Wolf Rap

Cannabis

Wolf: Animación Japonesa, Chicanas Familiares y Porros vía Discord

Por Hernán Panessi

Wolf: Animación Japonesa, Chicanas Familiares y Porros vía Discord

✍ 30 julio, 2020 - 14:34

“A veces estoy mirando anime en Discord con mis amigos y me dan muchas ganas de fumarme una seca”, dice Wolf, mientras se pone una capucha y mueve un cigarrillo apagado entre dedo y dedo.

Damián Mansilla, alias Wolf, es un MC de Buenos Aires fanático de la animación japonesa. ¿En Discord? “Sí, nos juntamos entre tres o cuatro, cada uno desde su casa, y vemos anime al mismo tiempo”, explica. Así las cosas, en este 2020, el legendario rapero de El Quinto Escalón llegó a la FMS, la máxima categoría del freestyle argentino.

Contenido relacionado: NTC: Freestyle, Feminismo y Faso… Sin Complicaciones

Este año, debido a la situación generada por la pandemia de coronavirus y por el aislamiento social, preventivo y obligatorio, la FMS se desarrollará sin público. Wolf sabe que este contexto tiene dos caras bien marcadas: “Creo que a todos nos va a dar algo y también nos va a quitar”, afirma. “Se va a premiar lo ingenioso”.

El camino al ascenso

Durante todo el 2019, Wolf se presentó en cuanta competencia apareciera. Por eso, el camino hacia el ascenso no fue sencillo: en la profesionalización de la disciplina, la FMS dispuso que las compes pequeñas y medianas sumaran una serie de puntos.

Allá fue Damián, invirtiendo de su bolsillo en pasajes y estadías a lo largo y ancho del país, midiéndose contra talentos de todas las provincias, pellizcando puntos como pudiera.

De esta manera, Wolf cosechó unos 112.400 puntos, mientras que el MC cordobés Mecha, 77.650. Ahí nomás quedó Zaina, el pequeño competidor de Zárate, con 62.600, que acabó tercero en la tabla y perdió un play-off con Sub, quien conservó su lugar en la primera división.

Contenido relacionado: Entrevista a Ritter, el Joven Freestyler que Está Descosiendo el Under Argentino

Por estos días, Wolf está entrenando con Infranich (Gastón Franchini), jurado de la FMS Argentina y creador de la Escuela de Rap, el primer instrumento didáctico y académico del freestyle local. “Somos varios los que estamos entrenando con el Infra”, comenta. “Y gracias a eso puedo decir que todo este tiempo no estuvo perdido”.

A su vez, Wolf se constituye como un competidor de mentalidad fuerte (“la estuve laburando demasiado”) y se destaca por sus contraataques (“me gusta escuchar el golpe del contrincante y devolverlo con más fuerza”). A la sazón, sobrevuela el morbo por la batalla en la que enfrentará a su hermano, MKS. En boca del Lobo: “Me encantan las chicanas, las risas y disputar el honor familiar”.

El porro y las competencias de Freestyle

“En general fumo cuando estoy rancheando con los pibes, cuando estamos tomando una birra”, reconoce el MC, y continúa: “Lo hago más que nada para relajar, para estar tranquilo”.

Sin embargo, Wolf prefiere evitar el porro antes de las competencias de freestyle. “A lo sumo le mando una seca antes de un evento. Pero me relaja demasiado y yo prefiero estar concentrado. La adrenalina de las competencias es muy arriba y el porro te puede dejar fuera de situación. A otros por ahí les sienta más cómodo, a mí me pasa eso”, detalla.

Contenido relacionado: Entrevistamos a MKS: el Rapero Más Cannábico de la Argentina

Entonces, Wolf fuma para “completar la relajación”, según sus propias palabras. Y cita a Toallín, personaje fumón de South Park: “No debo fumar para tener ideas, debo fumar para premiarme que tuve una idea”.

No es al entrar, sino al salir de un evento, que se da el gustito: “Si salió todo re bien, me fumo un churro, descargo y bajo toda la adrenalina que junté”.

Cuando era más chico, Wolf fumaba mucho más. Entre los 18 y los 21 años, Damián mocheó (“pifió”, en la jerga rapera) un par de veces debido al faso. De su boca: “Me pasó un montón de veces de estar re volado. De escuchar lo que me decía el otro, flashear una respuesta y cuando me tocaba arrancar quedaba tipo… ¡la puta madre! ¿Qué onda?”

