hongos psicodélicos

Legalización

¿Por Qué Son Ilegales los Hongos Psicodélicos?

¿Por Qué Son Ilegales los Hongos Psicodélicos?

✍ 13 septiembre, 2020 - 11:34

Artículo por James McClure.

Los hongos mágicos son ilegales en casi todos los países gracias al Convenio sobre Sustancias Psicotrópicas. Este tratado internacional fue elaborado en 1971 por las Naciones Unidas para prohibir la producción, distribución y consumo de hongos de psilocibina y otras sustancias psicodélicas. Desde los años ’70, más de 180 países prometieron apoyar el tratado.

Contenido relacionado: Psicodélicos: La Diferencia entre Legalización y Despenalización

Pero las Naciones Unidas no tienen el poder ni los recursos para vigilar las calles de todos esos países. Por lo tanto, la responsabilidad de desarrollar sus propias leyes para prohibir los hongos y otras sustancias psicodélicas recae en cada uno de los estados miembros.

Así es como los hongos se volvieron ilegales en Estados Unidos, Reino Unido y Países Bajos.

¿Por qué los hongos son ilegales en Estados Unidos?

Los Estados Unidos fue uno de los primeros países en prohibir la psilocibina. Pero gracias a los esfuerzos de lxs investigadores y activistas de la psicodelia, EEUU también podría convertirse en una de las primeras naciones en derribar la prohibición. Esto podría suceder gracias a la legislación de reforma local y la aprobación de la FDA a nivel nacional de la psilocibina en la psicoterapia asistida.

Estados Unidos declaró oficialmente ilegales los hongos en 1968. En ese año se realizó una enmienda a la Ley de Alimentos, Drogas y Estupefacientes, conocida como el proyecto de ley Staggers-Dodd. Éste prohibió la posesión de psilocibina (el principal compuesto de los hongos) así como de psilocina (el compuesto en el que se metaboliza la psilocibina después de ser ingerida).

Sin embargo, la prohibición de la psilocibina no se aplicó seriamente hasta la aprobación de la Ley de Sustancias Controladas (CSA) en 1971. Ésta fue la ley que marcó el comienzo de la desastrosa Guerra contra las Drogas de los Estados Unidos. En virtud de la CSA, la psilocibina y la psilocina figuran junto con la heroína como drogas de la Lista I. Esto significa que tienen un alto potencial de abuso y ningún uso medicinal aceptado, al menos según el gobierno federal.

Contenido relacionado: Legalización de la Marihuana en EEUU: la Historia del Movimiento y las Personas Tras Él

Sin embargo, las investigaciones científicas (tanto de los ensayos clínicos actuales como de la experimentación anterior a la Guerra de las Drogas) y los siglos de uso ritual en las comunidades indígenas han demostrado lo contrario. La clasificación de los hongos mágicos en la Lista I desafió los hallazgos de la investigación psicodélica de los años 50 a 70. Dichas investigaciones mostraban que los hongos eran prometedores como tratamiento potencial para el alcoholismo, la esquizofrenia, el autismo, el trastorno obsesivo-compulsivo, la depresión y otras condiciones.

Pero la decisión de la administración Nixon de prohibir los hongos mágicos y otros psicodélicos podría haber tenido más que ver con la política que con la seguridad pública. En 1994, John Ehrlichman, ex asesor de política interna de Nixon y co-conspirador de Watergate, le dijo al periodista Dan Baum que la Guerra contra las Drogas era en realidad un intento de perturbar y oprimir a los enemigos políticos del presidente.

“La campaña de Nixon en 1968, y la Casa Blanca de Nixon después de eso, tenía dos enemigos: la izquierda pacifista y lxs negrxs”, dijo Ehrlichman. “Sabíamos que no podíamos hacer que fuera ilegal estar en contra de la guerra o ser negrx. Pero al hacer que el público asociara a lxs hippies con la marihuana y a lxs negrxs con la heroína, y luego criminalizando fuertemente a ambxs, podíamos desbaratar esas comunidades. Podríamos arrestar a sus líderes, asaltar sus casas, romper sus reuniones y difamarlxs constantemente en las noticias de la noche. ¿Sabíamos que estábamos mintiendo sobre las drogas? Por supuesto que sí”.

