chamamé trap

Argentina

Así Se Baila el Chamamé Trap: Uxia Hochstein y su Provocadora Creación que Sulfata a los Conservadores

Por Hernán Panessi

Así Se Baila el Chamamé Trap: Uxia Hochstein y su Provocadora Creación que Sulfata a los Conservadores

✍ 10 April, 2024 - 12:05


¡No te pierdas ni una noticia! Suscríbete a nuestra newsletter GRATUITA y súmate a nuestro canal de Telegram o canal de WhatsApp.

Anuncia en El Planteo, el medio cannábico más leído en el mundo de habla hispana.

Síguenos en redes sociales para más contenido exclusivo: Instagram // Facebook // Twitter


Argentina es noticia todos los días. A la ristra de creaciones que enumera Gustavo Cordera en “La Argentinidad al Palo” (de la birome a la jeringa descartable, pasando por el colectivo y las alpargatas), se suma una más. Ahora, musical. Acaba de nacer el chamamé trap, la mezcla de un género tradicional del nordeste criollo fusionado con la anteúltima de las expresiones urbanas de los centennials.

“Nunca nadie hizo nada así porque el mundo del chamamé es muy cerrado y a la gente que lo escucha no suelen gustarle las fusiones”, reconoce Uxia Hochstein, el artista oriundo de La Pampa que mezcla con desparpajo el chamamé, el rasgueo de sus guitarras y los bajos del acordeón con los drums, los 808, los hi-hats del trap y otros elementos técnicos del género urbano.

“Con ambos elementos hago el chamamé trap”, sigue el autor de “Sabés lo que pasa”, “Jineteando en Tostado” y “Granja San Antonio”.

Primeras aproximaciones

Hasta el momento, salvo que existan experimentaciones casuales, no se registran antecedentes de esta mezcolanza. Alguien dirá “La Trampa es Ley”, de Lit Killah, pero no: aquella es una chacarera mezclada con trap.

Contenido relacionado: Anestesia Audiovisual: El Estudio Argentino que Transforma la Escena del Trap en una Sensación Global

Por caso, Tomás (así se llama Uxia realmente) se dedica a la música desde pibe y siempre buceó por territorios raros. A sus 11 años empezó a tocar la guitarra: metal, black metal, hardcore. Y mucho más tarde, desde 2020, anda ululando sobre las periferias del trap.

“Hice trap hardcore, trap dark, trap mezclado con otras cosas. Después, mezclé black metal con trap y elementos de 8 bits, o cumbia con trap, o trap hardcore con RKT. He hecho de todo, hasta que descubrí el chamamé y dije ‘tengo que hacerlo trap’. Y se dio”.

chamamé trap Uxia Hochstein

La historia del chamamé trap

Hace dos años, una noche templada, Uxia –que ahora vive en Buenos Aires- fue a visitar a su familia a La Pampa. Por allá, empezó a sonar un chamamé y a los 10 segundos el joven no podía creer lo que estaba escuchando: “¿¡Qué!? ¿Qué es esto? ¡Me vuelvo loco!”, dijo.

Ahí advirtió las mieles de un ritmo alegre, pícaro y juguetón. Unos compases que fueron, también, un flechazo. “No se dan una idea de lo que sentí”.

Contenido relacionado: Entrevista Exclusiva a Duki: ‘Me Regalan Porro para Vérmelo Fumar’

Ahora bien, ¿por qué mezclarlo con trap? Bueno, por su compulsión por fusionar, por su afán alquímico. “La verdad que, para mí, fue algo muy natural. Me gusta hacer estas cosas raras”, refuerza.

Uxia Hochstein chamamé trap

“Al principio recibía muchas pero muchas críticas de la gente chamamecera y tradicionalista, que se volvían locos porque para ellos el chamamé es un estilo de vida. Ellos viven el folclore y no les gusta que el chamamé se modifique”, reconoce el joven artista de 24 años.

Contra cualquier embestida, Uxia siguió adelante: entre sus clases de francés y la carrera de diseño gráfico, recordó a su viejo tocando dos acordeones de dos botones. Su papá vendió uno pero el otro estaba por ahí, en algún rincón de su casa.

