ENG 🇬🇧
axel fiks

Cultura

Romances Químicos, Estados Alterados y Canciones para Chicas que Acaba de Conocer: Conocé Axel Fiks, el Explorador

Por Lola Sasturain

Romances Químicos, Estados Alterados y Canciones para Chicas que Acaba de Conocer: Conocé Axel Fiks, el Explorador

✍ 9 julio, 2021 - 12:26

Un beatmaker que disfruta de escribir canciones de amor con su guitarra, un aficionado al trap que pasó su adolescencia en raves y admira el rock clásico, un poeta gen Z con una sensibilidad similar a los cantautores alternos de hace dos décadas… Axel Fiks es un curioso artista que se hizo querer instantáneamente y que, si bien para la mayoría es conocido hace poco más de un año, ya genera mucha intriga sobre cuál será su próximo paso.

Romántico, lúdico, desprejuiciado e inquieto, Fiks se mueve de la guitarra a la computadora al micrófono sin demasiados tapujos. Y puede permitírselo, porque su condición de multifacético es lo que lo define.

Contenido relacionado: Lara 91k: “Quiero crecer acá y hacer crecer la música argentina”

Sus canciones, con el espíritu DIY como común denominador, oscilan entre el bedroom pop de su mini hit “Ojitos de MD” y su session de BZRP junto a Paco Amoroso. “Hay mucha gente que me puede etiquetar dentro del indie, pero yo el indie ni sé que es. Si es ser independiente, sí, entonces lo soy”. Fiks se siente cómodo entre poperos, traperos y hip hoperos. “Y puedo cranear cosas y laburar con toda esa gente. Soy bastante ecléctico. Pero no me siento realmente adentro de ninguna de esas definiciones y tampoco quiero”.

Entonces: ¿quién es Axel Fiks?

Niño Amor

El joven Fiks empezó como beatmaker, haciendo bases de dubstep y de hip hop. Siempre fue un explorador del sonido y la composición, con un acercamiento lúdico al hacer música. En su adolescencia hasta hizo un beat trap, muy recordado por sus amigos, a partir de Blues de la Artillería, de los Redondos. Se comenta que, si bien era un chiste, estaba buenísimo.

axel fiks

Asimismo, tiene un pasado raver: entre los 15 y los 16 años no pasaba un fin de semana sin ir a las Freepas, las fiestas psytrance al aire libre y gratuitas que se organizaban en los lagos de Palermo en Buenos Aires. Explorar ese tipo de sonidos es una de sus cuentas pendientes. “Cuando estás en ese estado preferís escuchar algo con mucho bajo y mucho ritmo más que una canción. Me encantaría hacer algo que te den ganas de escuchar en esos estados, entrar en esa categoría”, imagina Fiks, siempre pensando qué convención más puede romper.

Al revés que muchxs, la guitarra le llegó después que los beats. Comenzó a agarrarla para componer allá por 2016 y a combinarla con el lenguaje de lo electrónico. Esa etapa quedó inmortalizada en Idilio, su primer mixtape. Hoy tiene 23 años y Axel Fiks es su primer proyecto musical serio y propiamente dicho.

Hoy, su primer álbum de estudio está próximo a salir: su primer adelanto es “Vengan a Casa Hoy”, lanzado el 25 de junio. Una canción de rock psicodélico de letra con la que cualquiera puede identificarse: “Me siento solo, vengan a casa hoy. Con sus voces, ya no podré estar mal”.

Con una carrera incipiente y desarrollada casi en su totalidad durante los peores años posibles para la industria del entretenimiento, se podría decir que, dentro de la desgracia, tuvo suerte: justo antes de la pandemia se sacó las ganas de vivir la experiencia de una gira. Fue con sus singles y las canciones de su primer mixtape a Mar del Plata, Pinamar y después a Santa Fe, Mendoza, San Juan y Córdoba. “Fue increíble, me quedé con las re ganas de seguir viviendo eso. Así que ahora quiero que salga el disco, que sea verano y girar por todos lados”, se emociona.

La cuarentena obligatoria lo llevó a cancelar el que sería su show en Lollapalooza. Los primeros tiempos fueron difíciles, estaba desganado y sin inspiración. Estaba angustiado y de lo último que tenía ganas era de agarrar la guitarra y componer. Para él, que siempre escribió sobre cómo se sentía, no le salía escribir sobre que se sentía mal, estaba triste y sufría el encierro. “Y después dije ‘ya fue’: no puedo estar triste porque no toqué en un festival, ya va a suceder, mientras tanto tengo que hacer algo”, cuenta.

