ENG 🇬🇧
legalización marihuana arrestos

Cannabis

4/20 en EEUU: Presos y Presas por Cannabis Comparten sus Historias

4/20 en EEUU: Presos y Presas por Cannabis Comparten sus Historias

✍ 17 abril, 2022 - 15:30



Recientemente pedimos a presos y presas por cannabis de EEUU que nos enviaran sus pensamientos respondiendo a la pregunta: “¿Qué significa el 420 para ti?”.

A continuación, cuatro cartas increíblemente conmovedoras que hemos recibido.

Edwin Rubis

Este año, lxs fans del cannabis celebrarán el 420 (20 de abril) en todo el mundo. En Estados Unidos, miles de personas se colocarán con sus amigxs en sus respectivos estados donde el cannabis es legal. Los negocios de marihuana aprovecharán la fiesta para vender y comercializar sus productos.

Yo no.

Contenido relacionado: ¿Por Qué Hay Tanta Gente en Prisión por Marihuana Aún Donde Es Legal?

Pasaré por la misma rutina rigurosa y monótona que he pasado durante los últimos 8.760 días, despertando para ver vallas y vallas coronadas con alambre de púas y centinelas armados, que me recuerdan el lugar en el que he sido condenado a vivir hasta Dios sabe cuándo. En un lugar donde abundan los ruidos perturbadores y el malestar humano, en un lugar donde la violencia sin sentido puede estallar en cualquier momento.

Es cierto que hay muchxs que creen que no debería estar aquí por una planta que ahora es legal en treinta y cinco estados y contando. Los cientos de cartas que he recibido a lo largo de los años dan fe de ese lamento. Sin embargo, sentir empatía por mi situación, y por la de otrxs que están en el mismo barco, sólo puede llevarte hasta cierto punto. Decirme “es horrible lo que estás pasando” sólo puede reconfortarme hasta cierto punto. Nuestra injusta situación necesita una implicación personal radical. Una campaña en forma de NO-PARDON-NO-VOTE dirigida al presidente Biden en las próximas elecciones, o algo por el estilo.

Estar en prisión durante el 420 me frustra más que cualquier otra cosa. El gobierno nos mantiene encerradxs por un producto del que muchos se benefician, incluidos los políticos. Sólo hay que preguntarle al ex presidente de la cámara, John Boehner, miembro de Acreage Holdings, una empresa de cannabis, que prefiere ganar dinero antes que abogar por que el Congreso nos deje ir en nombre de la justicia social.

Muchxs que celebran el 420 no saben lo que es la cárcel para mí. A lo largo de los años, he tenido que juntar lo que no tenía para conseguir fondos para ampliar mi educación. He tenido que prescindir de alimentos y artículos de aseo del economato de la prisión para comprar mis libros universitarios y pagar la matrícula, para poder hacer llamadas telefónicas y enviar correos electrónicos a mis seres queridos y amigxs.

Contenido relacionado: Los Hijos de Bob Marley y Su Proyecto para Liberar a Presos por Marihuana

No me malinterpreten: Last Prisoner Project, FreedomGrow, MissionGreen, Cheri Sicard y otrxs ayudan todo lo que pueden (LPP me compró los libros de la universidad para mi máster). Pero no siempre es suficiente para llevar el día. Hace unas semanas, sólo tenía USD 0,85 en mi cuenta de la prisión, hasta que Amy Povah y su organización depositaron USD 150. Esto me permitió comprar alimentos esenciales en forma de arroz precocido, salchichas de pavo, atún, harina de avena, mantequilla de maní, fruta seca, etc. para hacer mis propias comidas en el microondas. La comida normal de la cárcel es poco saludable y no siempre es tan comestible después de comerla durante más de 24 años. El resto fue a parar al teléfono y al correo electrónico. Todo en la cárcel cuesta dinero.

Así que en este día especial, todo lo que puedo reunir es un rayo de esperanza y fe en que alguien hablará en nuestro nombre, que alguien recordará a lxs olvidados, que alguien se comprometerá y nos patrocinará, para finalmente llevarnos a casa a celebrar el 4/20 con nuestrxs amigos y seres queridos.

Edwin Rubis está cumpliendo 40 años en una prisión federal por un delito de marihuana no violento. Lleva en prisión desde 1998. Su fecha de liberación es en 2033. Puedes enviar un correo electrónico a Edwin a edwinrubis@aol.com. También puedes ayudar a su causa aquí.

