albina cabrera

Cannabis

Entrevistamos a Albina Cabrera, Productora de Contenidos Latinoamericanos en KEXP

Por Lola Sasturain

Entrevistamos a Albina Cabrera, Productora de Contenidos Latinoamericanos en KEXP

✍ 30 agosto, 2020 - 14:00

Mendocina, morocha, porrera y feminista, Albina Cabrera es la primera mujer latina e inmigrante en hacer aire en la prestigiosa emisora estadounidense KEXP. Se fue de Argentina hace 2 años buscando aprender, y hoy ocupa en la radio un puesto que fue creado especialmente para ella: productora de contenidos latinoamericanos.

KEXP es una radio y organización sin fines de lucro fundada en 1972 y afincada en Seattle, USA. Entre las estaciones más insignes del mundo y muy conocida por sus sesiones en vivo, la emisora a su vez funciona como usina cultural de actividades completamente gratuitas. Recientemente se comprometieron, también, a ser una organización antirracista.

Contenido relacionado: Entrevista a las Creadoras de Acabar, el Podcast Argentino sobre Orgasmo Femenino

La agente de prensa, periodista y productora de contenidos de 32 años, no solamente era fan de la música que pasaban y de su temario periodístico; Cabrera admiraba a KEXP por su producción cultural multiplataforma y por las mujeres fuertes que tenía al frente. “Con mis amigues amábamos a Cheryl Waters”, cuenta, refiriéndose a una de las DJs y comunicadoras más legendarias de la emisora, que además es científica ambiental.

“Esa señora ahí delante de todo, reivindicando todo lo que yo sentía que hacía falta: que se puede ser mujer y hablar de música, que no hace falta ser mega hegemónica para pararse delante de una cámara, y que una mujer puede comunicar el contenido que ella misma produjo”.

La convocaba también el compromiso que tenían con el contenido musical latinoamericano desde su programa El Sonido, a cargo de su hoy tan querido y cercano Deejay Chilly. Así, Albina se puso en contacto, compartiéndoles música nacional. En ese entonces trabajaba en Agencia de Noticias Télam conduciendo y produciendo un magazine político.

Víctima de los despidos de 2018, la mendocina llegó a Seattle luego de años de contacto con la radio, pero a duras penas dominando el idioma. Lo que inicialmente iba a ser una pasantía de dos meses acabó por convertirse en una propuesta de trabajo formal. Hoy, es amiga y colega de su admirada Cheryl Waters, y productora del contenido latinoamericano de la emisora, así como co-host en El Sonido junto a Chilly.

El suyo es casi un cuento de hadas, pero sin endulzante artificial: los procesos migratorios de Estados Unidos no se la hicieron nada fácil y la obligaron a volver momentáneamente a la Argentina. En lo inmediato y después de una lucha que, según ella, casi le cuesta la salud mental, estará volviendo a Seattle en calidad de productora full-time.

“Me negaron la visa diciendo que venía de un lugar muy político, aunque KEXP ya me había ofrecido un contrato laboral… ¡Y mi caso lo abría una recomendación del rapero Macklemore!”, relata con risa incrédula.

Contenido relacionado: Vuelve DAMN!, el Famoso Programa de Hip Hop: Hablamos con Veeyam y Pluzito

Pero nada la detiene, y la misión de Albina no tiene fronteras: sigue trabajando como agente de prensa de bandas argentinas y latinoamericanas, así como es PR del sello norteamericano Devil in The Woods. En Argentina, se ocupa de Atajo, por Nacional Rock, donde continúa su tarea de difundir música del mundo entero.

En Seattle no solamente encontró un trabajo y una familia adoptiva, también experimentó por primera vez en su vida lo que es vivir en una ciudad donde la marihuana recreativa es legal.

albina cabrera

Foto: Julieta Maria

KEXP como organización antirracista

Recientemente, la organización cultural anunció su compromiso de volverse una institución antirracista. El plan es reorganizar el line up de DJs, conductores y productores de contenido, y llevar las voces racializadas al prime time, franja que solía estar (para variar) dominada por hombres blancos. También hay un nuevo director editorial que ahora trabaja en conjunto con el musicalizador principal, en busca de una curaduría mucho más amplia y representativa.

Este planteamiento llegó con el momento histórico marcado por el asesinato de George Floyd, de la mano de un pueblo estadounidense que está recién descubriendo el poder de salir a las calles a manifestarse contra la injusticia. Seattle, sede de muchas megaempresas como Microsoft y Amazon, fue uno de los focos más importantes de las protestas antirracistas en Estados Unidos.

A Cabrera este tema la tocó de cerca, principalmente por haber sido ella misma víctima del racismo en su propio país.

“Cuando empecé a ver los debates internos que se estaban dando en pos de ser una organización antirracista, a mí me interpeló muy fuerte porque yo ya tuve un primer desarraigo, cuando a los 20 me fui de Mendoza a Buenos Aires. Fue mucho más salvaje que cuando me fui de Argentina a Estados Unidos, en términos de discriminación y en términos de todos los preconceptos de todo tipo que se tienen sobre la gente de las provincias”.

Contenido relacionado: Luanda, Artista Afroargentinx, Habla de Herencia Afro, Música y Racismo en la Argentina

Como la primera mujer sudamericana y racializada al frente de un micrófono en KEXP, el camino de Albina Cabrera comenzó a sentar las bases de este relato antirracista desde antes incluso de que existiese una intención explícita. La construcción de un medio antirracista responde a una lucha que ella, como comunicadora, tuvo siempre: la de federalizar y ampliar la representación de las voces contra-hegemónicas.