Recuperó la inspiración cuando Sabino, un artista mexicano, lo contactó para hacer un feat. “Ahí me di cuenta de que se podía laburar en pandemia, que era distinto pero se podía”, dice. Junto a él y Ferraz ya lanzaron, el noviembre pasado, “AlguIEN”, una canción downtempo donde ambos toman el lugar de MC y se turnan para relatar una historia de romance y cachondeo interplanetario.

Contenido relacionado: Connie Isla, la “Tanguera Pop”, Habla de Arte, Activismo y Cannabis

Jugar con las herramientas del rap le encanta. “Escribir con estructuras internas, rimando, me encanta un montón”, cuenta. Y refiere a su reciente feat. con Connie Isla, “Obra de Arte”, donde va un poco más allá en ese lenguaje “Todo mi verso no es que es rapeado pero lo escribí en barras”, explica. “Tiene un laburo interno de letra de hip hop y me re divierte, mal”.

Sus referentes

Al consultarlo sobre sus referentes, llama la atención: primero se ocupa de mencionar a esos compositores de rock canónicos con los que creció, aunque hoy parezcan tener poco que ver con la música que hace. En su momento, Kurt Cobain le cambió la vida. “Quería agarrar la guitarra, hacer una canción y ser como él”, revela un sueño que también fue el de miles de adolescentes. También menciona a Lennon y a Dylan. Pero su número uno es Prince.

“Prince me parece el mejor de todos”, dice, y confiesa que tiene no uno sino dos tatuajes del artista. “Es el numero uno en todo, desde la música hasta las pelis, la estética, cómo se vestía, su persona pública….”, se deshace en elogios.

Contenido relacionado: Entre Morrissey y Pasión de Sábado, Conocé a Agus Cassano

Hoy lo que más lo inspira es el soul: no solamente Prince sino también D´Angelo. De la actualidad, The 1975 y Kanye. “Me parece el mejor de todos, es una leyenda mal. Desde su música hasta su ética de trabajo”. Cuenta que lo hizo flashear lo que vio en un documental sobre el proceso detrás de My Beautiful Dark Twisted Fantasy. “Pedía que todos cayeran al estudio vestidos de traje, no dejaba que saquen fotos ni que se comentara lo que pasaba ahí adentro. Una re mística. Es tomárselo en serio y a mí eso me re cabe”.

Fiks se vuelve hi-fi

En un principio, su próximo álbum tenía fecha para el año pasado. Pero las cosas salieron de otra manera: “Después entendí que por algo se retrasó, que nadie me apura, así que me voy a tomar mi tiempo para hacer mi primer disco de estudio”.

Llevar tanto tiempo trabajando sobre una placa hace que a veces se sienta como un proceso sin fin. Ya hay temas que le suenan viejos, constantemente quiere incorporar nuevos, y es difícil ponerle un freno a las modificaciones sobre la marcha. “Ahora estoy obsesionado con la última canción que grabé. Entonces, lo que hicimos en marzo me parece viejo y eso que todavía ni salió”, ejemplifica.

axel fiks

Festi Futurock // Foto: Florencia Szwed

Todavía no lanzó este álbum, y no puede evitar estar pensando en el próximo: “No sé cómo va a ser mi próximo disco. Quizás tiene más beatmaking que instrumentos, no tengo idea. Pero sé que no voy a hacer lo mismo que antes porque no me sale”.

Si bien todos los Axel Fiks conviven en simultáneo y él no se casa con ninguna versión de sí mismo, hoy se siente principalmente cantautor.

“No me sale hacer un solo género. De repente estoy en la compu y me pongo a hacer un soul o un hip hop. Y de repente, tal vez, agarro la guitarra y hago algo más canción. En el disco va a haber de todo: soul y R&B, temas acústicos, un poco de emo trap y un montón de géneros distintos. Con todos me siento cómodo y me gusta mucho escucharlos y hacerlos”, afirma.

En este nuevo álbum, tanto el audio como los elementos que lo componen serán una novedad: podemos esperar por primera vez un trabajo de banda completa, con músicos detrás de sus instrumentos y también un alejamiento del lo-fi para pasar a sonar “mucho más pro”. Como si el Axel Fiks de los singles saliera del cuarto y dejase de trabajar con lo que tiene para pasar a hacerlo con lo que quiere.