Juanita Kinsey

El 20 de abril y 4:20 son mi día y mi hora favoritos, especialmente cuando no estoy encarcelada. La primera vez que oí hablar del 420 fue en una pequeña y escondida tienda de parafernalia en Tallahassee, Florida, en 1998. Ese día me enteré de que el 420 era un día internacional para fumar cannabis. La tienda tenía unas pegatinas holográficas del 420 con las que me obsesioné inmediatamente. Procedí a comprar las 6 pegatinas diferentes y las puse por todo el exterior de mi coche. Esto puede o no haber sido una de las razones por las que mi historia criminal comenzó con mi primer cargo de posesión de menos de 20 gramos (1 porro) en 1999.

Contenido relacionado: Conoce a Weldon Angelos, Ex Preso por Cannabis, y su Proyecto para Ayudar Presxs por Marihuana

El 420 ha sido mi fiesta favorita desde entonces. Todxs mis amigos y yo empezamos a planear la mejor fumada para ese día. Papeles aromatizados, blunts, bongs, bongs de gravedad hechos con un balde y una botella de Coca-Cola de 2 litros con el fondo cortado y el tapón con una cazoleta. ¡Dios! Algunos de mis mejores recuerdos son de estas reuniones.

Estoy muy agradecida por este día que reúne a tanta gente para celebrar el cannabis en todo el mundo.

El cannabis aporta sanación al cuerpo, a las naciones, amor, compasión, amistad, unidad y mucho, mucho más.

El hecho de que la gente se reúna para celebrar el 420 ha tenido un gran impacto en la legalización para que lleguemos al punto en el que nos encontramos hoy. Cuando me liberen, lo celebraré legalmente con el mejor cannabis medicinal de California con el amor de mi vida, Colby Standley. Hasta entonces, ¡alcen un buen porro al aire para todxs los amantes del cannabis presos en el 420 y siempre que penséis en nosotros! Paz, Amor y Humo.

Contenido relacionado: EEUU: Biden Podría Indultar a Gente Encarcelada por Delitos No Violentos de Drogas

Juanita Kinsey está cumpliendo una condena de 6 años por un cargo de cannabis en Florida. Es una madre y esposa cariñosa. Actualmente trabaja en el programa de terapia canina en su prisión y espera continuar su trabajo entrenando perros de terapia cuando sea liberada. Su marido y codefensor, Colby Standley, también es un constituyente del LPP encarcelado en Florida por cannabis.

Rudi Gammo

La fecha 20/4, el número 420 y la hora 4:20 simbolizan mucho más para mí ahora que cuando era chico. Para mí, ahora simboliza el movimiento por la legalización del cannabis en todo el mundo y no debe tomarse a la ligera. Como uno de lxs defensores de Michigan que ayudó a cambiar la ordenanza de la ciudad de Detroit y a abrir uno de los primeros dispensarios en Detroit, seguía celebrando el 420 compartiendo cannabis con lxs pacientes que apoyaban a Green Cross Detroit, amigos y familiares. Por supuesto, también tuve un porro en la boca todo el día. Eso fue un 20 de abril.

Después de estar en la cárcel durante 4 años, no puedo celebrar o ayudar con el movimiento. Veo las cosas bajo una luz totalmente nueva. Todo bien con la celebración del 420 (fumar, vapear, dabbear, comer hasta reventar) pero lo que hay que reconocer es que hay presxs por cannabis en la cárcel. Las vidas de estas personas se han visto afectadas por los antecedentes penales debidos a la criminalización del cannabis. Yo soy una de esas personas.

Contenido relacionado: EEUU: Drake, Killer Mike, Al Harrington y Más Personalidades Piden a Biden Indulto para Presos por Cannabis

Cuando era más joven, recuerdo que la gente me juzgaba porque consumía cannabis. La comunidad caldeo-iraquí de Detroit está muy implicada en todos los aspectos del mercado del cannabis. Estos son algunos de lxs mismos compañerxs, padres, tías, tíos, miembros de la comunidad que solían mirarme con desprecio por mi consumo de cannabis cuando era joven. Recuerdo que lxs padres de una chica con la que salía le hicieron dejar de verme porque vendía y consumía cannabis. Siempre pienso en cómo sería mi vida si esas mismas personas que ahora se benefician del mercado del cannabis me hubieran aceptado por lo que era. Siempre pienso en cómo sería mi vida de diferente.

Ahora, una de las cosas que tenemos que hacer el 420 es pedir a nuestrxs legisladores que liberen a los presos por cannabis, que cambien la ley en los estados de EEUU donde la gente sigue sufriendo por el cannabis de cualquier manera, forma o modo. Esto es lo que defendemos en Estados Unidos, nuestra libertad de elegir qué medicación o actividad recreativa queremos hacer siempre que no dañe a nadie más. Estoy tan cansado de escuchar “si legalizamos el cannabis entonces deberíamos legalizar todas las drogas”.

