hablar con animales

Argentina

10 Preguntas que Siempre Quisiste Hacerle a una Comunicadora de Animales

Por Hernán Panessi

10 Preguntas que Siempre Quisiste Hacerle a una Comunicadora de Animales

✍ 6 December, 2023 - 12:13


¡No te pierdas ni una noticia! Suscríbete a nuestra newsletter GRATUITA y súmate a nuestro canal de Telegram o canal de WhatsApp.

Anuncia en El Planteo, el medio cannábico más leído en el mundo de habla hispana.

Síguenos en redes sociales para más contenido exclusivo: Instagram // Facebook // Twitter


Cuando se corrió el rumor, Argentina paró la oreja: el presidente Javier Milei habría asegurado no sólo mantener contacto y conversar con Conan, su perrito fallecido y clonado, sino que también habría dicho que esa relación venía de otras vidas, de la Antigua Roma y su Coliseo, y que Dios les habría asignado una tarea celestial juntos.

“Mis hijos de cuatro patas”. Así suele referirse Milei a su cuarteto de perros, herederos clónicos de Conan, su histórico mastín inglés. Pero, ¿qué hay detrás? ¿Será cierto que podemos mantener un diálogo con nuestras mascotas? ¿Qué se necesita? ¿Es algo para todo el mundo? O, ¿será, simplemente, algo de “volados” o “fumados”?

“Ay, me da risa la pregunta. No es algo de ‘volados’ porque es algo que toda persona puede hacer y yo no soy una persona rara ni nada de esas cosas. Soy una persona normal, con una vida normal, que hace cosas de gente normal”, despeja Julieta Soledad Saez, de Gaterapia, experta en comunicación telepática.

Por estos días, tal vez más que nunca antes en la historia del país, se está hablando de médiums y de personas que se comunican telepáticamente con animales. Milei, por caso, trabaja junto a Celia Melamed, una de las mayores expertas en comunicación empática con animales de la Argentina. Y fue justamente con ella con quien Juli aprendió: “No lo conozco a Milei, pero seguramente lo que estén haciendo es comunicarse directamente con la intuición”.

Contenido relacionado: 10 Preguntas que Siempre Quisiste Hacerle a una Duendóloga

En noviembre de 2021, Juli terminó el curso con Celia Melamed y, afirma, su vida cambió: “Me ayudó muchísimo”, asegura. Desde siempre, desde antes de antes, Juli comprimió una “sensibilidad especial” con los animales. Tuvo un tendal de bichos, rescató a un montón de animales callejeros, les dio transito, los adoptó, se comprometió con el cuerpo. Trabajó en protección ambiental, hizo cursos de comportamiento felino, también de registros akáshicos y de terapia floral. Se formó en la comunicación telepática y en reiki animal. Puso toooda su sensibilidad al servicio de los animales.

“Yo no tengo problema con los que no ‘creen’. Si no creen, no creen. Yo creo que cuando llega el momento y decís ‘voy a hacer una comunicación telepática con mi animal y voy a ver qué le pasa’, ahí te convertís en una persona más evolucionada. Les diría a quienes no creen que ya les va a llegar el momento”, confiesa Julieta.

hablar con animales

A continuación, 10 preguntas que siempre quisiste hacerle (y probablemente nunca te atreviste a formularle) a una comunicadora de animales.

—¿Cuál fue tu primer contacto? ¿Cómo descubriste que tenías el “don” de hablar con animales? ¿Es un “don” con mucha responsabilidad? ¿Se puede estudiar? ¿Cualquiera puede hacerlo?

—El primer contacto que tuve fue en el curso de comunicación con animales, con Celia Melamed. Lo hice hace dos años y, si mal no recuerdo, fue con un caballo, pero me salían pocas palabras. O me salían los sentimientos que sentía el caballo: tristeza, emoción, por algo no recuerdo exactamente. Fue hace bastante tiempo. De varios animales, yo elegí un caballo y, bueno, me salían emociones sueltas.

