ENG 🇬🇧
dr peter grinspoon

Cannabis

Oxicodona, Cannabis y Reducción de Daños: Hablamos con el Dr. Peter Grinspoon de la Universidad de Harvard

https://elplanteo.com/wp-content/uploads/2021/09/bsf-expo-cannabis-750x200-1.jpg

Oxicodona, Cannabis y Reducción de Daños: Hablamos con el Dr. Peter Grinspoon de la Universidad de Harvard

✍ 30 agosto, 2021 - 11:43

El Dr. Peter Grinspoon es médico general en la Universidad de Harvard, escritor, especialista en cannabis medicinal y conferencista.

En 2016 publicó el libro Free Refills: A Doctor Confronts His Addiction (Recargas Gratuitas: Un Médico se Enfrenta a su Adicción), con el que busca explicar la vulnerabilidad del personal de salud a las adicciones y llegó a convertirse rápidamente en best seller mundial, ya que confronta el estigma, el tabú y los prejuicios asociados a las adicciones.

Contenido relacionado: Escritor y Juez de Hachís: Hablamos con Jimi Devine sobre Genéticas de Cannabis y Dispensarios en California

La relación de Peter con el cannabis medicinal es de larga data y se remonta a su relación con su padre, el Dr. Lester Grinspoon, quien en 1971 escribió el libro Marihuana Reconsidered, el cual reclama por la legalización del cannabis. Y, de hecho, el banco de genéticas de cannabis, Barney ‘s Farm, en la ciudad de Amsterdam, creó una cepa en su honor.

“Barney’s tiene una variedad llamada Dr. Grinspoon. Tengo que admitir que la he probado. Y es realmente una buena cepa. Es muy perceptiva. Es muy estimulante, es muy cerebral, algo así como mi padre”, afirma orgulloso Peter, desde su casa en Newton, Massachusetts.

Free Refills

En sus escritos y conferencias el Dr. Grinspoon aboga por las políticas de reducción de daños para el tratamiento de las adicciones. Entre tantas otras, su libro aborda cuestiones que son tabú en el ámbito médico y en la sociedad en general.

Peter cuenta que la idea de “Recargas Gratuitas” se refiere a que lxs profesionales de la salud tienen acceso ilimitado a recetas médicas. Sin embargo, el título también refiere a una fenómeno particular que comienza en los EE.UU. a partir del año 2000, cuando la compañía farmacéutica llamada Purdue Pharmaceutical emprendió una campaña publicitaria masiva “para convencer a todo el mundo de que el tratamiento para el dolor crónico eran los opiáceos, concretamente el OxyContin”.

La oxicodona es un potente analgésico derivado del opio, que disminuye el malestar al aumentar la tolerancia al dolor, provoca sedación, somnolencia, y deprime la respiración. Su uso prolongado genera dependencia y síntomas de abstinencia como sudoración en frío, calambres, mareos, taquicardia, diarrea, vómitos y alucinaciones.

“Nos lo vendieron a todos, a los médicos y a los pacientes. Millones de personas fueron puestas en OxyContin, una forma increíblemente adictiva de tratar el dolor”.

Contenido relacionado: Estudio: el Cannabis Podría Mitigar la Crisis de Opiáceos en EE. UU.

Grinspoon explica que los profesionales de la salud son más propensos a las adicciones “porque estamos sometidos a mucho estrés y tenemos acceso a muchas drogas lo cual deriva en tasas de adicción mucho más altas que el público en general”.

“Me volví muy adicto a los opioides recetados al punto que la DEA allanó mi oficina en 2005. Por eso decidí escribir un libro sobre mi adicción y mi recuperación”, recuerda Peter.

El Dr. Grinspoon entiende que cualquiera puede volverse adicto y, por eso, su libro busca humanizar a los usuarixs de drogas y vencer el estigma social.

“Porque el estigma es lo que realmente hace daño a la gente. La gente tiene miedo de buscar ayuda. El libro creó un poco de revuelo porque nadie más sentía que podía hablar de ello. Si la gente siente que puede obtener ayuda, que no será castigada y será tratada, de este modo buscamos abrir una vía más segura hacia la recuperación”, aclara el Dr. de la Universidad de Harvard.

