Noticias Científicas

Ciencia

Noticias Científicas y Titulares Sensacionalistas: ¿Cuántos Son Mentira?

Noticias Científicas y Titulares Sensacionalistas: ¿Cuántos Son Mentira?

✍ 13 julio, 2020 - 11:35

Por Simon Oxenham.

Nuestra reverencia por la ciencia engendró una cultura de “nuevos hallazgos” y titulares sensacionalistas.

Si queremos vivir nuestras vidas con base en evidencias (¿y quién no?), tiene sentido que intuitivamente estemos acuerdo con lo que leemos en las noticias de la sección de ciencias del periódico. Pero primero es lo primero: no hagas eso. Los periódicos son en realidad uno de los peores lugares para obtener información sobre asuntos científicos. Ahora bien, esto no es ningún tipo de revelación. Cualquiera con un buen conocimiento de la ciencia sabe que esto es tan claro como la noche y el día.

Contenido relacionado: Investigación Desmiente los Estereotipos de lxs Consumidorxs de Cannabis

Comencemos por mirar el sitio de periódicos en inglés más visitado: MailOnline. Éste proporciona una demostración perfecta de lo que llamaremos el efecto columpio. Casi todas las semanas, el Mail publica noticias que ilustran hallazgos científicos que, aparentemente, alteran nuestra comprensión del mundo. Si creyeras todo lo que lees en el Mail sobre el cáncer, por ejemplo, tendrías que creer que todo, desde tomar aspirina hasta beber cerveza, tanto causa como previene el cáncer. Esto lo dice el proyecto de Oncología Ontológica del Daily Mail , un intento irónico (que terminó en 2008) que rastreaba “el esfuerzo continuo del Daily Mail para clasificar cada objeto inanimado en aquellos que causan cáncer y aquellos que lo previenen”.

Pero no es sólo el Mail el que tiene la culpa. Esta versión de la ciencia es endémica de todos los medios. No pasa una semana sin que algunos sitios de noticias declaren con confianza que lxs científicxs han cambiado de opinión en una dirección u otra, ya sea sobre las consecuencias para la salud del vino, la carne o el chocolate.

Podría decirse que el campo para el cual esto es más cierto es el estudio de la nutrición. Como un editorial en el British Medical Journal señaló una vez: “Casi todos los nutrientes imaginables tienen publicaciones revisadas por pares científicos que lo asocian con casi cualquier resultado”. Si bien es cierto que existe evidencia de que, bajo ciertas circunstancias, ciertas sustancias en ciertas cantidades pueden causar o prevenir enfermedades, esta no suele ser la manera en la que se presentan los hechos en las noticias. Esto se debe a que un artículo bien considerado y equilibrado no sólo consume mucho tiempo y es difícil de escribir, sino que en última instancia vende menos copias y genera menos tráfico. En consecuencia, genera menos dólares de publicidad que los titulares de terror. Todxs lxs periodistas que desean contar historias sustanciosas y bien investigadas se enfrentan a este problema.

Contenido relacionado: Cannabis, CBD y Coronavirus: Lo que Necesitas Saber

En realidad, la ciencia no se balancea hacia adelante y hacia atrás como una veleta que mueve el viento, como la mayoría de los medios te hacen creer. La revolución copernicana puede ser la cita elegida por lxs negadores del calentamiento global y terraplanistas, pero los giros radicales en la comprensión científica son, de hecho, extremadamente raros.

El progreso científico tiene mucho más en común con un crucero. Sólo cambia su curso muy lentamente, a medida que aparecen investigaciones que se replican o se desafían una y otra vez. Los metanálisis (evaluaciones de todas las investigaciones publicadas sobre una cuestión en particular) simplemente no tienden a obtener el mismo nivel de cobertura que los hallazgos de vanguardia.

Ahora, esto no quiere decir que las revoluciones en la comprensión científica no sucedan. Nuestra comprensión de los riesgos para la salud de los diferentes tipos de grasa es un buen ejemplo. “Mi madre estaba devastada”, me dijo un colega, al leer noticias que explicaban que la grasa saturada no era un mal terrible después de todo. Las personas en todo Estados Unidos que habían estado comiendo alimentos con sabor a plástico durante décadas probablemente sintieron lo mismo, como si todxs hubieran sido engañadxs.

