ENG 🇬🇧
auto biodegradable

Ciencia

Materiales Ecológicos, Propulsión Eléctrica y Nuevos Mercados Verdes: Así es Lina, el Primer Auto Biodegradable

Por Hernán Panessi

Materiales Ecológicos, Propulsión Eléctrica y Nuevos Mercados Verdes: Así es Lina, el Primer Auto Biodegradable

✍ 14 octubre, 2021 - 12:39

Entrevista original de FAN El Programa

Unos jóvenes de 20 años de la Universidad de Eindhoven diseñaron el primer auto biodegradable del mundo. Se llama Lina y su chasis, su carrocería y su interior están hechos de materiales biodegradables como el compuesto de lino y un núcleo de plástico que aporta rigidez, obtenido enteramente de la remolacha azucarera.

Asimismo, y aquí otra novedad, posee un motor eléctrico por lo que el impacto ambiental resulta completamente más positivo en comparación a los vehículos tradicionales a combustible.

Contenido relacionado: Futuro en Movimiento: Bicicletas, Monopatines y Automóviles Eléctricos… e Inteligencia Artificial

En efecto, Lina supone –de fondo- una crítica a la industria automotriz: ¿Cuánto falta para discutir seriamente y en profundidad el modelo de contaminación vigente?

Proyecto universitario, temática global

Así las cosas, estos universitarios holandeses pusieron manos en el asunto, tomaron la iniciativa y diseñaron un auto ligero y eficiente. Y biodegradable.

Hace unos un tiempo, en 2008, unos estudiantes de la Universidad de Warwick en Gran Bretaña habían iniciado un proyecto de automóvil biodegradable que no logró salir de fase experimental.

A la sazón, Lina, que sólo espera la venia del gobierno para comenzar a estandarizar su venta y fabricación, está compuesto por materiales como el aluminio o el carbono, en reemplazo del clásico acero. Y esta yunta, sumada a su propulsión eléctrica, dio como resultado un vehículo capaz de alcanzar entre 80km/h y 85 km/h, ideal para desplazarse en ciudades.

Movilidad del futuro

Entretanto, resta que las grandes automotrices licencien esta metodología para iniciar un cambio de conciencia acorde a estos tiempos: “Lo más importante para nosotros es informar a la gente que, si bien pueden parecer distintos al resto, estos autos funcionan correctamente, y además son vehículos reciclados”, dice Jelle Vonk, responsable del equipo de investigación.

Y sigue: “Y a las grandes compañías de autos queremos mostrarles que actualmente es posible hacer un auto con materiales biodegradables, no sólo algunas partes sino también toda la estructura”.

Contenido relacionado: Coches de Cáñamo: desde Ford hasta Porsche

¿De dónde nace la idea del auto biodegradable? ¿Cuál es el origen de este proyecto?

—Anteriormente, con un grupo de estudiantes, hicimos algunos autos eléctricos y el año pasado decidimos hacer autos más eficientes mejorando el motor. Esas serían mejoras en pequeñas partes o a gran escala: hacer el diseño del auto más eficiente revisando los materiales con lo que construimos las partes del auto. Eventualmente revisamos todo el plan original y fue así como finalmente llegamos al auto biodegradable.

¿De qué son esas partes? ¿Cómo es el proceso de creación de las partes?

El motor es igual al motor de cualquier otro auto eléctrico, pero lo especial de Lina es que el chasis está hecho de una combinación de fibras de lino comprimidas en una especie de sándwich, siendo su componente medio una estructura similar al panel de abejas pero de caña de azúcar. Por su parte, la carrocería también es especial porque está hecha de fibras de lino que trabajamos con moldes para poder crear figuras tridimensionales.

Este es un proyecto reciente, pero hace diez años hubo un proyecto similar llevado a cabo por un equipo de Gran Bretaña. ¿En qué crees que falló el otro equipo y en qué acertaron ustedes para poder llegar a Lina?

