ENG 🇬🇧
Estrés Postraumático mdma

Destacadas

Sobrevivió a una Masacre: Hoy Usa Terapia Integral de MDMA para su Estrés Postraumático

Por El Planteo

Sobrevivió a una Masacre: Hoy Usa Terapia Integral de MDMA para su Estrés Postraumático

✍ 22 January, 2022 - 09:08


¡No te pierdas ni una noticia! Haz click aquí para suscribribirte a nuestra newsletter GRATUITA.

Anuncia en El Planteo, el medio cannábico más leído en el mundo de habla hispana.

Síguenos en redes sociales para más contenido exclusivo. Instagram // Facebook // Twitter



Nick Watchorn había sufrido de un trastorno de estrés postraumático severo (TEPT) durante la mayor parte de su vida adulta antes de buscar tratamientos psicodélicos para lidiar con su condición crónica. Él les da crédito a esas sesiones psicoactivas -y en particular al trabajo que hizo después en un proceso conocido como “integración”, una forma de obtener conocimientos de la experiencia- por haberle salvado la vida. “Pensé que ya estaba más allá de cualquier ayuda”, dice de sí mismo antes de recibir tratamientos de terapia asistida por MDMA (también conocida como éxtasis).

Contenido relacionado: Estudio sobre Terapia de MDMA para Tratar TEPT Augura Aprobación de la FDA

A los 54 años, Watchorn había sufrido durante 22 años el terror de un tiroteo en masa que experimentó cuando era un joven policía. Corría el año 1996, en Port Arthur, Tasmania, cuando un pistolero se lanzó en un tiroteo mortal que dejó 35 personas muertas y 23 heridas. Fue, y sigue siendo hasta el día de hoy, la peor masacre de un solo atacante en la historia de Australia. Durante más de dos décadas después del terrible evento, Watchorn estuvo plagado de visiones de la matanza. Su dolor lo llevó a los síntomas clásicos del trastorno de estrés postraumático: ansiedad, depresión, aislamiento social y comportamiento destructivo. Reproduciendo repetidamente en su mente la terrible carnicería de la escena del crimen, continuó volviendo a experimentar su trauma una y otra vez en un bucle sin fin. En los años posteriores a Port Arthur, Watchorn finalmente renunció a la fuerza policial. En MDMA: from the club to the clinic, un libro que escribió este año sobre su experiencia, contó por qué: “Ya no podía tomar decisiones. Simplemente no confiaba en mis propios pensamientos”.

Watchorn dice que reprimió las imágenes mentales brutales y recurrentes durante 22 largos años, ayudado por el alcohol, los analgésicos y un sinfín de terapeutas. Entonces, un día se enteró de que se estaba realizando un estudio clínico revolucionario para tratar el trastorno de estrés postraumático con MDMA. Los ensayos, que combinaron el fármaco con sesiones de psicoterapia, demostraron ser increíblemente eficaces para tratar los síntomas del trauma emocional. Los ensayos progresaban (y todavía lo hacen) de manera constante a través de fases importantes con la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (FDA) para convertirse potencialmente en un medicamento legal y prescriptivo.

MDMA integración

Watchorn eventualmente calificó para participar en los ensayos en 2018 a través de la Asociación Multidisciplinaria de Estudios Psicodélicos (MAPS), habiendo experimentado síntomas de TEPT resistente al tratamiento durante más de dos décadas. Antes de sus ensayos con MDMA, nunca en su vida había experimentado con drogas psicoactivas. “Ni siquiera una bocanada de marihuana”, ríe. Estaba tomando una decisión valiente para enfrentarse a sus demonios a través de un experimento científico relativamente nuevo.