Pero la madre de mi colega no debería sentirse tonta por todos esos años de arduo trabajo manteniendo una dieta saludable. Demasiada grasa saturada sigue siendo mala para ti, pero no tanto como se creía anteriormente. Desafortunadamente, eso no es un titular tan sexy, y seguro que no vende revistas.

En lugar de ofrecer un análisis calmado y considerado (felicitaciones a Vox por hacer un trabajo sobresaliente al examinar la evidencia sobre este tema), la mayoría de los sitios de noticias se pusieron en marcha afirmando que, de repente, la grasa saturada es buena. La verdad es que las grasas saturadas a menudo engordan menos que las grasas trans, los carbohidratos y los azúcares que se combinan en alimentos procesados ​​y se venden como “opciones sin grasas”. Pero este es un mensaje un poco más complejo que se perdió en el bombo publicitario.

Contenido relacionado: 4 Cosas que el CBD No Es

Pero antes de que salgas con una antorcha a cazar a tu periodista científicx local, aclaremos una cosa. No es del todo justo culpar a lxs periodistas vagxs o sensacionalistas por el problema de las  afirmaciones científicas en las noticias. La pobre cobertura de la historia de la grasa saturada podría deberse a un comunicado de prensa incompleto. Éste no es un caso aislado. Un análisis de los comunicados de prensa científicos descubrió que ensayos controlados aleatorios tenían menos de la mitad de probabilidades de generar un comunicado de prensa que los ensayos observacionales, que tienen muchas más probabilidades de producir conclusiones incorrectas. Cuando se realizan ensayos controlados aleatorios, la mayoría de las veces las conclusiones ampliamente publicitadas que se basaron en ensayos observacionales pueden ser descartadas. Otro estudio encontró que más de un tercio de los comunicados de prensa emitidos por universidades eran culpables de exageración.

En el 2015, el periodista John Bohannon expuso con elegancia el camino desde el mal comunicado de prensa hasta el mal periodismo. Publicó un estudio obviamente defectuoso que decía que el chocolate ayuda a perder peso. Éste apareció en medios de comunicación tan diversos como The Huffington Post, el Mail y las telenoticias de Texas. Lo peor es que muchas de esas historias permanecen en internet, desinformando a las personas para siempre.

Pero “¿cuál es el daño en una pequeña hipérbole? Si hace que la gente escuche”, dicen lxs editores. Los daños son muchos, pero antes de examinarlos necesitamos entender una cosa muy importante: la mayoría de los hallazgos científicos publicados son falsos.

Tómate un momento para digerir eso. Si crees que suena como algo que podría decir unx conspiranoicx, tienes razón. Es una de las citas más abusadas que existen. Y la reverencia de los medios respetables por la ciencia es la razón por la cual es poco probable que lo hayas escuchado antes. Sin embargo, no es la afirmación de unx conspiranoicx. Por Qué la Mayoría de los Hallazgos de Investigación Publicados Son Falsos es el título de un artículo de John Ioannidis, uno de los estadísticos más respetados del mundo. Fue publicado en una importante revista médica y, de hecho, es uno de los artículos más citados que la revista ha publicado.

Contenido relacionado: Cómo Aniquilar el Estigma de la Marihuana Para Siempre

La razón por la cual la mayoría de los resultados de investigación publicados son falsos es principalmente porque la ciencia es difícil. Al igual que cualquiera que trabaja muy duro, lxs científicxs cometen errores. Se pasan la vida trabajando a la vanguardia del conocimiento, y simplemente no es realista esperar que cada hallazgo sea correcto.

La ciencia puede fallar, pero no está rota. Con el tiempo, la verdad sale a la luz a medida que los hallazgos se replican y son desafiados y comparados en su conjunto, en forma de metanálisis. La exageración de los hallazgos que probablemente sean incorrectos o sobreestimados cultiva una desconfianza injustificada en la ciencia. Cada vez que leemos otra historia que nos dice que lxs investigadores han llegado a la conclusión opuesta de lo que se creía la semana anterior, la gente puede llegar a la conclusión de que la ciencia en sí misma no es confiable. Pero la ciencia se autocorrige. Es sólo que las correcciones rara vez obtienen la cobertura que obtienen los hallazgos.

Una visión en blanco y negro del mundo científico es peligrosa. Esta actitud es precisamente lo que permite que sucedan cosas como que un estudio pequeño, defectuoso y fraudulento destruya las tasas de vacunación. Al gritar que viene el lobo cada vez que se publica un hallazgo científico, se ignoran cuestiones científicas reales, como la resistencia a los antibióticos y el calentamiento global. Además, se pierde el tiempo debatiendo y legislando sobre callejones sin salida.