Por culpa del Covid, hoy en día el aire que respiramos puede matarnos. Pero los gobiernos de todo el mundo siguen queriendo encerrarte y arruinar tu vida por cannabis. Espero y rezo para que mi punto de vista del 420 pueda ser compartido y no ofenda a nadie. Esto es lo que el 420 significa para mí ahora. ¡Que Dios lxs bendiga y feliz 420!

Contenido relacionado: Ministro de Salud de EEUU: ‘Encarcelar Gente por Cannabis no Beneficia a Nadie’

Rudi Gammo es padre de 3 hijos y era el propietario de un dispensario sancionado por la ciudad de Detroit antes de ser condenado a 5,5 años por un cargo de cannabis en el 2018.

Andrew Wayne Landells

Para la mayoría de lxs estadounidenses y otras personas de todo el mundo que son amantes de la hierba medicinal sagrada especial llamada marihuana, 420 significa un día de liberación y libertad para fumar, limpiar el cuerpo y la mente, sanar el alma y exaltar su conciencia en paz y felicidad. Para quienes deciden ir a pintar la ciudad de verde y disfrutar del placer de su compañía elegida sin limitaciones, debe ser realmente una sensación liberadora salir de tu casa sabiendo que te expresas libremente.

Comparto este hermoso día de júbilo con ustedes en espíritu; y sé que llegará un día en el que la marihuana sea legalizada a nivel federal y la verán venderse en farmacias, 7/11, tiendas Walmart, gasolineras y su tienda local de la esquina al igual que los cigarrillos. Pero todavía no hemos llegado a ese punto. Mi gente, por favor, no dejen que la parte más crítica de este movimiento se esconda bajo la alfombra. Sus hermanos y hermanas que todavía están en la cárcel cumpliendo duras e inhumanas sentencias por la marihuana son los verdaderos mártires sacrificados que llevaron esta industria a sus espaldas; y la mantuvieron relevante para que todo el mundo pudiera cosechar los beneficios de hoy.

Algunxs me ven como uno de los pocos que escribieron el mapa de este juego; yo siempre me he visto como un empresario, con uno de mis principios fundamentales de nunca participar en ningún negocio que haga daño a ningún ser.

Contenido relacionado: EEUU: Senadora Pide a Biden que Libere a Presos por Cannabis y Cancele la Deuda Estudiantil

En el mundo actual, las empresas de marihuana no hacen nada diferente de lo que yo hacía. Ha pasado más de una década y todavía estoy en la cárcel por un delito no violento de marihuana; junto con tantxs otros jugadores lesionados que se sientan fuera del juego en el banquillo, recibiendo pedazos de actualizaciones de lo que está sucediendo y animando a nuevos jugadores, siempre sabiendo el lado dual de la realidad. La libertad todavía se siente como un sueño de Martin Luther que puede que nunca veamos.

Se puede simpatizar, pero hasta que no se camina realmente por un solo día en mis zapatos, es imposible explicar realmente los sentimientos de un padre, en una llamada telefónica de 15 minutos con su hija de 5 años, “Papá, mi mejor amigo en mi nueva escuela me dijo hoy: ‘Hablas de tu papá todos los días y de todas las cosas divertidas que hacen juntos, ¿cuándo va a venir a buscarte a la escuela?'”. Mi hija me dice: “Papi, me duele taaaanto porque no supe decir que mi papá estaba en la cárcel, y me sigue doliendo y ahora está afectando mi trabajo escolar”.

Comparto esto para decir que lxs hijos inocentes y los seres queridos de los presos por cannabis de EEUU están libres, pero mentalmente están viviendo su vida cotidiana detrás de un muro invisible. Son conciudadanxs respetuosos de la ley y también están sufriendo; y este dolor no cesará hasta que la marihuana deje de estar en la misma clasificación que la heroína, la cocaína, etc. El lavado de dinero y el tráfico en relación con los delitos de marihuana deben ser desechados, y estos Prisioneros de la Paz deben ser liberados inmediatamente.

Contenido relacionado: La Familia Tosh: Desgarrada por la Injusticia, Unida por el Amor y el Cannabis

Andrew Landells está actualmente cumpliendo una sentencia federal de 15 años por cannabis y ha estado encarcelado desde el 2014 en FCI Edgefield, SC.

Vía Benzinga, traducido por El Planteo.

Foto por Mike Von vía Unsplash

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.


Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

El Planteo

ACERCA DEL AUTOR