Estatua de la Libertad con Marihuana - Imagen por Ilona Szentivanyi. Todos los derechos reservados a El Planteo y Benzinga.

Cannabis

Todo sobre la Despenalización de la Marihuana en los Estados Unidos

Por WeedWeek

Todo sobre la Despenalización de la Marihuana en los Estados Unidos

✍ 30 septiembre, 2020 - 08:49

Durante decenios, en los Estados Unidos la posesión de marihuana se trató como un delito penal. Esto ha contribuido a que el país tenga la tasa de encarcelamiento más alta del mundo y a que las familias de las personas acusadas, así como la sociedad en general, sufran dificultades injustas. Además, con demasiada frecuencia, el castigo no se corresponde con el delito, ya que la posesión de sólo unos pocos gramos puede dar lugar a cargos penales, fuertes multas y, en ocasiones, a largas penas de prisión.

Contenido relacionado: Legalización de la Marihuana en EEUU: ¿Cómo Impactaría al Resto del Mundo?

Sin embargo, el clima legal en los Estados Unidos está cambiando, de manera lenta pero segura. Los estados y las ciudades siguen aprobando leyes de despenalización de la marihuana. Si bien es sólo el primer paso, es importante que todos los estados consideren la despenalización de la marihuana.

¿Qué es la despenalización de la marihuana?

La despenalización de la marihuana se refiere a la eliminación de los procesos penales por posesión de marihuana, y a veces a actos relacionados con la droga, como el cultivo o el tráfico.

La despenalización significa que el cannabis sigue siendo considerado una sustancia ilegal. Sin embargo, la asociación con la planta conlleva penas menores. Por ejemplo, un delito que anteriormente podría implicar una pena de prisión y a antecedentes penales permanentes, da lugar en cambio a educación sobre las drogas, a tratamiento o a que no se imponga ninguna pena.

Despenalización versus legalización

Aunque son similares, hay algunas diferencias importantes entre la despenalización y la legalización de la marihuana. Como ya se ha mencionado, la despenalización contempla la eliminación de las sanciones penales que pueden ser severas y permanecer en el expediente permanente de una persona, lo que afecta a su capacidad de funcionar en sociedad. Por ejemplo, los antecedentes penales pueden dificultar la búsqueda de una vivienda, un empleo o un préstamo estudiantil.

Contenido relacionado: Psicodélicos: La Diferencia entre Legalización y Despenalización

La legalización elimina más barreras y prohibiciones legales, y a menudo conduce a la creación de una industria regulada. En la mayoría de los estados en que se ha legalizado la marihuana, ésta se puede comprar en las tiendas, tal como ocurre actualmente con los cigarrillos y el alcohol. Al igual que con esos productos, cuando la marihuana es legal suele haber restricciones basadas en factores como la edad.

¿Por qué despenalizar la marihuana?

Lxs defensores pueden citar muchas razones para despenalizar la marihuana. Una de las más importantes es la de reducir el número de personas (desproporcionadamente personas negras y marrones) cuyas perspectivas se ven mermadas a causa de un delito sin víctimas.

Los Estados Unidos encierran a más personas per cápita que cualquier otra nación del planeta. Las cifras para el 2020 son de más de 2 millones de personas actualmente encarceladas. Si bien son relativamente pocxs lxs estadounidenses que cumplen sentencias largas por delitos menores de drogas, algunxs sí lo hacen. Para un número mucho mayor de personas, el cannabis es un punto de entrada al sistema de justicia penal, que, incluso cuando la pena es menor, puede tener graves consecuencias para el resto de sus vidas.

Hay muchos otros argumentos para despenalizar la marihuana, uno de los cuales se resume muy bien en un meme de la Rana Kermit. El Kermit que toma un trago de una botella de Jack Daniels termina vomitando en el baño y se desmaya en la calle. El que se fuma un porro, por otro lado, come pizza y ve televisión en casa. En otras palabras: la marihuana tiende a ser más “tranquila”, y por lo tanto puede ser más segura que el alcohol.

Contenido relacionado: ¿Más Marihuana = Menos Alcohol? Investigadores Examinan la Correlación

En un solo año, la violencia provocada por el alcohol fue la causa de cerca de 250.000 muertes en todo el mundo, mientras que muchxs expertxs concluyen que no hay un vínculo claro entre el consumo de cannabis y la violencia. También es prácticamente imposible morir por una sobredosis de cannabis, mientras que la intoxicación por alcohol es responsable de cerca de 90.000 muertes cada año en los Estados Unidos.

En muchos aspectos, la marihuana es mucho menos dañina que el alcohol. No tiene mucho sentido hacer que el uso de la marihuana sea un delito penal cuando en realidad no está dañando a la gente, particularmente cuando otras sustancias, legales y no, lo son.

Los costos y consecuencias de la prohibición

El consenso es que la intensificación de la aplicación legal y policial de las prohibiciones de la marihuana no reduce el consumo total de marihuana en los Estados Unidos. Por el contrario, puede considerarse que su mayor impacto lleva a un encarcelamiento masivo, afectando a las personas de color de manera desproporcionada.

Las personas afro están drásticamente sobrerrepresentadas en los arrestos de marihuana, representando el 26% de todos los arrestos por posesión en el 2002, mientras que sólo representan alrededor del 13% de la población. Entre los años 2001 y 2010, las personas afro tuvieron 3,73 veces más probabilidades que las blancas de ser arrestadas por marihuana.