Contenido relacionado: Indie Electrónico: 5 Novedades para No Perderse

Para un creador tan errático (en el mejor sentido de la palabra), encarar un álbum de estudio por primera vez tiene que significar algún tipo de desafío. A propósito del proceso de pensar en un álbum como una unidad, Fiks cuenta que por primera vez busca un sonido cohesivo, pero la principal diferencia es la búsqueda de un concepto. Según adelanta, la gran novedad que propone este álbum y aquello que dará sustancia al concepto detrás es la propuesta visual que lo acompañará: algo que todavía no había explorado en su carrera hasta ahora.

“Es mi evolución”, explica. El año pasado sacó el single “Niño amor”, canción que había hecho cinco años atrás. “Esta es la muerte del niño amor, acá paso a ser un adulto. No te digo que haya aprendido mucho de la experiencia, pero es otra faceta, como un personaje que subió de nivel. Ya está la etapa del niño adolescente: ahora tengo que hacerme cargo de estas emociones nuevas”.

Eso sí que no va a cambiar: las emociones seguirán siendo el eje central de su poética.

Romance te puedo dar

Axel Fiks siempre le canta al amor. ¿A quién están dedicadas sus letras? “A varias personas”, dice. Es un romántico y un apasionado, y una buena cita puede bastarle para inspirarse a componer una canción de amor. Su inspiración siempre es la realidad, aunque a veces -como buen romántico- la adorna. “Dependen del momento, con quién estoy saliendo y cuánta intensidad estoy sintiendo. A veces también busco exagerar lo que siento por alguien para poder escribir en base a eso. Pero si ni siquiera lo hago pensando en la canción, me sale tomarme todo de una manera muy pasional”, confiesa.

Fiks es enamoradizo y se engancha muy rápido. “Por ahí tengo una cita y a los dos días ya le hice una canción, o ya estoy pensando que va a re funcionar… y nos vimos una sola vez. Tengo ese mecanismo un poco infantil, pero por suerte me doy cuenta y aprovecho y lo bajo a una canción”, cuenta el músico, riéndose de sí mismo.

axel fiks vengan a casa hoy

¿Y las chicas en cuestión, se enteran? “Me ha pasado de confesar ‘este tema te lo hice a vos’ pero medio año después de sacarlo. Me da un poco de vergüenza. Pero a su vez lo que no me atrevo a decirle a una chica que me gusta en persona, lo hago canción”.

El viaje de hongos que le cambió la vida

La espiritualidad, el esoterismo y los misterios de la mente humana son cosas que lo apasionan y sobre las que quiere aprender cada vez más. Se crió leyendo a Carlos Castaneda (de hecho su primer tatuaje es en su honor), y después siguió por George Gurdjieff y Aleister Crowley, “un chabón medio ocultista, un mago negro, en él se basaron los Beatles para una portada, el guitarrista de Zeppelin le compró una casa que quedaba sobre el Lago Ness, es un chabón que inspiró a un montón de músicos”, cuenta.

Los hongos me cambiaron la vida”, asegura el músico. Este año estuvo incursionando en las microdosis: una pequeña dosis cada tres días. Pero ha ido a por experiencias muchísimo más fuertes. La relación de Fiks con los hongos es mucho más parecida a la de un pisconauta que un consumidor recreativo y eso se traslada a su relación con la sustancias en general.

Contenido relacionado: Microdosis de Psicodélicos, la Guía Definitiva

Admirador de Terence McKenna, tuvo el viaje más potente y revelador de su vida el año pasado, cuando quiso indagar en lo que el estudioso llama “la dosis heroica”: “Consistía en tomar tres gramos de hongos y acostarte en tu cama a oscuras con los ojos cerrados, en silencio, absolutamente privado de estímulos”, cuenta. “Es una terapia, estás vos solo con tus pensamientos”. Él, sin embargo, hizo dos concesiones: para acompañar el viaje puso música clásica, y decidió duplicar la dosis a 6 gramos.

El subidón fue fuertísimo y, en el momento que empezó una obra de treinta minutos, Axel Fiks sintió que estaba hablando con su bisabuela, con la cual vivió hasta que falleció cuando el cantante tenía 6 años. Durante todo el tiempo que duró la pieza, Fiks sintió indudablemente la presencia de su bisabuela. “Cuando alguien entra a un cuarto y ya cambia la energía, así. Sentí como era estar con Rubia (así se llamaba) por media hora”. Mediante la obra ella le hablaba, no con palabras que Axel conociera, pero sí le transmitía que estaba viva y que todo estaba bien. “Me emocioné mucho, y recién había pasado una hora de viaje”, cuenta.

Como pudo, anotó sus flashes en el celular. Entre esas anotaciones encontró “estoy conversando con un pensamiento a mi izquierda que tiene forma de mujer, le pedí por favor que me espere porque quiero terminar de anotar esto y vuelvo”, y también “discutí con un pensamiento y estamos peleados”.

