Damian Kuc

Cultura

Damián Kuc: Historias Innecesarias, Adolescencia Fumona y Persecuciones Policiales

Por Hernán Panessi

Damián Kuc: Historias Innecesarias, Adolescencia Fumona y Persecuciones Policiales

✍ 2 agosto, 2020 - 13:53

“El año que descubrí el porro, lo fumé todos los días”, dice el comediante y youtuber chaqueño Damián Kuc, uno de los fenómenos de la cuarentena con su canal Historias Innecesarias. Damián consume recreativamente desde el quinto año de la secundaria y, con el tiempo, fue manejando las dosis a piacere. “Lo aprendí hace poco, pero hago microdosificación: ahora fumo lo que necesito”, reconoce.

Por caso, Historias Innecesarias comprime resumidamente desde la errática fábula de la gaseosa Nativa, hasta una afinidad especial por los crímenes policiales (García Belsunce, Yabrán, El Clan Puccio, entre otros), pasando por los vericuetos de los brasileros religiosos de Pare de Sufrir y las conspiraciones de los antivacunas.

Contenido relacionado: ¿Qué es 4chan Pol? Un Infiltrado te Cuenta Todo Sobre el Reddit de Extrema Derecha

“Cuando publiqué la historia de la marihuana, me habló una bocha de gente. Pero el que más recuerdo es un pibe que me frenó en un bar y me dijo: ‘le mostré el video a mi abuela y me dejó plantar’”, afirma. En otro de sus videos, Damián también se encargó del cannabis analizando las penas por portación de “estupefacientes” en distintos países.

El éxito en YouTube

Hace un tiempo, Damián Kuc estudió Comunicación Social y pasó por Criminalística, aunque abandonó ambas carreras. Con YouTube tomó la sartén por el mango: “Estoy ahí porque paga y eso es algo hermoso”. Antes de antes, apostaba a la “suerte” que podía otorgarle la viralidad de su contenido en Instagram para, después, vender alguna entrada de sus shows cómicos. “Al lado de eso, YouTube es oro”, define. Y sigue: “Sobre todo para un pibe como yo, que necesitaba casi urgentemente un ingreso económico”.

No tenía fe en que esto fuera a funcionar del todo, pero hoy vive de las plataformas, cosechando casi 600.000 seguidores en YouTube y unos 230.000 en Instagram. “Claramente cambié de opinión”, sacude.

La adolescencia fumona

En su juventud, Damián Kuc se la pasó fumando churro. “Estaba quemadísimo. Nos juntábamos a fumar, ver la tele y jugar a los jueguitos. Enganchábamos un programa que se llamaba TripTank, en Comedy Central, que es hermoso para ver fumado. Le mandábamos mucho zapping y mucha comida”.

Contenido relacionado: ‘Miss Representation’: Mujeres Porreras en Cine y TV

En esa época, Damián no les contaba a sus padres que fumaba. Quería hacerlo pero sus amigos lo ponían en órbita. “La posta es que no tenía mucho respaldo, porque fumaba y me la pasaba jugando a los fichines todo el día”, revuelve.

Ahora, con 23 años, viviendo en la casa contigua a la de sus padres, no la caretea: “No es algo que hablamos directamente pero la presencia del porro en mi vida está implícita. De hecho, cuando hacía stand-up, mis viejos me venían a ver y hacía referencias a malos viajes. Hasta me acuerdo que tuve una planta en la ventana y un día de tormenta me la entraron a casa para que no se vuele”.

Cuando era más chico, siempre fumaba con un amigo y, cada dos por tres, los frenaba la policía. “Como mi amigo vivía lejos, íbamos a su casa en moto. Un día nos frenó la cana y se me cayeron unos papelillos. ‘Van a tener que ir presos. ¿Ustedes laburan? ¿Qué pasa si los meto presos?’, nos hizo la psicológica. En un momento, simuló estar llamando a sus superiores y, cuando colgó, miró hacia todos lados y nos dijo: ‘Tienen 10 segundos para irse de acá’. Se quedó con el porro y, cuando dimos la vuelta, lo estaba fumando él”, Kuc dixit.

Hoy fuma lo que consigue, sin desesperarse. “He tenido dos frascos llenos y me duraron varios meses. Me gusta sentir que tengo la situación controlada”, señala. Y continúa: “Me calmé bastante porque fueron apareciendo las responsabilidades”.

La botánica

Damián siempre fue un bicho de departamento. Y en su terraza daba el sol durante todo el año. “No podía plantar ni un cactus, aunque me gustan los cactus”, bromea. Con la disposición lumínica que le da su nuevo hogar, se le dio por cuidar un tendal de plantas. En sus propias palabras: “Te cambian el ambiente, soy muy señora de las plantas”.

