inteligencia artificial descentralizada

Inteligencia Artificial

¿Quién Vigila a los Vigilantes? Inteligencia Artificial, Censura y Descentralización

Por Hernán Panessi

¿Quién Vigila a los Vigilantes? Inteligencia Artificial, Censura y Descentralización

✍ 18 July, 2023 - 12:05

Todo el poder a la inteligencia artificial. A la sazón, leudando sobre clichés pero también trazando algún límite, se esgrimen distintos argumentos a preguntas que, todavía, no tienen respuestas precisas.

¿Hasta dónde funciona la libertad? ¿Qué pasa con la libertad explícita y sin censura? ¿Hasta qué punto se necesita una regulación? ¿Es imposible imaginar una inteligencia artificial que dé soluciones pero que esas soluciones sean, pongámosle, fabricar venenos hogareños o perpetuar crímenes sin pruebas? Epa, epa, qué peligro, ¿no?

¿Cuál es el límite? ¿Qué tan a salvo estamos de que exista algo así? Entonces, ¿qué puede hacer la sociedad (oh, la sociedad) ante el avance de una inteligencia artificial sin regulaciones?

Contenido relacionado: Un Artista Armó una Campaña Electoral y Propone a Chat GPT como Candidato a Presidente Argentino

Hoy, existen proyectos crypto que manejan esa idea. Y si pensamos en un poder de cómputo como el de la minería de Bitcoin, se podría llevar adelante tranquilamente: una inteligencia artificial descentralizada es posible.

Por eso, ante su cercanía y su factibilidad, ¿qué tan bueno será? Y, en su reverso exacto, ¿qué tan malo? Y en caso de que no exista la “libertad”, en sintonía con el dilema de Watchmen, ¿quién controla a los controladores?

La fuerza de las anarcoposiciones

Por estos días, la inteligencia artificial –al menos la masiva y accesible- existe bajo ciertas regulaciones. Pero, ¿debe controlarse?

Así las cosas, ante cada avanzada tecnológica, también emergen anarcoposiciones. Entonces, si el cosmos crypto quiere descentralizarlo todo –el dinero, las redes sociales, las finanzas, ¿la política?-, su ejecución y puesta en práctica se yergue sobre un campo posible.

Un código que no necesita trazabilidad ni rastro está llegando.

Descentralizar la infraestructura

Al hueso: en ningún lado y en todas partes a la vez. La descentralización de la inteligencia artificial queda asociada, en primera instancia, a la idea de descentralizar su infraestructura.

“Para correr algo como ChatGPT hace falta una enorme capacidad de cómputo que hoy consiste en placas gráficas, GPUs o servidores en una granja que, obviamente, toda esa energía y todo ese hardware está completamente centralizado en la infraestructura propia de OpenAI”, advierte el hacktivista, fanático de la tecnología e híper capo argentino Santi Siri, quien viene expresando su visión sobre el tema en diversos foros.

Contenido relacionado: ¿Por Qué Cree Santiago Siri que ‘el Software se está Comiendo al Mundo’?

Y apura enseguida: “Entonces, me parece que sería interesante evitar que la captura de estas inteligencias quede en manos estrictamente corporativas. Tal vez un protocolo que permita descentralizar el entrenamiento o el procesamiento de los modelos, de los lenguajes, usando infraestructura distribuida, donde cada uno puede poner tiempo de su placa gráfica o tiempo de su computadora a ayudar al entrenamiento de estos sistemas”.

Utopías y distopías

Entretanto, frente al hipotético desarrollo de una inteligencia artificial descentralizada, se presentan dos escenarios: el de la potencia de los recursos y el de la generación de riqueza autosustentable.

“Un escenario es más bien utópico, donde algunos de los modelos de negocio conocidos (por ejemplo, los destinados a la generación de contenidos) se puedan ver enormemente potenciados y generando mejores condiciones y recursos en beneficio de la humanidad”, aventura Sebastián Serrano, cofundador y CEO de Ripio, una de las principales empresas crypto de América Latina y experto en tecnología Blockchain.

Contenido relacionado: Conocé Ripio Card, una Nueva Tarjeta Prepaga que Ofrece un 3% de Cashback en Criptodólares

“Y el otro, bastante distópico, en el que ese potencial agente autónomo descentralizado se permita proveer servicios específicos y, al mismo tiempo, pagar por sus propios costos de computación y recursos e iterar sobre ese modelo, generando un ciclo de generación y acumulación de riqueza y recursos autosustentable”, se explaya.

