gabriela ivy

Argentina

Cómo Transformar el Tabú de la Política Argentina en Participación Ciudadana: Habla Gabriela Ivy

Por Lucía Tedesco

Cómo Transformar el Tabú de la Política Argentina en Participación Ciudadana: Habla Gabriela Ivy

✍ 13 June, 2024 - 12:05

En algunos hogares de Argentina, ‘política’ es una mala palabra porque trae conflictos, diferencias, discusiones y quién sabe qué más. Hace un tiempo no muy lejano, 45 años más o menos, estaba prohibido hablar de ella. Qué curioso que hasta el día de hoy esté “mal visto” dialogar o saber de algo que atraviesa, prácticamente, todos los aspectos de la vida de una persona. Ni siquiera al supremo Instagram le parece apropiado, sino no limitaría ese tipo de contenido.

Es que saber de política es un problema: te ayuda a desarrollar un pensamiento crítico y analítico de las decisiones gubernamentales, mejora en la capacidad de argumentar y debatir sobre temas de interés público. Incluso te hace entender cómo lo económico y lo social afectan el crecimiento, el empleo y la inflación de un país.

Pero, ¿qué tiene eso de malo? La verdad, nada, sólo que esas herramientas confieren el don de la “participación ciudadana”, eso que hace a uno entender cuáles son sus derechos y responsabilidades como parte de una sociedad civil. 

O sea, digamos, a la ‘casta’ no le conviene que las personas comunes y corrientes de estratos sociales por debajo de la clase media sean realmente conscientes de ello, o podrían hacer una locura como querer pertenecer al mundo político en el que solo hay lugar para “los mismos de siempre”.

¡No te pierdas ni una noticia! Suscríbete a nuestra newsletter GRATUITA, súmate a nuestro canal de Telegram o canal de WhatsApp, y síguenos en redes sociales para más contenido exclusivo: Instagram // Facebook // Twitter

Entonces, ¿qué pasa cuando alguien que está por fuera de ese círculo se encuentra con que en la política hay un mundo apasionante por descubrir?

Eso es un poco de lo que le pasó a Gabriela Ivy, una trans combativa y no binaria que empezó a crear contenido en paralelo a estudiar la carrera de ciencias políticas, que vio que su voz empezó a hacer ruido y que algunos que se sentían invisibilizados encontraron un espacio de representación en sus demandas.

Hablar de política en Argentina no tiene que ser un flagelo

“Lo importante de hacer política en las redes es que muchos que pretenden estar despolitizados, tienen miedo de politizarse porque es algo propio de ‘la gente que sabe’, y punto, y no es así”, explicó Gabriela a El Planteo, y advirtió: “Todo está atravesado por la política, por más que digas ‘de política no hablo’. Pero en el momento en que vos sos un chabón y le diste un beso a otro chabón en la calle ya sos político. Entonces hay que generar esa conciencia”.

Pero, ¿por qué es tan importante que la gente esté politizada? Es simple, porque, haga lo que haga, lo está y es mejor que sepa que significa.

“Acá pasa que la gente piensa ‘ah pero a mí el Estado no me da nada’, es decir, un desconocimiento total de lo que es el Estado”, comentó la entrevistada, cuyo contenido trata de explicar “con peras y manzanas” cada cuestión para que la política sea atractiva “porque es hermosa”.

gabriela ivy

“A mucha gente le gusta la política y no sabe que le gusta. A mí me paso eso y quiero que a mucha gente le pase lo mismo”, reveló entusiasmada mientras recordaba la gran inspiración que le provoca el humorista Enrique Pinti: “Me sabía los diálogos de memoria”. Casi sin darse cuenta fue eso lo que prendió la mecha para que explotara como lo que es hoy.

“Pensaba que a las marchas iban los sindicatos porque nadie te lo explica eso. Es como que si vos no pertenecés a un sindicato ni nada, no es para vos la marcha. La gente me dice ‘quiero ir solo a una marcha’ y no me animo, cuando en realidad creo que es el lugar más seguro que hay”, expresó, entendiendo que había muchos preconceptos en ella que venían de criarse con alguien que le decía “con los milicos estábamos mejor”.

Contenido relacionado: Las Mostras Unidas Jamás Serán Vencidas (en la Pasarela): Vistazos sobre la Cultura Ballroom en Buenos Aires

Hasta que llegó el 2018, un año bisagra para hablar de derechos: “Con la oleada feminista dije: ‘yo quiero participar de esta y no me quiero quedar afuera’ y ahí empecé. Por todo lo que dormí con eso no quiero que la gente siga durmiendo, y despertar ese bichito”.

