ENG 🇬🇧
cannabis medio ambiente ecología

Cannabis

420 Por un Mundo Más Verde: Cómo la Planta de Cannabis Puede Ayudar al Medio Ambiente

420 Por un Mundo Más Verde: Cómo la Planta de Cannabis Puede Ayudar al Medio Ambiente

✍ 20 April, 2022 - 14:56


¡No te pierdas ni una noticia! Haz click aquí para suscribribirte a nuestra newsletter GRATUITA.

Anuncia en El Planteo, el medio cannábico más leído en el mundo de habla hispana.

Síguenos en redes sociales para más contenido exclusivo. Instagram // Facebook // Twitter



Durante las últimas décadas, la planta de cannabis se ha puesto más de moda que nunca. A pesar de ser usada desde hace cientos de años, tanto de forma medicinal como para un uso adulto, el estigma de la ilegalidad significó que se hicieran pocas investigaciones efectivas sobre los usos y el cultivo de esta planta.

Ante el resurgimiento del interés por sus beneficios medicinales, además de su cada vez más efectiva legalización en distintos países, se plantean también nuevas cuestiones en cuanto a esta planta milenaria. ¿Cómo afecta al medio ambiente? ¿El cultivo puede beneficiar o puede perjudicar aún más a nuestro planeta? ¿Qué beneficios industriales puede aportar esta planta, durante tantos años prohibida?

Contenido relacionado: El Futuro del Cáñamo: 10 Usos Ecológicos

El 20 de abril se celebra lo que ha pasado a llamarse el “4/20”. Dicho número hoy hace referencia directamente a la marihuana, originado por este grupo de amigos de la escuela secundaria San Rafael en California, que en los ’70 se reunían a las 4:20 PM, frente a una estatua de Louis Pasteur, para buscar un cultivo de cannabis abandonado. De ahí que comenzaran a refererise a la planta por estos números hasta que, en la actualidad, hayamos decidido hacerle un tributo, a nivel mundial, a esta planta milenaria cada 20 de abril.

Dos días más tarde, el 22 de abril, hay otra gran celebración global: el Día del Planeta. Éste busca crear conciencia sobre la importancia de tomar acciones efectivas y sustanciales en pro del cuidado del medio ambiente. Entonces, ¿podemos celebrar el creciente interés por la planta de Cannabis sativa en el mes que nos enfocamos por el cuidado del planeta?

A primera vista, el cannabis en definitiva es una de las plantas más “verdes”, permitiéndonos el guiño, ya que es una de las que más dióxido de carbono puede absorber de la atmósfera durante su cultivo.

La planta de Cannabis sativa pertenece a la familia de las cannabáceas y cuenta con dos plantas hermanas: el cáñamo (o ‘hemp’ en inglés) y la marihuana o cannabis. Éstas cuales tienen características específicas y usos diferentes. En particular, la planta de cáñamo se reconoce por tener un tallo largo y una flor pequeña, cuenta con una baja concentración de delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) que por lo general es menor a 0,3%. Asimismo, se ha utilizado por miles de años en la historia de la humanidad para fines industriales. Se estima que cada hectárea de cáñamo absorbe alrededor de 0,67 toneladas de CO2 por año. Esto resulta compatible con todos los árboles urbanos de EEUU y muy parecido a los bosques regenerados de forma natural.

Contenido relacionado: ¿Es la Industria del Cannabis Realmente Respetuosa con el Medio Ambiente?

Por otro lado, los muchos usos industriales del cáñamo han posicionado también a esta planta como un posible aliado en el cuidado del medio ambiente. Por ejemplo, al producir industria textil, plástico, elementos de construcción, papel y cartón, entre otros, 100% biodegradables.

La posibilidad de utilizar cada parte de la planta de cáñamo para diferentes propósitos y procesos industriales impacta en la generación de desperdicios. Allí, cada subproducto es una materia prima valiosa para muchos sectores de la bioeconomía. Sobre todo se encuentran mayores beneficios en sus usos textiles: esta industria es una de las más contaminantes a nivel mundial.

dia de la tierra

Cultivo de cannabis y su impacto en el medio ambiente

En general, los métodos de cultivo tienen una influencia inevitable en el medio ambiente y, dependiendo del tipo, su efecto será mayor. El cultivo de exterior es el método tradicional y original de cultivo de cannabis. Sin embargo, para lograr su uso industrial, ha crecido significativamente el cultivo de interior o ‘indoor’ (incluyendo el cultivo en invernaderos). Este permite un control total sobre todos los aspectos de las plantas, como la luz, humedad y la temperatura; pero se ve limitado por los mayores costos, la demanda de energía de los ventiladores y las luces artificiales para su adecuado cultivo.