Y remata: “La segunda opción en mi mente se acerca más a Skynet o The Matrix”.

La guerra IA

Al mismo tiempo, existe un gran tema de darwinismo con respecto a la inteligencia artificial, donde aquellas inteligencias que sean más eficaces, más rápidas, más baratas y más escalables “vencerán” a las competidoras que no tengan el mismo nivel de capacidad.

“Ahí vas a tener una especie de carrera de armas donde se va a concentrar mucho poder en un puñado de corporaciones, similar a lo que ocurre con la computación o con Internet”, explica Siri.

“Mi primera inclinación es mirar cómo descentralizar la infraestructura. Es complejo encontrar los incentivos económicos como para permitir que el modelo resida en muchas computadoras dentro de una red y no en servidores centralizados. Pero seguramente hay protocolos que están trabajando en eso, en descentralizar cómputo”, cuenta Siri.

Contenido relacionado: Dilemas e Implicancias de la Inteligencia Artificial: ¿Hasta Dónde Podemos Llegar con el Deepfake?

Por caso, desde hace unos años existe Golem Project, un protocolo descentralizado que utiliza el tiempo de cómputo para procesar diversas cuestiones de alta complejidad. ¿Y a qué se dedican? Entre otras cosas, al renderizado 3D, muy costoso computacionalmente.

“Vos podés usar el protocolo de Golem para hacer el rendering en computadoras distribuidas, pagando con un token nativo del protocolo. Bueno, imagino con la inteligencia artificial algo así, al estilo Golem. Eso podría ser interesante”, revuelve el hacktivista.

El dilema de los sesgos

Otro aspecto a considerar con la descentralización tiene que ver con la gobernanza. De nuevo: ¿quién gobierna los sesgos? ¿Cómo se votan? ¿Cómo se definen esos sesgos?

Se aproxima Siri: “Se hace un modelo democrático donde los humanos podemos tratar de ayudar a la inteligencia artificial a determinar cómo funcionan esos sesgos o los criterios ideológicos o los criterios políticos que puede tener una inteligencia artificial (que los tiene). Sin embargo, hoy están muy influenciados por la empresa que los construye o por el liderazgo de esa empresa”.

Contenido relacionado: Polémica por el Uso de Inteligencia Artificial: ¿Qué Dicen los Ilustradores y Artistas Acerca de las Creaciones Hechas con IA?

Uf, y en ese sentido, ¿cómo puede democratizarse? Aquello es algo que, en la actualidad, está revistando OpenAI, un laboratorio de investigación de inteligencia artificial estadounidense.

“Me parece que ese es otro aspecto importante y que tiene que ver con la gobernanza. En ese sentido, si hacés una gobernanza democrática de cómo curás los sesgos de una inteligencia artificial, me parece que es algo central para pensar la descentralización de estos cerebros digitales”, concluye Siri.

Y para cerrar, un diálogo hondo, crítico y fatal del film Terminator 2: El Juicio Final, obra maestra de James Cameron y pico máximo del sci-fi.

John Connor: ¿No lo lograremos, verdad? Me refiero a los humanos…

Terminator: Está en su naturaleza destruirse mutuamente.

La foto de portada fue realizada con ayuda de una IA.

Más contenido de El Planteo:

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.



Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

ACERCA DEL AUTOR

Hernán Panessi, editor periodístico en El Planteo, es un periodista especializado en cultura joven. Escribe en las revistas InfoTechnology, Rolling Stone, THC y Lento. Además, en Página/12, El Planeta Urbano, El Cronista y en el periódico uruguayo La Diaria. Colaboró para Revista Ñ, Clarín, La Nación, La Cosa, Playboy, Haciendo Cine, Billboard, Los Inrockuptibles, Forbes, VICEBenzinga, High Times y Yahoo, entre otros.

Hernán escribió los libros Porno Argento! Historia del cine nacional Triple X, Periodismo pop, Una puerta que se abre y Rock en Español. Fue docente en el Centro Cultural Rojas (UBA) donde dictó talleres de periodismo. Además, es programador de la sección VHS del Festival Internacional de Cine de Valdivia, en Chile.

Conduce FAN, programa periodístico sobre cultura, sociedad y vida moderna. Por su parte, también condujo en las FM Delta 90.3 y Nacional Rock 93.7. Asimismo, fue columnista en La Once Diez y Metro 95.1.

También puede interesarte

vale verdosa
Cuánto dura la marihuana en el cuerpo
Mora Pide Un Deseo
marihuana mente