Legalización

Cáñamo

Legalización de la Marihuana en EEUU: la Historia del Movimiento y las Personas Tras Él

Legalización de la Marihuana en EEUU: la Historia del Movimiento y las Personas Tras Él

✍ 23 junio, 2020 - 09:00

Por Abraham Villegas.

Cualquiera que tenga el más mínimo interés en la marihuana o la industria del cannabis es consciente de que el tema tiene tantxs detractores como defensores.

El debate sobre la legalización de la marihuana abarca muchos elementos y opiniones diferentes (fácticas o no), tanto en EEUU como en el resto del mundo. Hay varias preguntas recurrentes que siempre parecen surgir durante la discusión:

  • ¿Es la marihuana una droga de entrada a otras sustancias que son más dañinas?
  • ¿Cómo afectará la legalización de la marihuana a lxs que ya están encarceladxs por delitos relacionados con la misma?
  • ¿La legalización de la marihuana hará que las comunidades sean más seguras o más peligrosas?
  • ¿Cómo se utilizarán los ingresos generados por la industria para beneficiar a las comunidades en su conjunto?
  • ¿Es el cannabis realmente tan efectivo como algunxs afirman cuando se trata de ayudar a las personas a hacer frente a ciertas condiciones físicas y mentales?

Aunque este debate parezca ser relativamente reciente, preguntas como estas se han hecho durante décadas.

Contenido relacionado: EEUU: 2/3 de la Población Quiere Marihuana Legal en 2020 – El Doble que en el 2000 

El único cambio contemporáneo en el diálogo es el que viró de la pregunta ‘¿cuándo será legal la marihuana?’ a ‘¿cómo afectará la legalización a la sociedad?’. Y también, ¿cuáles son los beneficios ahora que se ha legalizado en la mayoría de los estados?

Aunque la dinámica del debate ha cambiado, lo único que no se puede cuestionar es la larga historia de la marihuana en los Estados Unidos.

Cannabis: casi tan estadounidense como la torta de manzana

Ya en el siglo XVII lxs estadounidenses, con la bendición del gobierno federal, usaban el cáñamo para producir ropa, cuerdas y velas.

En 1619, el estado de Virginia aprobó una legislación que exigía a todxs lxs agricultores cultivar cáñamo. La mercancía se consideraba tan valiosa que se permitía comercializarla como moneda de curso legal en Maryland, Pensilvania y Virginia.

La producción en todo el país floreció hasta el final de la Guerra Civil. En ese momento, el cáñamo fue reemplazado por bienes importados y por materiales fabricados nacionalmente.

Contenido relacionado: High Fashion: Cáñamo Vs Algodón ¿Cuál Es Más Ecológico?

A fines del siglo XIX, la marihuana saltó a la fama como ingrediente en varios medicamentos que las farmacias vendían al público general. A medida en que fue ganando popularidad, la Ley de Alimentos y Drogas Puras de 1906 ordenó el etiquetado de cualquier producto que contuviera cannabis y fuese vendido sin receta.

Poco después, la revolución mexicana concluyó. Con su fin llegaron lxs inmigrantes mexicanxs a los Estados Unidos. Vale la pena mencionar que muchos legisladores de la época atribuyeron la introducción y el uso de la marihuana recreativa en los Estados Unidos a la inmigración mexicana.

Los prejuicios y la hostilidad hacia lxs recién llegadxs se entrelazaron con el consumo de marihuana. Como resultado, dicho consumo fue demonizado. Desde principios de 1900 hasta la década de 1920, los políticos realizaron campañas antidrogas; circulaban rumores de que inmigrantes mexicanxs estaban dando marihuana a escolares.

Además, en ese momento inmigrantes y marineros de las Indias Occidentales fumaban marihuana en ciudades portuarias a lo largo del Golfo de México. Publicaciones en Nueva Orleans asociaron la sustancia con afroamericanxs, prostitutas y músicxs de jazz.

La difamación del cannabis alcanzó su punto máximo con la proliferación de historias sobre “la amenaza de la marihuana”. Se consideraba una droga que usaban los desviados sociales, las razas subhumanas y la escoria de la sociedad.

La estrategia funcionó.

Contenido relacionado: Investigación Desmiente los Estereotipos de lxs Consumidorxs de Cannabis

El gobierno federal declaró a la marihuana ilegal a fines de la década de 1930. Las audiencias del Congreso en 1937 desembocaron en las primeras restricciones federales a la marihuana. El Impuesto a la Marihuana de 1937 regulaba su cultivo, importación y/o distribución.

