ENG 🇬🇧

Cultura

De Dramas Rarísimos al Punchi Punchi de la Electrónica: los Cinco Libros Más Flasheros del 2020

Por Hernán Panessi

De Dramas Rarísimos al Punchi Punchi de la Electrónica: los Cinco Libros Más Flasheros del 2020

✍ 29 diciembre, 2020 - 12:04

A contrapelo, alucinantes, disruptivos: profundamente flasheros. Ni de yonquis, ni de reventados. Ni de turbios, ni de obvios. La literatura que se escabulle, aquella que muchas veces no se encuadra con las grandes editoriales ni se convierte en best seller, sorprende en sus peripecias, relatos, modos y formas.

Y, muchas veces, configura el espacio para explorar sentimientos y allana el camino para experimentar con nuevos universos, costuras y texturas posibles.

La literatura se convierte, entonces, en una oportunidad para tripear sin tripear, en una chance para incomodar, narcotizar, envolver y sacudir.

Contenido relacionado: Balance 2020: Éstas Son las 10 Mejores Notas del Año

En esta selección, cinco jóvenes autores argentinos eligen los libros más flasheros, psicodélicos y narrativamente extraños de la cosecha 2020.

Los notables Malén Denis (Litio), Enzo Maqueira (Hágase usted mismo), Flavia Calise (¿Qué es la ternura?), Tali Goldman (Larga Distancia) y Francisco “Fradi” Ocampo (Cajón de remedios) repasan mundos que tensionan, que revuelven ideas sobre los dramas existenciales, la depresión, la luz, la muerte, la algarabía y el éxtasis. Historias que impresionan, que sorprenden, que nos vuelven adictos a su lectura.

Estos son los cinco libros más flasheros del 2020:

Malén Denis: Reina, de Elizabeth Duval

Es un libro de una escritora trans española, muy jovencita y con una doble licenciatura en la Sorbona de París. Es un bocho, alguien muy interesante. Su libro tiene una primera persona muy ficcionalizada.

libros 2020

La literatura trans por definición es aquella que, más allá de quién la escriba, es la que logra disolver toda clase de límite y ser un nuevo género en sí mismo. Tiene una cosa medio Elige tu propia aventura y una interpelación constante a quien está leyendo.

Contenido relacionado: NOVAGAWD DeGrate: el Rapero Trans y Ex Militar) Cuenta cómo los Psicodélicos le Cambiaron la Vida

A su vez, tiene mucha frescura y es flashero porque es lo contemporáneo, de lo contemporáneo, de lo contemporáneo. Es de esos libros que la gente va a decir “esto no es literatura”, pero son los libros más interesantes de leer en el momento.

A su vez, no hay mucha duda que es literatura: hay mucho artificio y eso es lo que lo tensiona.

Enzo Maqueira: Manija, de Laureano Herger

Son distintos relatos que van conformando una especie de novela. Hay muchas drogas de diseño, música electrónica, personajes deformes, DJs y muchos fluidos: sangre, moco, semen.

libros 2020

La verdad es que está muy bien. Hay como unas reminiscencias a Trainspotting, hay mucho punchi punchi, mucho sexo y mucho vacío existencial.

Es una novela divertida, crudamente escrita y, sobre todo, habla de varias generaciones a las que, les pasan los años, pero les queda la droga.

¿Qué significa la cultura de la droga? En el fondo, termina siendo eso.

Flavia Calise: Perdón, de Sergio de Loof

Lo editó Mansalva y es sobre posteos que Sergio de Loof escribió en Facebook durante varios años. La nota de autor la hace Francisco Garamona, en la que cuenta todo lo que pasó.

libros 2020

Sergio de Loof fue un artista visual, escritor, fotógrafo, decorador y modisto. Tuvo restaurantes míticos como El Dorado, Ave Porco y El Diamante, entre otros. Ahora, su última muestra, ¿Sentiste hablar de mí?, sigue en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires. Se montó antes de que él muriera, en el año 2019.

En el libro habla de todo. Es una especie de autobiografía contada en posteos. Habla específicamente de cosas de su vida, secuencias reales: que se peleó con su padre, que compró droga, quién tiene droga, o que lo inviten a drogarse.

Contenido relacionado: Sobre Drogas: Evidencia Científica para Discutir ‘El Problema de las Drogas’

También habla mucho de la movida del arte en Buenos Aires: desde la careteada de los museos y galerías hasta un análisis desde la pobreza. La mirada del artista renegado, sin dinero. En ese sentido, habla de la marginalidad que siente. Por momentos se contrapone con esto de proclamarse un Dios o “El rey de la noche”. Algo de ir y venir, según el estado de ánimo.

Habla de la depresión, de lo que toma y de lo que deja de tomar. Nombra gente con nombre y apellido, y habla de Christian Dior.

