ENG 🇬🇧

Cultura

Éxodo Lirical, Revelación de la Red Bull Internacional Confiesa: ‘Aczino me Dio el Reconocimiento más Grande de mi Vida’

Por Hernán Panessi

Éxodo Lirical, Revelación de la Red Bull Internacional Confiesa: 'Aczino me Dio el Reconocimiento más Grande de mi Vida'

✍ 13 enero, 2021 - 12:05

Tenía apenas 9 años cuando, por su ventana, escuchó una canción que le cambió la vida. El tema decía: “Yo no lloro/ Si caigo me levanto del lodo/ Saco el bolígrafo y me deshago”, y se trataba de “Desahogo” del puertorriqueño Vico C. Sin saberlo, Christopher Hannier Aquino empezaba a convertirse en Éxodo Lirical, la sorpresa más alucinante de la Red Bull: Batalla de los Gallos Internacional 2020.

Mientras su vecino simplemente escuchaba una canción, el pequeño Christopher empezó a mover la cabeza, se calzó las gafas de su madre y, de la nada, empezó a rapear. “Cada vez que voy a una competencia, recuerdo esa escena”, dice Éxodo Lirical, el MC dominicano que ya se erige como uno de los grandes nombres del futuro del freestyle.

El auge de las rimas

Barrio Las Colinas, San Pedro de Marcoris, República Dominicana. Zona boscosa, entre rural y moderna. En una casa “estándar”, con dos habitaciones amplias y un patio grande repleto de flora y fauna, Éxodo Lirical forjó una personalidad especial: desde siempre persiguió el mensaje profundo antes que los berretines.

Contenido relacionado: Trap, Pop y Electrónico: Así Suena «Contraseña», el Nuevo Disco del Inclasificable Juancín

“En el colegio siempre me fue más que excelente. Me encantaba ir más allá de lo que el profesor siempre daba. Si estudiábamos la historia de la colonización, al primer día yo tenía todo el tema estudiado. Siempre quise tener una opinión propia”, apura.

Enseguida, se entusiasmó escribiendo poesía y letras de canciones que nunca mostró. Y, en esa voracidad, también empezó a improvisar sobre personajes históricos de su país. “Despertó en mí un auge, una necesidad de expresarme”.

Christopher tomaba un papel, vomitaba sentimientos y hablaba consigo mismo.

Hasta que un día, en un recreo del colegio, vio cómo dos compañeros se debatían en una batalla de improvisación.

Entretanto, alguien del público le insinuó: “Tú, métete al círculo”. Él no entendía por qué, ni sabía cómo hacerlo. “¿Por qué yo?”, le preguntó Christopher. “Tienes un brillo en los ojos”, le dijo ese otro muchacho.

Rapeó, le tiraron rimas fuertes, las contestó, sacó risas y metió reflexiones. “El freestyle está muy atrasado en mi país”, reconoce ahora, haciendo una pausa. “Se rapeaba con insultos o denigrando”.

Así, junto a sus compañeros del colegio, fue sumándose recurrentemente al mundo de las batallas. Hasta que, a los 14 años, decidió dar un salto: “Esto me gusta, quiero mejorar”. Y buscó en Internet el siguiente video: “Las mejores respuestas de batallas de improvisación”.

Y su cabeza realmente explotó.

Éxodo Lirical

El Loco de la Bocina

Se copó con videos de la Red Bull: Batalla de los Gallos República Dominicana de 2016, aunque advirtió que aquello no se parecía a lo que veía en el material de España, Argentina o México. “En ese instante me dije: ‘yo puedo hacerlo bien’”.

Empezó a estudiar el freestyle, a observar sus recursos, a mejorar su vocabulario, a tener más soltura y a neutralizar su acento. “Hice de mí un MC para batallar con los de afuera”, desliza.

Esta obsesión lo separó de los suyos: el estilo callejero quedó en un lugar diametralmente opuesto al que ahora buscaba profesar.