Contenido relacionado: Nuevo Estudio Investiga la Dosis Óptima para el Tratamiento con MDMA

Mientras estuvo bajo la influencia de la MDMA, lo cual tuvo lugar en tres sesiones clínicas de 8 horas con terapeutas capacitados, Watchorn asumió que primero enfrentaría los recuerdos de las horribles escenas que enfrentó en Port Arthur. Toda la sangre de decenas de personas muertas y heridas por un loco con un rifle de alto calibre. Se estaba preparando para experimentar esas emociones crudas de manera cercana y personal, para finalmente lidiar con los recuerdos tristes y terribles.

En cambio, se sorprendió con lo que apareció por primera vez en el “ojo de su mente”: una visión de sí mismo a los ocho años temblando solo junto a una piscina. Antes de abordar los eventos que creía que serían lo más importante en su psique herida -la muerte y la destrucción que presenció en 1996- primero se tambaleaó a través de una serie de recuerdos infantiles tempranos y relativamente benignos. Un lugar donde se sintió rechazado, abandonado y a merced de las necesidades de sus padres. Watchorn estaba comenzando por el principio, donde su trauma se originó por primera vez, un lugar incómodo que muchas personas evitan. El lugar donde recibió las heridas iniciales de su vida que luego afectaron su capacidad para sobrellevar las secuelas de los asesinatos.

Sin embargo, Watchorn no entendió completamente el significado de todas esas imágenes mentales enterradas que vinieron de su infancia hasta después de su experiencia bajo la influencia de MDMA. En las sesiones de terapia de integración, reflexionó sobre lo que surgió durante el tiempo que tomó la droga y, poco a poco, repasó el significado de todo. Solo entonces tuvo las verdaderas herramientas para comenzar a curarse a sí mismo de su trastorno de estrés postraumático.

Contenido relacionado: Utilizar MDMA como Terapia para el Trauma Racial

La integración es un aspecto de la experiencia psicodélica que a menudo se pasa por alto, pero es uno de los factores más importantes para el éxito. En general, son los momentos salvajes y místicos los que ocupan un lugar central. Una vez que una persona regresa al estado ordinario de conciencia, el viaje psicodélico -ya sea percibido como positivo o negativo- a menudo se deja en el espejo retrovisor para desvanecerse como un sueño. Uno de los puntos clave de la integración es no dejar que partes importantes de la experiencia se desvanezcan, sino examinar la inmersión mental profunda y extraerla en busca de información valiosa. Esto también puede tener el efecto de reducir el daño posterior en caso de una experiencia desafiante.

Debido a que la mayoría de las personas que usan psicodélicos no los usarán en entornos clínicos controlados como Watchorn (su caso y condición eran tan extremos que calificó para el ensayo de la FDA por sobre aproximadamente 900 solicitantes que aplicaron en su área), un grupo de investigadores y médicos ha establecido recientemente un marco que define la integración y su importancia en la atención al paciente. Es el primer artículo revisado por pares de este tipo, publicado en Frontiers in Psychology, y describe cómo los proveedores de salud mental pueden beneficiarse al comprender las motivaciones, experiencias y necesidades únicas de las personas que usan psicodélicos. Todavía ampliamente ilegales en los EE. UU. y en gran parte del mundo, las drogas psicodélicas pueden ser un tema complicado para que los profesionales de la salud mental se reúnan y se pongan de acuerdo sobre estándares y prácticas.

El Dr. Ingmar Gorman, coautor del artículo sobre reducción de daños e integración y cofundador de Fluence -una organización que se centra en la educación psicodélica y la formación de proveedores de salud mental en tratamientos psicodélicos- vio la necesidad de iniciar un diálogo en torno a ofrecer a los proveedores de atención médica habilidades y conocimientos para brindar servicios de integración y terapia psicodélica eficaces, compasivos y basados ​​en la evidencia a los pacientes.

“Muchos psicoterapeutas y otros proveedores se han encontrado con clientes que ya usan psicodélicos, pero no ha habido un enfoque consistente para trabajar con estas personas”, dice Gorman. “Esperamos que esta publicación inicie una conversación que ha estado ausente en el campo, para que podamos ser más útiles para quienes nos necesitan”.