Contenido relacionado: Las Cinco Preguntas sobre Porro y Sexo que Siempre Quisiste Hacerle a una Sexóloga Profesional

Ese fue mi primer contacto, fue muy cortito: esto no es un “don”. O sea, todas las personas lo pueden hacer. En verdad todos tenemos la intuición como para hacerlo, pero es una parte nuestra que no la tenemos muy aceitada. Es una parte que nosotros no trabajamos mucho.

Los humanos somos tan físicos que la intuición no la trabajamos y es un músculo que se tiene que trabajar como para poder entender. Entonces, cualquier persona lo puede hacer. Se puede estudiar. Obviamente que tenés que tener la constancia de hacerlo.

No creo que haya que tener un “don”, sino que hay que tener la sensibilidad posible para hacerlo. Porque los animalitos son como muy sensibles y tienden a hablarte de una forma que, capaz, una persona muy física no lo puede hacer. Los humanos sentimos de una forma súper diferente y estamos muy acostumbrados a ser muy físicos, pero poco espirituales y menos sensibles.

Hace poco tuve una situación con una plantita que se había secado y dije “uy, no, la tengo que tirar, se recontra secó” y no sabía qué hacer. Empecé a hacerle comunicación telepática, me dijo que estaba muy triste y estaba muy deprimida por el invierno, que tuvo muchos cambios de clima. Entonces ahí pude trabajar directamente con reiki, seguí haciéndole comunicación telepática y me dijo que “iba a estar mejor”.

Ahora, después de unos meses, la tengo re linda con un montonazo de flores.  Así que no solamente se puede hacer animales, se puede hacer a cualquier ser. Hasta intenté hacer con bebés. Bueno, yo estoy embarazada y estoy recontra sensible con eso y le hice a un bebé adentro de la panza de una amiga y también salió bien.

—¿Cuál fue el trabajo más inaudito que te encomendaron?

—La verdad que siempre fueron animales: le hice a conejos, a ratas, a pajaritos y a palomas. Me encanta hacerlo con animales que no sean ni perros ni gatos, pero yo creo que el más inaudito fue con esta beba. La madre se sentía muy mal.

Y la verdad que no me lo dijeron que lo haga, yo sentí hacerlo y le dije que la nena quería salir antes. Pero, bueno, todos los demás con animales y todas esas veces siempre fueron normales. Una vez tuve una comunicación con una palomita que la tenían adentro de la casa como mascota y fue súper emocionante. No pensé que una paloma fuese a tener tantas emociones.

—¿Qué genera en los demás cuando decís que trabajás en la comunicación telepática animal?

—Esto de la intuición de la comunicación telepática está muy bueno porque, según cómo vea a la persona del otro lado, ahí les comento o no. O, eventualmente, digo que soy terapeuta floral de animales o terapeuta de animales que, en verdad, también soy eso.

Contenido relacionado: Terapias con Psicodélicos: ¿Cómo Es el Cuestionario de Experiencias Místicas y Por Qué Es Importante?

Muchas personas se me quedan mirando como diciendo “uy, esto es mentira” o les parece muy raro. Me pasó mucho con mi papá, que no creía en lo que estaba haciendo. Le parecía rarísimo hasta que se dio cuenta que era verdad y ahora está recontra orgulloso de mí.

—Ese contacto, ¿es algo cansador? ¿Cansa la cabeza, el cuerpo? ¿Por qué?

—Sí, es cansador. Depende, igual, de cada animal. Hay animales que vienen muy cargados y hay animales que tienen una energía hermosa que me dejan re tranquila y re descansada. Pero depende de la energía de cada animal.

Lo que hay que hacer es elevarse a una frecuencia theta, que es una frecuencia que aparece antes de dormirse. Entonces entrás en un estado meditativo. Lo que yo hago es ponerme una música de ondas theta para conectarme, para meditar con esa música y, después, me conecto con el animal, agarro dos piedras, un cuarzo con turmalina de un lado y del otro lado uso una amatista.