Contenido relacionado: Cannabis y Justicia Racial, Lo que Necesitas Saber Hoy

Cierto, Ehrlichman no hizo comentarios sobre los hongos específicamente. Pero la afiliación de la psilocibina a la contracultura psicodélica (dirigida en parte por Timothy Leary, a quien Nixon apodó “el hombre más peligroso de EEUU”) y a la “izquierda pacifista” hace razonable considerarla como parte de esta estratagema política.

Sin embargo, la prohibición no impidió que lxs psiconautas estadounidenses disfruten de los hongos en los últimos 50 años. Como las esporas de los hongos de psilocibina son legales en la mayoría de los estados, muchxs psiconautas son capaces de cultivarlas. Sin embargo, esta laguna legal no significa que los frutos de su trabajo sean legales una vez que se reproducen.

Pero eso podría cambiar gracias a los esfuerzos de lxs defensores de la reforma de la política psicodélica. En mayo del 2019, lxs votantes de Denver aprobaron una iniciativa que prohíbe al condado arrestar o procesar a cualquiera que sea sorprendidx cultivando o poseyendo hongos para uso personal. La iniciativa convirtió a Denver en la primera ciudad estadounidense en despenalizar los hongos mágicos.

Un mes más tarde, el consejo municipal de Oakland, California aprobó una resolución para prohibir a las fuerzas del orden el uso del dinero de la ciudad para arrestar a personas por posesión de hongos mágicos, peyote, ayahuasca u otras plantas enteógenas. Más recientemente, la ciudad de Santa Cruz, California despenalizó efectivamente los hongos en enero del 2020. Las autoridades aprobaron por unanimidad una resolución para que la detención de personas por posesión o cultivo de hongos mágicos para uso personal sea una de las prioridades más bajas de lxs agentes del orden. Otras ciudades como Chicago o Nueva York, donde lxs activistas de Decriminalize Nature están planificando sus propias campañas, podrían seguir el ejemplo de Oakland y Santa Cruz.

A estas tres ciudades pronto podría unirse todo el estado de Oregon. Éste está en camino de votar sobre la legalización de la terapia de psilocibina a través de una iniciativa de votación este otoño. Mientras tanto, una encuesta reciente de la firma de investigación de cannabis Green Horizons encontró que el 76% de lxs estadounidenses apoyan la legalización de los hongos mágicos de alguna forma.

Contenido relacionado: Utilizar MDMA como Terapia para el Trauma Racial

Si estas tendencias continúan, la prohibición de la psilocibina podría desvanecerse. Así se terminaría efectivamente el “mal viaje” que es la Guerra contra las Drogas, al menos en lo que se refiere a los hongos.

Al mismo tiempo, la psilocibina, en su forma sintética, también se ha colocado en la vía rápida de la FDA para convertirse en un medicamento de prescripción en la terapia asistida por psicodélicos para el tratamiento de la depresión.

¿Por qué los hongos son ilegales en el Reino Unido?

El Reino Unido le declaró la guerra a los hongos mágicos en los años setenta. Pero gracias a una laguna en las leyes sobre drogas del Reino Unido, lxs psiconautas británicxs pudieron cultivar y vender hongos sin temor a ser procesadxs hasta el comienzo del siglo XXI.

En 1971, el Reino Unido trató de suprimir los hongos y otros psicodélicos lanzando la versión británica de la Guerra contra las Drogas. Antes de eso, el Reino Unido había prohibido sin éxito el uso recreativo de cannabis, cocaína, heroína y otras sustancias mediante una “colección rígida y destartalada de leyes sobre drogas“, según Harvey Teff. Este profesor de derecho de la Universidad de Durham criticó las políticas de drogas aleatorias del país en un artículo de 1972 para la Modern Law Review.

