ENG 🇬🇧
Nightshade Farm

Cannabis

Todo sobre Nightshade Farm, la Empresa Familiar de Cannabis que Busca un Socio Estratégico

Por Nina Zdinjak

Todo sobre Nightshade Farm, la Empresa Familiar de Cannabis que Busca un Socio Estratégico

✍ 22 marzo, 2021 - 07:02

https://elplanteo.com/wp-content/uploads/2021/03/BANNERS-HEMP6.png

A medida que Nueva York se acerca al lanzamiento de un programa de cannabis recreativo,  el estado está demostrando ser un terreno fértil para los grandes operadores multiestatales (MSO) como Curaleaf (OTCQX:CURLF), Green Thumb Industries (OTCQX:GTBIF) y Columbia Care (OTCQX:CCHWF).

Estas empresas suelen ser las primeras en aprovechar los mercados jóvenes. Y en Nueva York, ya poseen tres de las 10 licencias de cannabis medicinal integradas verticalmente que el estado ofrece.

Contenido relacionado: Nueva York Podría Legalizar la Marihuana con la Propuesta del Gob. Cuomo

Sin embargo, para las pequeñas empresas, encontrar capital y poder competir con estas grandes corporaciones es una lucha constante.

Por ejemplo, está Nightshade Farm, una empresa familiar de cannabis con sede en el condado de Albany. Dicha compañía es propiedad de una mujer, no tiene deudas y está bien posicionada para obtener licencias de cannabis para uso adulto, una vez que se apruebe el proyecto de ley de legalización del cannabis en el estado de Nueva York.

Pero según el cofundador de la granja Nightshade, Phil Spinelli, las opciones bancarias y el acceso a préstamos siguen siendo el mayor problema para las pequeñas empresas como la suya.

El mayor gasto de Nightshade es la mano de obra y el seguro. Estos, “al igual que la banca, son difíciles de encontrar debido a las exclusiones que nos cargan de responsabilidad”, contó Spinelli.

“Para financiar deuda, nos estamos centrando en la recaudación de fondos mediante la venta de participaciones de la empresa”, dice Spinelli. “No obstante, el acceso al capital sigue siendo una lucha constante que intentamos resolver activamente. Promovemos nuestra empresa entre los grandes operadores que buscan un punto de entrada en el estado de Nueva York”.

En busca de un socio estratégico

Para Spinelli, un inversor en cannabis debe tener “el estómago para el entorno regulatorio en constante evolución”; además del “capital necesario para ver la oportunidad y generar frutos”.

“Se necesita algo más que un producto excepcional para ganar en este juego”, dice Spinelli. “Hace falta resistencia financiera”.

Contenido relacionado: Informe: Hay 321.000 Trabajadores en la Industria de Cannabis de EEUU

Teniendo en cuenta estos retos, Nightshade busca un socio estratégico “que pueda aportar el capital necesario y la experiencia necesaria en marketing, publicidad y distribución”.

Spielli dirige la operación de cáñamo/cannabis orgánico certificado por la USDA con su socia Kristine Walsh. Se concentran en el cultivo y la fabricación en una instalación de 300 pies cuadrados, que cuenta con un espacio eficiente y fácil de mantener.

“Aunque es pequeño, se construyó según los estándares nutracéuticos, incluyendo paredes y techos soldados Takiron, filtración HEPA, de carbono y UVC, deshumidificación y suelos de cuarzo epoxi”, reveló Spinelli.

Nightshade vende sus productos a operadores de marihuana medicinal y procesadores de CBD. Pero tiene dificultades para encontrar compradores debido a la gran competencia que existe en el mercado. Según Spinelli, el mercado del CBD está lleno de productos de baja calidad, que no sólo se llevan una cuota de mercado, sino que crean confusión en el consumidor.

‘Nuestro trabajo es nuestra pasión’

Anteriormente, Spinelli se dedicaba a la idustria equina, aunque se pasó a la producción de verduras orgánicas para estar más cerca de su familia y de su granja. Tras darse cuenta de que el cultivo de verduras no es sostenible económicamente, se lanzó a la producción de cáñamo.

La transición no fue tan difícil, afirma Spinelli, y añade: “El cultivo es universal”.

Entre las dificultades estaba todo el papeleo.

“El primer año de cultivo de cáñamo fue un poco angustioso debido a la legalidad del mismo, ya que todavía se consideraba una sustancia controlada en la lista “1” (de estupefacientes regulados en los EEUU)”, dice Spinelli. “Aunque éramos un socio investigador del Estado, la responsabilidad potencial recaía sobre nosotros como agricultores. El papeleo reglamentario era bastante benigno en comparación con el proceso para obtener una certificación orgánica; pero a medida que nos fuimos expandiendo para procesar cannabis, el papeleo para cumplir con las regulaciones de Buenas Practicas, se volvió considerable”.

Contenido relacionado: EEUU: ¿Cuántos Estados Deben Legalizar el Cannabis para una Reforma Federal? Quizás Ya Sean Suficientes

Las técnicas de cultivo se parecen mucho a las de la producción de verduras; y la principal diferencia es la sensibilidad del cannabis a su fotoperíodo, nos cuenta Spinelli.

“Al haber crecido en Woodstock, Nueva York, estuve expuesto a un estilo de vida holístico, por lo que cultivar y trabajar con cannabis es la culminación de mi educación”, afirma.

Nightshade Farm es un negocio familiar. Aunque los hijos de Spinelli son pequeños, “disfrutan llenando bandejas con tierra, buscando plagas y cuidando el huerto familiar”.

La granja también crea un entorno sin estigmas en lo que respecta al cannabis. Los niños saben que la planta ayuda a la gente, como cualquier otro cultivo, explica Spinelli. “Como padres, siempre nos sorprende el sentido intuitivo que sólo hereda un niño de granja”.

“Nuestro trabajo es nuestra pasión, y ponemos una enorme cantidad de energía en él”, añade.

Contenido relacionado: Las Principales Empresas y Organizaciones de la Industria del Cannabis Crean el Consejo del Cannabis de EEUU para Impulsar los Negocios

Efectivamente, no falta competencia (sobre todo con las empresas más grandes). Pero lo que ayuda a Nightshade a mantenerse “por delante” es su organización vertical, que ha minimizado los gastos.

Pero hay otra diferencia importante entre las grandes empresas y las pequeñas operaciones como Nightshade, dice Spinelli.

“Al no tener una historia real que contar, ni conexión con la tierra, el cannabis corporativo carece de la energía y el amor que trasciende en las propiedades curativas mágicamente incuantificables que encarna el cannabis”.

“Es la risa de los niños que juegan a las escondidas entre las plantas lo que no puede ser replicado por las grandes empresas”.

Via Benzinga, traducido por El Planteo.

Imágenes de cortesía



Nina Zdinjak

ACERCA DEL AUTOR

También puede interesarte

drogas cuarentena
méxico marihuana legal
A Boring Life