Me conecto directamente con el animal y ahí empiezo a escribir. Hay veces que sufro bastante de la energía, por eso no me pongo más de dos o tres sesiones. Y como estás en una frecuencia antes de dormirte, hay veces que te dormís en plena sesión. Hay veces que cierro los ojos y me siento súper cansada, pero depende de la energía del animal.

Contenido relacionado: Conexión 420 #02: Magos Hablan sobre su Relación con la Marihuana

La verdad que no sé con qué me voy a topar porque hay animales que están re bien y hay animales que están súper mal, pero siempre, cuando está mal el animal, es porque está mal lo humano. Ellos transmutan las emociones del humano y hay algunos que me dejan muy cansado. Hay otros que me dejan con una energía hermosa.

—¿Las mascotas se acuerdan de nosotros después de muertas?

—Yo no los llamaría “mascotas”. Ellos son compañeros de vida, son nuestra familia. Ellos comparten la energía con nosotros adentro de casa, del territorio. No me gusta decirles “mascotas”, porque una mascota es como que la tenés así y nada más. Y ellos, nos acompañan mucho en muchas cosas.

La verdad que sí, se acuerdan de nosotros después de fallecidos. Le hago comunicación telepática a muchos animalitos fallecidos y todos se acuerdan. Salvo si pasaron muchos años. Me ha tocado hacer comunicaciones telepáticas a animalitos que estuvieron unos 10 años muertos y capaz que ya reencarnaron en otro animal.

Y hay cosas que se acuerdan y hay cosas que no. Pero sí, siempre se acuerdan de nosotros, más cuando recién fallecen. Yo nunca recomiendo hacerle la comunicación apenas fallece el animal. Yo siempre recomiendo, por lo menos, 20 días o un mes después. Esperar a que el animal se asiente en el lugar, porque me ha pasado de hacerle comunicación telepática a recién fallecidos y me sentí súper mal.

Cuando recién fallecen están en un limbo total que no saben qué hacer y la verdad que es súper frustrante. Entonces, desde ese día que hice dos comunicaciones telepáticas a animalitos recién fallecidos, dije “no, voy a esperar para que el animal se establezca y esté mejor y ahí me pueda hablar tranquilo”.

—¿En qué idioma hablan o se comunican las mascotas?

—Se comunican a través de sentimientos y de emociones en el cuerpo. Hay que elevarse a frecuencias theta y cuando te elevás a esa frecuencia, que es una frecuencia de meditación, lo que hace tu cerebro es como apagarse un poco. No estás pensando y estás como escribiendo en la nada misma.

Contenido relacionado: Podcast: Lu Gaitán Habla del Auge de los Hongos Psicodélicos, de la Cultura Pop a la Salud Mental

Es más, capaz que yo escribo una oración y sigo escribiendo y, después, ni me acuerdo de lo que escribí antes. Esto quiero decir que la intuición está funcionando bien. El idioma que hablan los animales es el de los sentimientos, el de las emociones, de lo que yo siento en el cuerpo. Vos tenés que decodificarlo en palabras.

No es un idioma particular, no es que yo sé el idioma de los animales. O sea, todos hablan de la misma forma. Capaz que alguno un poco más prepotente que el otro. O alguno un poco más juguetón y más aniñado que el otro. Pero te hablan en el mismo idioma que nosotros, aunque a través de sentimientos y emociones.

hablar con animales

—¿Hay alguna manera de jugar al “Juego de la Copa” con los animales? ¿Existe un contacto espiritual por otras vías?

Esto del Juego de la Copa con los animales la verdad es que yo no tengo ni idea. Yo prefiero hacer comunicación telepática, que es otra cosa diferente y más segura. En esas otras cosas no me gusta meterme. Y sí, existe contacto espiritual por otras vías: se puede registros akáshicos, que es algo que hago desde antes de la comunicación telepática.

En la comunicación telepática se puede hablar directamente con el animal en presente, ya sea que esté fallecido o no y se le puede preguntar cosas de ahora. En cambio, los registros akáshicos son los libros del alma de cada ser.

