ENG 🇬🇧
turismo cannábico

Cannabis

Turismo Cannábico y Desarrollo en Latinoamérica

Turismo Cannábico y Desarrollo en Latinoamérica

✍ 5 marzo, 2021 - 14:55

https://elplanteo.com/wp-content/uploads/2021/03/BANNERS-HEMP6.png

El turismo cannábico contribuye a la economía de California, creando trabajo, la incorporación de valor agregado al cannabis y diversificando la oferta de servicios al turista.

Contenido relacionado: Turismo y Cannabis: ¿la Clave para la Recuperación Económica?

Dado el avance de la legalización en Latinoamérica y la crisis económica post-pandemia, nos planteamos un par de preguntas en torno al turismo cannábico como motor de desarrollo económico. ¿Cuál es el potencial del turismo cannábico? Y, además, ¿cuáles son sus desafíos?

Vino y cannabis: turismo cannábico en el condado de Mendocino, California

Mendocino es parte del Triángulo Esmeralda de California; un área con secuoyas, niebla y colinas onduladas que abarca los condados de Humboldt y Trinity, al norte de Napa. La región del Valle de Napa recibió 3,85 millones de turistas en 2018, que gastaron un total de USD 2.23 mil millones.

Aprovechando la legalización del cannabis en 2016, productores regionales comenzaron a solicitar licencias que permitían el cultivo de cannabis en sus establecimientos con fines lúdicos y terapéuticos. Asimismo, cultivadores de cannabis incorporaron a sus granjas atracciones turísticas relacionadas al cannabis.

El turismo aportó al condado USD 456 millones en 2017. Por lo tanto, se espera que contribuya a recuperar la situación económica después de la pandemia. Los cultivadores de cannabis del condado lo hacen bajo un régimen de denominación de origen (similar al de los vinos de Napa). Esto agiliza el reconocimiento del cannabis local como marca internacional.

Algunas de las atracciones más populares de turismo cannábico en Mendocino son los tours de cannabis y de vino. El personal de los tours está compuesto por conocedores de la cultura del cannabis. Su trabajo es instruir a los visitantes sobre los principios activos y beneficios del mismo, su terruño y su geología, las tradiciones locales de cultivo, y distribuyen material educativo.

Algunos ejemplos de tours organizados en Mendocino, California, son Emerald Farm Tours  y Mendocino Experience. Estas visitas guiadas permiten observar el trabajo de técnicos en cultivo y de científicos que procesan los aceites y derivados. Y, por supuesto, en algunos de los tours los turistas pueden consumir cannabis de uso adulto (dentro del vehículo).

Contenido relacionado: Bebidas con THC: Todo Sobre el Vino de Cannabis

El régimen de denominación de origen y las regulaciones del condado también generan conflicto entre productores y legisladores. Y si bien el caso de Mendocino no es asimilable al contexto Latinoamericano, es un caso testigo del potencial del cannabis que nos permite conocer el nivel de diversificación y evolución de la industria del cannabis e imaginarnos una legalización progresista que aporte al desarrollo económico.

Beneficios potenciales de contemplar al turismo cannábico en los procesos de legalización en Latinoamérica

El sector turismo genera más del 8% de los empleos en América Latina y contribuye al 9% del PIB mundial, según la OMT. Este panorama lo convierte en un factor clave para el desarrollo. Sin embargo, de acuerdo a la CEPAL, el mismo se vio afectado enormemente por la pandemia de Covid-19 durante el 2020. Aunque no existe un modelo de regulación federal del turismo cannábico, en Latinoamérica se encuentran desarrollos incipientes en Uruguay y en Colombia.

Diversificación y encadenamientos productivos

La habilitación del turismo cannábico permite a otros productores y empresas locales ofrecer sus servicios y productos.

Por ejemplo, una granja cannábica habilitada para recibir visitantes podría contratar los servicios de una lavandería local, múltiples agencias de transporte, guías, proveedores de alimentos y de insumos locales y comercios regionales. Así, esta granja podría encadenar a otras empresas y contribuir a la transformación (aunque sea en parte) de la economía de estas regiones. Una alternativa interesante al monocultivo de soja, cacao, tabaco, café y caña de azúcar.

Contenido relacionado: Diversificación de Cultivos: el Enorme Potencial del Cáñamo

Con el paso del tiempo, si esta región se especializa en la producción de cannabis de algún tipo, esto podría generar una concentración de empresas y productores de cannabis. Estos clusters cannábicos pueden generar innovación local e involucrar a la comunidad para incorporar valor al cannabis. Esto resulta clave, dada la caída generalizada de los precios de la biomasa de cannabis a nivel global.

