ENG 🇬🇧

Arte

Hablamos con Xiuhtezcatl, el Joven Rapero y Activista que No Cree en las Fronteras

Por Natalia Kesselman

Hablamos con Xiuhtezcatl, el Joven Rapero y Activista que No Cree en las Fronteras

✍ 2 marzo, 2021 - 12:53

https://elplanteo.com/wp-content/uploads/2021/03/BANNERS-HEMP6.png

Por Natalia Kesselman, en colaboración con Javier Hasse.

Existe un enorme prejuicio hacia la llamada “generación de cristal”. Se dice que la juventud es quejosa y frágil. Pero ésta es una visión sesgada y amarga: la empatía no es fragilidad. Y Xiuhtezcatl es la encarnación de este concepto.

Entre la última camada de jóvenes prodigios del continente americano, Xiuhtezcatl Martínez rankea alto en la escala de iconicidad. Nacido en EE.UU. pero arraigado en México, su tierra ancestral, el rapero y activista bilingüe es patente testimonio de la conciliación.

Con tan solo dos décadas en la Tierra, Xiuh ha chequeado más casillas que mucha gente en una vida entera. Este loco único ha participado en al menos cuatro proyectos musicales, hablado en la ONU sobre la crisis climática y sido miembro de la campaña electoral de Bernie Sanders.

También escribió un libro, recientemente sacó otro EP y, por estos días, trabaja en aún más música.

Gracias a su activismo y talento musical, en Instagram lo siguen y bancan celebridades de alta talla como la artista Miley Cyrus, el comediante Seth Rogen y la congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez.

Y por si te lo estabas preguntando, la respuesta es: sí, Xiuhtezcatl (pronunciado “shiu-tes-ca”) es su nombre real; y lo porta a mucha honra.

Espejo del cielo

“Espejo en el cielo, me lo dieron sin pensar”, reza El Cielo, primer corte del EP bilingüe Runaway Tapes.

“Espejo del cielo” -o “espejo turquesa”- es nada más ni nada menos que el significado de la palabra Náhuatl (una macrolengua hablada en México) “Xiuhtezcatl”.

Si se frena a considerarlo, haber tomado la decisión de usar su nombre, cuya pronunciación requiere de cierta (o, más bien, muchísima) práctica, es un gesto de activismo en sí.

Cuty cat. Cutest cat. She-u-tez-cat. Shiu-tez-ca: ¡esa es!

Después de todo, Xiuhtezcatl es un rapero: podría haberse apodado “Lil’ X”, “Kodak Xiu” o “Gucci Tez” y haber sido uno más del montón. Pero no; y tampoco se le pasó por la cabeza hacerlo.

“Es mi nombre y punto. En nuestra cultura, cuando le dan nombre al bebé, there’s a whole process”, reafirma en exquisito spanglish.

Y sigue: “No es como ‘ah, esto suena bien’, o ‘el nombre de mi abuelo es tal y tal’. Es un proceso largo y hay una ceremonia de nombramiento. Lxs ancianxs estudian la astronomía, todas las estrellas y la ubicación de todo en el cielo a la hora y el día en que nacemos. Y es esto lo que en nuestra cultura informa el nombre que es adecuado para nuestro camino, para nuestro viaje”.

Y viendo el camino que Xiuh ha tomado, pareciera ser que su experiencia de vida estuvo profundamente relacionada a esto.

“Cuando nací no tenía nombre”, agrega. “My parents were like ‘bueno, la ceremonia va a tomar un rato’. Así que en mi certificado de nacimiento OG dice ‘Baby Boy Martínez’”. Y reflexiona: “Ese también hubiese sido un buen nombre de rapero”.

Contenido relacionadoLas Rutas Imperiales del Cannabis: México, Jamaica y Brasil

“No me molesta si mis homies me dicen ‘X’. Pero, si lo vas a hacer, primero tienes que aprender a pronunciar mi nombre. Si lo intentas y lo practicas, una vez que somos buddies puedes llamarme X”, añade.