Me parece muy interesante cómo está escrito. Si escribió en mayúsculas, minúsculas, si lo hizo enojado, contento. Pide whisky todo el tiempo. Cuenta que está borracho.

Quedó todo archivado lo que fue diciendo. Estando enfermo, estando mal. Se regenera una autobiografía bastante importante a partir de posteos hechos en Facebook que cuentan todos los sucesos de los últimos años de su vida.

Tali Goldman: El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes, de Tatiana Tibuleac

Llegué a este libro porque durante el 2020 me asocié a un club de lectura que se llama Pez Banana Club. Está buenísimo porque, una vez por mes, Florencia Ure y Santiago Llach nos mandan un libro elegido. Lo cual me parece una forma hermosa de socializar la literatura. En el club descubrí cosas increíbles y flasheras.

libros 2020

Este libro me flasheó porque Tatiana es moldava. Ya me parece flashero leer literatura de una moldava. Nunca había leído algo de este tipo de países. El primer flash me lo produce el descubrimiento en ese sentido.

Es una novela que me flasheó porque es muy cruda, con una escritura muy viva, descarnada, en la que narra el último verano que el protagonista de la novela pasa con su madre enferma de cáncer y a punto de morir.

Contenido relacionado: Cannabis y Cáncer: Qué Dice la Ciencia

El protagonista tiene 14 años y podemos inferir que sale de un internado neuropsiquiátrico. Él odia a su madre, pero a su vez se está por morir. Entonces queda muy palo y palo, sin metáforas, y te genera como una ansiedad de no poder parar.

Son esos libros que lees con un ojo tapado. Es cero complaciente con el lector, dice todo lo que tiene que decir, sin eufemismos.

Tiene parentesco con otro clásico que es Claus y Lucas de Agota Kristof, que tiene una escritura muy ágil, como si fuese un caballo galopando. Como lector, te genera una tensión muy fuerte.

Francisco ‘Fradi’ Ocampo: La violencia de una estatua, de Flavia Calise

Recibí y leí este libro en una situación peculiar: mientras atendía la disquería de mis amigxs de Mercurio (Av. Santa Fe 2729), escuchando una playlist de música bastante extraña y hermosa. Así llegó a mis manos La violencia de una estatua.

Ya de por sí, el título interpela desde un sentido trastocado, casi místico, que lo recorre medularmente. Puede acelerar en el ritmo o bajar un cambio en las metáforas, cosas que definen lo que entiendo por poesía.

Mientras lo hojeo notando esto, ya por cerrar caja e irme, recibo la noticia del hisopado positivo y los síntomas de mi hermana y mi madre.

Leí el libro en ese estado fluctuante del contagio, la convalecencia y la incertidumbre de una realidad trastocada y singularizada.

Contenido relacionado: Arte en Cuarentena: Poesía en Tu Sofá

En ese momento, empecé a pintar buscando algo que encuentro acá: ese estímulo que fluye en la sinestesia, en la percepción extrañada de lo cotidiano, en el misterio de una incertidumbre sentimental carente de pragmatismo pero cargada de vida que hay en estos poemas.

Como dice Yuszczuk: “Parece suave; es áspera”.

Bajo su manto de sutil suavidad, la poesía de Flavia abre todo un abanico de emociones acciones y sentidos que calan hondo: mordidas, saliva, vidrios rotos, patadas karatecas, lágrimas sobre mejillas que bajan lento invitando a experimentar la letra con el cuerpo.

Que lo verbal salga del sentido para entrar por los sentidos.

Foto por Lacie Slezak vía Unsplash / Fotos cortesía

Hernán Panessi

ACERCA DEL AUTOR

Hernán Panessi, editor periodístico en El Planteo, es un periodista especializado en cultura joven. Escribe en las revistas InfoTechnology, THC y Lento. Además, en Página/12, El Planeta Urbano, El Cronista y en el periódico uruguayo La Diaria. Colaboró para Revista Ñ, Clarín, La Nación, La Cosa, Playboy, Haciendo Cine, Billboard, Los Inrockuptibles, Forbes, VICEBenzinga, High Times y Yahoo, entre otros.

Hernán escribió los libros Porno Argento! Historia del cine nacional Triple X, Periodismo pop, Una puerta que se abre, e Historia del Rock en Español. Fue docente en el Centro Cultural Rojas (UBA) donde dictó talleres de periodismo. Además, es programador de la sección VHS del Festival Internacional de Cine de Valdivia, en Chile.

En radio, conduce FAN, por led.fm, programa periodístico de emisión semanal sobre cultura, sociedad y vida moderna. Por su parte, también condujo en las FM Delta 90.3 y Nacional Rock 93.7. Asimismo, fue columnista en La Once Diez y Metro 95.1.

También puede interesarte

cbd thc
Acciones de Cannabis - Imagen por Ilona Szentivanyi. Todos los derechos reservados a El Planteo y Benzinga.
ley cannabis california