“En mi barrio empezaron a discriminarme por eso. Me decían que me vaya con mi filosofía a otro lado”.

Sigue: “Pasé malos momentos. No depresión, pero me sentí muy mal”.

Para aplacar su tristeza, su madre le regaló una bocina de color rojo. Inmediatamente después, empezó a descargar instrumentales y salir a las calles a improvisar.

Contenido relacionado: MP Trae el Flow del Año 3000: Su Papel en Red Bull, Su Anhelo de FMS y su Tema con Kódigo

Allí apareció su alias: “Éxodo es el libro de La Biblia en el que salen Los Mandamientos. Salgo a predicar el rap. Entonces soy Éxodo pero Lirical, porque los míos son mandamientos líricos”.

Con tanta bulla y estridencia, lo sindicaron de loco. Le decían: “El loco de la bocina roja”.

“Mis vecinos fueron los primeros en criticarme. Cuando descubrieron las batallas, me pidieron perdón”, declara.

El camino hacia el freestyle

Llegaron fiestas patronales, fiestas políticas, concursos de improvisación. Rápidamente se consolidó como el mejor rapero de su barrio.

“Recuerdo que gané un concurso en el que impedían el uso de malas palabras. ‘Aquí la tengo servida en bandeja de plata’, pensé”.

Ganar fue una buena manera de vencer sus inseguridades y prejuicios.

A sus 15 años, con la ayuda desinteresada de un grupo de fotógrafos, viajó a Santo Domingo, donde la movida del freestyle estaba más desarrollada.

Ahí, delante de 300 personas se midió con tecniqueros y berretineros. “Quería ganarme el respeto”.

Se cruzó con KDT y Kiko Flow, jóvenes pero reputados MCs dominicanos. Compitió, tiró sus flashes, metió sus primeros virales y empezó a ganarse un nombre en la movida doméstica.

“En el colegio me empezaron a mirar de forma distinta. Me dejaron de decir El Loco de la Bocina Roja y me empezaron a reconocer como Éxodo Lirical”.

¿Quién es Éxodo Lirical?

En las postrimerías de la BDM República Dominicana, el entusiasta Éxodo Lirical tenía 15 años y unas ganas inconmensurables de comerse al mundo.

Con ayuda de un tío, viajó unos 300 km. hasta Santiago, compitió en las Regionales, salió tercero y pudo clasificar para la Nacional. “Empecé a sentirme feliz”.

Mientras tanto, quería anotarse en la Red Bull: Batalla de los Gallos de 2018 aunque su edad no se lo permitía. “Mandé audición sabiendo que no me iban a aceptar porque era menor de edad”, cuenta.

¿Y qué pasó?

—Al mes me llamaron y me confirmaron que estaba clasificado. Me citaron a un programa de televisión. Teníamos que firmar el contrato. Me pidieron una firma y que mi padre se presente conmigo el día del evento.

—¿¡Y qué pasó!?

—El día del evento, no llevé a mi padre para que firmara.

—¿¡¡¡Por qué!!!?

—Porque el freestyle es como un hueco personal para mí. Tenía a un amigo mayor de edad con el que compartía apellido. Habíamos quedado en que él me iba a representar. Se negaron y me pidieron autorizaciones legales. Se me puso la mente en blanco. Allí, la organizadora me dijo: “Te voy a ayudar. Voy a firmar como que soy tu mamá para que participes. Contigo voy a hacer una excepción, pero tú tienes que hacer algo bueno en el escenario”.

Contenido relacionado: Hostear sin Público, MCs Favoritos  y Las Chicas del Free: Habla Queen Mary, la Anfitriona de la Red Bull Internacional 2020

En el camino, se cargó a varios candidatos y avanzó hasta la semifinal. “No me afectó”. Quedó posicionado en el tercer puesto y se clasificó directo para la Nacional de 2019.

Una semana después, cumplió 16 años y le llegó el turno a la primera BDM Nacional. “Quería dejar mi nombre marcado, porque ser el primer campeón nacional me iba a dar un buen prestigio”.

