simpsons drogas

Cultura

Estos Son Los 5 Episodios Más Drogones de Los Simpsons

Por Hernán Panessi

Estos Son Los 5 Episodios Más Drogones de Los Simpsons

✍ 26 septiembre, 2020 - 16:20

Como una especie de Máquina de Dios, la serie norteamericana Los Simpsons contiene las moléculas de todos los sentimientos, de todas las huellas humanas y de todos los actos que alguna vez pasaron y pasarán. Considerada por muchos especialistas como la serie definitiva, la creación de Matt Groening refleja la vida de la clase media y sus dilemas.

Y, en su entramado realista, corrosivo y pop, aparecen las drogas (mucho más de lo que advertimos).

Maridan con porro, se derriten con LSD (de hecho, hay un usuario de Reddit que hizo la experiencia y sacó unas conclusiones alucinantes): Los Simpsons comprimen la experiencia de la vida en sociedad.

Contenido relacionado :Las Mejores Películas para Ver Fumadx esta Cuarentena

“Mirando Los Simpsons y fumando una vela”, imprimió para siempre el Pity Álvarez en ese hitazo inmarcesible de Intoxicados llamado “Una vela”.

Sobrevolando a las drogas como uno de sus tópicos recurrentes, Los Simpsons plantan bandera: rechazan al tabaquismo (ver “Homero Granjero” y su experiencia con el “Tomacco”) y muestran una actitud benévola con respecto al cannabis (el final del episodio “El Motín Canino” o el olor a “la chaqueta de Otto” en el Hullabalooza) y con algunas drogas ilegales (“Marge, va a denunciar lo de las drogas”, desliza Homero).

Aquí, una guía con (algunos) de los episodios más drogones de Los Simpsons.

#1. Llamarada Moe

(Flaming Moe’s, 1991)

Los Simpsons se adelantaron a los traperos y a la codeína (“¿Y si traés la codeína, ina, ina, ina”, tiraba Duki en “B.U.H.O”): desde principios de los ’90 que Homero se droga con jarabe para la tos.

Homero se convierte en el inventor de un cóctel tremendamente adictivo bautizado como “Llamarada Homero”, cuyo ingrediente secreto es el jarabe para la tos de Krusty.

El dextrometorfano o DXM, hermano de la heroína, es un componente de los jarabes para la tos y se convierte en el toque final de un trago que provoca las delicias de todo Springfield.

Contenido relacionado: Bebidas con THC: Todo Sobre el Vino de Cannabis

Envalentonado por el déficit económico de su taberna, Moe decide robarle la receta a su amigo y rebautizarla como “Llamarada Moe”. Y, gracias a esta receta (que mezcla licores y el jarabe infantil), su taberna se vuelve tremendamente popular.

En un momento, Moe recibe la oferta de un millón de dólares para conocer el ingrediente secreto de la “Llamarada Moe” y él se niega rotundamente a aceptar la propuesta. Lastimado por la traición de su amigo (y algo envidioso por su éxito), Homero revela el gran misterio: la presencia del opiáceo de los jarabes para la tos.

#2. El Abuelo y la Ineficiencia Romántica

(Grampa vs. Sexual Inadequacy, 1994)

Como muchas parejas de largo aliento, el matrimonio de Homero y Marge comienza a volverse monótono y algo aburrido. Ahí, el Abuelo acude en su ayuda y prepara una suerte de mejunje sexual que promete reavivar su relación.

El tónico da resultado y se convierte en un éxito absoluto. Y el fuego de la pasión envuelve a todos los adultos de la ciudad.

Todo el mundo se desespera con esta especie de viagra natural, el “Tónico Simpsons e Hijo”.

Contenido relacionado: ¿Cómo Es Tener Sexo bajo los Efectos de Distintos Psicodélicos?

Mientras tanto, los niños de Springfield desconfían de la actitud particular de los mayores. ¿En qué andan? ¿Por qué están tan ansiosos de volver a sus casas? ¿Por qué los solteros pululan por la vida como si nada? ¿Qué tienen que ver los aliens con todo esto?

Al parecer, el secreto de este elixir afrodisíaco era que se potenciaba con los gérmenes de la bañera del Abuelo.

Así las cosas, Los Simpsons también retrataron el mundo de los chemsex.

#3. El Misterioso Viaje de Nuestro Homero

(The Mysterious Voyage of Homer, 1997)

Homero se vuelve loco cuando se entera de que hay un concurso anual de carne con chile picante. Convertido en una especie de leyenda gastronómica y luego de humillar a todos los cocineros del lugar, Homero decide probar el chile del Jefe Gorgory.

Y se come entero un chile alucinógeno de Quetzalzaltenango.

Enseguida, amaina la quemazón con todo lo que encuentra (incluido el líquido de una vela). Y vuelve por más.

Se come otros cuatro chiles.