Contenido relacionado: Cannabis y Justicia Racial, Lo que Necesitas Saber Hoy

Los costos humanos de la prohibición son abruptos y trágicos, incluso para quienes no son enviadxs tras las rejas por períodos prolongados. No sólo lxs padres pueden ser separados de sus hijxs y familias: la penalización también puede imponer cargas financieras y emocionales extraordinarias a los seres queridos de lxs infractores. Estos costos se imponen a las personas que no han sido acusadas de ningún delito y que, en otras palabras, son inocentes. Y aún así, estos costos pueden resultar desastrosos.

Además, cuando la gente es acusada de un delito, se hace mucho más difícil para esa persona obtener un trabajo, acentuando así una perspectiva financiera ya tenue para muchas personas.

Los costos financieros de la penalización de la marihuana son bastante elevados. Arrestar y procesar a la gente cuesta miles de millones de dólares de lxs contribuyentes cada año. Además, se estima que cuesta al menos unos USD 22.000 mantener a una persona en el sistema penitenciario federal durante un año.

Las leyes de la marihuana en los Estados Unidos

A nivel federal en los Estados Unidos, la marihuana está clasificada como una droga de la Lista 1, lo que supone que es altamente riesgosa y no conlleva beneficios medicinales reconocidos. Sin embargo, a nivel estatal, el panorama es bastante diferente. Los estados tienen jurisdicción para promulgar las leyes que consideren apropiadas. Ciertos estados han tomado medidas para legalizarla, basándose en las normas de cada estado individual.

Contenido relacionado: Carta Abierta del CEO de Playboy a Favor de una Ley Federal de Marihuana

En total, 36 estados han legalizado el uso de la marihuana con fines medicinales. De estos, 11 han legalizado el cannabis con fines recreativos, incluyendo California, Colorado y Washington.

Estados con leyes de despenalización de la marihuana

A continuación se presenta una muestra de los estados que cuentan con leyes de despenalización en vigor, a partir de julio del 2020:

  • Connecticut: El uso recreativo está despenalizado, lo que significa que poseer menos de media onza sólo resultará en una pena civil y/o una multa.
  • Delaware: El uso recreativo es ilegal; pero, la posesión de hasta una onza ha sido parcialmente despenalizada, resultando sólo en una pena civil y una multa de hasta USD 500. Sin embargo, para la posesión de más de una onza, la sentencia se hace más dura: hasta tres meses de encarcelamiento.
  • Maryland: El uso recreativo de la marihuana está despenalizado, mientras que el uso medicinal es legal. Por posesión de hasta 10 gramos, las penas se limitan a un delito civil y una multa de hasta USD 100. Poseer más de 10 gramos resulta en un delito menor, que puede implicar un año de cárcel y una multa de USD 1.000.
  • Minnesota: El uso medicinal es legal, mientras que el uso recreativo está despenalizado. La posesión de menos de 42,5 gramos puede resultar en educación sobre drogas y una multa de hasta USD 200.
  • Mississippi: Sólo se legalizó el CBD para uso medicinal, y el uso recreativo fue despenalizado. La posesión de menos de 30 gramos resulta en una multa de USD 250. Sin embargo, los cargos por delitos graves pueden venir con la repetición de los delitos.
  • Nebraska: El uso medicinal sigue siendo ilegal, y el uso recreativo está despenalizado. La posesión de una onza puede resultar sólo en una pequeña multa y una citación. Los cargos por delitos graves pueden resultar de la repetición de los delitos o en caso de poseer cantidades mayores.

Historia de la despenalización

En 1970, el Presidente Richard Nixon firmó la Ley de Sustancias Controladas, y el cannabis fue incluido oficialmente en la Lista 1 de drogas. Un año más tarde, declaró el comienzo de la “Guerra contra las Drogas”, estableciendo políticas que permitirían aumentar las penas de prisión obligatorias y otras penas más severas para los delitos relacionados con las drogas. Esta llamada “guerra” tuvo el efecto de atacar injustamente a la comunidad afro y otros grupos minoritarios.

Contenido relacionado: Legalización de la Marihuana en EEUU: la Historia del Movimiento y las Personas Tras Él

Más tarde, en esa misma década, se inició la despenalización de la marihuana. De 1973 a 1977, 11 estados aprobaron leyes para despenalizar los delitos relacionados con la marihuana, mientras que se adoptaron otras iniciativas para legalizar el uso del cannabis con fines medicinales. En 1978, Nuevo México fue el primero en hacerlo y, a principios de los ’80, más de 30 estados aprobaron leyes similares.

Conclusión

Hay muchos argumentos a favor de la despenalización de la marihuana. No sólo los castigos severos son ineficaces para reducir la cantidad de marihuana que se consume, sino que este consumo es un problema menor de lo que mucha gente afirma.

Los castigos penales están impregnados de racismo y de una policía injusta, lo que causa mucho más dolor a personas inocentes que la droga misma. En este momento, gran parte de los Estados Unidos está en proceso de reformar sus leyes sobre la marihuana Más estados que nunca han adoptado la despenalización. Es posible que algún día se dé lugar a una legalización nacional.

Vía WeedWeek, traducido por El Planteo.

Imagen por Ilona Szentivanyi. Todos los derechos reservados a El Planteo y Benzinga.

WeedWeek

ACERCA DEL AUTOR

También puede interesarte

vacuna coronavirus
Acciones Hoy
sobredosis marihuana