, programa periodístico sobre cultura, sociedad y vida moderna. Por su parte, también condujo en las FM Delta 90.3 y Nacional Rock 93.7. Asimismo, fue columnista en La Once Diez y Metro 95.1.

También puede interesarte

conference 2022 intel chip minería ucrania analista marzo 2022 parlamento ucraniano bitcoin
Domincan Gang Star
shiba inu sorpresa tokens
saitama shiba inu