Contenido relacionado: Integración Psicodélica: Cómo Encontrarle el Sentido a tu Viaje Psicodélico

Homero entra en un viaje psicodélico en el que ve una especie de desierto, mariposas gigantes y hasta unos espejismos con Marge. De repente, un coyote con la voz de Johnny Cash se convierte en una especie de guía espiritual.

“¿Vienes por conocimiento?”, cuestiona el coyote cósmico.

Todo el viaje interior de Homero y su desdoblamiento hacen referencia a los libros de Carlos Castañeda y sus trips de peyote.

¿Por qué un coyote? Porque Castañeda los advierte como “guardianes” de sus  propias experiencias lisérgicas.

Este es uno de los capítulos más explícitamente alucinógenos de Los Simpsons.

#4. Misionero Imposible

(Missionary: Impossible, 2000)

Homero promete donar 10.000 dólares a una cadena televisiva para que no levanten un programa sobre hooligans. A pesar de no dar su nombre, la cadena localiza la llamada y van tras el dinero prometido.

Tras varios intentos por esconderse, Homero reconoce que no tiene el dinero y termina refugiándose en la iglesia. El Reverendo Alegría lo envía a un pequeño país del Pacífico para realizar tareas como misionero.

Sin televisión (“Sin televisión es muy difícil saber cuándo empieza un día y comienza el otro”) y sin cerveza, Homero acude a la mentira para hacer más llevadera su estadía: no es un misionero, sino un empleado de una planta nuclear.

Para entretenerlos, construye un casino que empuja a los isleños a la perdición del vicio, el alcohol y el juego.

Contenido relacionado: ¿Hay Drogas en la Biblia?

En este episodio, Homero chupa algunos sapos hasta dar con uno que le pegue. Esto le provoca alucinaciones y regala un precioso homenaje a “Comfortably Numb” de Pink Floyd con su: “Hello, Hello, Hello, is anybody in there?

El veneno del sapo es una fuerte sustancia alucinógena que se extrae del Bugus Alvarius. Esta sustancia induce a un estado alterado de la conciencia.

“Papá, ¿estás lamiendo sapos?”, le pregunta Bart, sorprendido por la actitud de su padre.

“No, no estoy comiendo sapos”, responde –esquivo- Homero, mientras le da una última lambida a un sapo rojo que lo deja con las pupilas dilatadas y bajo un estado contemplativo.

#5. Fin de Semana con Burns

(Weekend at Burnsie’s, 2002)

Con alusión directa a Fin de Semana de Locura (Weekend at Bernie’s, 1989), el capítulo parte con Marge queriendo plantar hortalizas en su propio jardín y con unos cuervos intentando comerse la cosecha. Insólitamente, Homero se convierte en una especie de líder de los cuervos.

Cuando los pájaros atacan a Marge, Homero los echa y, tal como dice la leyenda, los cuervos le atacan directamente a los ojos.

El Dr. Hibbert le receta marihuana medicinal y Homero se convierte en un fumador regular. Y hasta pide por la legalización de la marihuana medicinal.

Contenido relacionado: Marihuana Recreativa vs. Cannabis Medicinal: ¿Existe Realmente una Diferencia?

Con una nueva actitud, Homero es promovido en la planta nuclear y, cuando le dan el alta médica, deja la marihuana.

Por una serie de sorpresas, Burns se ahoga en su bañera y Homero y Smithers, como en Fin de Semana de Locura, lo mueven como una especie de marioneta.

Este episodio resulta trascendental porque asume una posición frente a la marihuana medicinal y devela una mejora en la salud de su protagonista.

Foto por elCarito vía Unsplash

Hernán Panessi

ACERCA DEL AUTOR

Hernán Panessi, editor periodístico en El Planteo, es un periodista especializado en cultura joven. Escribe en las revistas InfoTechnology, THC y Lento. Además, en Página/12, El Planeta Urbano, El Cronista y en el periódico uruguayo La Diaria. Colaboró para Revista Ñ, Clarín, La Nación, La Cosa, Playboy, Haciendo Cine, Billboard, Los Inrockuptibles, Forbes, VICEBenzinga, High Times y Yahoo, entre otros.

Hernán escribió los libros Porno Argento! Historia del cine nacional Triple X, Periodismo pop, Una puerta que se abre, e Historia del Rock en Español. Fue docente en el Centro Cultural Rojas (UBA) donde dictó talleres de periodismo. Además, es programador de la sección VHS del Festival Internacional de Cine de Valdivia, en Chile.

En radio, conduce FAN, por led.fm, programa periodístico de emisión semanal sobre cultura, sociedad y vida moderna. Por su parte, también condujo en las FM Delta 90.3 y Nacional Rock 93.7. Asimismo, fue columnista en La Once Diez y Metro 95.1.

También puede interesarte

Empresas de Cannabis