—Honestamente no podría decir en qué falló el otro equipo porque no lo conocía, pero lo que puedo decir de Lina es que es completamente apto para funcionar en la vía pública. Sí sé que en Alemania están trabajando en un proyecto como el nuestro, también hecho con fibras de lino.

¿El auto tiene un período de vida útil? ¿Existe alguna posibilidad de que, por ejemplo, en unos años, deje de funcionar?

—Aún no sabemos si el auto va a estar en las mismas condiciones que ahora. No sería un problema para la carrocería si se lo deja en la intemperie: el clima no lo va a arruinar, no es degradable en ese sentido. En cuanto al motor, como decía, es igual a cualquier otro auto eléctrico, así que podría llegar a durar unos doce años.

Contenido relacionado: Energía Solar en las Favelas de Río de Janeiro: Conocé Revolusolar, un Nuevo Modelo Sostenible y Comunitario

¿Cuál crees que va a ser la mayor dificultad que tengan a la hora de poner estos autos en venta? ¿Conseguir la estandarización de una empresa automotriz o educar al público y alentarlos a comprar este tipo de autos?

Lo más importante para nosotros es informar a la gente que, si bien pueden parecer distintos al resto, estos autos funcionan correctamente y, además, son vehículos reciclados. Y a las grandes compañías de autos queremos mostrarles que actualmente es posible hacer un auto con materiales biodegradables, no sólo algunas partes sino también toda la estructura.

¿Están esperando la autorización del gobierno holandés para utilizarlos o ya la tienen? ¿Cuándo salen en circulación estos autos y qué precio van a tener?

—La realidad es que no vamos a producir Lina masivamente porque es un concepto que desarrolló un grupo de estudiantes para demostrar que es hacer un auto biodegradable era posible. Pero en otros autos que están en circulación se pueden ver conceptos como los BMW i3 que usan bambú y papel en el interior de las puertas y esperamos que, en quince o veinte años, lo puedan llevar a partes exteriores como capot, puertas, techos o incluso pequeñas partes del chasis.

En comparación con los autos tradicionales, ¿cuál es la mejoría que tiene Lina en el impacto en el medio ambiente?

—Si tenemos en cuenta las partes recicladas del auto, que serían como un 70% u 80% del total del vehículo, y lo comparamos con un auto del mismo tamaño pero hecho de aluminio o fibra de carbón, creás 5 o 6 veces más dióxido de carbono en la producción del auto. Y si le sumamos el hecho de que Lina es un auto eléctrico, no estamos creando nada de dióxido de carbono.

¿Qué edad tienen en promedio los investigadores de este proyecto?

—El equipo de trabajo tiene alrededor de 5 años trabajando juntos y todos los va sumándose gente nueva. En promedio, los integrantes de nuestro equipo tienen entre 20 y 21 años.

Foto de portada vía YouTube

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.


Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

Hernán Panessi

ACERCA DEL AUTOR

Hernán Panessi, editor periodístico en El Planteo, es un periodista especializado en cultura joven. Escribe en las revistas InfoTechnology, Rolling Stone, THC y Lento. Además, en Página/12, El Planeta Urbano, El Cronista y en el periódico uruguayo La Diaria. Colaboró para Revista Ñ, Clarín, La Nación, La Cosa, Playboy, Haciendo Cine, Billboard, Los Inrockuptibles, Forbes, VICEBenzinga, High Times y Yahoo, entre otros.

Hernán escribió los libros Porno Argento! Historia del cine nacional Triple X, Periodismo pop, Una puerta que se abre y Rock en Español. Fue docente en el Centro Cultural Rojas (UBA) donde dictó talleres de periodismo. Además, es programador de la sección VHS del Festival Internacional de Cine de Valdivia, en Chile.

Conduce FAN, programa periodístico sobre cultura, sociedad y vida moderna. Por su parte, también condujo en las FM Delta 90.3 y Nacional Rock 93.7. Asimismo, fue columnista en La Once Diez y Metro 95.1.

También puede interesarte

gw pharma
Trulieve
medmen
porro