tc

Argentina

Conocé a TC, el Influencer que Milita la Cultura 420: ‘Un Cultivador Argentino No Tiene Nada que Envidiarle a uno de California’

Conocé a TC, el Influencer que Milita la Cultura 420: 'Un Cultivador Argentino No Tiene Nada que Envidiarle a uno de California'

✍ 2 February, 2024 - 12:05


¡No te pierdas ni una noticia! Suscríbete a nuestra newsletter GRATUITA y súmate a nuestro canal de Telegram o canal de WhatsApp.

Anuncia en El Planteo, el medio cannábico más leído en el mundo de habla hispana.

Síguenos en redes sociales para más contenido exclusivo: Instagram // Facebook // Twitter


Las siglas “TC” responden al seudónimo utilizado por Tomás Cott, el influencer que se define como el creador de contenidos que quiere erradicar por completo la mala fama que desde hace décadas rotula a los consumidores de cannabis y que va a contrapelo de la mirada condenatoria que los señala como meros drogones que se pasan todo el día tirados en un sillón.

A través de sus redes podemos atestiguar la diaria de un fumador que pone en práctica las mismas actividades que un argentino promedio (desayunar, pasear, salir de compras, limpiar el baño y un largo etcétera) pero con el agregado de prenderse un churrito en el intermedio. Tal como desarrolla su rutina desde que le dio una pitada a ese primer rollito.

“Nací en 1995 y mi primer porro fue a los 14 años, así que lógicamente fue prensado, porque es lo que había en ese momento. Me juntaba con un amigo en Parque Chacabuco y todo el tiempo me hablaba del porro y de que tenía que probarlo. Me acuerdo que fue en la Plaza Varela de Flores, pero la primera vez no me pegó. Al día siguiente volví a fumar ese mismo prensado y terminé en Júpiter”.

Contenido relacionado: ¡Hola Reinis! La Influencer Sofi Gonet Lanzó un Perfume y Lo Celebró con un Porrito

A partir de aquel churro interplanetario comenzó el culto por la marihuana como estilo de vida para un TC que de a poco se abría paso en los placeres y en las bondades de la planta. Era un mundo de sensaciones y aprendizajes que fueron moldeando sus vivencias sociales y alentando las ganas de un futuro en modo 420 las 24hs.

En ese momento no se sabía lo que era un prensado. Era porro y punto. Recién tres años después conocí las flores. No por conseguirlas, sino por cultivarlas. Mi amigo Facu Vargas cultivó sus primeras Moby Dick en un balcón exterior sin ningún tipo de cuidado, tiramos la semilla y fue ver cómo empezaba a crecer todos los días. Hoy, con un poco más de conocimiento, puedo decir que ese cultivo fue un milagro”, asevera entre risas.

Papá, mamá: fumo porro

Pero además de la escuela de la calle estaba el entorno familiar que siempre supo acompañar la decisión de fumar churros con total responsabilidad. TC aclara de entrada que sus viejos “siempre se mostraron súper abiertos al tema de la marihuana” y que jamás le bajaron línea en cuanto al uso de drogas y alcohol. Incluso después de que ambos padres se enteren de que su hijo fumaba a partir de un encontronazo con la ley.

Contenido relacionado: Videos Graciosos, Tips de Cultivo y Activismo Feminista: Conocé a MuyPaola, la Influencer que la Rompe en las Redes

“En el viaje de egresados se me ocurrió llevar una pieza de prensado de 35 gramos. Y, de manija, lo primero que hago en la habitación del hotel es fumarme un churro. El tema en Bariloche es que la policía revisa un hotel por noche y tuve la mala leche de que ese día fueron directo al que estaba parando yo. Estaba re fumado cuando la policía empezó a tocar la puerta, entraron y el olor era tremendo. Me dijeron que entregue todo porque si no me iban a abrir una causa. Para mi mente de ese entonces era la muerte. Cuando volví mis viejos me dijeron que no sea boludo y que fume algo bueno porque tengo problemas pulmonares. Al día de hoy fumo flores con los dos”.

Tomás Cott tc MARIHUANA

No pasó mucho tiempo hasta que un joven TC se propuso improvisar un indoor amateur para dejar de gastar tanta guita en flores e invertir en su propio terrenito cannábico para que este diera frutos en grande.