En la final, venció a KDT, quien era el vigente campeón de Red Bull Nacional. Éxodo Lirical se consagró como el primer campeón nacional de la BDM y ganándose su ticket para la Internacional Deluxe.

No pude viajar porque falló algo con los documentos y me negaron la visa. Y ni siquiera había ido al consulado a tramitarla”, cuenta desgarrado. “La vi desde casa. Me quedé con ansias. Estaba como para estar ahí, pero otro año será”.

La promesa

En 2019 y ya con 17 años, abrió su temporada llevándose la Batalla de Leones, una competencia que reunió a los mejores MCs del país. “Gané el torneo y me llevé unos 500 dólares”, señala.

Confiado, mandó audición para la Red Bull Nacional de 2019, pero aquí no hubo ángeles de la guarda para Éxodo Lirical: “Me preguntaron mi edad y no pude participar. Pensé en retirarme y todo”.

Sin embargo, los vecinos que antes lo habían criticado ahora le pedían que siga, que perdure, que siga intentándolo.

“La organización me invitó a verla. Viajé a Santo Domingo, pude charlar con Skone, me dieron t-shirts de Red Bull, también un pase al VIP. Vi a Shield Master ganar. Él era la única persona que lo hacía como yo en mi país”.

El dato: en 2017, juntos formaron la Maestros del Punchline Crew, un grupo de raperos en el que compartían pasos y espíritu. “Lloré cuando ganó”.

Asimismo, hicieron una promesa: “Algún día vamos a representar a nuestro país. Y ahora estábamos a punto de hacerlo. Él iba a viajar a España, a la Internacional de Red Bull, y yo a la BDM Internacional, de Perú”.

A Shield Master le negaron la visa para salir de su país y la BDM Internacional 2019 se postergó.

Pero Éxodo no se resignó y se quedó en su cuarto entrenando y entrenando. “Sabía que mi momento iba a llegar”.

Mientras tanto, se presentó en la Armaggedon Gold 2019 y la ganó. “Di una de mis mejores actuaciones y me gané 500 dólares de premio”. Y ya van 1.000 USD.

Y, entre las complicaciones internacionales, se le sumó otra más: invitado a la God Level Internacional para hacer equipo al lado de Yenky One y KDT, el consulado también vetó sus visas.

La previa

Para 2020, llegó la pandemia y todos los eventos de la cultura dominicana fueron cancelados. No hubo competencias ni noticias. Hasta que, sorpresivamente, se anunció la Red Bull: Batalla de los Gallos Nacional.

Contenido relacionado: El Exorcismo de Frescolate: ¿Por qué el Campeón del Mundo Tuvo que Recurrir al Fuego para Volver a Nacer?

Éxodo Lirical juró y perjuró que no se presentaría. “Hice todo de callado”. Mandó su audición, quedó y generó una expectativa tremenda.

“Quería dar un impacto psicológico”, sorprende.

Desde aquí, la historia es más o menos conocida: ganó la Nacional 2020 y se aseguró una plaza en la Internacional.

“Cuando gané, caí al suelo llorando. Me vi rapeando en el patio de mi casa, en el banquillo de siempre, con mi bocina roja. Pude demostrarle a ese niño que fui que todo valió la pena”.

Así, pasó de ser el mejor representante de la ciudad a convertirse en el mejor de su país.

Éxodo Lirical

“Se cumplió la promesa entre Shield Master y yo”.

Aún en un contexto pandémico y sin dilemas con los visados, ambos formaron parte del elenco que compitió en la Internacional.

El sueño cumplido

Durante los días previos, pasó del estrés al goce, de la exigencia a la vidurria.

“Pensaba que me iba a ir en primera, hasta que Skone me dijo: ‘Noto como algo’. Empezamos a hablar sobre inseguridades y me dijo que él también las tenía”.

Skone en una línea: campeón del mundo en la Red Bull: Batalla de los Gallos en 2016 y uno de los raperos más importantes de la historia.

