Germinar Semillas

Cannabis

Autocultivo de Marihuana: la Germinación

Por El Planteo

Autocultivo de Marihuana: la Germinación

✍ 20 mayo, 2020 - 13:27

“No juzgues cada día por la cosecha que recoges, sino por las semillas que siembras”.

~ Robert Louis Stevenson

Para cultivadorxs nuevxs o inexpertxs, “germinación” es una palabra que puede dar mucho miedo. Una simple búsqueda en Google de “germinación de semillas de marihuana” mostrará muchos métodos diferentes. Relájate, respira hondo y recuerda que la Tierra ha estado haciendo esto, sin ninguna interferencia del hombre, durante literalmente miles de años.

El objetivo de este artículo es aliviar algo de ese miedo.

Contenido relacionado: Guía para el Autocultivo de Cannabis: Genéticas, Medios y Ambientes de Cultivo

Técnicamente, todo lo que necesita una semilla para germinar es el contenido de humedad adecuado, así como el rango de temperatura correcto. La forma más antigua y natural de germinar semillas de cannabis es poner una semilla en suelo húmedo. Sin embargo, con el costo cada vez mayor de las semillas de cannabis, es comprensible que uno quiera obtener el mayor retorno posible de su inversión inicial. Por supuesto, el objetivo final es una tasa de germinación del 100%. Dividiremos el proceso en las variables esenciales a las que debemos prestar atención al inicio del autocultivo, para tener el mayor éxito posible en la germinación de tus semillas de marihuana.

Temperatura y humedad

Lo primero y principal es el rango de temperatura. Las semillas de marihuana germinan entre 12 y 27 grados, con el rango óptimo entre los 23 y los 27 grados. Hay una variedad de productos disponibles que han sido diseñados para ayudar a controlar la temperatura al germinar semillas. Un producto muy popular es una estera térmica. Sin embargo, es importante monitorearlon de cerca mientras están en uso. La falta de atención podría fácilmente no sólo secar sino esencialmente “cocinar” las semillas.

Contenido relacionado: Cinco Formas de Mantener tu Marihuana Fresca

La segunda prioridad es el control de la humedad. Las semillas de cannabis prefieren un medio húmedo, pero no demasiado, y tampoco demasiado seco. Su medio debe estar húmedo pero no empapado. El exceso de agua puede ser tan perjudicial para la germinación de las semillas como su falta. El pH del agua debe verificarse periódicamente. El rango óptimo de pH del agua está entre 6.0 y 6.5, siendo 6.0 el punto óptimo.

Paciencia

Un malentendido común cuando se cultiva marihuana es el uso de nutrientes. Durante la germinación de la semilla (así como las primeras 1 o 2 semanas después) no se necesitan nutrientes. De hecho, usarlos en este punto puede fácilmente  matar tus nuevas plantas. Las semillas de cannabis son únicas en el hecho de que la madre naturaleza ya les proporciona todos los nutrientes que la nueva plántula necesitará para sus dos primeras semanas de vida.

Contenido relacionado: Mamá Cultiva Lanza Curso de Cultivo de Cannabis Online

La semilla puede demorar de dos a catorce días en asomar por la tierra y mostrarse al mundo.

La paciencia es una virtud.

Colaboración realizada por T.J. Schultz II de Green Blood Genetics y Bill Zellner de Closet Ninja Botanicals.

Vía The Medical Cannabis Community, traducido por El Planteo.

Foto: Javier Hasse.

El Planteo Logo Negro

ACERCA DEL AUTOR

El equipo de El Planteo. Información madura para un mundo verde.

También puede interesarte