Fernando Soriano

Cannabis

El Periodismo Activista de Fernando Soriano, una Entrevista

Por El Planteo

El Periodismo Activista de Fernando Soriano, una Entrevista

✍ 9 junio, 2020 - 17:05

Entrevista por Javier Hasse. Nota por Lola Sasturain.

Habitando ese lugar en donde el periodismo y el activismo se funden, Fernando “Fero” Soriano es uno de los periodistas más relevantes del país en lo que concierne a comunicación sobre marihuana.

Con más de 20 años de oficio, sin duda ha sido una figura importante, no solamente por impulsar el debate público sino también por instaurar la temática cannábica en los grandes medios de comunicación. Debido a este esfuerzo y valor, Soriano tuvo un rol importante a la hora de meter la legalización de la marihuana en la agenda política del país.

Contenido relacionado: Entrevistamos a Juan Ortelli, Ex Director de la Rolling Stone, sobre Marihuana y Hip Hop

Muy reconocido por su labor en Clarín, así como por su trabajo para Rolling Stone, Anfibia y la Agenda Buenos Aires, Fernando hoy se desempeña en Infobae. También es autor de dos libros acerca de dos pasiones: Será Siempre Independiente (2014) junto a José Bellas, sobre el paso del club de sus amores por la B, y Marihuana, la Historia (2017), ambos publicados por Editorial Planeta.

Su recorrido como periodista cannábico

Su primera incursión en el periodismo cannábico se dio casi por casualidad.

En 2008, Soriano fue enviado a cubrir una conferencia organizada por Intercambios Sociedad Civil en la Cámara de Diputados, la cual incluía a Aníbal Fernández, en aquel entonces ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos. Hasta ese momento, Fernando sólo compraba la revista THC cada tanto, y fumaba, pero no era un fumador politizado.

Cubriendo esa conferencia, algo cambió: “Me mandaron a cubrir esa jornada primero porque hablaban Zaffaroni y Aníbal, y segundo porque se estaba empezando a hablar de la despenalización. Coincidió con el Fallo Arriola. En ese momento había un clima de que algo se podía llegar a venir. Ahí descubrí el mundo de la militancia cannábica. Luego de escuchar los argumentos de los militantes sentí que eso tenía que traccionarse más desde el periodismo, más allá de los medios de nicho. Y me propuse tomar ese lugar en Clarín, donde laburaba en ese entonces”, sintetiza.

A partir de esa revelación, Soriano se propuso cazar historias con el principal objetivo de darles visibilidad a las personas injustamente víctimas del prohibicionismo. Éstas eran, en sus palabras, “notas todavía chicas que no se leían demasiado”. El espacio no era fácil de conquistar y el diario más leído del país todavía se mostraba bastante receloso ante la temática.

Contenido relacionado: Argentina: la Mayor Parte de la Población a Favor de la Legalización

En el medio de todo esto, cayó preso el cultivador y activista Matías Faray, lo que fue un caso paradigmático. El periodista entonces propuso la nota para Clarín y no la aceptaron, así que la publicó en Rolling Stone. Esa fue una publicación bisagra en su carrera, pero la gran ruptura todavía estaba por llegar.

En el 2014, Soriano le propone a la editorial Planeta un libro sobre marihuana, y sorpresivamente recibe un sí como respuesta. En ese momento, las historias sobre los beneficios del cannabis medicinal todavía no estaban difundidas en Argentina.

A partir del libro empecé a poder meter notas más fuertes sobre el tema: por ejemplo la historia de María Laura Alasi sobre su hija Josefina. Doblé pagina de domingo, apertura de la sección Sociedad, y una mujer rubia diciendo ‘la marihuana le cambió la vida a mi hija’. Eso fue como romper con todo tipo de estigmatización, y ahí hubo un cambio”, cuenta. A partir de ahí todo escaló: “Esa nota rebotó en todos los medios. Eso fue en febrero. En marzo se empezó a tratar [la despenalización] en Diputados, en octubre se aprobó y el abril siguiente ya se había aprobado en el Senado. Y en ese mismo mes salió publicado mi libro. Fue casi cósmico, todo fue increíble”.

La actualidad

El periodista tiene razones para ser optimista con respecto al futuro. Pero, ¿con qué información cuenta para tal optimismo, más allá del deseo personal?

