Marihuana

Cannabis

Estudio: Estrés por Sequía Podría Estimular la Producción de Cannabinoides

Por Weedmaps

Estudio: Estrés por Sequía Podría Estimular la Producción de Cannabinoides

✍ 24 junio, 2020 - 12:41

Por la Dra. Emma Stone, vía Weedmaps, traducido por El Planteo.

Décadas de prohibición han frenado la investigación científica sobre el crecimiento y la producción de cannabis. Pero a medida que se extiende la legalización, lxs expertxs en horticultura vuelven a estudiarlo. Algunxs están explorando cómo optimizar las condiciones de crecimiento para explotar el potencial medicinal del cannabis.

Contenido relacionado: Insectos Beneficiosos: Héroes del Jardín de Cannabis

Un estudio publicado en la edición de mayo del 2019 de HortScience, una publicación de la Sociedad Estadounidense para la Ciencia Hortícola, investigó los efectos de la falta de agua dirigida o el estrés controlado por la sequía, sobre el contenido de cannabinoides y el peso seco. Lxs investigadores plantearon la hipótesis de que el estrés controlado por la sequía podría permitir a los productores mejorar la calidad de sus cultivos de marihuana.

Factores que influyen en la concentración de cannabinoides

Los cannabinoides son los aceites concentrados en los tricomas glandulares de las flores femeninas que le dan al cannabis su valor como producto medicinal y recreativo. Los cannabinoides generalmente se acumulan durante la etapa de floración del crecimiento. Pero el momento de la concentración máxima de cannabinoides tiende a variar según el quimiotipo y la cepa.

La concentración de cannabinoides puede ser influenciada genéticamente a través de la selección genética y fenotípica. A su vez, los métodos de manejo hortícola como la fertilización, la elección del sustrato, la temperatura del aire, la intensidad de la iluminación, la calidad de la iluminación y el fotoperíodo también pueden afectar la producción de cannabinoides.

Contenido relacionado: Guía para el Autocultivo de Cannabis: Genéticas, Medios y Ambientes de Cultivo

La sequía controlada también puede estimular la producción de aceite. Cuando se exponen al riego intermitente y a la luz solar, las hierbas y especias cultivadas en lugares semiáridos tienden a ser más aromáticas y tienen mayores concentraciones de aceites esenciales. En un estudio de ajedrea, una planta estresada por la sequía durante la etapa de floración tenía un 31% más de concentración de aceite esencial que su contraparte regada.

Aunque las plantas estresadas por la sequía pueden tener una mayor concentración de aceites esenciales, el rendimiento total a veces es menor. Esto es porque las condiciones reducen el crecimiento y la cantidad de material vegetal cosechable. La manipulación cuidadosa del nivel y el momento del estrés por sequía de la marihuana pueden ayudar a minimizar la pérdida de peso seco.

Seguimiento de los efectos de la sequía controlada

Los esquejes de catorce días tomados de la misma planta se trasplantaron a macetas llenas de un sustrato de cultivo orgánico mezclado a medida. Además se regaron a mano y se fertilizaron con un fertilizante orgánico líquido.

Quince días después del trasplante, se trasplantaron ocho plantas de altura y follaje similar a macetas más grandes. Luego se transfirieron a una cámara de crecimiento para floración. Éste fue considerado el primer día de la etapa de floración. Las plantas se fertilizaron a mano. Además, se regaron durante otros 10 días cada vez que el contenido de humedad del sustrato alcanzaba el 20%. Luego se cuidaron con varias enmiendas de nutrientes y elementos hasta que cumplieron los 39 días.

Contenido relacionado: Mamá Cultiva Lanza Curso de Cultivo de Cannabis Online en Tiempos de COVID-19

En el día 39 se asignaron cuatro plantas al grupo de sequía y otras cuatro plantas al grupo de control. Se siguió proporcionando agua y fertilización para las plantas de control, pero se retuvo al grupo de sequía.

A lo largo del período de secado de la marihuana, se registraron indicadores de estrés por sequía, como el contenido volumétrico de agua, el contenido de humedad presente en el sustrato y el marchitamiento (medido por el ángulo de las hojas) hasta el día después de que el grupo de sequía había recibido agua y fertilizante.

La sequía aumenta la concentración de cannabinoides

Las ocho plantas de cannabis fueron cosechadas 54 días después de la floración y colgadas para secar a 18 grados Celsius (64 grados Fahrenheit). Tras 12 días, fueron analizadas por un laboratorio independiente.

El análisis incluyó un cálculo de la concentración de THC, cannabidiol (CBD), cannabinol (CBN), cannabicromeno (CBC) y cannabigerol (CBG), así como las formas ácidas THCA, CBDA y CBGA.