Crecido en ceremonia

De nacionalidad estadounidense y sangre latina, X reconoce que haber nacido y crecido en ceremonia significó un privilegio.

Cuando vivimos en México y cuando regresamos a Colorado viví casi todos los días de mi vida entre la ceremonia y la naturaleza. Ese era todo mi paisaje. Así es cómo vi el mundo mientras me enseñaban mi idioma”.

Pero, ¿qué significa “crecer en ceremonia”?

La ceremonia se manifiesta de muchas formas. En su cultura, una de las principales es el baile, como el Netotiliztli, la danza mexicana.

“Crecí desde muy pequeño siendo danzante, tocando el tambor, you know, like it’s Día de los Muertos”, dice con una sonrisa. “Hay tanto poder, incluso simplemente construyendo nuestros altares y cantando canciones a nuestrxs antepasadxs y a nuestrxs mayores que han fallecido”.

Herencia

“Mi familia es de Xochimilco, Santa Cruz Acalpixca, como un pueblito ahí in the hills”, dice. “Mi abuelita es una mujer completamente indígena, que se crió hablando Náhuatl. Ni siquiera hablaban español donde ella se crió”.

Para Xiu, la buena fortuna de poder conectar con sus orígenes ha agregado otra capa a su percepción de sí mismo y de su cultura, especialmente a través del arte.

“Creo que celebrar el arte de dónde venimos, y usar géneros y herramientas modernas para explorar nuestra ancestría, y llevar eso a un contexto actual, puede ayudar a las personas a entender quiénes somos y comprender las complejidades de nuestra comunidad”, asegura.

Contenido relacionado: Todas las Dalias, La Dalia: Magia, Amor, Freestyle, Porro y Cuarentena

Las culturas indígenas, explica, tienen mucho para enseñarle al mundo. Pueden recordarle cómo mantener relaciones sanas, tanto entre las personas como para con la tierra. Asimismo, reniega del encasillamiento.

“Gran parte de la narrativa pública sobre los pueblos indígenas es muy monolítica y simplificada. Y también muy trágica, muy ‘Oh, pobres indios’ y nada más. Lxs indígenas son artistas, deportistas, narradores, poetas, escritores, intérpretes, médicxs, curadores, visionarixs, cualquier cosa”.

Por eso, a Xiuhtezcatl le importa poder transmitir estos mensajes a otras personas jóvenes de ascendencia latina. Se interesa en que puedan empezar a hacerse preguntas sobre sí mismas: ‘¿De dónde venimos? ¿Dónde está nuestra familia?’

Y lo hace a través de su música.

“Una nacionalidad no resume nuestra identidad”, declara.

El colonialismo, señala, ha hecho un gran trabajo borrando la identidad indígena, tanto en América del Norte como del Sur: “Ninguno de nosotrxs sabe realmente quiénes somos. Todxs estamos en este viaje para resolverlo. Y eso, creo, es un mensaje unificado”.

Ana & René & Manu & Nathy

I would never speak english en la casa con mi papá, puro español. Hasta el día de hoy, nunca nos vas a oír hablando en inglés con mi papá, never”.

De esta forma, también, Martínez creció expuesto a sonidos de todos lados. Desde clásicos latinos hasta artistas alternativxs. Entonces, esta crianza ecléctica contribuyó enormemente a su formación musical.

Casualmente, entre los máximos exponentes que lo marcaron creativamente está Manu Chao: “Creo que influenció hasta mi escritura, mi lírica y mi forma de contar historias”.

Entre sus influencias desde muy chico también nombra a Lila Downs y Ana Tijoux. Asimismo, tiene un enorme respeto por Bob Marley y Residente de Calle 13.

“Y últimamente le estuve dando duro a Nathy Peluso”, sorprende. “Me parece bastante rara, lo cual me encanta”.