Con base en un estudio, se estima que producir un kilogramo de cannabis procesado en interiores genera 4.600 kg de emisiones de CO2 a la atmósfera. Esto equivale a un vehículo de pasajeros conducido durante un año. Entre ellos, el factor de emisión (kg CO2 emitido por kg rendimiento) de iluminación es 1.520 (33%), seguido de ventilación y deshumidificación (1.231, 27%) y aire acondicionado (855, 19%).

Contenido relacionado: No Tan Verde: los Problemas del Cultivo de Marihuana con el Medio Ambiente

Por otra parte, es un hecho que para cultivar cannabis se requiere de altas cantidades de agua. No obstante, el uso diario promedio de agua varía de un sitio a otro, dependiendo de muchos factores, como las características geográficas, las propiedades del suelo, el clima y los tipos de cultivo. Al ser el cannabis un cultivo de temporada, necesita el doble del agua requerida por cultivos como el maíz, soya y trigo. Se estima que una planta de cannabis consume 22,7 litros (6 galones) de agua por día durante la temporada de crecimiento, que normalmente va de junio a octubre, durante un total aproximado de 150 días.

Algunas de las posibles soluciones que sugieren los expertos incluyen el desarrollo de tecnologías como el riego de precisión. Estas podrían reducir el consumo de agua y la aplicación de herramientas como el análisis del ciclo de vida.

Una opción para generar cultivos de cáñamo más sostenibles es la implementación de la agricultura regenerativa. Esta se basa en minimizar la luz artificial, emplear sistemas de recolección de agua de lluvia, utilizar pesticidas naturales, aplicar la agricultura sin labranza (que consiste en combinar dos o más cultivos sobre el mismo terreno y al mismo tiempo o cultivar dos diferentes de manera secuencial), y enriquecer el suelo mediante la vermicultura. Esta última se basa en la utilización de algunas especies de lombrices de tierra para transformar desechos orgánicos en composta. Lo anterior ayudará a generar mayor cantidad de compuestos beneficiosos, productos libres de residuos químicos, reducirá el consumo de agua y las plagas de forma natural.

Contenido relacionado: Ecológico y Rentable: 3 Métodos para Cultivadores de Cannabis Conscientes

Sin embargo, esto solo puede hacerse efectivo al legalizar y regular la producción, industrialización y consumo del cannabis. Así, los agricultores podrían emplear técnicas de cultivo que favorezcan al medio ambiente y a la producción, sin incurrir en un delito.

Foto por Elena Mozhvilo vía Unsplash 

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.



Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

Médica anestesióloga con especialidad en medicina del dolor y cuidados paliativos, la Dra. Mafer descubrió su vocación tras la pérdida repentina y violenta de un familiar en su Cali natal, marcada por las características de la violencia vivida en Colombia en los 90´s. Así, decidió estudiar medicina (en la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá) para poder ayudar a miles de personas a no sentir dolor y a tener la mejor calidad de vida ante dolencias crónicas o en su camino hacia la muerte.

Después de realizar su especialidad en anestesiología y el curso de alta especialidad en medicina del dolor y cuidados paliativos en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, completó un Fellowship clínico en anestesia para cirugía de columna y manejo intervencionista del dolor en la Universidad de McGill y el Hospital General de Montreal, en Canadá. Finalmente, realizó estudios postdoctorales de investigación en Cannabis Medicinal y Cuidados de Soporte en Cáncer en la Universidad de McGill y Santé Cannabis, clínica líder y especializada en cannabis medicinal en Canadá. Allí, tuvo la oportunidad de atender a cientos de pacientes, realizar protocolos de investigación clínica, y comprobar de primera mano los beneficios y usos que podía tener el cannabis medicinal directamente en sus pacientes. En la actualidad, es una experta en los usos, investigaciones, verdades y recomendaciones del cannabis medicinal, a la par que continúa con su práctica privada de anestesiología, manejo del dolor crónico y cuidados paliativos.

También puede interesarte

flora growth kalaya cannabis ensayos clínicos cbd méxico justcbd cosechemos
revista anfibia cristian alarcón hongos flor de la v
san juan cannabis
Fernando Saicha
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]