En el momento de mayor pico, sonó un réquiem. Los réquiem son piezas dedicadas a Dios y que solían tocars en funerales, y eso Fiks en el momento no lo sabía. Pero saberlo le dio un sentido aún más trascendente a todo lo que vivió: “Había cinco o seis voces, y en un momento dejan de ser coristas para transformarse en parteros y médicos. Y se me acerca una médica y me dice “felicidades, vas a ser papá de un hijo varón”. Todo muy católico, con estética pesebre, y ahí me entregan a mi hijo, a mi nene, envuelto en una manta marrón. Y sentí lo que se siente ser padre, sentí que acababa de traer vida al mundo, o al menos eso creo”, se sincera emocionado. Luego de eso viajó, segundo a segundo, por sueños enteros que había tenido en el pasado, incluso varios que no recordaba o que recordaba a medias. Un segundo que pasaba, un sueño vívido. “Pude acceder a esa carpetita que guarda los sueños… ¿El subconsciente? Ni idea”, elabora. “Una locura total. El mejor viaje de hongos que tuve en mi vida. Y después de eso nunca más hice dosis tan grandes porque sentí que había cerrado algo, fue mucha información y por un tiempo largo siento que no tengo nada nuevo que aprender con los hongos. Intento ser muy respetuoso, es algo que me gusta hacer solo y en plan introspectivo”.

Contenido relacionado: Hongos y Otros Psicodélicos ¿Lo Próximo en Salud Mental?

La mamá de Axel es, en sus palabras, “medio bruja, medio chamana”. Ellxs tienen una relación de total sinceridad sobre estas cuestiones. Todas estas historias ella las conoce y, de hecho, puede darle un feedback enriquecedor al respecto. “Ella siempre estuvo muy metida en el camino de las plantas y del esoterismo. Entonces son cosas que me entraron de una manera u otra. Cuando le conté que hablé con Rubia ella me cree, sabe que no es un invento ni un flash de droga, lo entiende desde el lado enteógeno: sabe que me comuniqué con mi bisabuela o ella se comunicó conmigo”.

¿Y el cannabis? A Axel Fiks le gusta principalmente fumar solo. Cuando fuma con gente se mete muy para adentro y le da ansiedad social. “Me pasa lo contrario con el alcohol, que sí me deshinibe y me da ganas de conversar”, explica quien tiene un ojo muy analítico sobre los estados alterados y los efectos que tienen los estupefacientes sobre su psiquis. A la marihuana la disfruta en la introspección.

Me pasa mucho por el lado de la música. Me puedo colgar horas tocando o escuchando discos que me debo hace u montón, o películas: digo ‘me voy a fumar un porro y ver porqué esta obra es tan grosa’”. Hace poco, cuenta, vio Akira re loco y entendió porqué es tan relevante. Además, cuenta que inspiró a muchas cosas que le encantan, desde Evangelion hasta Dragon Ball. “Y el de después de tocar: el porro de después de tocar es buenísimo”, asegura.

Mi romance químico

Con sus relatos sobre fiestas psytrance y canciones como “Ojitos de MD”, se podría pensar que Axel Fiks es un asiduo consumidor de drogas de diseño. Pero no; le encantan, pero con cautela. “Del éxtasis no es algo de lo que abuse. Primero porque pierde la magia si lo hacés todo el tiempo y porque me gusta hacerlo en momentos muy especiales”, explica. “Sé que la descarga química en mi cabeza va a ser muy grande y voy a tardar dos o tres días en recuperarme. Entonces me guardo el momento para un par de veces por año”.

También le gusta tomar MDMA solo, o en pareja: “Estar cinco horas hablando sin parar y haciéndose mimos, es increíble”. Y sentencia: “Si lo espaciás bien y lo usás a consciencia es una sustancia increíble que debería ser regulada y legal. Porque es mágico y es tremendo lo que te puede hacer de bueno”.

Fotos cortesía de Prensa MP, portada por Natalia Kesselman

Los artículos de El Planteo son escritos a título informativo y no incitan de modo alguno al consumo de estupefacientes.

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.


Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

Lola Sasturain

ACERCA DEL AUTOR

Entrevistadora y editora en El Planteo, Lola Sasturain es periodista cultural, DJ y guionista.

Puedes encontrar sus notas en Página/12, VICE y, por supuesto, en El Planteo.

También puede interesarte

Museo del Cannabis
PH Floreal2
Delta-8-THC