En cuanto al crecimiento de sus redes sociales, que entre Instagram, Twitter (X) y TikTok amasan unos 200k de seguidores, Ivy reveló: “Crecieron mucho en agosto cuando Milei sacó 30% en las PASO”. Pero, aunque tuvo que empezar a ponerse un filtro debido a que su alcance aumentó, no deja de afirmar explícitamente que “este gobierno es malísimo a nivel derechos. Ya lo venía diciendo y me subió mucha gente porque dije ‘va a pasar esto, esto y esto’ y terminó pasando. En marzo de 2023 empecé a hablar de los trolls de Milei. Ahora estoy cosechando el producto de lo que advertí”.

Salud, VIH, porno, ciencia e ITS

Gabriela Ivy es entrometida porque sabe ver bien a través de una ventana. No le convencen las fachadas y se pregunta “mmm, a ver qué onda esto, si es tan así como lo pintan”.

La curiosidad le gana y por eso sabe repartir data interesante: “Hice una investigación para diplomatura acerca de que había más casos de personas heterosexuales con VIH positivo y sí, ahora están saliendo los diagnósticos porque antes solamente nos mandaban a las maricas a testearnos. No es que crecieron los casos, sino que hay más control”.

“Aplicación de la legislación orientada a la inclusión de personas con VIH en la sociedad. Comportamiento del sistema médico”, es el trabajo en el que Ivy habla de la atención de los profesionales a las personas con VIH.

Si bien se enfocó en el aspecto cuantitativo de su encuesta, cuando les hacía preguntas a personas con serología positiva, le decían que “pocas habían recibido destrato según lo que establecía la encuesta. Pero en confianza me contaba uno que le inyectaron penicilina y no tenía sífilis. Le dijeron: ‘te lo pongo por las dudas’”.

Hay violencia en asumir algo médico sobre un otro sin hacer un análisis que lo confirme, y eso sirve más que los números.

La recolección de datos cuantitativos sobre casos de VIH y otras ITS de centros de salud dijo que “habían disminuido los casos de VIH, pero habían aumentado los casos de sífilis en varones cis heterosexuales”, lo que se debió principalmente a la falta de educación sexual integral (ESI) y la transmisión asintomática de la sífilis.

Este es solo un dato que construye una la investigaciónque abarca cuestiones críticas como la estigmatización y el rechazo social hacia personas con VIH y otras ITS. El miedo y la desconfianza hacia el sistema de salud impiden que muchas personas busquen tratamiento.

La falta de aplicación de la Ley ESI en instituciones educativas contribuye a la desinformación. Datos específicos revelan una mayor incidencia de sífilis y VPH como ITS comunes, con una alta prevalencia de sífilis entre personas jóvenes (15-24 años). Sumado a eso, las disparidades en el acceso a pruebas y tratamiento entre géneros y orientaciones sexuales.

Lo que deja en evidencia que faltan campañas de concientización, un mayor énfasis en la derivación de pacientes para pruebas de ITS y VIH por parte de profesionales de salud, y una inclusión social efectiva mediante la mejor implementación de leyes y proyectos de ley existentes para reducir el estigma.

Contenido relacionado: [Video] ¿Por Qué Tanta Hostilidad? Reflexiones Sobre el Odio Hacia las Personas Trans

“Hay muchas campañas, pero la gente sigue cogiendo a pelo”, remató la entrevistada que admite ser consumidora de pornografía y que el hecho de que no se use preservativo en el porno también es un agravante de la cuestión.

“En el porno se suele coger a pelo y vos ves masculinidades que actúan como en el porno: buscan el trío como el porno, las posturas como en el porno y si vos ves que en el porno están cogiendo a pelo… y vana terminar pidiéndote coger a pelo”, concluyó al respecto.

Lo difícil de confiar en el proceso médico al momento de transicionar

“Desde que transicioné me han propuesto cada cosa que siento que no puedo confiar en nadie”, reveló ella, o también elle, dado que se percibe como trans no binaria.

El destrato y el desconocimiento están siempre según su relato. “Yo me hormonicé un año y medio y lo hice por una cuestión política, dije ‘a ver cómo actúa el sistema médico’ porque en realidad no me interesaba hormonarme y aparte no hace mucho cambio el estradiol”, manifestó sobre su proceso.

“Estaba en el Hospital Italiano y tenían un cuerpo de género en el que estaba el endocrinólogo, la fonoaudióloga. Pero en un momento, no me bajaba el nivel de testosterona y fue como bueno apuntaron la dosis, y nada. Llega un momento que digo ‘bueno, qué hacemos’, me dijo ‘averiguo’, pasaban los días y me la fue pateando y dije ‘¡te vas a cagar, mucho doctorado, pero te chupa un huevo!”, expresó con efusividad.

Además, no le querían cubrir una medicación que le tenía que ser garantizada por ley. “Contacté a un centro feminista que te asignan abogada, todo para hacer la denuncia, y hay acompañamiento de parte de las organizaciones. Pero noto que con el tiempo queda todo en la nada”, dijo.

gabriela ivy

Así y todo, recordó que en el fallo contra Emmanuel Danann, por comentarios transfóbicos, la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans no dejó sola a una compañera.