Los principales cannabinoides (THC y CBD) se detectaron tanto en el control como en las plantas de sequía. Sólo una planta en el grupo de sequía tenía concentraciones detectables de CBG y CBN. Por lo tanto, lxs autores no pudieron hacer comparaciones con el grupo de control. El tratamiento de la sequía provocó un aumento del 12% en la concentración de THCA y un aumento del 13% en la concentración de CBDA, pero no afectó las concentraciones de los otros cannabinoides.

Contenido relacionado: La App para Cultivo de Cannabis Creada por Argentinxs

La sequía también afectó significativamente el rendimiento de ciertos cannabinoides. El rendimiento se calculó como gramos de cannabinoides de flores por unidad de área de cultivo. Estos fueron los resultados de rendimiento en muestras de sequía en comparación con el grupo de control:

  • THC: 50% más alto
  • THCA: 43% más alto
  • CBD: 67% más alto
  • CBDA: 47% más alto.

No hubo diferencia entre el peso seco de las plantas de control y las plantas de sequía. Esto fue notable porque el estrés por sequía a menudo resulta en un crecimiento reducido en otras especies de plantas.

Lxs autores del estudio también señalaron que no hubo signos de privación de nutrientes o diferencias en la apariencia de las plantas entre el control y los grupos de sequía durante nueve días. Desde los nueve días hasta la cosecha, las plantas de sequía mostraron la palidez reveladora de la clorosis venosa. Ésta surge de la producción insuficiente de clorofila  en hojas.

La sequía podría ser beneficiosa

Aunque el estudio abarcó un tamaño de muestra pequeño, los resultados sugieren que las condiciones de sequía controlada pueden ser beneficiosas para las plantas de cannabis, según Russell Pace III, presidente de la Asociación de Horticultura de Cannabis.

“Existe una correlación definitiva entre el estrés por sequía y el aumento del contenido de cannabinoides en las flores de marihuana”, dijo Pace. “Las plantas, que perciben el estrés, se activan para producir más de sus metabolitos secundarios, que incluyen cannabinoides y terpenoides”.

Lxs autores del estudio enfatizaron que el control cuidadoso de las condiciones de sequía era esencial para mantener el peso seco de las plantas producidas. Los mecanismos de protección ayudan a las plantas a tolerar la sequía. Pero una vez que se supera un cierto umbral, el crecimiento puede verse obstaculizado. Recomendaron que el método más rentable y directo para monitorear los efectos de las condiciones de sequía era la observación del marchitamiento en las hojas de cannabis.

Contenido relacionado: Autocultivo de Marihuana: la Germinación

Pace señaló que algunas granjas de cannabis practican la sequía controlada a través de la agricultura de secano. El cultivo en seco es una técnica de cultivo sostenible de cannabis sin riego. Consiste en prácticas de mejora de la humedad y conservación del agua en regiones áridas. En el condado de Humboldt, California, Sunboldt Grown cultiva cannabis en seco y produce flores ricas en terpenos y cannabinoides. No obstante, Pace advirtió que los efectos de la privación controlada, como las condiciones de sequía controlada, no siempre pueden tener resultados predecibles.

“Otro estudio de investigación sobre los efectos de los niveles altos y bajos de fertilizantes en el contenido de cannabinoides proporciona datos de los que podemos extraer inferencias”, explicó Pace. Se refirió a un estudio de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá.

“La conclusión fue que, si bien los niveles más bajos de fertilizante desencadenaron una respuesta al estrés que hizo que las plantas produjeran más cannabinoides, la cantidad total de cannabinoides fue mayor en las plantas que recibieron más fertilizante porque pesaron más”.

Otros factores de influencia

El estudio de Ontario no encontró diferencias entre el peso de la sequía y las plantas de control. Sin embargo, Pace señaló que el efecto de la sequía puede no ser el mismo en todos los quimiotipos de cannabis, una observación también hecha por lxs autores del estudio.

“Una planta estresada por la sequía podría producir un mayor porcentaje de cannabinoides por peso, en comparación con una planta bien regada. Pero la planta bien regada podría producir mucha más flor. Esa flor en general podría contener una cantidad de cannabinoides total o mayor que la cantidad total flor estresada por la sequía”, explicó Pace.

Contenido relacionado: Inundar Plantas de Marihuana (o Lavar Raíces) Antes de la Cosecha: Misma Calidad, Peor Sabor 

Lxs autores del estudio que investigaron la sequía controlada también enfatizaron que había más para aprender sobre la forma en que el cannabis se aclimata a este estrés particular. Si bien este estudio impuso el estrés por sequía en un solo punto durante la floración, cambiar el momento o la frecuencia del estrés por sequía puede estimular aún más la producción de cannabinoides en la marihuana. Las sequías más prolongadas o más frecuentes pueden provocar una mayor respuesta en las plantas aclimatadas.

WeedMaps Español

ACERCA DEL AUTOR

El popular sitio WeedMaps nos comparte su contenido.

El equipo de El Planteo lo traduce y adapta para tí.

También puede interesarte

levadura cannabinoides
Matías Fernández Burzaco
Carey Hart y Pink
Cannabis