Con los registros akáshicos también se puede preguntar si nos conocemos de otra vida con el animal, qué fue antes en otra vida, por qué tiene tal problema ahora y qué tiene que venir a aprender en esta vida.

—¿Podés encontrar o localizar animales perdidos a partir de la comunicación telepática? ¿Qué información necesitás?

—Sí, se puede encontrar o localizar animales perdidos en comunicación telepática. Es muy loco lo que me pasa con los animales perdidos: me muestran como imágenes de dónde están. Hay veces que sinceramente es muy feo porque los veo petrificados, hay veces que es por miedo y otras porque fallecieron.

Es muy duro hacerle comunicación telepática a los perdidos porque la verdad que yo sufro. Yo no aseguro que cuando me piden una comunicación telepática de un animalito perdido, se encuentre. Ya me han pasado varias cosas, no es mágico esto: los animales no pueden decirte las calles, no pueden decirte estoy en Joaquín B. González, en Floresta, en tal lugar.

Ellos solamente ven imágenes. Entonces esas imágenes me las reproducen a mí y yo las escribo o las dibujo, pero es muy difícil. La verdad que cuando aparecen es increíble pero, bueno, ahora hace bastante que no aparece ningún perrito ni ningún gatito. Pero no es responsabilidad puramente mía. Hay información que necesito siempre: una foto reciente del animal y unas preguntas. Nada más.

—¿Podemos hablar con animales de otros países o de otras épocas?

Sí, no hay ningún problema. Como decía, si pasaron muchos años, capaz que ese animal ya reencarnó y no se va a acordar de muchas cosas que se acordaba antes. Obviamente que siempre tiene que ser un animal nuestro.

Contenido relacionado: Todas las Dalias, La Dalia: Magia, Amor, Freestyle y Porro

No podemos meternos en la vida de otra persona porque nos va a decir como cosas muy fuertes del humano en sí. Simplemente, el que quiera contactarse con su animal, me tiene que contactar. No puede ser el tío, el primo, la hija. No, tiene que ser esa persona porque yo no me puedo meter en la vida de las otras personas.

—¿Los animales detectan la presencia de humanos que tengan la sensibilidad para hablar con ellos?

—Sí, yo diría que los animales detectan esa presencia o esa sensibilidad para comunicarse con ellos. Tienen como otra manera, otra forma de acercarse. A mí me pasa con los animalitos de la calle o con los que están perdidos: yo los miro, les sonrío y ellos me hablan o me dicen cosas y nos comunicamos directamente así.

Y ellos conocen la sensibilidad de las personas. Ellos saben la energía con la que la persona entra a la casa o se encuentran en la calle con esa energía y, obviamente, se acercan más. Así que sí, sí saben y la verdad que es algo hermoso.

Más contenido de El Planteo:

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.



Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

ACERCA DEL AUTOR

Hernán Panessi, editor periodístico en El Planteo, es un periodista especializado en cultura joven. Escribe en las revistas InfoTechnology, Rolling Stone, THC y Lento. Además, en Página/12, El Planeta Urbano, El Cronista y en el periódico uruguayo La Diaria. Colaboró para Revista Ñ, Clarín, La Nación, La Cosa, Playboy, Haciendo Cine, Billboard, Los Inrockuptibles, Forbes, VICEBenzinga, High Times y Yahoo, entre otros.

Hernán escribió los libros Porno Argento! Historia del cine nacional Triple X, Periodismo pop, Una puerta que se abre y Rock en Español. Fue docente en el Centro Cultural Rojas (UBA) donde dictó talleres de periodismo. Además, es programador de la sección VHS del Festival Internacional de Cine de Valdivia, en Chile.

Conduce FAN, programa periodístico sobre cultura, sociedad y vida moderna. Por su parte, también condujo en las FM Delta 90.3 y Nacional Rock 93.7. Asimismo, fue columnista en La Once Diez y Metro 95.1.

También puede interesarte

askgrowers periodistas cannabis ucrania guerra
Clever Leaves cannabis
estado drogas
Mudialista Crew Duki