Contenido relacionado: Psicodélicos y Autismo: Estudios Evalúan Psilocibina y MDMA para Tratar Síntomas del TEA

Gorman se encuentra en una posición única para discutir conceptos sobre la integración psicodélica y la reducción de daños, habiendo trabajado en equipos de ensayos clínicos de Fase 3 que emplean MDMA para el PTSD (los mismos ensayos de la FDA en los que participó Watchorn), además de haber trabajado como terapeuta en ensayos clínicos aprobados por la FDA que utilizan el tratamiento asistido por psilocibina para el trastorno por consumo de alcohol y la depresión resistente al tratamiento.

La coautora, la Dra. Elizabeth Nielson, quien también es cofundadora de Fluence y tiene experiencia en ensayos clínicos aprobados por la FDA, subraya la necesidad de tener discusiones honestas e imparciales sobre estos medicamentos estigmatizados. “Nuestra experiencia clínica y revisión de la literatura ofrecen un camino a seguir para que el campo de la psicoterapia involucre a los psicodélicos, incluso cuando las experiencias psicodélicas de los pacientes ocurren fuera de la psicoterapia”, dice Nielson. “Al aprender a tener conversaciones honestas, respetuosas y sin prejuicios con los pacientes sobre los psicodélicos, los médicos pueden contrarrestar los daños de años de prohibición, desinformación y estigma asociados con estas experiencias”.

A medida que el interés del público en el uso de psicodélicos continúa expandiéndose, los estudios en curso en el campo y los artículos revisados ​​por pares realizados por investigadores informados pueden proporcionar a los terapeutas otro instrumento en el conjunto de herramientas de los médicos cuando trabajan con pacientes que usan, han usado alguna vez o están considerando usar psicodélicos.

Ahora, tres años después de que concluyeron sus tratamientos con MDMA, Watchorn comparte su perspectiva sobre la integración. “Mis sesiones de integración fueron tan conflictivas y profundas que los sentimientos de alivio y optimismo fueron abrumadores durante mucho tiempo”, dice. “Experimentar perspectivas tan radicalmente diferentes, sentirse más universalmente conectado que desconectado, notar claridad en los pensamientos, colores, texturas, olores. Me encontraba llorando, a menudo a diario, durante dieciocho meses. Algo de eso fue tristeza: lamentar el pasado. También hubo una increíble sensación de alivio y fuertes sentimientos desconocidos de libertad y optimismo”.

Contenido relacionado: MDMA Para Tratar Pérdida del Deseo Sexual en Mujeres: Ensayo Clínico lo Evalúa

Watchorn dice que, si bien con frecuencia ha pensado en su experiencia con los tratamientos con MDMA, no ha sentido la necesidad de tener más: la integración es suficiente. Él hace eco de un sentimiento del fundador de MAPS, Rick Doblin, quien dijo: “No se trata solo de la experiencia de MDMA en sí, se trata de lo que haces con ella. El objetivo es no necesitar MDMA”.

Watchorn puede dar fe de eso. “En pocas palabras, el tratamiento me llevó a un lugar donde pude apreciar perspectivas más saludables y tomar decisiones conscientes”, dice. “El tratamiento con MDMA no fue una ‘cura milagrosa’, aunque inicialmente se sintió así. Fue una ventana de oportunidad. La integración ha sido un desafío completamente nuevo. En estos días, mi enfoque es estar más presente, ser más curioso y auténtico, y está haciendo un mundo de diferencia”.

Sigue a David E. Carpenter en Twitter. Echa un vistazo a su sitio web o algunos de sus otros trabajos aquí.

Vía Forbes y Benzinga, traducido por El Planteo

Foto vía Forbes // Editada en Canva por El Planteo

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.



Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

El Planteo Logo Negro

ACERCA DEL AUTOR

El equipo de El Planteo. Información madura para un mundo verde.

También puede interesarte

cannabis buenos aires
israel cannabis intoxicación niños comestibles
Industria del Cannabis 2021
hablemos de marihuana
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]