Contenido relacionado: Hablamos con la Rapera Sofía Gabanna: ‘El Rap Es una Forma de Vida, No Es una Moda’

“Cuando estaba escuchando su álbum quedé impresionado con el sonido y la producción. En especial con el tema ‘Amor Salvaje’ y cómo esa canción pasa de este boom-bap de hip-hop increíble al reggaetón de una manera perfectamente fluida”.

Medicina natural

Hay tantas medicinas a base de plantas que han sido explotadas y criminalizadas como forma de oprimir a la gente negra y marrón. Para entender verdaderamente la relación entre la sociedad y estas medicinas, hay que abandonar las visiones e instituciones colonialistas”, espeta, lucidísimo, una vez más. El pibe sabe de lo que habla; no es la primera vez que piensa en estas cuestiones.

En lo personal, sin embargo, dice que tiene mucho que aprender sobre medicina curativa: “No me he sentado a aprender con suficientes curanderxs”.

“También existen diferentes medicinas que se usan en las ceremonias para conectarnos con nuestra ancestría. Son muy poderosas y sagradas”, dice en referencia a las plantas psicodélicas. Éstas están muy presentes en los rituales aztecas, pero son perseguidas como drogas por la ley.

Y aunque Xiu no fuma porro ni consume THC en otras formas, sí usa CBD.

“Me lo pongo en la espalda todos los días”, declara.

Además, apoya al movimiento popular que nos incita a reimaginar la relación entre los humanos y las plantas curativas. Esto es importante desde un punto de vista social, a gran escala. No importa tu relación personal con ellas: es una cuestión de justicia.

“Hay tanta gente encerrada de por vida porque la agarraron con algo de porro; por la guerra contra las drogas, que es súper racista. Hemos creado una sociedad basada en el miedo”.

¡Hemp everything!

El cáñamo, primo e íntimo amigo del cannabis, sufrió una suerte similar a la marihuana bajo el prohibicionismo, a pesar de no ser psicoactivo.

Sin embargo, las investigaciones han ido demostrando que una enorme cantidad de agentes nocivos para el medio ambiente podrían ser reemplazados por derivados del hemp. De hecho, existen ya, por ejemplo, plásticos y combustibles a base de cáñamo. También comidas, tejidos, fertilizantes y más.

“No sólo tenemos que mantener los combustibles fósiles en la tierra y bajar las emisiones de carbono, sino que debemos limpiar de la atmósfera todo el carbono que hemos estado produciendo”, comenta Xiuhtezcatl. “Y el cáñamo es una excelente solución. Literalmente provee una alternativa a nuestras necesidades de aislamiento, construyendo estructuras de hempcrete”.

Contenido relacionado: ¿Por Qué Todavía No Estamos Usando Más Productos de Cáñamo?

Necesitamos poner estos recursos en las manos de la gente, escalarlos y, básicamente, reemplazar la infraestructura existente con hemp. Hilos de cáñamo, ropa, plásticos, combustibles, helados, leche, ¡lo que sea! ¡Hemp everything!”.

“Es un one-stop-shop, una solución única. Literalmente ayudaría en cualquier área. La gente está asustada de cuán efectivo es el cáñamo como alternativa. Además, hay mucho estigma en torno a él por el miedo al cannabis, lo cual es tonto”.

Y añade: “Algún día me conseguiré una hemp crib”.

Runaway Tapes y más

En 2020 X sacó Runaway Tapes, un EP producido a lo largo de 2019 y 2020. Recientemente, dieron a conocer el video de la canción “Moments”. Para este proyecto colaboró con su amigo el productor rapero, cantante y artista performático de South Central, Tru.

En este momento, los músicos se encuentran grabando la continuación de ese proyecto. Trabajan noches de corrido en el estudio preparando el próximo álbum, cuenta Martínez. Pero vale la pena.

“Si vas mentalizado, si tu horario de sueño está preparado: it’s easy, pero si no… yeah, it’s tough”, dice.