Contenido relacionado: La App para Cultivo de Cannabis Creada por Argentinxs Que es Éxito en el Mundo

En su estudio se yerguen macetas de todo tipo. Ninguna tiene marihuana. Sin embargo, Damián maneja una faceta botánica y ostenta unos dedos dulces. “Una sola vez planté una semilla que encontré en un cajón. Era de un prensado. La tiré a una maceta, creció y floreció”, comenta.

El flash seriéfilo

¿Cuándo fuma porro Damián Kuc? Cuando le regalan. “En mi cumpleaños, que fue hace poco, me dieron un montón de finitos y con eso tiré un montón”, confiesa.

Al comienzo de la cuarentena, tuvo abundancia de flores. Pensaba que las estaba administrando bien pero, con la propagación de la pandemia y la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio, se dio cuenta que –tal vez- estaba quemando de más.

Y el pasamano de porro le dio algunas historias divertidas: “Hace poco me escribió una mina. Me contó que éramos vecinos y que no quería sonar creepy. Notó que vivíamos cerca porque yo siempre filmaba a un gato que se colaba para mi casa y, en las stories, se veía de fondo un balcón rojo. Ella me dijo que también lo veía. Entonces, hablamos por privado y un par de días después pasó por casa y me dejó una ziploc llena de flores. Para esto son los seguidores, papá”.

Contenido relacionado: Exclusivo: El Co-Productor de ‘Joe Exotic – Tiger King’ Lanzará una Nueva Docuserie

En general, ya no fuma cuando tiene que editar sus videos para Historias Innecesarias (“Si me pega tranqui, me pongo a editar, pero hice desastres”), aunque sí lo hace cuando quiere colgar con alguna serie.

De su boca: “En cuarentena me vi El Cuento de la Criada re fumado. No hay peor serie para ver en esa. Al comienzo tiene unas cosas medio complejas con los tiempos y sentía que fumado las entendía. De hecho, un día la vi sin fumar y no la entendí. Entonces, ya lo tomé como un ritual”.

También se prende uno cuando mira The Office (va por la sexta temporada) y para entrar a YouTube a perderse en un loop de videos random: desde musicales hechos en plastilina hasta los tutoriales “salvajes” del influencer Uki Deane, a quien considera “un fenómeno”.

“En los primeros días de la cuarentena, me fumé uno y me metí en Twitter a leer un hilo de cómo iba a ser el mundo post-pandemia. Entré en un pozo depresivo del que no pude salir durante horas”, desliza.

Lo recreativo, atado a lo medicinal

¿Cuál es su opinión sobre el cannabis medicinal? Lo explica: “Ayer estaba viendo un video de Ramitagram, que subió hablando de los nuevos avances. Me sorprendí porque hay cosas que ni me entero. Siento que vamos por un buen camino para la medicinal. De verdad creo que vamos bien. Sin pandemia, seguro el tema estaría mucho más avanzado”.

Contenido relacionado: Debates Internos en Torno a la Nueva Regulación Argentina para el Cannabis Medicinal

En tanto, advierte que lo recreativo está atado directamente a lo medicinal: “Hasta no ver cómo avanza lo medicinal, es complicado pensar en otra cosa. Creo que será una cuestión de tiempo y más teniendo a Uruguay acá al lado”, concluye.

Foto: Paul Delon.

Hernán Panessi

ACERCA DEL AUTOR

Hernán Panessi, colaborador de El Planteo, es un periodista especializado en cultura joven. Escribe todos los meses en las revistas InfoTechnology, THC y Lento, de Uruguay. Además, semanalmente en Página/12, El Planeta Urbano, El Cronista y en el periódico uruguayo La Diaria. Colaboró para Revista Ñ, Clarín, La Nación, La Cosa, Playboy, Haciendo Cine, Billboard, Los Inrockuptibles, Forbes, VICE, entre otros. Publicó en medios de Chile, Colombia, España, México, Perú y Uruguay.

Escribió los libros Porno Argento! Historia del cine nacional Triple X (Ed. Cuarto Menguante), Periodismo pop (Ed. Bigote Falso), Una puerta que se abre (Ed. Noviembre) e Historia del Rock en Español (Ma Non Troppo). Fue docente en el Centro Cultural Rojas (Universidad de Buenos Aires), donde dictó talleres de periodismo. Además, es programador de la sección VHS del Festival Internacional de Cine de Valdivia, en Chile.

En radio, conduce FAN, por led.fm, programa periodístico de emisión semanal sobre cultura, sociedad y vida moderna. Por su parte, también condujo en las FM Delta 90.3 y Nacional Rock 93.7. Asimismo, fue columnista en La Once Diez y Metro 95.1.

También puede interesarte

Mes del Compostaje
Alice Moon SHC