marihuana dependencia

Cannabis

Dependencia de la Marihuana: ¿Son Efectivas las Investigaciones?

Dependencia de la Marihuana: ¿Son Efectivas las Investigaciones?

✍ 23 octubre, 2020 - 10:23

Por Ian Hamilton.

La marihuana da una imagen de ser una droga relativamente inofensiva. Pero todas las drogas conllevan un grado de riesgo de dependencia, y el cannabis no es la excepción.

Contenido relacionado: ¿La Marihuana es Adictiva? La Diferencia entre Adicción y Dependencia

Muchas personas asumen que la dependencia es algo que sólo les sucede a quienes usan “drogas duras”, como el crack o la heroína. Pero de hecho se estima que el riesgo de dependencia de la marihuana es aproximadamente uno de cada diez.

¿Cuántas personas son dependientes?

Este riesgo puede parecer relativamente bajo, pero dado que se estima que hay unxs 200 millones de consumidores de cannabis en todo el mundo, el número potencial de personas que dependen de la droga es de alrededor de 20 millones: aproximadamente la población de Rumania.

Vale la pena explorar cómo se construye esta cifra de uno de cada diez. En varios estudios sobre la dependencia de la marihuana se utilizaron los criterios establecidos en la biblia de diagnóstico de la Asociación Americana de Psiquiatría, el Manual de Diagnóstico y Estadística de los Trastornos Mentales (DSM).

Factores determinantes de la dependencia

El examen de estos criterios pone de manifiesto lo difícil que es hacer este diagnóstico. Una manera confiable de evaluar la dependencia a cualquier droga, incluyendo la marihuana, es ver qué sucede cuando una persona deja de consumirla. Si experimentan síntomas de abstinencia física o psicológica, entonces es probable que sean dependientes.

Contenido relacionado: La Importancia del Lenguaje Claro y Responsable en la Investigación de la Marihuana

El DSM deja claro que para calificar para un diagnóstico de dependencia del cannabis, estos síntomas de abstinencia no deben ser debidos a otra sustancia – lo cual es lógico pero endemoniadamente difícil de determinar en la práctica.

Por ejemplo, muchas personas mezclan tabaco con cannabis. En comparación con el cannabis, las posibilidades de llegar a ser dependiente del tabaco son cinco veces mayores.

Por lo tanto, las molestias que la gente experimenta cuando deja de fumar marihuana podrían deberse al tabaco y no al cannabis. Hay una considerable superposición de los síntomas de abstinencia de ambas drogas.

Investigación sesgada y resultados poco fiables

Las versiones anteriores de los criterios del DSM para la dependencia de sustancias tenían además un sesgo de género.

Una de las preguntas que evaluaban la dependencia inquiría si la persona estaba alguna vez intoxicada al conducir un camión. Dado que más hombres conducen camiones que mujeres, esto elevó el umbral de los criterios de dependencia para las mujeres. En consecuencia, hemos subestimado el número de mujeres que son dependientes.

Además, existen más delitos relacionados con el cannabis para los hombres que para las mujeres. Los criterios del DSM incluyen esta cuestión, lo que también contribuye a subestimar a las mujeres.

Contenido relacionado: Estudio: las Mujeres Fuman Menos Marihuana pero Son Más Propensas a Abusar de Ella

Lxs psiquiatras deciden si una persona reúne las condiciones para un diagnóstico de dependencia de la marihuana, de modo que, aunque el cannabis se utiliza en todo el mundo, la mayor parte de los datos que disponemos sobre el consumo y dependencia de cannabis a nivel poblacional proceden de EEUU, Europa y Australia. Esto limita considerablemente las estimaciones de la dependencia del cannabis en los países no occidentales.

Estadísticas creíbles

Varios países y estados de los EEUU han legalizado o despenalizado el cannabis. Este cambio de política ha contribuido a la percepción de que el consumo de cannabis está libre de riesgos. Para poner en tela de juicio esta percepción, necesitamos estimaciones creíbles de la dependencia del cannabis.

Como hemos visto, los métodos utilizados hasta la fecha no están a la altura y los criterios de evaluación están sesgados hacia los hombres occidentales. A nadie ayudan las estimaciones de la dependencia de la marihuana que pasan por alto a grupos clave de una población, a saber, las mujeres y lxs habitantes de países no occidentales.

La mayoría de las personas que consumen cannabis no se volverán dependientes, pero es necesario concientizar sobre el riesgo. El peligro es que las personas no se dan cuenta de que tienen un problema o, si se dan cuenta de su dependencia, creen que son únicxs. A esto se añade la idea errónea de que cualquiera puede simplemente abstenerse de consumir cannabis sin experimentar síntomas de abstinencia.

Contenido relacionado: La Marihuana y sus Efectos Diversos: Todo Depende de la Dosis

Sin embargo, mejorar la forma en que cuantificamos las personas dependientes del cannabis no es lo suficientemente ambicioso. Deberíamos ser capaces de predecir quién está en riesgo en primer lugar. Esto ofrece la posibilidad de reducir las tasas de dependencia, no sólo de calcular las cifras después de que el problema se haya desarrollado.

Ian Hamilton es Profesor Asociado de la Universidad de York.

Este artículo fue republicado desde The Conversation bajo una licencia de Creative Commons. Aquí el artículo original.

Vía Cannabis & Tech Today, traducido por El Planteo.

Foto por Yoann Boyer vía Unsplash

Cannabis & Tech Today

ACERCA DEL AUTOR

También puede interesarte

Wos
canciones marihuana
invertir en marihuana
Posgrado Online de Marihuana en Universidad