Antes de las restricciones, era una importación legal transfronteriza.

Es importante tener en cuenta que las restricciones en 1937 no fueron los únicos obstáculos en el camino hacia la legalización de la marihuana en EEUU:

  • En 1930, se creó la Oficina Federal de Narcóticos. Su nacimiento se atribuyó en gran medida al creciente temor y resentimiento a la inmigración mexicana durante la Gran Depresión que había comenzado un año antes. Se realizó una investigación cuestionable para vincular el consumo de marihuana con el crimen y la violencia. Más de la mitad de los estados del país prohibieron la marihuana en 1931.
  • En 1932, el público estaba muy preocupado por el uso de marihuana. La tasa fue aumentando gradualmente. Para satisfacer a sus electores, los funcionarios en el gobierno federal crearon la Ley Uniforme de Narcóticos del Estado e instaron firmemente a las administraciones a nivel estatal a adherirse a la legislación. El propósito era crear una ley uniforme en los diferentes estados que regían el uso y la venta de narcóticos.
  • Después de años de altos impuestos, películas de propaganda, caricaturas exageradas de usuarixs de marihuana y leyes de sentencia más estrictas, se creó la Oficina de Narcóticos y Drogas Peligrosas. Fue el resultado de una fusión entre la Oficina Federal de Narcóticos y la Oficina de Drogas Peligrosas.

Avancemos algunas décadas y la industria del cannabis comenzará a mostrar signos de que no piensa detenerse, incluso con restricciones federales.

El nacimiento de la industria del cannabis

Hoy hay más de 30 publicaciones dirigidas específicamente hacia la industria del cannabis. Muchas personas desconocen al padrino que lo inició todo: High Times.

Si bien las revistas de hoy son principalmente digitales y recién les están saliendo los dientes de leche, los antiguos números de High Times se podían encontrar antaño en la Biblioteca del Congreso.

Contenido relacionado: La Emotiva Carta y Guía de High Times Para Combatir la Injusticia Racial

Las ediciones de la década del ’70 mostraban anuncios donde lxs jóvenes podían conseguir una pipa única (la predecesora del bong de hoy) si compraban un frisbee. Otros anuncios mostraban juegos de mesa donde lxs chicxs podían fingir ser traficantes de marihuana.

Por desgracia, el éxito de la revista y la parafernalia comercializada a lxs jóvenes creó un enorme obstáculo para la despenalización de la marihuana en los años 70.

A medida que se acercaba 1980, se informó una tendencia problemática. El uso diario o casi diario de la marihuana por parte de lxs estudiantes de secundaria casi que se duplicó entre 1975 y 1978.

Casi 1 de cada 9 estudiantes del último año fumaba marihuana a diario. Lxs niñxs que recién comenzaban su adolescencia se jactaban de lo fácil que era comprar en la calle o a amigxs. Comprensiblemente, lxs padres se enojaron.

En ese momento, se veía a la parafernalia comercializada para lxs menores y el uso de marihuana en general como una puerta de entrada al uso de otras drogas.

Lxs padres preocupadxs de todo el país crearon un movimiento que comenzó a mediados de los años 70 y alcanzó su punto máximo cuando el presidente Reagan asumió el cargo. Los grupos trabajaron diligentemente para aplastar los proyectos de ley de despenalización a nivel estatal. También reforzaron la postura contra la marihuana en poder del gobierno federal.

Contenido relacionado: ¿Marihuana Legal? ¿Cómo Es Eso?

Una vez que se revocaron las facturas a nivel estatal, las empresas de todo el país que comercializaban parafernalia para niñxs cerraron rápidamente.

Un producto o servicio no sobrevivirá en el mercado si la demanda no existe. La popularidad de los accesorios relacionados con la marihuana en la década de 1970 fue evidencia del creciente interés del país en el uso de la marihuana recreativa.

En ese momento, la economía también estaba en un momento difícil. Las filas para conseguir gasolina se extendían durante cuadras. La inflación seguía aumentando. No sólo las tasas de desempleo eran muy altas, sino que la demanda de bienes de los Estados Unidos estaba estancada.

Los capitalistas imaginativos buscaban nuevas formas de generar ingresos. Así nació una incipiente industria del cannabis.

Pero debido a que la marihuana todavía era ilegal, la mayoría de los ingresos de la industria fueron creados a partir de productos auxiliares. Lxs aspirantes a dueñxs de negocios cortaban pedazos de madera en sus garajes para hacer “pipas para hachís”. Las grandes empresas importaban incienso y otros productos que complementaban las compras de marihuana.

