facu banzas

Cannabis

Facu Banzas: Stream, Porro y Amor por el Counter Strike

Por Hernán Panessi

Facu Banzas: Stream, Porro y Amor por el Counter Strike

✍ 19 noviembre, 2020 - 12:04

El IRL es una categoría de contenido diseñada específicamente para compartir pensamientos, opiniones, sentimientos y slices of life.

“Me siento en la compu y me pongo a fumar un churro. La gente entra y va comentando algo. Las personas son buenos disparadores de temas. Ahí empieza la conversación”, dice Facu Banzas, uno de los streamers más populares del país.

En pocas palabras, Facu hace IRL fumón. No solamente porque él fuma, sino porque, la mayoría de las veces, sus charlas entran en los caireles del divague.

“Por ahí empiezo a hablar del amor, de lo que era, de lo que es, del amor moderno, del amor de madre, de Disney. De repente, uno tira que lo dejó la novia y terminamos hablando 30 minutos de eso”, cuenta.

Contenido relacionado: Damián Kuc: Historias Innecesarias, Adolescencia Fumona y Persecuciones Policiales

Con más de 350.000 seguidores en la plataforma Twitch, Facu está feliz con su presente como generador de contenido y siempre –siempre, siempre- activa con porro.

“Antes fumaba y me dormía. Ahora, si fumo, me pongo a hablar, así que me viene al pelo”, explica.

Entretanto, la marihuana le sirvió para potenciar su comunidad, para buscar puntos de contacto con sus seguidores, para liberar sus pensamientos y para incentivar su costado más creativo.

“Estás improvisando todo el tiempo, porque estás todo el día en vivo”.

Su amor por la actuación y las primeras florcitas

Nacido entre avenidas, ruido y bulla de vehículos, Banzas tuvo una “infancia cheta” (“Siempre de Recoleta y esos lugares”), pero nunca dudó en escaparle a esa comodidad.

Ni bien terminó el secundario, se puso a estudiar actuación en el IUNA (hoy UNA). “Toda mi vida quise ser actor”, reconoce.

De pibe, flasheó con la serie Weeds, de Jenji Kohan, y esa ficción le retumbó en dos flancos: quería actuar en una serie así, pero también quería cultivar sin haber fumado un porro en su vida.

Contenido relacionado: Qué Bonito es Israel: La Historia Transnacional de un Viral

Un día, un amigo lo llamó, mencionándole las palabras mágicas: “Tengo flores”.

facu banzas

Rápidamente, le tomó la mano al porro de calidad. Y no quiso bajarse más. “Por eso, en la época del IUNA, que fumaba prensado, no me gustaba y eso me daba más ganas de cultivar”, asegura.

A sus 27 años, Facu ya se luce con el dedo verde y con algunos detalles domésticos.

En simultáneo a esa etapa formativa, Facu empezó a estudiar Periodismo Deportivo en el Centro de Periodistas Deportivos.

“Mis viejos me bancaron todo, pero me sentía una lacra”, cuenta.

Entonces, cuando dejó la facultad de actuación, rápidamente se puso a trabajar en un call-center. Y, ni bien agarraba algo plata, cazaba la mochila y se iba a tripear junto a su hermano Goncho, uno de los streamers más populares del país. “Traté de viajar lo más que pude”.

De gorilas e Internet: una fábula moderna

Asimismo, después de renunciar a ese trabajo, se convirtió en cadete de una fundación liberal porteña. Fueron 4 años incómodos, en los que Facu no disfrutó de discutir políticamente; tampoco sentía empatía con las ideas que se proponían desde la fundación.

Esquivándole a disquisiciones rancias, Banzas empezó a transicionar con Internet.

Por esos días, Facu acompañó a su hermano Goncho en sus streams. Lo asistía, le daba de comer y era una especie de productor.

Recién llegado de Nueva Zelanda, de uno de sus viajes sin red, Facu trajo una compu nueva equipada con mouse y monitor de última generación. Aquel combo sirvió para que su hermano se asentase como gamer profesional del Counter Strike. Así, aunque de costado, Facu empezó a aparecer en sus streams.

Me intimidaba la cámara. Era sentarme y hablar con él. Sumarle a mi hermano”, dice.

Contenido relacionado: Flores con Lamothe: una Charla sobre Porro, el Oficio de Galán y la Vida Misma

Sin embargo, en febrero de 2018 se animó. El cartel de “Live” se puso rojo, los nervios crisparon sus músculos y, sorpresivamente, unos 1.000 seguidores se coparon con su transmisión.

Enseguida, Facu se sumó a una plataforma de streams (Peek Studios) con un programa diario. “No me alcanzaba para vivir solo”.

Prender la cámara y volverse un profesional

Entonces, después de las sugerencias de su hermano y de su flamante imán por las transmisiones, se puso a stremear y stremear.

“En el stream, tu CV son las horas que pasás en vivo”, reconoce.

¿Cómo fue que empezaste a vivir de eso?

—Arranqué y ya estaba todo avanzado. Mi hermano estaba desde hace dos años en la movida y me guió. Crecí por ayuda de Coscu, que nos generó un equipo para trabajar con Twitch. Ahí me fui a vivir solo, con mi propio cultivo y me pude dar mis gustitos. Con la plataforma arreglamos una serie de horas de transmisión y de anuncios. Después, dividimos la plata entre todos: Momo, Goncho, La Chilena, Malaso, Peceto, Grafo y otros.

Y si todos los caminos conducen a Roma; en el stream, todos los caminos conducen a Coscu.