La Programación Musical como Campo de Batalla

Como Mendocina y agente de prensa que siempre trabajó con música, a Cabrera históricamente le llamaba la atención cómo, en nuestro país, todo producto cultural tenía que ser validado por la Ciudad de Buenos Aires. Si ya para unx latinx es casi imposible abrirse al público internacional, dominado por lo anglosajón, ¿cuánto más difícil es si, además, primero hay que sí o sí conquistar el mercado porteño? El lugar de nacimiento otorga arbitrariamente ciertos derechos, y Albina busca facilitar el nexo para bandas independientes latinoamericanas y las audiencias internacionales.

Menciona el programa de KEXP Overnight Afrobeats, hosteado por el DJ Lace Cadence. Su objetivo como curador es darle exposición a contenido africano, pero no solamente aquellos ritmos arquetípicamente afro, percusivos, o tribales. Busca visibilizar, por ejemplo, la escena pop africana contemporánea. En esa misma línea, Cabrera, como productora de contenidos latinos, busca una representación de lo latinx que sea justa, desprejuiciada, libre de estereotipos y, precisamente, antirracista.

“No quiero mostrar sólo reggaetón o que todo lo que mostremos tenga ese tinte latin beats playero, de fusión. Queremos mostrar el rock, el pop, el stoner, la escena electrónica, ¡El black metal del Litoral! Y que la regionalización de la música no esté basada solamente en lo que ya pensamos que son esas culturas musicalmente”.

Pero su trabajo no tiene sólo que ver con la curaduría musical. Es la encargada de sumar la perspectiva latinx-inclusiva en las diferentes ideas y proyectos que hay en KEXP. El caso de su rol en el International Clash Day, donde se conectan radios de todo el mundo para rendirle tributo a The Clash, es un buen ejemplo.

Contenido relacionado: Entrevista a PAZ: Descolonizar la Música y el Cuerpo

“El año pasado se cumplían 40 años de London Calling. En el brainstorming yo pensaba: ‘¿Cuál es la parte latina de todo esto? Más allá de los ritmos caribeños, es un disco que salió en el 79, y en el 79 todo América Latina estaba saliendo de o entrando en dictaduras militares. Las listas negras, qué pasaba con el punk rock, cómo eso nutrió a las generaciones de punkrockeros venideras…’ Cuando les conté sobre esto, vi que no solamente no sabían sobre lxs 30.000 desaparecidxs, sino que les explotó el cerebro al darse cuenta del rol que tuvo la música en ese momento”.

Cabrera tiene un pasado de militante peronista acá en Argentina, con el cual se siente aún muy conectada y que, dice, le fascina. En este nuevo rol, finalmente pudo conciliar sus años de trabajo en la música con su vertiente política.

Desde el feminismo, analiza: “Como mujeres, siempre nos hicieron creer que no teníamos el criterio para hablar de música, o que si hablábamos de música y también de política no era serio. Que si lo hacíamos era un hobby”.

“Así que I´m sorry about that”, agrega en spanglish, “pero no, esto no es solamente una buena canción”.

Marihuana

Albina Cabrera fuma desde los veinte años e incluso un terapeuta llegó a recomendárselo como tratamiento. Lo dijo un profesional: a Albina Cabrera el porro le hace bien.

De vivir en un lugar donde la marihuana recreativa es legal, lo que más llama su atención es la cantidad y la calidad de la información disponible. Poder consultar cuál es la variedad y la dosis recomendada para cierta situación, o para determinadas condiciones preexistentes. “Fue un flash”, describe.

“Pude ver y sentir los beneficios de la legalización. Primero, empecé a fumar menos; ya no existe esa ansiedad alrededor de la prohibición. Hoy tengo un consumo súper saludable, y sé qué marihuana y cuánta me hace bien a mí”.

Gracias a la legalización y su importancia a la hora de construir sentido común, Cabrera no se sintió víctima de la discriminación por consumir cannabis, como sí se había sentido en otros momentos. Ese desdén lo arrastraba de toda la vida; ya lo había sentido en su país y mismo dentro de su entorno familiar. “Para mi mamá, la marihuana en lo mismo que la cocaína”, cuenta. En torno a la marihuana también se reproducen muchas estructuras de desigualdad y segregación.

Contenido relacionado: Análisis de ADN para Encontrar tu Cepa de Cannabis

Llegar a una ciudad con cannabis legal a trabajar de comunicadora en un medio como KEXP le permitió ver con claridad todas las cuestiones políticas y sociológicas subyacentes al cannabis y, sobre todo, al prohibicionismo. Por ejemplo, que las poblaciones racializadas son las principales víctimas del aparato represivo del estado. Por esto y más, Albina concluye:

Agradezco muchísimo a todxs lxs periodistas y comunicadores que están haciendo hincapié ahora en la cuestión del cannabis. Yo me sigo formando en este tema, y están poniendo en palabras algo que siempre sentí pero que hasta hace poco no había podido nombrar”.

albina cabrera

Foto portada: Julieta Maria

Lola Sasturain

ACERCA DEL AUTOR

Entrevistadora y editora en El Planteo, Lola Sasturain es periodista cultural, DJ y guionista.

Puedes encontrar sus notas en Página/12, VICE y, por supuesto, en El Planteo.

También puede interesarte

Wos
Herb Pickup
vacuna coronavirus
Tesla