Asimismo, de la mano de Tru y de su productor Jaiia Cerff, X encabeza el proyecto Voice Runners. El trío sacó una serie de temas bajo ese mismo nombre durante el 2020.

No menos importante, apenas un mes después de haber cumplido los 20 años, Xiuhtezcatl publicó un libro llamado Fronteras imaginarias (Imaginary Borders).

“Creo que el tema central del libro es cómo nos entendemos a nosotrxs mismxs en un contexto más amplio que nuestra pequeña burbuja existencial”, sintetiza.

Por un lado, explica, “se trata de incentivar formas creativas de resistencia, de usar nuestras voces y de cambiar nuestras relaciones con los movimientos sociales de forma empoderadora”.

Para exponer estas ideas, usa su música como caso de estudio.

Contenido relacionado: Hablamos con Raekwon de Wu-Tang Clan: Justicia Social Mediante el Cannabis

En segundo lugar, el libro hace énfasis en la empatía y en la experiencia humana compartida: “Los problemas que experimentamos en nuestras comunidades, a los cuales nos conectan a nuestras identidades, en realidad están enormemente interconectados con otras luchas de otras comunidades y otra gente. Cuando entendemos esta conectividad y solidaridad, somos mucho más poderosxs”.

Esta idea es explorada observando las migraciones, las separaciones de familias en la frontera y cómo todo esto está relacionado a la crisis climática.

“El libro fue escrito de una forma bastante cruda y sin filtros”, destaca.

“Hablo de la forma en la que me oyes hablar. No pretendo ser un gran historiador o un analista climático. Soy sólo un chico que se ha pasado la vida experimentando estas cosas y pensando estas cosas”.

El cambio empieza desde abajo

“Creo que la crisis climática es el paraguas que conecta todos los otros problemas”, concluye sin dudas el joven. “Y cuando lo piensas, todo se genera a partir de la relación de explotación entre el capitalismo y la gente, el capitalismo y la tierra, el agua, y sus recursos”.

Entre los responsables de la crisis climática, Martínez nombra al supremacismo blanco y al colonialismo sureño, culpables también de la disparidad de riquezas e injusticia económica: “Son sistemas e instituciones inherentemente violentos que no valoran la vida humana”.

“Considerar estas otras crisis tiene que ser parte de nuestro encare hacia la crisis climática. Porque no se trata solamente de la naturaleza, los árboles, el océano y los cascos polares. Reducirlo a eso es tonto”.

Durante la pandemia, esto ha quedado en evidencia. Y ni hablar de las elecciones presidenciales en EE.UU.

Contenido relacionado: La Guerra contra las Drogas y sus Orígenes Racistas

“Estas elecciones han sido una verdadera mierda”, dice. Y agrega que a nadie le gusta Biden, sólo se votó en contra de Trump.

“Biden es una carcasa humana, no tiene sustancia, pero puede ser la caracola que agarremos y hagamos ‘prrrrrrr’, y movamos nuestros propios proyectos a través suyo”, dice, creando una vívida imagen.

“Elegir un presidente no se trata de quién va a ser nuestro salvador o nuestro líder, es la persona con quien discutiremos y a quien molestaremos y empujaremos hacia la izquierda. Vamos a ponerle presión y asegurarnos de que este bufón trabaje a nuestro favor”.

El cambio, insiste, comienza desde abajo y debe ser estructural y radical. De otro modo, aún si cambiamos el tipo de energías que usamos, sólo se seguirán enriqueciendo las personas blancas ricas.

“Por eso necesitamos tener estas conversaciones lado a lado, para poder verdaderamente entender contra qué estamos peleando y qué estamos buscando construir”.

Fotos por Josué Rivas/Indígena.



Natalia Kesselman

ACERCA DEL AUTOR

Natalia es Editora Ejecutiva, redactora, y parte del Alma Mater de El Planteo.

Tiene un título de Diseño de Indumentaria de la UBA, una carrera en joyería contemporánea, y es fabricante de cuchillos de lujo.