ENG 🇬🇧
criptomonedas cannabis

Cannabis

Criptomonedas: ¿el Próximo Paso para las Empresas de Cannabis o una Complicación Innecesaria?

Por WeedWeek

Criptomonedas: ¿el Próximo Paso para las Empresas de Cannabis o una Complicación Innecesaria?

✍ 26 mayo, 2021 - 08:02

Mientras la legislación bancaria sobre el cannabis sigue estancada en el Congreso de EEUU, las empresas están ansiosas por acceder al sistema bancario nacional. Sin embargo, en lugar de esperar a que el gobierno federal reaccione de forma positiva, algunos propietarios y operadores están buscando cada vez más criptomonedas, como Bitcoin y Ethereum, para resolver sus problemas bancarios.

Al no estar sujetas a las regulaciones bancarias federales, las criptomonedas ofrecen una serie de posibilidades para los negocios de cannabis. 

Contenido relacionado: Ley SAFE de EEUU: Para Qué Sirve y En Qué Falla

El uso de criptomonedas puede proporcionar a las empresas de cannabis beneficios como la transparencia y la seguridad de la cadena de bloques, la capacidad de realizar transacciones en línea y a nivel internacional, una cobertura de la inflación en un mercado de monedas volátil y una alternativa bancaria formal que no está sujeta al escrutinio regulatorio.

Desde el punto de vista cultural, el uso de criptomonedas también podría encajar para muchos en la industria del cannabis, especialmente para quienes han operado en el mercado tradicional y están acostumbrados a trabajar al margen de las leyes y regulaciones.

A pesar de sus beneficios potenciales, el uso de criptomonedas conlleva una serie de interrogantes. La volatilidad de los precios de las criptomonedas crea un riesgo para los vendedores y puede provocar problemas fiscales. También hay una serie de factores desconocidos al tratar con criptomonedas que la industria del cannabis podría amplificar aún más.

¿Un siguiente paso obvio?

Algunos piensan que es un siguiente paso obvio para la industria. “El cannabis y las criptomonedas son buenos compañeros de cama”, dice Steve Gormley, presidente del consejo de administración de CoinMover (operador de cajeros automáticos de Bitcoin con sede en Boston) y CEO de Radiko Holdings (empresa canadiense de cannabis que cotiza en bolsa y opera en California y Nevada).

“Los consumidores de cannabis y los consumidores de criptomonedas comparten muchos de los mismos datos demográficos, psicográficos y patrones de consumo”, afirma Gormley. El tipo de personas que operan en ambos espacios “tienden a ser adoptadores tempranos”. Es decir, que se sienten cómodos adaptándose a entornos regulatorios cambiantes.

También hay una razón práctica por la que el cripto y el cannabis van bien juntos. “En pocas palabras, la industria del cannabis es particularmente adecuada para el cripto por la falta de regulaciones bancarias“, dice Nic Shafer, vicepresidente de marketing y estrategia de Precision Extraction Solutions, que fabrica equipos de extracción de cannabis y vende a empresas como Gage, Curaleaf, y Jushi entre otras. Dicha empresa acepta tanto Bitcoin como Ethereum como pagos de los proveedores.

Contenido relacionado: Bitcoin: ¿Qué, Cómo y Para Qué?

El sistema bancario tradicional tiene enormes bloqueos para el cannabis debido a las regulaciones bancarias, y no tenemos idea de cuándo se aprobará finalmente la Ley SAFE en el Senado“, dice Shafer. Con esto se refiere al proyecto de ley que ofrecería un puerto seguro a las instituciones financieras que albergan dinero de las empresas de cannabis. (Recientemente, la Cámara de Representantes lo aprobó recientemente por cuarta vez).

“Las criptomonedas proporcionan un ecosistema monetario paralelo para realizar transacciones, ya que son más rápidas, más baratas, más seguras y más innovadoras que el sistema bancario tradicional”, añade Shafer.

Debido a la ilegalidad federal del cannabis, el uso de bancos nacionales está descartado. Generalmente, esto deja a las empresas de cannabis con bancos regionales o cooperativas de crédito como únicas opciones. Esto es sólo la punta del iceberg en lo que respecta a los problemas del cannabis y el sistema bancario.

“No hay procesamiento de tarjetas de crédito; la única opción son los cajeros automáticos en las tiendas”, dice Lorenzo Nourafchan, CEO de Northstar Financial Consulting Group, una empresa de contabilidad especializada en las industrias del cannabis, la tecnología y el entretenimiento.