Contenido relacionado: Hongos Psicodélicos: Una Historia Definitiva

Teff creía que el Reino Unido no se preocupaba demasiado por las drogas antes de los ’60 porque su uso recreativo era poco frecuente. Además, principalmente se limitaba al cannabis. Sin embargo, en dicha década se produjo un aumento espectacular del consumo de drogas ilícitas. También se vio un aumento de la disponibilidad de hongos y otras sustancias que eran nuevas en Gran Bretaña. Aunque los hongos mágicos existen desde hace miles de años, eran relativamente desconocidos en el Reino Unido y otras partes del mundo occidental hasta mediados de los ’50. Por ese entonces comenzaron a surgir relatos como el del banquero y micólogo aficionado R. Gordon Wasson. Este popular testimonio relataba una ceremonia de hongos indígenas en México con la curandera María Sabina, y fue publicado en la revista LIFE en 1957.

La curiosidad en torno a los psicodélicos se extendió desde los círculos académicos a la cultura hippie. Así, a mediados de los ’60, los miembros de la contracultura de ambos lados del Atlántico ya estaban experimentando con el hongo psicodélico.

Las autoridades británicas respondieron con la introducción de la Ley sobre el Uso Indebido de Drogas (MDA, por sus siglas en inglés) en 1971. La MDA clasificaba las drogas ilícitas en tres grupos (Clase A, B y C). Para esto, se basaba en “la nocividad y el peligro” de las mismas, según el ex Secretario del Interior James Callaghan. Éste aseguró al Parlamento que el nuevo enfoque se había elaborado sobre la base de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud. Además, seguía el modelo del tratado internacional sobre drogas conocido como Convención Única sobre Estupefacientes, de las Naciones Unidas.

En virtud de la MDA, la psilocina (uno de los compuestos psicoactivos de los hongos mágicos) se agrupó junto con la heroína y la metanfetamina en la Clase A. Ésta es la categoría de las sustancias más nocivas, y que recibieron los castigos más severos en virtud de la nueva ley.

Contenido relacionado: ¿Hay Drogas en la Biblia?

Pero la MDA no logró suprimir los hongos mágicos debido a dos defectos importantes. Primero, la ley prohibió la psilocina, pero no el hongo que la contiene. Esa laguna jurídica significaba que las esporas de los hongos, que no contienen psilocina, podían ser compradas y cultivadas legalmente en el Reino Unido. Además, la MDA hizo hincapié en la adopción de medidas enérgicas contra los hongos mágicos preparados para el consumo (es decir, los secos). Esto permitió a lxs psiconautas británicxs seguir poseyendo y vendiendo hongos frescos (es decir, no preparados).

Lamentablemente, esas lagunas se cerraron en el 2005. Fue enconces cuando el gobierno británico añadió todas las variedades de hongos mágicos a la MDA. Como resultado, cualquiera que sea sorprendidx vendiendo hongos (frescos o preparados) o esporas en el Reino Unido se enfrenta ahora a una posible sentencia de cadena perpetua.

Si bien no es probable que el uso recreativo de hongos sea legal en el Reino Unido en un futuro próximo, hay esperanzas de que se use con fines medicinales gracias a la reactivación de la investigación psicodélica. Como en la mayoría de las naciones occidentales, la prohibición sofocó los estudios psicodélicos en el Reino Unido durante décadas. Luego, en el 2019, el Imperial College London ayudó a reavivar el interés en el tema al abrir el Centro de Investigación Psicodélica. Éste se dedica a estudiar la utilidad de los hongos mágicos, el LSD, el DMT y otras sustancias para tratar la depresión y otros trastornos.

¿Por qué los hongos son ilegales en Amsterdam?

Durante décadas, Amsterdam ha sido considerada como un refugio seguro para lxs entusiastas del cannabis y lxs psiconautas. Esto se debe al enfoque tolerante de los Países Bajos hacia los hongos y otras sustancias ilícitas. En lugar de tratar de suprimir el consumo de drogas recreativas amenazando a lxs delincuentes con penas de prisión, los Países Bajos tratan al consumo de sustancias ilícitas como una cuestión de salud pública. Por ello, las personas que son sorprendidas con pequeñas cantidades de marihuana u hongos mágicos tienen muchas más probabilidades de ser multadas que encarceladas por infringir la ley. Pero una reciente campaña de represión contra los hongos está amenazando la reputación liberal de Amsterdam. Ésta podría señalar el fin de la era de la tolerancia en los Países Bajos.