“Lo que dijo me alivió”, confiesa Christopher.

Durante la Internacional, venció al ecuatoriano MAC y, más tarde, dio la sorpresa contra el español Bnet, el vigente campeón. “Entré seguro. Me sentí suelto y me olvidé que era el campeón”.

En ese instante, Éxodo Lirical dio un golpe en el piso y dijo: “F en el chat para los que subestiman”.

F en el chat: recurso irónico que sirve para presentar “respetos” ante una “situación desafortunada”. Ante un ataúd, una escena del videojuego Call of Duty, su verdadero origen, decía: “Press F to Pay Respects”.

—¿Por qué dijiste eso?

—Porque antes de la Internacional, vi muchos comentarios de dominicanos que decían que Shield y yo nos iríamos en primera ronda. Decían que no teníamos capacidad ni para ir de público. Por eso no se debe subestimar a nadie. En un momento le puedes ganar a cualquiera.

Más tarde, perdió con el mexicano Rapder, quien se consagró campeón. “Lo sentí muy enfocado. Estaba ahí para cumplir un sueño. Cuando ganó, me pareció justo”.

Y, en uno de los momentos más luminosos de su vida, tuvo una batalla palmo a palmo contra el mexicano Aczino, el máximo MC en la historia. También perdió, pero cumplió un sueño: “Me ganó y me dio el mayor reconocimiento de mi vida”.

Al finalizar la batalla, Aczino lo bendijo: “Éxodo ya está para pelear en el lugar de los grandes”.

—Fue un sueño cumplido. Durante mucho tiempo lo copié, fue mi molde. Con él aprendí a batallar. Eso es lo hermoso del freestyle. Después de lo que pasó, esa frase empezó a influirme. Emocionalmente me marcó mucho. Fueron las palabras que siempre me faltaron.

Contenido relacionado: Rap, Historia y Underground: Conocé a Leandro Domé, el Divulgador del Hip Hop Argentino

Por estos días, Éxodo Lirical viene cayendo en la cuenta de todo lo que vivió. Se mantiene entrenando, componiendo canciones y anda con muchas ganas de participar de la Liga Gorilla 2 vs. 2 (en la que hará dupla con la argentina Brasita) en Panamá y de la Ghetto Dreams mexicana.

—Con tanta presión, ¿te fumás un porro de vez en cuando?

—No, no fumo cannabis. Me mantengo acostumbrado a convivir con él porque muchos MCs le dan a su María. No me molesta para nada. Lo estudio muchísimo y no niego que en algún momento pueda experimentar. Tiene que ser para relajarse, que no lleve al vicio. Como con el café y como con todo, su consumo moderado me parece bien.

Fotos cortesía de Red Bull Media House

Hernán Panessi

ACERCA DEL AUTOR

Hernán Panessi, editor periodístico en El Planteo, es un periodista especializado en cultura joven. Escribe en las revistas InfoTechnology, THC y Lento. Además, en Página/12, El Planeta Urbano, El Cronista y en el periódico uruguayo La Diaria. Colaboró para Revista Ñ, Clarín, La Nación, La Cosa, Playboy, Haciendo Cine, Billboard, Los Inrockuptibles, Forbes, VICEBenzinga, High Times y Yahoo, entre otros.

Hernán escribió los libros Porno Argento! Historia del cine nacional Triple X, Periodismo pop, Una puerta que se abre, e Historia del Rock en Español. Fue docente en el Centro Cultural Rojas (UBA) donde dictó talleres de periodismo. Además, es programador de la sección VHS del Festival Internacional de Cine de Valdivia, en Chile.

En radio, conduce FAN, por led.fm, programa periodístico de emisión semanal sobre cultura, sociedad y vida moderna. Por su parte, también condujo en las FM Delta 90.3 y Nacional Rock 93.7. Asimismo, fue columnista en La Once Diez y Metro 95.1.

También puede interesarte

invertir en marihuana
tesla model y
The Greens Girl Co