Nourafchan afirma que sus clientes del sector del cannabis pagan entre un 1% y un 2% en concepto de tasas de depósito y recogida de efectivo. Esto se acumula cuando un negocio realiza, por ejemplo, millones de dólares de transacciones en un mes. Además, el seguro es caro y difícil de conseguir. Las reclamaciones por robo son difíciles de probar, especialmente para los negocios que manejan efectivo.

“Las empresas que manejan mucho dinero en efectivo también se enfrentan a problemas muy complicados relacionados con los plazos y las operaciones (como el momento en que los fondos llegan al banco, las nóminas, las auditorías, la gestión del efectivo, los robos, la seguridad, etc.), además de las elevadas comisiones”, dice Nourafchan. Además, añade que ha tenido clientes a quienes les han robado a punta de pistola.

Razones de reputación

Aunque la prohibición federal ha creado un clima de dificultad bancaria para el sector del cannabis, Nathaniel Gurien, CEO de Fincann (que ofrece asesoramiento financiero y procesamiento de pagos electrónicos para empresas de cannabis), afirma que el problema no se debe necesariamente a la restricción federal real. Más bien se debe a la reticencia de las empresas privadas, como los bancos y las principales redes de tarjetas de crédito, a trabajar con las empresas de cannabis por lo que, según Gurien, son “razones de reputación”.

Contenido relacionado: Ley SAFE: en Busca de la Consolidación de la Industria Cannábica Estadounidense

Gurien afirma que existe una red suficientemente amplia de instituciones financieras en todo el país que ofrecen servicios bancarios “cumplidores, transparentes y sostenibles” a las empresas legales de cannabis, independientemente del sector industrial o la ubicación.

El problema es que sigue siendo demasiado caro hacerlo. Esto se debe a que los bancos cobran altas comisiones por supervisar y gestionar las cuentas de cannabis, especialmente las de los “licenciatarios de THC”. Estos negocios suelen tener mucho dinero en efectivo y, por lo tanto, requieren capas adicionales de medidas de cumplimiento contra el blanqueo de dinero, así como procedimientos contables meticulosos.

“A medida que el sector bancario se amplíe para aceptar y satisfacer la demanda y el sector siga creciendo exponencialmente, el costo seguirá bajando”, afirma Gurien.

“La inteligencia artificial ya está presente en algunas soluciones bancarias para el cannabis, lo que reducirá aún más los costos”. También dice que es probable que el aumento del uso de la “tecnología de verificación basada en el consenso de la cadena de bloques“, utilizada con o sin un componente de criptodivisas, ayude a reducir los costos de cumplir con las regulaciones.

Aunque las criptomonedas proporcionan un nivel de secreto y aislamiento del escrutinio en caso de que las empresas decidan utilizarlas de esa manera, lo contrario también es cierto. La utilización de criptomonedas y, por tanto, de la cadena de bloques, puede proporcionar una contabilidad precisa de las transacciones monetarias en cada paso de la vida de un producto o del proceso contable de una empresa.

El camino hacia la normalidad

La legalización federal del cannabis es el objetivo final, independientemente de si una empresa decide utilizar criptomonedas o no. La legalización legitimará a las empresas de cannabis a los ojos de los bancos nacionales, reduciendo los riesgos de cumplimiento y los costos de hacer negocios con ellos. Esto ya ha sucedido en las industrias del cáñamo y el CBD, gracias a la Ley Agrícola del 2018. Gurien dice que la trayectoria a largo plazo para la banca del cannabis es llegar a donde están las industrias del alcohol o el tabaco, lo que esencialmente se reduce a tener costos bancarios razonables.

Contenido relacionado: Las Nuevas Estrategias de la Industria del Cannabis para Recaudar Capital

Hasta entonces, las criptomonedas ofrecen lo que muchos ven como soluciones atractivas. Nourafchan dice que permitir el uso de cripto en los modelos de negocio de sus clientes podría permitirles realizar pagos virtuales. De hecho, Northstar está explorando actualmente esta opción para sus clientes.

Otra ventaja es que el cripto puede ser un activo que se revaloriza. “Tesla se ha beneficiado más de la revalorización de Bitcoin que de todos los beneficios que ha obtenido vendiendo Teslas”, dice Nourafchan, ofreciendo un ejemplo. “Si se sustituyeran los cajeros de efectivo por cajeros de Bitcoin, se podría pagar con Bitcoin en toda la cadena de suministro”, añade.

Sin embargo, las criptomonedas como Bitcoin son volátiles y no han alcanzado la estabilidad de mercado que tiene el comercio formal de divisas. Este factor expone a su poseedor a un riesgo extremo de caída.