Soriano afirma que, pre-pandemia, veía muy factible una regulación para el uso adulto de la marihuana a suceder este año. La reglamentación estaba en marcha, y había consenso sobre que la preexistente (para uso medicinal) estaba quedando corta. Y si bien todos los planes se han visto congelados hasta nuevo aviso, el panorama político es el más favorable de los últimos años, tal como explica:

Por suerte ahora tenemos un presidente que piensa que está mal que los pibes vayan presos por fumar porro, un ministro de Educación y un ministro de Salud en la provincia que dicen lo mismo. Y tenemos un ministro de Seguridad tirando a conservador, de una escuela más punitivista como es Berni, y él mismo dice que la guerra contra las drogas fue un fracaso y hay que legalizar… Quiero creer que después de todo este discurso algo va a cambiar. Y por lo menos van a dejar de ir presos los pibes que consumen, e incluso espero que haya otro tratamiento para el narcomenudeo. Salvo que la pandemia haga desastres irreversibles, quiero creer que antes del final del gobierno de Alberto Fernández la marihuana va a tener otra consideración en términos legales”, se anima a arriesgar.

Contenido relacionado: Qué Dice el Estudio Latinoamericano Sobre CBD y Epilepsia

Sobre cuestiones como el comercio y la industria de la marihuana en Argentina, Soriano cree que todavía falta mucho, aunque las considera una interesante manera de generar puestos de trabajo y aumentar un necesario flujo de capitales. “Vivimos en un sistema capitalista, así que no me parece del todo mal que el juego se abra a intereses privados o comerciales. También admiro el modelo uruguayo, de monopolio estatal. Creo que cuando se pueda destrabar la parte penal y punitivsta, detrás de eso va a venir todo lo demás, afirma.

Una lucha personal

Fernando no se considera un periodista cannábico: dice que de diez notas que publica, una sola suele tener que ver con cannabis. Pero se identifica como activista y como “cannábico en general”. Considera que su rol desde lo periodístico es llevar la causa a los grandes medios, y desde lo personal, “hacer justicia a la planta, a los usuarios y a los cultivadores.

View this post on Instagram

Feliz 420, amigues.

A post shared by Fernando Soriano (@ferosoriano) on

Cortar con la violencia institucional sobre los consumidores lo ocupa como una causa personal, como una víctima más del abuso policial: “Yo soy de Sarandí, en el conurbano sur, y soy una de las tantas víctimas de aprietes de la policía por estar fumando un porro en una esquina. Lo cual es absurdo y peligroso, como medida de control social y de extorsión por parte de las fuerzas de seguridad a las poblaciones más vulnerables”, sentencia.

Contenido relacionado: Investigación Desmiente los Estereotipos de lxs Consumidores de Cannabis 

La justicia es un tema recurrente. Derribar el punitivismo para que la prohibición no siga cobrando víctimas inocentes es el motor principal de su cruzada. Romper con la desinformación causante del estigma que ayuda a perpetuar mecanismos de opresión es su cometido. Y ahí reconoce la importancia incalculable de las historias de uso medicinal:

Yo pienso que  la planta es una sola y que todo uso es terapéutico. Pero todo lo que se armó alrededor de los usos medicinales sirvió para que mucha gente que pensaba que era una droga asesina de neuronas cambiara el foco. Ya por suerte no es tan común ni tan masivo repetir las ideas que se instauraron a partir del prohibicionismo. Ya no hay una sola mirada sobre el cannabis, y eso me vuelve muy optimista sobre el futuro”.

Soriano hace política desde sus acciones: la desestigmatización empieza por casa.  Y no hay mejor ejemplo que el propio. “Haber escrito un libro sobre cannabis pero no contar que fumo es seguir con la hipocresía. Si tengo un buen trabajo en uno de los diarios más importantes del país, laburo mucho, me considero un buen amigo, un buen hijo, me llevo bien con todo el mundo, no causo problemas: ¿Cuál es el problema de que fume porro? ¿Para quién es un problema? Yo lo voy a defender desde mi propio ejemplo”.

Edición: Natalia Kesselman.

Imagen principal vía YouTube.

El Planteo Logo Negro

ACERCA DEL AUTOR

El equipo de El Planteo. Información madura para un mundo verde.

También puede interesarte

Menstruación
Noticias Científicas
Musica Para Fumar
Noticias de Cannabis