negocio psicodélicos

Finanzas

De Repente, los Psicodélicos Son un Gran Negocio

Por WeedWeek

De Repente, los Psicodélicos Son un Gran Negocio

✍ 14 octubre, 2020 - 07:21

Los investigadores de cannabis apenas pueden hacer su trabajo porque la marihuana sigue siendo un estupefaciente de la Lista 1 en virtud de la Ley Federal de Sustancias Controladas de EEUU. Ni siquiera pueden trabajar directamente con la planta a menos que estén dispuestos a usar cannabis de calidad inferior del gobierno federal.

Contenido relacionado: Psicodélicos: ¿El Próximo Paso para los Empresarios del Cannabis?

Entonces, ¿por qué los investigadores de instituciones prestigiosas como el Centro de Investigación Psicodélica y de la Conciencia de la Universidad Johns Hopkins pueden estudiar los efectos de la MDMA y la psilocibina relativamente libres de restricciones? Hace apenas unos años, esas dos drogas de la Lista 1 eran consideradas por muchos como “drogas duras”, mucho más peligrosas que el cannabis.

Eso fue antes de que la noción de alucinógenos como potenciales terapias para los desórdenes mentales se afianzara en la conciencia popular. Un punto de inflexión importante fue el libro del 2018 “Cómo cambiar tu mente: Lo que la nueva ciencia de los psicodélicos nos enseña sobre la conciencia, la muerte, la adicción, la depresión y la trascendencia por Michael Pollan. El libro se sumerge en la ciencia de los psicodélicos y encontró que había usos terapéuticos mucho más prometedores para los alucinógenos de lo que la mayoría de la gente creía.

Un acontecimiento aún mayor se produjo el mismo año, cuando la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EEUU declaró que la psilocibina (la sustancia psicoactiva que se encuentra en los “hongos mágicos”) era una “terapia innovadora” para la depresión resistente al tratamiento, de la que sufren unos 6 millones de estadounidenses. El pasado mes de noviembre, la FDA concedió otra designación de este tipo a la psilocibina. Esta vez, dicha designación fue para el tratamiento del trastorno depresivo mayor, que afecta a unos 17 millones de estadounidenses.

Gracias a estos avances, las compañías farmacéuticas y los inversores están inyectando dinero y atención en la psilocibina y otros alucinógenos como la MDMA (éxtasis) y la ibogaína. Incluso el LSD está despertando el interés de los inversores.

Contenido relacionado: ¿Por Qué Son Ilegales los Hongos Psicodélicos?

Lo crucial es que virtualmente ninguna de estas inversiones es para el mercado “recreativo”. Se trata de terapia. Se estima que cerca de uno de cada cinco adultos en EEUU sufre cada año de algún tipo de trastorno mental. Casi 47 millones de personas. Mientras tanto, las investigaciones indican cada vez más que las drogas “tradicionales” prescritas para la depresión (principalmente inhibidores de la recaptación de serotonina como el Prozac) son menos eficaces de lo que los científicos creían, especialmente para formas más leves de la enfermedad. Parece que ha llegado el momento de buscar alternativas.

Lluvia de dinero

Compass Pathways está entre las empresas más conocidas que desarrollan medicamentos a partir de la psilocibina. Esto se debe en parte a que el polémico multimillonario Peter Thiel es un importante inversor. Compass fue la firma que ganó la primera declaración de “avance innovador” por parte de la FDA en el 2018. Actualmente está realizando ensayos clínicos tanto en Europa como en América del Norte.

Desde su fundación en el 2016, la compañía con sede en el Reino Unido ha recaudado lo que la mayoría de los observadores dicen que es la mayor cantidad de dinero en el espacio: USD 117 millones, antes de que se hiciera pública esta semana. Compass también consiguió recientemente una inversión de Otsuka, una gran compañía farmacéutica japonesa.

El lunes, Compass salió a la luz con una oferta pública inicial muy exitosa para Nasdaq. Después de abrir a USD 17 por acción (por encima de su rango previamente establecido de USD 14 a 16) las acciones subieron más del 70% en su primer día de negociación. Desde ahí, sólo siguieron subiendo. Cerraron el miércoles a USD 36,75, más del doble de su precio de apertura.

Contenido relacionado: La Creciente Tendencia de los Psicodélicos Cotizando en Bolsa

Mind Medicine (normalmente abreviada como “MindMed”) es otra compañía que ha recibido mucha atención gracias a celebridades. Sus patrocinadores incluyen a Kevin O’Leary, de Shark Tank, y a Blake Mycoskie, de Tom’s Shoes. MindMed está estudiando los efectos de la ibogaína en la adicción a los opiáceos. Ha recaudado más de USD 30 millones.

MindMed y otra firma, Champignon Brands, comenzaron a operar en Canadá el marzo pasado. Las acciones de ambas compañías se negocian por menos de un dólar. La capitalización de mercado de MindMed es de USD 182 millones. La de Champignon, por otro lado, es de USD 34 millones.

Champignon está desarrollando drogas terapéuticas a partir de una gama de alucinógenos. Como otras compañías del espacio, generalmente prefiere términos como “hongos funcionales” a “alucinógenos”. La compañía también está investigando la ketamina, un anestésico legal que se utiliza de forma recreativa por sus propiedades alucinógenas. Puede ser peligroso cuando se usa de manera recreativa, pero puede tener potencial como terapia para la depresión y la ansiedad.

La compañía más antigua del espacio, MAPS Public Benefit Corp., se lanzó en el 2014, pero sus raíces se remontan a los ’80. Es la rama con fines de lucro de la Asociación Multidisciplinaria de Estudios Psicodélicos (MAPS), una organización sin fines de lucro que investiga y promueve las terapias psicodélicas. MAPS Public Benefit Corp. está llevando a cabo ensayos clínicos de la terapia MDMA para el trastorno de estrés postraumático. Con este fin, espera obtener la aprobación de la FDA para el 2022.

Contenido relacionado: Cómo la Industria Psicodélica Puede Aprender de los Errores de la Industria del Cannabis

Pero la nueva respetabilidad de los alucinógenos como drogas terapéuticas y la creciente aceptación de los mismos por la FDA no son los únicos factores a tener en cuenta. Según algunos observadores, hay otro factor que impulsa el dinero y la atención que estas firmas y muchas empresas más pequeñas están recibiendo: la pandemia de coronavirus. Al explicar el disparo de las acciones de Compass el otro día, Sarah Smith de InvestorPlace citó el reciente aumento de los problemas de salud mental reportados. “Claramente, éste no ha sido un buen momento para la salud mental”, escribió.

Puede que sea así, pero es de esperar que el coronavirus ya haya desaparecido para cuando cualquiera de estas terapias esté lista para el mercado, y mucho menos para que los inversores obtengan beneficios. Y eso suponiendo que funcionen: en la mayoría de los casos, nadie está seguro de eso en absoluto.

Vía WeedWeek, traducido por El Planteo.

Foto por Jesse Dodds vía Unsplash

WeedWeek

ACERCA DEL AUTOR

También puede interesarte

eeuu
Marihuana Ojos Rojos
marihuana dosis