Innovación en la propuesta de valor: el segmento wellness

La oferta de productos y servicios de salud ligados al cannabis dentro del segmento turístico wellness o de bienestar se ha disparado en los últimos años. Ejemplo de esto son terapias y tratamientos de belleza a base de productos naturales, cocina saludable, meditación y rehabilitación.

Según el Instituto Mundial de Wellness, estos turistas gastan alrededor de un 50% más que el turista internacional promedio; y un 178% más que el turista doméstico típico. En 2022, se proyecta que el mercado alcance alrededor de USD 919 mil millones. Esto representa el 18% del mercado del turismo mundial.

Además, el turismo cannábico atrae segmentos tradicionales como el turismo de parejas (Dink) y en grupo, el turismo consciente/ecológico/sustentable y el agroturismo, el turismo enológico y gastronómico, y el turismo fotográfico.

Aprendizaje local y arraigo regional

Los procesos de desinversión, desindustrialización, deterioro del medio ambiente y conflicto, han generado migraciones internas (del campo a la ciudad) y erosionado fuentes de trabajo y oficios en las regiones rurales.

En un marco regulatorio inteligente, la legalización del turismo cannábico podría dar lugar a asociaciones público-privadas para el desarrollo de emprendimientos que permitan la educación del personal local, la transferencia de recursos y la incubación de proyectos comunitarios y de modelos de negocio locales.

Contenido relacionado: Todo sobre el Hash Marihuana y Hemp Museum: Cannabis de Colección en Barcelona y Amsterdam

Bajo un régimen regulatorio estratégico, el turismo cannábico podría dar origen a procesos de formación de personal especializado en cannabis. Un ejemplo afín a esta idea es el Instituto Flow Canna en Mendocino. El Instituto se dedica a educar sobre modelos productivos de cannabis que preserven la diversidad biológica y luchar contra “la cultura del monocultivo”.

Desafíos

Si bien el desarrollo del turismo cannábico en la región tiene potencial, también existen grandes desafíos para hacer del proceso de legalización un proceso equitativo con inclusión social. Latinoamérica se caracteriza por una puja histórica por la distribución de la tierra, desigualdades de género y racismo estructural, alta informalidad y precariedad laboral y trabajo esclavo.

Si bien Mendocino presenta un modelo market-friendly el contexto latinoamericano nos permite imaginar modelos propios.

Los movimientos sociales por la agroecología han logrado consolidar modelos de negocios alternativos. Además, la región cuenta con una larga tradición asociativista y autogestiva que podría revertir en modelos de desarrollo a partir del cannabis, que tiendan a la innovación productiva, la desconcentración de las inversiones y la inclusión social.

En cualquier caso, la regulación del cannabis para un desarrollo económico equitativo requerirá resolver problemas de gobierno del cannabis. También será necesario avanzar sobre el desconocimiento de las instituciones y de los sistemas políticos del estrepitoso ritmo de expansión de esta economía y de las consecuencias asociadas a este proceso.

Contenido relacionado: Cannabis en Argentina: Legalizar la Marihuana Podría Salvar la Economía

No es extraño que las instituciones tarden en adaptarse a dinámicas globales. Lo extraordinario es el momento histórico de emergencia de una industria global.

Esto requiere trascender los prejuicios que impone el discurso punitivo y, además, pensar al cannabis más allá de los límites que impone la legalidad misma y el modelo actual. Es decir, pensar alternativas locales a una tendencia que deviene globalmente.

La inserción internacional de las industrias locales de cannabis dependerá de las regulaciones para su uso adulto, de la flexibilidad, pragmatismo y capacidad de anticipación estratégica de las instituciones; y de la visión prospectiva y capacidad de movilización política de los actores sociales, culturales, económicos y políticos que abogan por la legalización.

Foto por MATCA Films



ACERCA DEL AUTOR

Nicolás es Licenciado en Relaciones Internacionales e investigador del Doctorado en Política Pública y Urbana de The New School en la ciudad de Nueva York. En 2014, trabajo para Naciones Unidas en Kosovo y co-fundó la Open Data Kosovo Foundation for Digital Capacity-Building. En 2015 recibió un Master en Asuntos Internacionales y en 2020 un Master en Filosofía. Actualmente se dedica a estudiar la relación entre la industria del cannabis y las políticas de desarrollo económico equitativo en el continente Americano.

También puede interesarte

live resin
Ropa Narcos
Green Point Research