Nourafchan afirma que una posible solución a este problema es el uso de criptomonedas vinculadas al dólar. Aún así, esto requiere que cada miembro de una determinada cadena de suministro adopte la misma moneda. De momento, esto no es posible.

Shafer ofrece otras ventajas prácticas extraídas de la experiencia de Precision Extract Solutions al trabajar con criptomonedas.

Las criptdivisas ofrecen transacciones casi instantáneas sin comisiones y cero riesgos bancarios de contrapartida (como el cierre de cuentas de cannabis) o de prácticas bancarias de reserva fraccionaria”, dice. Bitcoin es un activo al portador, lo que elimina el riesgo de contrapartida. Tampoco hay riesgo de devaluación, como ocurre con las monedas fiduciarias. Por ende, mantener una moneda como Bitcoin a largo plazo en el balance de una empresa puede servir de cobertura contra la inflación.

Las criptomonedas no son fáciles

Como con cualquier solución aparentemente fácil, existen problemas. En primer lugar, existen posibles problemas fiscales, especialmente si el valor de la moneda mantenida se aprecia. Esto podría desencadenar impuestos sobre las ganancias de capital.

Contenido relacionado: Bitcoin: ¿Es Realmente una Buena Inversión?

Nourafchan ofrece un ejemplo explicando una posible transacción en un dispensario que acepte criptomonedas como pago. “El sistema de venta de semillas que tiene el dispensario registra una transacción de USD 100 en el mostrador. En 24 horas, cuando se deposita el cripto, la valoración es de USD 120. Los USD 20 adicionales sobre lo registrado en el software seed-to-sale tendrían que ser rastreados como ganancias de capital”.

No hacer esto podría desencadenar una auditoría, que es una propuesta perdedora para cualquier empresa de cannabis. “Hacienda nunca pierde una auditoría con una empresa de cannabis”, dice Nourafchan.

Actualmente, Northstar ha comenzado a reunir lo que llama un consorcio de operadores dispuestos a probar la implementación de criptomonedas en sus negocios. “Como tenemos clientes en todos los niveles de la cadena de suministro, somos capaces de reunir estratégicamente el consorcio adecuado con nuestra actual base de clientes”, dice Nourafchan.

Por ahora, Northstar está centrándose en el mercado de California, donde cada miembro de su consorcio adoptará una moneda a elección. Una vez que tengan suficientes clientes movilizados, su plan es hacer una Oferta Inicial de Monedas (ICO) para una moneda de cannabis. Ésta es la versión en moneda de una Oferta Publica Inicial (OPI) de acciones.

Nourafchan explica que será una mejora de las actuales monedas de cannabis, en el sentido de que esta nueva moneda estaría vinculada a activos, como productos. Además, serviría como un activo apreciable a medida que más empresas la adquieran con el tiempo. “Todos los que adopten la moneda pueden entonces ser recompensados con monedas adicionales. Un efecto probable es que los bancos respondan con comisiones más bajas, por lo que nuestros clientes también saldrían ganando”, afirma.

Por último, uno de los mayores riesgos es el de lo desconocido. “Como el cannabis y las criptomonedas son tan nuevos, hay muchas cosas que son muy poco claras”, dice Nourafchan.

Aunque dice que Northstar está trabajando estrechamente con los reguladores mientras trata de dar a sus clientes el mejor servicio posible, las leyes todavía están en desarrollo. “Es difícil poder decir con absoluta certeza qué curso de acción protegerá a nuestros clientes y cuáles son los riesgos reales. Para un equipo de contabilidad y finanzas en el que nuestros clientes se apoyan para recibir orientación, puede ser una situación complicada”, dice.

Contenido relacionado: La Colisión entre la Industria del Cannabis y el Sistema Bancario

Gormley está de acuerdo en que el nacimiento de la criptomoneda es uno de sus mayores obstáculos. “No hay departamentos en los principales bancos que parezcan tener la infraestructura necesaria para gestionar el cumplimiento de regulaciones de criptomonedas o incluso comprender el alcance de lo que éstas significan para los consumidores y el mercado“, afirma.

Gormley, como muchos otros, observa y espera. Y cree que los bancos tardarán más tiempo en entender cómo funciona el mercado de las criptomonedas.

Más allá de la mecánica de integración de las criptomonedas en un sistema bancario formal, tendrá que producirse un cambio en la percepción general sobre la eficacia y la legitimidad de la moneda digital.

Vía WeedWeek, traducido por El Planteo. 

Foto por Karolina Grabowska vía Pexels

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.


Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

WeedWeek

ACERCA DEL AUTOR

También puede interesarte

Hongos Psicodelicos
acciones cannabis
Dj Khaled
Elon Musk