—¿Qué genera en el cerebro el OxyContin y cuáles son los riesgos? 

—Bueno, la razón por la que la gente lo consume es porque adormece dolores físicos y emocionales. He comprobado que mucha de la gente adicta al Oxy tiene traumas o una historia de ansiedad y depresión no tratada. Provoca una euforia de optimismo muy fuerte y, por supuesto, una vez que la usas durante un tiempo, dejas de sentir la euforia y empiezas a sentirte miserable. Rápidamente, pasas del placer a un estilo de vida muy miserable. Las pastillas son muy caras en la calle y muchos acaban siendo adictos a la heroína más barata, muchas veces contaminada con fentanilo, que es aún más barato de fabricar e importar. Por eso la gente tiene sobredosis. Por lo tanto, es importante tener políticas de salud pública que busquen reducir el daño, que acompañen y no castiguen.

Cannabis de Uso Adulto y Reducción de Daños

En 2020 murieron 93.000 personas en los EEUU por sobredosis de opioides y el Dr. Grinspoon cree que el cannabis tiene un gran papel que desempeñar en la salud pública.

El Dr. explica que puede utilizar el cannabis en lugar de los opioides para el dolor crónico.

“Generalmente para el dolor crónico que la mayoría de la gente tiene cuando envejece, sus caderas, espaldas, manos y sus rodillas”.

Contenido relacionado: Marihuana Vs. Opiáceos: Un Estudio sobre Pacientes con Dolor

De este modo, combinando opioides y cannabis las dosis pueden permanecer bajas, ya que la mayoría de los problemas que se tienen con los opioides están relacionados con la dosis. Además, el cannabis es muy bueno para los síntomas de abstinencia de los opioides.

Sin embargo, el Dr. explica que, todavía, no posee evidencia científica que confirme la posibilidad de reemplazar drogas como la metadona, por cannabis, en referencia a los planes de salud pública que buscan prevenir el contagio de ETS y HIV/SIDA mediante la provisión de jeringas y drogas alternativas a los derivados del opio.

—¿Por qué funciona el cannabis? ¿Por qué tiene tantos usos?

—Bueno, tenemos este sistema de receptores en nuestros cuerpos y en el cerebro, neurotransmisores que tenemos desde hace millones de años.

Los cannabinoides, que son moléculas del cannabis, dinamizan el funcionamiento de este sistema neuroquímico natural: el sistema endocannabinoide.

Este sistema natural controla todo tipo de funciones corporales críticas como el hambre, el control de la temperatura, la memoria, el aprendizaje, el procesamiento, las emociones.

Hay una similitud estructural entre estos productos químicos naturales en el ser humano y los productos químicos que están en la planta de cannabis. Probablemente, esta sea la razón por la que empezamos a cultivar cannabis hace unos diez mil años.

Una cosa que es interesante es que el cannabis hace varias cosas a la vez, por lo que es un poco difícil de estudiar. Si alguien tiene fibromialgia, el cannabis tratará su dolor e inflamación, su ansiedad y le ayudará a dormir, todo lo cual hace que el paciente pueda participar más en el mundo y sentirse más feliz.

Esto a veces requiere nuestra atención, ya que el cannabis hace que las cosas tengan un mejor sabor y a veces la gente puede ganar peso. No es que mágicamente, todo lo que hace el cannabis, sea bueno.

—Y hablando de mejorar la vida de las personas, ¿qué puede decir a propósito de las clínicas de cannabis medicinal Q2?

Q2 es una clínica muy interesante, de la que estoy muy orgulloso de formar parte. Tiene sedes en América Latina y está diseñada para atender a personas con el deseo o la necesidad de comenzar tratamientos para la salud con más de 600 cannabinoides, no sólo CBD y THC (con virtudes psicoactivas).