Así las cosas, husmeando dio con él y, a pesar de que las clases de acordeón son muy caras, se puso a estudiar.

“Yo quiero que la gente sienta lo que sentí cuando escuché chamamé por primera vez. Hay gente que no escucha chamamé y no saben lo que se están perdiendo, por favor”, tira el apasionado Uxia.

Basta de mezclas

¿Y qué es eso de “Jinete del Mal Flash”? Un segundo apodo, un nombre que reafirma su búsqueda, una especie de punchline como “El Ángel de las 2 Hileras” de Roberto Robledo, “La Princesita del Acordeón” de Sofía Gómez o “El Rey del Chamamé” de Antonio Tarragó Ros.

Uxia Hochstein chamamé trap

Él, por caso, es Uxia Hochstein, el Jinete del Mal Flash, en homenaje a un álbum de la banda de hardcore punk Hienas.

Contenido relacionado: Seven Kayne Abre su Corazón y su Cerebro en ‘7 Secretos’: ‘Mi Sangre es Pop Rock’

Y no, así como antes fue saltando de experimento en experimento, no va a volver a moverse de acá y todo parece indicar que, ahora sí, el chamamé trap será su cobijo definitivo: “Pienso seguir profundizando en esto y no lo siento como en otras etapas artísticas que he tenido que mezclar cosas raras. Se nota que me salió más firme, más serio y le meto mucha pasión y mucha dedicación”.

Críticas, elogios y polémicas

Entretanto, después de vivir en carne propia el recelo del ala conservadora del chamamé (tranquilo, guacho, también le pasó al Chango Spasiuk, a Raúl Barboza y a todos los artistas que se movieron un poco del centro), hoy se siente respetado.

“Vengo teniendo mucho apoyo y eso me pone re feliz porque creo que estoy logrando mi cometido: hacer conocer lo lindo del chamamé. A mí me parece hermosa la mezcla del chamamé con el trap y creo que es una búsqueda sonora re linda”, se sacude como perro con dos colas.

Y si bien le rinde tributo y pleitesía al bien amado cantautor más importante en la historia del folclore Atahualpa Yupanqui (“Mi foco, mi lámpara, mi Dios”), le escapa a nombrar a los referentes domésticos del trap. “Escucho trap francés y trap italiano”, gambetea.

Contenido relacionado: XXL Irione Habla Sobre Cannabis y Revela con qué Trapero Haría un Feat

Por estos días, ese artefacto musical provocador que bautizó como “chamamé trap” viene llamando la atención en las redes sociales e, incluso, ya hay discográficas mirando con cariño sus movidas.

“Me junté con el director creativo de Warner Music y estamos haciendo un EP de cinco canciones de chamamé trap. Primero vamos a sacar unos videoclips y, después, el EP final. Están por salir las canciones, las vamos a ir sacando de a poquito”, cierra sin las mejillas coloradas.

Así se baila el chamamé (trap).

Más contenido de El Planteo:

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.



Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

ACERCA DEL AUTOR

Hernán Panessi, editor periodístico en El Planteo, es un periodista especializado en cultura joven. Escribe en las revistas InfoTechnology, Rolling Stone, THC y Lento. Además, en Página/12, El Planeta Urbano, El Cronista y en el periódico uruguayo La Diaria. Colaboró para Revista Ñ, Clarín, La Nación, La Cosa, Playboy, Haciendo Cine, Billboard, Los Inrockuptibles, Forbes, VICEBenzinga, High Times y Yahoo, entre otros.

Hernán escribió los libros Porno Argento! Historia del cine nacional Triple X, Periodismo pop, Una puerta que se abre y Rock en Español. Fue docente en el Centro Cultural Rojas (UBA) donde dictó talleres de periodismo. Además, es programador de la sección VHS del Festival Internacional de Cine de Valdivia, en Chile.

Conduce FAN, programa periodístico sobre cultura, sociedad y vida moderna. Por su parte, también condujo en las FM Delta 90.3 y Nacional Rock 93.7. Asimismo, fue columnista en La Once Diez y Metro 95.1.

También puede interesarte

cannabis canadá drogas
acciones cannabis
Cultura Profética Tour
Frulih