Para diciembre de 2019, en la Coscu Army Awards, evento que destaca lo mejor y más selecto de la comunidad streamer del país, Facu se encargó de cubrir la alfombra roja. Fueron dos horas de remo, chistes, entrevistas y unas 60.000 personas viéndolo en vivo.

“Cuando agarré mi celular estaba explotado. La repercusión fue abismal”, rememora.

De paso, un adelanto: “Este año va a haber Coscu Awards. Va a estar bueno, va a ser algo distinto y bien protocolar”.

facu banzas

El presente y el futuro

De esta manera, Facu encaró el 2020 con un colchón de nuevos suscriptores y seguidores. Creció su comunidad y, definitivamente, pudo dedicarse de lleno al stream.

“Estamos en los primeros años de algo que va a volar”, advierte.

Y sigue: “Lo que tiene Twitch es que cambió mucho. Antes, si mirabas un stream, te decían que eras un virgo. Ahora, que hay más aval, que hasta el Kun Agüero mete stream, ya no sos virgo. Y el que te decía ‘virgo’, está prendiendo la camarita para ver si le piden una foto en la calle. Los invito a que lo hagan, que vean que no es fácil, así se chocan con la realidad”.

Contenido relacionado: Get Your Booty to the Poll: las Bailarinas Exóticas que Fomentaron el Voto Anticipado en Estados Unidos

No obstante, en un futuro, Facu planea volver a la actuación y no se obsesiona con “vivir de stremear”. Le gustaría retomar clases, estudiar stand up, hacer su propia obra.

“Me voy a formar a ver si puedo presentar algo. Mi idea es vivir de la actuación”, sostiene.

Aún así, incluso sin cobrar, Facu Banzas seguiría stremeando por placer. De su boca: “Siento que voy a stremear todo lo que pueda. Porque me encanta. Olvidate del contrato, de la guita y de lo demás. Si viviera de otra cosa, seguiría stremeando. Disfruto mucho de la charla con la gente”.

Por lo demás, en otro de sus cambios, Facu dejó el fútbol, pasión que lo acompañó durante toda su vida, para volcarse al Counter Strike.

“Si sé que hago 12 horas de stream, 4 horas son de IRL, viendo videos o jugando, entonces no puedo jugar Counter. Es un juego que requiere mucha concentración. Si la cagás, cagás a tu equipo”.

Asimismo, odia al League of Legends y, de vez en cuando, se prende a partidas de GTA, Fall Guys y Among Us.

“Pero todo momentáneo, el Counter es un deporte electrónico que nunca voy a dejar de jugar”, avisa.

Marihuana y comunidad

En las frecuentes charlas con su comunidad, cada tanto afloran las dudas que Facu bautizó como “preguntas pelotudas”: “¿Cuánto porro fumás por mes?”, “¿Indica o sativa?” No sabe. No contesta. Da igual.

Banzas prefiere aprovechar ese momento de reflexión para inmiscuirse en tópicos más profundos: “¿Cómo le digo a mis padres que fumo?” o “¿Cómo los convenzo para que me dejen cultivar?”

¿Y qué les decís?

—Que es un diálogo que hay que saber encarar. Siempre trato de decirles que para convencer a alguien, primero tenés que informarte a fondo. Y hacerlo de una manera responsable. Primero, entender por qué estás fumando, si te hace bien o mal. Hay que aprender y buscar. Una vez que te sentís bien, te acercás a tus viejos sin intentar debatir. Tratando de explicarles, de convencerlos que no estás mal, ni bajoneando, ni tapando un dolor. Que es algo que te gusta y entretiene. Siempre digo que fumen después de los 18 años.

Contenido relacionado: Diputada Carolina Gaillard Habla Sobre Nueva Reglamentación de Cannabis Medicinal en Argentina

¿Estás contento con la aprobación del cannabis medicinal en Argentina?

—Es un gran paso. Es el primer paso para una urgencia. La gente tiene que tener el derecho de vivir cómoda y segura. Hace miles de años que tenemos una solución para amainar los dolores y no estábamos dejando que se use. Esa urgencia se legalizó. Si una señora tiene artritis, ya no le van a romper las pelotas.

Lo decís con cierta insatisfacción…

—Sí, porque estoy feliz pero falta. En lo recreacional, yo todavía no estoy amparado por la ley. Y no me siento un delincuente. Éste es un logro que festejamos todos. Se celebra, sí, pero es como ganar las PASO: todavía no ganamos las elecciones. Hay que seguir laburando.

Fotos por Juan Yarcho

Hernán Panessi

ACERCA DEL AUTOR

Hernán Panessi, editor periodístico en El Planteo, es un periodista especializado en cultura joven. Escribe en las revistas InfoTechnology, THC y Lento. Además, en Página/12, El Planeta Urbano, El Cronista y en el periódico uruguayo La Diaria. Colaboró para Revista Ñ, Clarín, La Nación, La Cosa, Playboy, Haciendo Cine, Billboard, Los Inrockuptibles, Forbes, VICEBenzinga, High Times y Yahoo, entre otros.

Hernán escribió los libros Porno Argento! Historia del cine nacional Triple X, Periodismo pop, Una puerta que se abre, e Historia del Rock en Español. Fue docente en el Centro Cultural Rojas (UBA) donde dictó talleres de periodismo. Además, es programador de la sección VHS del Festival Internacional de Cine de Valdivia, en Chile.

En radio, conduce FAN, por led.fm, programa periodístico de emisión semanal sobre cultura, sociedad y vida moderna. Por su parte, también condujo en las FM Delta 90.3 y Nacional Rock 93.7. Asimismo, fue columnista en La Once Diez y Metro 95.1.

También puede interesarte

vacuna coronavirus
Mujeres en el Freestyle
Harmless