Finalmente, cuando se usa mal a la ciencia para servir a un interés particular, los resultados son a menudo contraproducentes. Tomemos, por ejemplo, el fracaso total del anterior programa multimillonario de D.A.R.E para combatir el uso de drogas. Este fracaso fue probablemente debido a que lxs jóvenes identificaron correctamente las mentiras que les habían dicho y, en consecuencia, también dudaron de las verdades. El programa supuestamente se sometió a una revisión importante en el 2009, después de más de una década de estudios científicos sobre su ineficacia. Pero seis años después afirmó que el cannabis “es una de las drogas más peligrosas en la Tierra“, después de ser engañado por un artículo satírico.

Contenido relacionado: Autismo: Lo que Es, lo que No Es, y Cómo Podría Ayudar el Cannabis Medicinal

Y no olvidemos: el LSD, la psilocibina y el cannabis, entre otros psicodélicos, fueron prohibidos en 1970, en parte gracias a un frenesí mediático sobre sus riesgos. Hoy en día, hay una cantidad cada vez mayor de informes imparciales sobre psicodélicos junto con la creciente legitimidad de la ciencia psicodélica.

Aún así, seguimos viendo titulares impulsados ​​por el clickbait sobre el tema, como “La Ayahuasca Puede Cambiar tu Vida, Siempre que Estés Dispuestx a Vomitar tus Tripas”. A veces, también, estos titulares aún inspiran políticas precipitadas. En el 2008, por ejemplo, los hongos de psilocibina fueron prohibidos en los Países Bajos. Esto fue después de una cobertura significativa sobre un joven de 17 años que saltó de un puente en Amsterdam mientras viajaba. Casos como éste que involucran psicodélicos son extremadamente raros y desconocidos en un entorno clínico adecuado. Mientras tanto, el alcohol causa una de cada diez muertes en adultxs en edad laboral, de entre 20 y 64 años, según los CDC.

Considera por un momento si esto te pudo haber pasado. Si estás racionalizando comportamientos como fumar, beber en exceso o comer en exceso porque crees que la evidencia científica es inestable, no te hagas ilusiones: no lo es. Del mismo modo, si te han asustado los informes de que la ciencia sobre las vacunas y el calentamiento global no es sólida, estate bien segurx de que no lo es. El 97% de lxs científicxs está de acuerdo con respecto al cambio climático. Todxs lxs médicxs y organizaciones médicas acreditadxs están firmemente a favor de las vacunas. Lamentablemente, no suelen ser estxs científicxs y médicxs los que reciben la cobertura de la prensa.

En última instancia, la mejor manera de vivir una vida según la ciencia es ignorar la mayoría de lo que se lee en las noticias científicas. En cambio, es mejor dedicar un poco de tiempo a comprender fuentes de alta calidad. Lugares como la página de los CDC o las opciones del NHS son un buen lugar para encontrar información creíble. Organizaciones como Sense about Science hacen un excelente trabajo al separar la paja del trigo cuando se trata de noticias científicas. Esta publicación, espero, se convertirá en otra fuente en la que puedes confiar para evaluar la evidencia en perspectiva, en lugar de informarte miopemente sobre estudios individuales.

Contenido relacionado: El Capitalismo Consciente es una Coartada y una Disculpa por Nuestro Paradigma Existente

Al final, depende de ti ser escépticx al escuchar nuevas afirmaciones. Una regla general simple es nunca cambiar tu comportamiento debido a un sólo estudio que sale en las noticias. En cambio, espera las respuestas para confirmar los resultados y busca revisiones de la evidencia basadas en metanálisis. El sitio web de la Colaboración Cochrane, que mantiene un estándar de oro en sus revisiones sistemáticas, es el mejor lugar para comenzar tu búsqueda. Lo que es más importante, no te dejes engañar por la cobertura noticiosa de los hallazgos “de vanguardia” o “recién publicados”. En pocas palabras, es más probable que sean falsas, y no verdaderas.

Vía DoubleBlind, traducido por El Planteo.

DoubleBlind Magazine Logo

ACERCA DEL AUTOR

DoubleBlind Magazine (Revista DobleCiego) es un socio de contenido de El Planteo.

También puede interesarte

Tesla Gigafábrica Berlín
simón saieg poxyran