Y no eran sólo cortinas de mostacillas y algún que otro producto que eran vendidos por grandes empresas, sino que este tipo de parafernalia también estaba disponible en 7-Elevens y tiendas de discos. Fue un rubro que generó más de USD 200 millones anuales.

Contenido relacionado: Cannabis en Argentina: Legalizar la Marihuana Podría Salvar la Economía

Hoy la venta de cannabis y sus productos relacionados es legal en muchos estados. El rubro es tan rentable que el capital generado podría superar los ingresos de la NFL en el 2020.

Pero nada de esto hubiera sucedido si no fuese gracias a los valientes esfuerzos de algunxs pionerxs de la industria del cannabis.

Dos pioneros en la industria del cannabis

Como se mencionó, el camino hacia la legalización de la marihuana en EEUU fue largo y arduo.

Una de las organizaciones a la vanguardia de la lucha es la Organización Nacional para la Reforma de las Leyes de la Marihuana, también conocida como NORML. NORML es una organización sin fines de lucro cuya misión es iniciar, apoyar y reforzar la lucha por la legalización de la marihuana en los EEUU.

El pionero Keith Stroup fundó NORML en 1970. Desde entonces, la organización ha tenido importantes triunfos en la lucha para obtener una legislación favorable.

Stroup fue el líder de la organización durante 34 años.

Algunas victorias notables incluyen:

  • Las infracciones menores de marihuana eran antes delitos mayores. Ahora son delitos menores en los 50 estados.
  • Varios estados (25 en el 2018) han aprobado leyes que despenalizan parcial o totalmente ciertos cargos por posesión.
  • 33 estados han legalizado el cannabis medicinal.

Es posible que se hubieran alcanzado estos hitos sin NORML, pero no hay duda de que la organización jugó un papel crucial en su adquisición.

Contenido relacionado: Cannabis y Justicia Racial, Lo que Necesitas Saber Hoy

Aunque la industria del cannabis tiene una gran deuda con Keith Stroup, otras personas también han contribuido a los grandes avances realizados.

En 1971, un psiquiatra de la Escuela de Medicina de Harvard escribió un libro titulado Marihuana Reconsidered. El libro despertó la ira del presidente Richard Nixon porque diezmaba el caso del gobierno federal para mantener el estatus ilegal del cannabis.

Escrito por Lester Grinspoon, el libro fue inmensamente popular. Sus credenciales de Harvard le hacían difícil a los críticos considerar al trabajo como un disparate hippie. Y la Casa Blanca no fue el único establecimiento que se opuso a la publicación.

Grinspoon creía que Harvard también lo desaprobaba. Se le negó el ascenso a profesor titular dos veces a pesar de que su ilustre carrera incluía docenas de libros, un rol de liderazgo en el Centro de Salud Mental de Massachusetts (entre otros), y abarcaba una investigación innovadora sobre la esquizofrenia.

Durante toda su permanencia en Harvard, Grinspoon sólo pudo alcanzar el título de profesor asociado.

La estimada institución académica nunca proporcionó una razón. Pero lxs amigxs de Grinspoon sentían que era víctima de discriminación. Se creía que el personal y los líderes conservadores de la escuela desaprobaban que Grinspoon se convirtiera en profesor titular y posible representante de la universidad.

En sus propias palabras, Grinspoon recuerda que un decano le dijo que el comité responsable de los ascensos “odiaba” el libro.

La ironía es que, antes de convertirse en miembro de la facultad de Harvard, Grinspoon estaba seguro de que la marihuana era una droga ilícita destinada a condenar a los jóvenes. Mientras realizaba su investigación sobre sus peligros, se dio cuenta de que le habían “lavado el cerebro“.

Aunque su decisión le impidió alcanzar el estatus de profesor titular, el libro del doctor Grinspoon proporcionó las bases para la legalización del cannabis.

Contenido relacionado: Harvard Explica los Efectos de la Marihuana en la Salud

La legalización de la marihuana en EEUU todavía tiene sus batallas por luchar. El estigma negativo asociado con su uso se remonta hasta la década de 1930. Afortunadamente, la pelea se gana un estado a la vez.

Foto: Markus Spiske.

Vía The Medical Cannabis Community, traducido por El Planteo.

El Planteo

ACERCA DEL AUTOR

También puede interesarte

Massachusetts
Drake Cannabis
Seedo & Snoop