Contenido relacionado: Mezclar Marihuana con Psicodélicos: lo que Necesitas Saber

Esta política tolerante en materia de drogas comenzó a mediados de la década del ’70. Por ese entonces, lxs legisladores neerlandeses respondieron al aumento del uso de drogas con fines recreativos revisando las leyes del país relativas a las sustancias ilícitas (conocida como la Ley del Opio). La Ley del Opio revisada de 1976 añadió la psilocibina y la psilocina a la lista de sustancias prohibidas. Sin embargo, el gobierno no incluyó a los hongos que contienen esos compuestos psicodélicos. En consecuencia, lxs psiconautas podían comprar legalmente hongos mágicos frescos (es decir, no procesados) en tiendas especializadas. Éstas se conocen como “smart shops“, y también venden medicamentos a base de hierbas.

Estas tiendas funcionaron en una zona legal gris junto a los cafés de cannabis de Ámsterdam hasta el 2008. En dicho año, el Gobierno de los Países Bajos inició una campaña de represión contra los hongos mágicos. Ese cambio abrupto de política fue impulsado por la muerte de Gaelle Caroff, una estudiante francesa de 17 años que compró hongos en una smart shop durante un viaje a Ámsterdam en el 2007 y saltó de un edificio mientras estaba bajo la influencia.

El enfoque del país respecto de los hongos mágicos ya había suscitado críticas negativas en la prensa, tras una serie de incidentes en los que turistas se habían herido a sí mismxs o a otrxs después de tomar hongos. Pero la muerte de Caroff provocó más indignación y protestas públicas que los incidentes menores. En respuesta, lxs políticxs holandeses agregaron 186 cepas de hongos mágicos a la Ley del Opio (puedes ver la lista completa aquí). Lxs legisladores mostraron cierta moderación al incluir esas variedades en la Lista II de la ley. La misma está destinada a drogas blandas como el cannabis, a diferencia de la Lista I que contiene sustancias potencialmente más letales, como la heroína y la metanfetamina. Pero esa distinción fue un frío consuelo para lxs defensores de la psicodelia y lxs propietarixs de smart shops.

Contenido relacionado: Cómo la Industria Psicodélica Puede Aprender de los Errores de la Industria del Cannabis

Una de tales propietarixs opinó que lxs legisladores habían estado buscando una excusa para lanzar la campaña de represión.

“Cada dos meses prohíben algo”, dijo Chloe Collette, propietaria de la tienda FullMoon Smart Shop, a Associated Press en el 2008. “Efedra, yohimbe, ‘éxtasis’ herbal, y ahora esto. No sé si podremos sobrevivir en el futuro”.

La tienda ha sobrevivido, pero ya no publicita hongos mágicos. En su lugar, FullMoon ofrece una selección de “trufas mágicas“.

¿Cuál es la diferencia entre un hongo mágico y una trufa mágica? No se trata tanto de lo que son, sino de dónde crecen. Las trufas son la parte del hongo que crece bajo tierra, lo que las hace técnicamente legales en los Países Bajos. Esto se debe a que la actualización del 2007 de la Ley del Opio no añadió las trufas a la lista de sustancias prohibidas.

Dado que las trufas contienen los mismos compuestos psicoactivos que los hongos mágicos (psilocibina y psilocina), la experiencia es muy parecida. Sin embargo, algunxs encuentran que viajar con trufas es más suave y menos introspectivo que con los hongos normales. Pueden ser compradas en smart shops o consumidas en retiros de psilocibina, como Synthesis en Amsterdam.

Vía DoubleBlind, traducido por El Planteo.

Foto por Mihajlo Horvat vía Unsplash

DoubleBlind Magazine Logo

ACERCA DEL AUTOR

DoubleBlind Magazine (Revista DobleCiego) es un socio de contenido de El Planteo.

También puede interesarte

aceite
Cannabis y Finanzas - Imagen por Ilona Szentivanyi. Todos los derechos reservados a El Planteo y Benzinga.
Cannabis para Insomnio
Acciones Cannabis