“A los 25 arranco con mi primer indoor. Fue con mi primo y lo hicimos todo a mano. No queríamos comprar carpas porque eran carísimas, fuimos a una maderera y usamos el quincho de mi vieja. En la parte delantera pusimos todo velcro y en el interior una lona negra con papel metalizado. Perforamos una plancha de hierro para pasar los cables. Abastecía de luz a 6 plantas y tuvimos 3 cultivos. En la primera tirada sacamos Black Jack y AK 47”, relata un TC emocionado.

Argentina, tierra de oportunidades

La veta de cultivador le ayudó a dar el impulso final para tomar las redes por asalto y volcar su estilo de vida como propósito para difundir el verdadero concepto de la filosofía cannábica. Aunque el amor y el cuidado por las plantas sigue siendo una fija para el youtuber, a la hora de definir sus inquietudes se considera más un comunicador del universo verde antes que un proveedor destacado.

Contenido relacionado: Cannabis y Redes Sociales: 10 Comunicadores Hablan del Presente y Futuro de la Planta 

Como cultivador soy un pichón, pero en Argentina tenemos personajes como Julian Lemus Muller y Mau Lamonica que la pasaron cruda. Los trataban como si estuvieran moviendo falopa. Cuando nos enteramos del Reprocann fuimos corriendo a hacerlo y la verdad que es un golazo. Si bien la ley no nos ampara al 100%, el hecho de poder cultivar y cederle tu cultivo a un club me parece buenísimo”.

Tomás Cott tc MARIHUANA

Así llegaron los primeros viajes a horizontes donde el porro tiene otra fama, cambiando para siempre la perspectiva del influencer estrella cuando se trata de defender la siembra patria.

“Cuando fui a países donde es legal me topé con un montón de cosas. Tenés lugares como Uruguay donde es legal pero no tienen dispensarios. Es solamente apta para quienes tienen una licencia. Pero la apertura y el hecho de poder fumar delante de un policía tu medicina es un logro. En Barcelona sentí lo mismo: tienen muchos clubes pero la ley no te ampara. Podés tener en tu casa pero no en la calle, lo cual no tiene sentido porque uno tiene que transportarla”, cuenta con cierta indignación.

El sur se la banca

La comparación con el territorio argento es inevitable, pero TC remarca su tierra natal como un semillero inigualable de cultivadores y defensores de la marihuana, y que tranquilamente puede pararse al lado de monstruos imponentes de la industria como California y Holanda.

Contenido relacionado: Cannabis, Ser Influencer y ‘Argentina, 1985’: Leyla Bechara Defiende lo que hay que Defender

Un cultivador argentino no tiene nada que envidiarle a uno de California. Si nuestro país tuviese los mismos recursos que tienen allá, arrasamos. En Los Ángeles me shockeó lo avanzada que está la industria desde el hecho de entender el cannabis como producto. Entrás a un dispensario y tenés todo tipo de medicinas. Allá le podés comprar gomitas medicinales a tu abuela. La diferencia es abismal”.

¿A partir de dónde tus redes empiezan a marcar la cancha en comparación con otros influencers que levantan la bandera del churro y solamente se basan en el contenido 420 como forma de vida?

—La gente se siente identificada con mi contenido porque empecé a representar a quienes consumen cannabis sin ser el típico stoner que nos vendían en todos lados. Mi contenido principal no es la planta, sino cómo un consumidor diario de cannabis se sumerge en una vida normal, además de llevarle el cannabis a los que tienen prejuicio y hacerles entender que puede ser como probar un vino. La idea es acercar a alguien que quizás puede usarlo para reemplazar el alcohol, las pastillas o el pucho. Quiero volar el estereotipo del drogón por completo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de TC (@tc__tc__)

Más contenido de El Planteo:

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.



Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

Enrique D. Fernández

ACERCA DEL AUTOR

Enrique D. Fernández cursó la carrera de Comunicación Social en la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM). Se destacó como conductor y columnista para diferentes programas radiales y podcasts. Supo formar parte de los sitios A Sala Llena y Metacultura como redactor de críticas y análisis sobre cine. También escribió artículos para las revistas Haciendo Cine, Cine Fantástico y Bizarro y Mavirock. Actualmente integra el staff de Revista Replay donde realiza investigaciones y notas dedicadas a la cultura gamer. También colabora con la editorial Cuarto Menguante participando en la publicación de libros abocados al cine de género.

También puede interesarte

alphabet google criptomonedas privacidad
Acciones Hoy cannabis
cbd pacientes cáncer
marihuana empatía