Contenido relacionado: Q2 Clinic Abre Nuevo Espacio Gratuito para Conocer Más sobre el Uso Medicinal del Cannabis

Cada clínica (en México, Perú y Brasil) es un poco diferente porque las reglas son un poco distintas de país a país. Tenemos un programa de formación, diseñado por la Dra. Raquel Peyranube, una profesional uruguaya maravillosa, especialista en endocannabinología y el uso problemático de drogas.

Q2 es una clínica cohesiva que, si bien se rige por los parámetros específicos de cada país, también incorpora principios generales para que sea una red global de aprendizaje y buenas prácticas del cannabis medicinal.

¿Qué deberían hacer los legisladores?

Grinspoon está convencido de que las políticas de reducción de daños son una cuestión de maximizar la libertad, el acceso al cannabis y sus resultados.

Advierte que un cierto porcentaje de personas puede volverse adicto al cannabis y la planta no debería ser consumida por las personas embarazadas o en período de lactancia. “No se puede conducir después de usarlo. Y los adolescentes deben tener cuidado porque puede afectar a su desarrollo cerebral. Esos son los principales daños del cannabis. Daños que han sido enormemente exagerados en los últimos 80 años, sobre todo por el gobierno de EE.UU.” afirma convencido.

Para Grinspoon, cualquier buena política de regulación maximizará el acceso al cannabis pero minimizará los daños. Algo complejo, aunque los resultados de la legalización en EE.UU. suenan alentadores.

El Dr. explica que en EE.UU. la tasa de uso de cannabis entre los adolescentes se ha mantenido estable o incluso ha bajado un poco, “porque cuando es ilegal, por ejemplo, un traficante de drogas se lo vende a cualquiera. Pero ahora que es legal, se necesita una identificación”.

Como buen docente, el Dr. cree que la reducción del daño de las drogas comienza por la educación y una comunicación honesta, para evitar infantilizar a los usuarios y traccionar la opinión pública.

“Si dices la verdad sobre el cannabis, es más probable que los adolescentes te escuchen. Si se da una educación madura, la mayoría de los adolescentes son lo suficientemente sensatos como para escucharte”.

Otro asunto fundamental para Grinspoon a la hora de regular en favor de la reducción de daños es el aspecto fiscal de la legalización del cannabis. Entiende que “el tema del gravamen impositivo” es un poco complicado porque “si no gravas lo suficiente, no tienes ingresos para educar a la gente o para tratar a las personas”. Pero, si lo gravas demasiado, “se vuelve demasiado caro y todo el mundo se vuelca al mercado ilegal”.

Contenido relacionado: Impuestos al Cannabis: ¿Cómo Debe EEUU Abordar la Reforma Fiscal? Experto da Tres Enfoques

“En EE.UU. la delincuencia no ha vuelto a subir, el consumo de los adolescentes no ha aumentado, los ingresos son estupendos y cientos de miles de personas ya no corren riesgo de ir a la cárcel por cannabis, lo cual libera recursos públicos para el presupuesto de educación y de salud pública”.

Por último, Grinspoon destaca que un producto legal es siempre un producto mucho más seguro para el consumo humano. Hoy, el cannabis legal es examinado cuidadosamente, en busca de hongos, metales pesados, pesticidas, etc, “algo impensable 15 años atrás cuando debíamos recurrir al traficante. Ahora sabemos todo lo que contiene”.

Foto cortesía del Dr. Grinspoon // Editada en Canva por Natalia Kesselman

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.


Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

ACERCA DEL AUTOR

Nicolás es Licenciado en Relaciones Internacionales e investigador del Doctorado en Política Pública y Urbana de The New School en la ciudad de Nueva York. En 2014, trabajo para Naciones Unidas en Kosovo y co-fundó la Open Data Kosovo Foundation for Digital Capacity-Building. En 2015 recibió un Master en Asuntos Internacionales y en 2020 un Master en Filosofía. Actualmente se dedica a estudiar la relación entre la industria del cannabis y las políticas de desarrollo económico equitativo en el continente Americano.

También puede interesarte

Tiago PZK
Jeff The 420 Chef
autocultivo marihuana eeuu
ATAI DMT