“Soy muy crítica de las organizaciones porque después pasa eso de que en la comunidad terminan votando a Milei porque existe la organización tal y el Ministerio de la Mujer, pero nos siguen cagando de todos lados. Por lo menos ahí piensan que pueden encontrar una salida”, admitió, y se cruzó de vereda.

“Me encanta porque el resto dice ‘¿ahora qué?’ Y la buscan a Cristina. Déjenla en paz, no le rompan mas las pelotas, es una mina grande que ya tuvo dos mandatos. Que Cristina, que Moreno, que Massa, que Grabois, ¿no puede haber alguien nuevo de verdad? Aparte por una de las cosas que gana Milei es porque no le pusiste una cara nueva. Podés hacer eso y seguir siendo peronismo igual”.

Trans, travesti, travo, una cuestión de identidad

La terminología va mutando. La juventud trans se vive de otra manera a como era años atrás. “Travesti es un término binario que se usaba antes para hablar de laspersonas que se vestían como hombre o mujer, el transgénero era el que se hormonaba y el transexual se operaba”, explicó Gabriela.

Travesti y marica son términos que pasaron de ser insultos a ser algo político. Hoy es parte de una identidad: “Decir travesti es decir soy de argentina y no pertenezco a la clase alta. A la gente le molesta, lo toma como un insulto. Pero es una respuesta política a ser trans. De hecho, los hombres trans (una parte muy invisibilizada) se dice ‘travos’”, desarrolló.

Lo cierto es que puede sonar soez. Pero, cómo dijo la entrevistada “putear te separa de la burguesía”.

Sin embargo, no todo está tan claro en el mundo trans. Al recordar a mujeres trans históricas que conoció, como Marlene Wayar, Marcela Romero y Ángela Lulú, comentó que el orgullo trans está muy centrado en la Ciudad Autónoma, y muchas de las que sobrevivieron a la última dictadura, por ejemplo, están en el conurbano. Habló de que le gustaría conocer a Luana en persona, y también ce que siente que está media ‘mal vista’ por algunas travas.

“Camila Sosa Villada me gusta, la leo, pero entiendo que para ella sos trans si pasaste la prostitución y si te considerás algo más que travesti, como yo que me considero trans no binaria, eso no existe. Ella misma admite ser muy binaria y yo la verdad no le tengo que presentar ningún cartel a nadie”, relató y dijo al aire “te miden el aceite toda tu vida sobre quién sos o quién no sos, te dicen lo que tenés que hacer y lo que no, como para ir y hacérselo a los demás”.

Contenido relacionado: Chequeá las Alucinantes Fotos de la Drag Queen Laganja Estranja por el Día Mundial de la Marihuana

Para Gabriela Ivy hay un peaje, sino sos una trava con privilegio: “Yo percibo mis privilegios porque tengo trabajo, por ejemplo. Pero evidentemente, hablar desde un lugar de privilegios sirve porque tenés llegada y hace que la gente se entere de todo lo que pasa”.

Parte de que la comunidad LGBT haya votado a Milei es por falta de información. Dice: “Se perdió esta cosa de comunicar a nuestros próceres, como Diana Sacayán, personas por las que hoy tenemos derechos. Le dicen ‘gracias’ a Cristina por la Ley de Matrimonio Igualitario, y está bien porque ella fue la que dio el ‘ok’ desde el Poder Ejecutivo. Pero hubo toda una lucha anterior que la hicieron los travas”, remarcó.

Política a la carta

En cada aspecto mencionado, ya sea salud, economía, sociedad, identidad o investigación científica está la política. Por eso, es necesario enfrentar esa crisis de legitimidad que atraviesa Argentina. “La gente se cansó que representantes que no representen te digan: ‘hay un cupo trans’. Pero igual no los contratan”, advirtió Ivy, que tiene ideas para pensar un espacio político desde cero.

Su objetivo está claro: “Ser diputada” y seguir informando que “no fue ‘decirle elle a un gato’ lo que hizo que ganara Milei. Hay toda una estructura, pero es más fácil pegarle al puto, a la trava, o al progresismo, por ser el 0,2%”.

Fotos cortesía de Gabriela Ivy

Más contenido de El Planteo:

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.



Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

lucía tedesco

ACERCA DEL AUTOR

Lucía Tedesco es redactora de El Planteo. Se recibió de periodista en ETER  y comenzó su carrera cubriendo zonales en el Oeste de Bs As. Escribe sobre sociedad, cultura y tiene gran interés en el mundo audiovisual, lo que la ha llevado a publicar reviews de películas y series en Cinergia Online. Se encuentra estudiando Lic. en Comunicación Audiovisual en la Universidad Nacional de San Martín.

También puede interesarte

elon musk shiba inu
precio marihuana Brasil
inscripción red bull
FMS México jornada 5