A sus 26 años y con una carrera establecida en el mundo de la improvisación, el MC muestra un profundo respeto por el mundo cannábico. “Hay muchas genéticas: hay algunas para estar tranquilo y otras para activar. El fumar sin saber qué estás fumando te puede pegar para cualquier lado. Perdí un montón de competencias por estar en babia. De más grande me fui dando cuenta que no me funcionaba. Uno sabe cuál es su propio límite”, Wolf dixit.

Contenido relacionado: Entrevista Exclusiva a Duki: ‘Me Regalan Porro para Vérmelo Fumar’

Se anima a contar una intimidad familiar: “Marcos (MKS) me sacó las ganas de fumar. Hubo una época en la que mi hermano no podía fumar porque le bajaba la presión. Cuando no te alimentás bien, te puede pegar para atrás. No tiene que ver con que el porro sea malo, sino que tu salud o tu alimentación pueden estar mal. Éramos guachines y le dije: ‘voy a fumar todo lo que vos no puedas’. Pero cuando él volvió a fumar regularmente, lo hizo con toda. Ahora fuma que da asco. Yo le digo: ‘¿Cómo hacés, amigo?’”, bromea entre risas.

Los jóvenes Wolf y MKS conviven con su padre. Y a él mucho-mucho no le gusta el mambo. “Igual, nos re entiende porque nos ve bien, que siempre estamos laburando”, justifica.

El ocio

En este parate de competencias oficiales, Wolf se la pasa viciando, morfándose un anime atrás de otro. Y, de paso, recomienda un par: Shingeki no Kyojin, Nanatsu no Taizai, Kimetsu no Yaiba, Black Clover y Yakusoku no Neverland.

“Si llego a ver un capítulo sin mi novia, me mata”, aclara.

¿Y de los clásicos? “Ahora volví a ver Slum Dunk y The Prince of Tennis, que son increíbles. Tienen que verlos esos que dicen que los animes deportivos no van”.

Contenido relacionado: Wos Habla de Cannabis: el Faso y el Freestyle Se Parecen

Hace poco y para despuntar el vicio, Wolf participó de una competencia española de rimas escritas. Allí, en la 420 Backyard Battle (sí, 420 es por “eso”), el argentino perdió en cuartos de final contra el colombiano Big Killa.

También estuvo juradeando en Perros de Calle y Lonco Free, dos competencias independientes. “Me gusta juradear sobre todo para que a los pibes que están participando online no los cague ningún boludo de por ahí”, agita.

La vuelta de FMS

Asimismo, aprovechó el regreso de las FMS españolas, mexicanas y peruanas para ver cómo se amoldaban los MC a los nuevos formatos. “Las miré todas para leer el ambiente e ir preparándome”, afirma.

“Creo que va a perder esa ilusión que da fuerza a los acotes populistas. En cambio, esta nueva realidad va a premiar más a lo ingenioso. Al escucharse todo clarito va a dar para pensar un poco más”.

Contenido relacionado: Dtoke, OG del Rap, y El Porro: ‘Me Gusta Más Estar Relax, con la Cabeza Abierta, Pero no Abrumado’

Finalmente concluye: “Tengo la cabeza en el objetivo: competir. Igual, estoy tranquilo. Creo que después de la primera fecha voy a ver para qué estoy realmente y voy a tener una idea más clara de cómo me va a ir”.

Fotos de cortesía. Foto principal por Pablo Valdés Bloncho Fotografía.

Hernán Panessi

ACERCA DEL AUTOR

Hernán Panessi, editor periodístico en El Planteo, es un periodista especializado en cultura joven. Escribe en las revistas InfoTechnology, THC y Lento. Además, en Página/12, El Planeta Urbano, El Cronista y en el periódico uruguayo La Diaria. Colaboró para Revista Ñ, Clarín, La Nación, La Cosa, Playboy, Haciendo Cine, Billboard, Los Inrockuptibles, Forbes, VICEBenzinga, High Times y Yahoo, entre otros.

Hernán escribió los libros Porno Argento! Historia del cine nacional Triple X, Periodismo pop, Una puerta que se abre, e Historia del Rock en Español. Fue docente en el Centro Cultural Rojas (UBA) donde dictó talleres de periodismo. Además, es programador de la sección VHS del Festival Internacional de Cine de Valdivia, en Chile.

En radio, conduce FAN, por led.fm, programa periodístico de emisión semanal sobre cultura, sociedad y vida moderna. Por su parte, también condujo en las FM Delta 90.3 y Nacional Rock 93.7. Asimismo, fue columnista en La Once Diez y Metro 95.1.

También puede interesarte

Clever Leaves
yukimi nagano